Topic:

La Unión Española de Catadores otorga los Baco Cosecha 2012 ante más de 500 personas

 Publicado el por SeVi (colaborador)

El pasado 27 de junio, la Unión Española de Catadores (UEC) celebró la entrega de premios a los mejores vinos españoles de la añada 2012, ganadores del Concurso Nacional de Vinos Jóvenes Premios Baco Cosecha 2012. Este evento, al que asistieron más de 500 personas, estuvo presidido por Fernando José Burgaz, director general de Industria Alimentaria; José Casal, director de los Premios Baco, y Fernando Gurucharri, presidente de la UEC.
Durante el acto de entrega de premios, Fernando José Burgaz remarcó el “indiscutible valor de estos certámenes vinícolas reconocidos por el Ministerio de Agricultura” como herramienta promocional. También destacó “el papel imprescindible” que desempeña la Unión de Catadores en la realización de este concurso, en el que participaron un total de 410 vinos de 50 denominaciones de origen y 61 indicaciones geográficas de calidad.
Los vinos premiados se dieron a conocer en los salones del Hotel Convención de Madrid y se degustaron acompañados de ibéricos.Un jurado compuesto por 60 expertos determinó los ganadores de los 33 galardones entregados para 11 categorías diferentes: dos grandes oros, 11 medallas de oro, 11 de plata y nueve de bronce.
Los Grandes Bacos de Oro Premio Luis Hidalgo fueron para Älvaro Cereceda 2012, de Bodegas Casa Rojo (D.O. Rías Baixas) y Pino Condel Cinco Meses 2012, de Bodegas Bleda (D.O. Jumilla), tal y como publicó SeVi.

Düsseldorf será la sede de la segunda edición del concurso Albariños al Mundo

 Publicado el por SeVi (colaborador)

La Unión Española de Catadores (UEC) ha comunicado que el lugar escogido para celebrar la segunda edición del concurso Albariños al mundo 2013”, que se celebrará el 14 de noviembre, ha sido la ciudad alemana de Düsseldorf. Será, por tanto, la sede de la segunda entrega de este concurso itinerante. Un proyecto “ibérico sin fronteras”, según lo define la UEC, que unirá una vez más las dos versiones autóctonas de esta joya vitícola blanca: la Albariño española y la Alvarinho portuguesa.
Albariños al Mundo 2013 viene avalado por el sello que le otorga la Unión Española de Catadores como entidad organizadora, referente en la organización de certámenes de calidad del prestigio del Concurso Internacional de Vinos Bacchus o el Concurso Nacional de Vinos Jóvenes Premios Baco.
El concurso llegará a Alemania tras la época de vendimia, con el objetivo de consolidar el prestigio de las elaboraciones vinícolas en las que el varietal Albariño, de raíces atlánticas, es protagonista.
Tras su estreno en 2012 en tierras londinenses, el siempre competitivo mercado alemán y una de sus capitales comerciales, Düsseldorf, sede de una de las más importantes ferias a nivel mundial, ProWein, será el inmejorable escenario para la puesta de largo del segundo capítulo de Albariños al Mundo en el continente europeo.
Más información acerca de Albariños al Mundo en su website: www.albarinosalmundo.com o dirigiéndose directamente a la Unión Española de Catadores en el teléfono 914 293 477 y en el email: info@uec.es. Inscripciones abiertas a partir del 1 de octubre.
 

Stratvs Moscatel Licor 2006 y Pago de Valtarreña 2009 reciben el Premio Alimentos de España

 Publicado el por SeVi (colaborador)

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) ha concedido el Premio Alimentos de España al Mejor Vino 2013 a Stratvs Moscatel Licor 2006, de Bodegas Stratvs (D.O. Lanzarote) y a Pago de Valtarreña 2009, de Bodegas Rodero (D.O. Ribera del Duero). Los miembros del jurado, compuesto por expertos de reconocido prestigio en el sector vitivinícola, decidieron por unanimidad entregar estos dos galardones.
Stratvs Moscatel es un vino dulce 100% Moscatel que destaca por la sobremaduración de la uva en la propia planta y su proceso de fermentación en barricas de roble francés. De color amarillo oro y con aroma a fruta cítrica con notas a hierbas aromáticas y sabor afrutado. Por su parte, Pago de Valtarreña es un vino tinto de la variedad Tempranillo, goloso, potente, suave y aterciopelado, con sabor a frutas negras y algunos toques de café.
Con la incorporación del vino a los Premios Alimentos de España, que reconocen la excelencia de productos alimentarios españoles, el Ministerio de Agricultura muestra su apoyo al vino y a las empresas del sector.

Extractos fenólicos vegetales como antimicrobianos en vinificación (I)

 Publicado el por A. García-Ruiz, E.M. González-Rompinelli, J.J. Rodríguez-Bencomo y otros (colaborador)

Las propiedades del anhídrido sulfuroso o dióxido de azufre (SO2) como conservante en la elaboración de los vinos son bien conocidas; entre ellas destacan los efectos antioxidante y antimicrobiano, especialmente frente a bacterias lácticas (BAL). Sin embargo, en los últimos años, existe una tendencia a reducir progresivamente los niveles máximos de SO2 autorizados en los mostos y vinos. La creciente preocupación de los consumidores por la utilización de productos químicos como conservantes alimentarios ha impulsado la búsqueda de agentes antimicrobianos naturales. Entre ellos, los compuestos fenólicos o polifenoles se presentan como una de las alternativas más prometedoras, debido a que este amplio grupo de compuestos se caracterizan por mostrar un efecto dual como antimicrobianos y antioxidantes (revisado por García- Ruiz y col., (2008)).
En trabajos previos, nuestro grupo de investigación ha comprobado que los compuestos fenólicos presentes en el vino, especialmente los flavonoles, presentan capacidad para inhibir el crecimiento de Oenococcus oeni, la principal especie bacteriana responsable de la fermentación maloláctica (FML), así como de Lactobacillus hilgardii y Pediococcus pentosaceus, asociadas a alteraciones del vino (García-Ruiz y col., 2009; 2011), mostrando a su vez un efecto inhibidor superior al del metabisulfito potásico para algunas de las especies estudiadas.
Estos estudios sugieren el potencial empleo de los polifenoles como alternativa al tradicional uso del SO2 durante la vinificación. Sin embargo, para que este proceso resulte rentable económicamente, es de preferencia el empleo de extractos ricos en polifenoles en lugar de compuestos puros de síntesis orgánica. Si además los extractos proceden de plantas, es decir, tienen la categoría de productos naturales, estaríamos añadiendo un doble atractivo al procedimiento.
En el presente trabajo se ha evaluado el potencial antimicrobiano de extractos fenólicos de origen vegetal frente a bacterias lácticas y acéticas del vino, y su eficacia tecnológica como antisépticos en el control de la FML en vinos tintos. A su vez, se ha estudiado la composición química de los vinos tratados con extractos fenólicos antimicrobianos con el objetivo de evaluar posibles cambios en sus propiedades organolépticas.
Materiales y métodos
Se emplearon las siguientes cepas de BAL previamente aisladas de mostos y vinos: Lactobacillus hilgardii CIAL-49, Lactobacillus casei CIAL-52, Lactobacillus plantarum CIAL-92, Pediococcus pentosaceus CIAL-85, Oenococcus oeni CIAL-91 y O. oeni CIAL-96. Además, se seleccionaron las siguientes cepas de bacterias acéticas: Acetobacter aceti CIAL-106 y Gluconobacter oxydans CIAL-107. Todas estas cepas forman parte de la colección de bacterias del Instituto de Investigación en Ciencias de la Alimentación (CIAL) (CSIC-UAM). 

Armillaria mellea (Vahl) Kumm. Moho de raíces. Podredumbre fibrosa

 Publicado el por Domingo Salazar (colaborador), Isabel López-Cortés (colaborador)

Artículo con ilustraciones en documento PDF adjunto.
La Armillaria es un hongo saprofítico pero también un parásito facultativo, muy polífago, ya que afecta a las raíces gruesas de muchas especies leñosas. En el olivo es citado como hongo blanco por Hidalgo Tablada (1870), mencionado por Loussert y Brousse (1980) y estudiado, entre otros muchos autores, por De Andrés (1991), así como por Trapero y Blanco (1997), etc. Es considerado, hoy en día, como un hongo muy agresivo, en clara expansión y que produce daños importantes y crecientes en muchos cultivos. 

Otros muchos autores han estudiado la Armillaria mellea (Vahl) Kumm en otros cultivos (vid, almendro, algarrobo, nogal, frutales de hueso, kiwi, peral, castaño, manzano, etc), ya que afecta a muchas angiospermas e incluso algunas gimnospermas.

Este hongo basidiomiceto cosmopolita, de la familia agaricáceos, con una forma estéril denominada Rhizomorpha, es conocido normalmente como podredumbre blanca o podredumbre lanosa de la raíz. Con extensión prácticamente mundial, siempre presente en zonas templadas, afecta, como hemos indicado, prácticamente a todas las plantas leñosas y a bastantes herbáceas.

Como hongo saprofítico, infecta raíces y tocones de olivos y otros árboles permaneciendo en estos y otros restos vegetales en el suelo durante mucho tiempo, posiblemente más de 100 o 200 años, colonizando todo tipo de tejidos lignificados.
Si la infección es en las raíces más gruesas o en la base del tronco, la infestación progresa de forma ascendente en la planta, lo que produce su muerte unas semanas después de observarse los síntomas de marchitez de las hojas. Como enfermedad no es grave en los olivares viejos, pero puede ser un problema muy importante en olivares intensivos o semiintensivos en riego, especialmente cuando el suelo está infectado y es encharcable o no tiene un drenaje adecuado.

Cuando se habla de los problemas de hongos de raíz, como ya indica Columela (s. I), se considera que estos hongos, que el autor no identifica, son un problema en las plantaciones jóvenes. Por ello, y atribuyendo esta técnica concreta que describimos a continuación a Magón, este autor indica: “al plantar un olivo, incluso en lugares secos, se abrirá un hoyo de cuatro pies en todas direcciones, y en su fondo se echará piedra menuda o grava, que se cubrirá luego con cuatro dedos de tierra; se pondrá entonces el plantón…”.   Posteriormente, Columela tras hablar de los tipos de aceitunas señala: “si pones un olivo en el sitio donde se ha arrancado un roble (nota:  encina, pues habla realmente de quercus) morirá, en razón de que en la raíz del quercus nacen unos gusanos (¿) llamados raucae devoradores consumados de los plantones de olivo, y sin duda otras cosas (¿) que secan raíces”.

Columela (s. I), en su libro ‘Labranza’, escribió: “el olivo (…) no quiere hondonadas ni lugares escarpados, sino que prefiere los collados de moderada inclinación, como los vemos en el país de los sabinos o en la ibérica…”. Sigue diciendo: “el tipo de tierra más apropiado para los olivos es el que tiene una base de cascajo y una capa superior de arcilla con mezcla de arena gruesa. No le va a la zaga el suelo donde hay sustancioso sábulo. Y aún la  tierra prieta si es vigorosa y feraz, acoge sin problema a este árbol. La arcilla hay que rechazarla por completo, más todavía si el terreno es manantío y un humedal permanente (…) nunca debe plantarse en suelos con roble talado, ya que estos dejan raíces nocivas para el olivar, y su veneno mata los olivos”. Impresionante lección para no plantar el olivar en vaguadas, suelos encharcables y desmontes recientes sin eliminar muy bien las raíces que, como ya hemos indicado, son claro reservorio de distintos hongos que afectan al olivo. 

Ya Hidalgo Tablada (1870) habla también sobre los ataques de hongos a las raíces del olivo diciendo: “se produce en los olivos, en que por diversas causas acceden tales elementos (hongos) a sus raíces que se deterioran y luego con el tiempo estos olivos se esterilizan y mueren: esta enfermedad consiste en un hongo que se cría en las capas de las raíces, que daña estas con una coloración blanca, untosa al tocar y que separa la corteza de un modo que deja esta libre de la parte leñosa”.  
Y sigue: “cuando se manifiesta este problema en los árboles y se observan raíces enfermas, los olivos ya inútiles se deben arrancar”. Sabio consejo que debería tenerse en cuenta. Evidentemente, arrancar por arrancar no, pero cuando, como dice este autor, el olivo es ya inútil y sus raíces huelen a moho de la humedad sí hay que arrancar y cuanto antes. Además, se debe airear el lugar que ocupaba el olivo, biofumigar, solarizar puntualmente la zona ocupada por el olivo afectado y esperar un tiempo prudencial antes de plantar. Tiempo que depende del tipo de suelo, de lo esmerado de las labores para sacar de la plantación los restos de raíces y madera del olivo, y de las condiciones climáticas específicas.