Propio e imitado: dos estilos para valorar un sector

 Publicado el Por José Vicente Guillem

A raíz de lo visto en los lineales de la distribución, de los vinos presentados a concursos, la aceptación de los consumidores y las informaciones en medios, en el sector vitivinícola se están definiendo dos sectores como expresión genuina del mismo: el formado por los que se esfuerzan por poseer un estilo propio y el integrado por los que copian lo que a otros les va bien.
En la gran diversidad y variación de operadores, escenas y escenarios que dan soporte al sector, se encuentran múltiples testimonios de buen hacer, mereciendo ser destacados aquellos que pertenecen a los que desarrollan o colaboran en programas de I+D (investigación y desarrollo) y los atienden con todas sus posibilidades; y otros que participan en i+d (imitación y descuento), que con todas sus energías, dedicación y esfuerzo se entregan a su causa.


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Propio e imitado: dos estilos para valorar un sector”

Comentarios disponibles para usuarios registrados