Topic:

El Concurso Mundial de Bruselas tomará Bulgaria del 29 de abril al 1 de mayo

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

El Concurso Mundial de Bruselas (Concours Mondial de Bruxelles-CMB), uno de los certámenes vitivinícolas más importantes del mundo, prosigue con su peregrinaje a través de diversos países y celebrará su edición de 2016 del 29 de abril al 1 de mayo en la ciudad búlgara de Plovdiv. De esta forma, el concurso actuará también como puerta hacia la Europa del Este.

Los organizadores esperan reunir más de 8.000 vinos llegados de todos los continentes, que serán evaluados por cerca de 320 jueces de 50 nacionalidades. Se estima que el 60% del riguroso jurado está compuesto por periodistas especializados, lo que garantiza una atención global para los ganadores.

El plazo de inscripción de vinos estará abierto en la web www.concoursmondial.com desde el 21 de diciembre de 2015 y finalizará el próximo 4 de marzo de 2016.

Por otra parte, del 4 al 5 de marzo de 2016 se celebrará en la región de Rueda, el Concurso Mundial de Sauvignon y sus organizadores recuerdan que el plazo de inscripción en www.cmsauvignon.com estará abierto hasta el próximo 10 de febrero. Asimismo, del 24 al 26 de agosto de 2016 se celebrará en México el Spirits Selection by Concours Mondial de Bruxelles. Las muestras pueden registrarse en www.spiritsselection.com del 1 de febrero al 17 de junio.

Vino y aceite apuestan por la innovación y la investigación como elementos claves para la competitividad y rentabilidad

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Zaragoza será, una vez más, epicentro tecnológico del sector. (photo: )

Zaragoza será, una vez más, epicentro tecnológico del sector.

La industria agroalimentaria volverá a citarse nuevamente en Feria de Zaragoza, del 21 al 24 de febrero de 2017. La celebración conjunta de Enomaq-Tecnovid, Oleomaq-Oleotec y Fruyver situará a la capital aragonesa en el epicentro tecnológico de referencia internacional, donde se exhibirá la maquinaria más puntera de la industria del vino, aceite, verduras y frutas.

Los cinco salones se distinguen principalmente por su clara apuesta por el I+D+i como herramientas indiscutibles para ofrecer rentabilidad y competitividad de acuerdo con las exigencias del mercado.

Las misiones comerciales, que se celebran en el marco de Enomaq-Tecnovid, Oleomaq-Oleotec y Fruyver, constituyen una herramienta de trabajo clave para la promoción internacional de los cinco salones. Dentro de su política de fomentar la apertura de mercados extranjeros para las empresas españolas, Feria de Zaragoza organiza directamente estos encuentros empresariales entre importadores de maquinaria con los productores españoles. Así se establecen varias reuniones de negocios previamente diseñadas y concertadas.

Las ediciones de 2011, 2013 y 2015 sumaron un total de 174 personas, de 166 empresas, procedentes de 30 países como Argelia, Argentina, Estados Unidos, Australia, Jordania, Israel, Marruecos, Sudáfrica, Turquía o Túnez, entre otros. Cabe destacar la importante evolución en cuanto a participación de empresas extranjeras en estos encuentros, lo que demuestra la alta calidad expositiva y el potencial tecnológico de los certámenes. 

Otro de los pilares en los que se sustenta la fortaleza de los cinco salones de la industria agroalimentaria es la calidad de las numerosas jornadas técnicas y conferencias que se desarrollan durante las ferias. Más de 100 jornadas se han celebrado entre las ediciones de 2011 y 2015, y en las que han participado asociaciones sectoriales, colegios oficiales, centros de investigación y medios de comunicación técnicos.

Todos los agentes se implican en el diseño de un exhaustivo programa de actividades que responde a las necesidades e inquietudes planteadas por los propios profesionales. 

Los pabellones de las instalaciones de Feria de Zaragoza serán, nuevamente, el mejor escenario para la exposición de maquinaria para el tratamiento del vino y el aceite, los más novedosos equipos para el embotellado, así como material de laboratorio. Además, no faltarán a la gran cita de la industria agroalimentaria los tractores y equipos de laboreo, plantación, abonado y riego de viñedos y olivos, entre otras maquinarias imprescindibles para la recolección y manipulación de la uva y la aceituna. 

Más información en: www.enomaq.es y www.oleomaq.es

Mejora genética y cultivo in vitro de la vid ante el cambio climático en viñedo

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) avanza en la investigación de nuevas técnicas de cultivo para la obtención de variedades de vid más resistentes y mejoradas genéticamente, con el objetivo de afrontar los retos del cambio climático y lograr una producción sostenible. Los últimos estudios apuntan a que el futuro de la vitivinicultura pasa por adaptarse a las nuevas condiciones de crecimiento asociadas a un aumento de la concentración de CO2 atmosférico, de la temperatura y de la sequía, lo que puede provocar la aparición de nuevos patógenos y plagas. En este sentido, son varios los institutos del CSIC que han abierto líneas de investigación para dar respuesta a estos desafíos, mediante técnicas de cultivos in vitro, en invernaderos-cámara o herramientas de mejora genética.

Uno de los estudios más destacados es el desarrollado por el Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Sevilla (IRNAS) que, junto al Instituto de Investigaciones Agrobiológicas de Galicia (IIAG) y la Misión Biológica de Galicia (MBG), es pionero en la aplicación del cultivo in vitro. El IRNAS ha testado la tolerancia de plantas de vid silvestre y variedades de vid cultivadas frente a altas concentraciones de caliza o cobre en el suelo. Asimismo, ha aplicado con éxito una técnica que combina el cultivo in vitro con temperatura de 38ºC (15ºC  por encima de lo habitual en esta técnica de cultivo) para sanear viñedos virosados de las variedades Zalema, Pedro Ximénez, Palomino y Garrido Fino.

“Actualmente estamos realizando varios tipos de estudios. Uno de ellos, se centra en ensayar diferentes combinaciones entre iluminaciones azules y rojas, emitidas por lámparas tipo LED, con diferentes intensidades para optimizar las condiciones lumínicas del cultivo in vitro”, explica Manuel Cantos, científico del IRNAS.

El IRNAS viene cultivando in vitro variedades de mesa (Superior Seedless y Malvasía); de vino (Pedro Ximénez, Cabernet Sauvignon y Zalema); patrones para injertos; y 21 ecotipos de vid silvestre para lograr “plantas sanas y homogéneas genéticamente”. “A partir de estas plantas desarrollamos ensayos de interés en viticultura como la eliminación de las virosis, nuevas técnicas de propagación a gran escala o la selección de vides tolerantes a la sequía, al someterlas a condiciones de estrés hídrico”, insiste Manuel Cantos.

En colaboración con la Universidad de Vigo y de Santiago de Compostela, el CSIC ha desarrollado, además, un protocolo de embriogénesis somática o asexual a partir de anteras y ovarios de las flores en 6 variedades autóctonas gallegas de vid. “Su caracterización ha supuesto un gran avance y abre las puertas para la aplicación de estas técnicas biotecnológicas en la mejora de cultivares autóctonos de vid”, aclara la Dra. Pilar Sánchez Testillano del Centro de Investigaciones Biológicas de Madrid (CIB).

Simulación en invernaderos

Otra de las investigaciones relevantes encaminadas a afrontar los retos del cambio climático es la que desarrolla la Estación Experimental de Aula Dei (EEAD) que, en colaboración con la Universidad de Navarra, analiza los efectos en la producción y la calidad de la uva de condiciones futuras de concentración de CO2 atmosférico. Según las previsiones, en 2100 el dióxido de carbono alcanzará las 700 partes por millón (ppm) –era de 280 ppm en el periodo preindustrial-, la temperatura aumentará una media global de 4ºC y habrá una menor disponibilidad de agua en general y para el riego de cultivos.

Estos ensayos se desarrollan en invernaderos-cámara, que permiten simular las condiciones del clima previstas para finales de siglo y compararlas con la situación actual; así como en invernaderos de gradiente térmico, que han posibilitado conocer más detalles de los efectos del cambio climático y de la radiación UV-B sobre los tiempos de maduración y la calidad de la variedad Tempranillo.

Estrategias de mejora genética y selección clonal

En esta línea trabaja actualmente el Instituto de Ciencias de la Vid y del Vino (ICCV), que ha evaluado también el efecto del aumento de la temperatura en la expresión génica de clones de la variedad Tempranillo, seleccionando aquellos mejor adaptados. Los investigadores del ICCV estudian, además, la secuencia genómica de una variante del ácaro Tetranychusuricae, que ha aparecido en las zonas más cálidas de la Península Ibérica y que resulta muy dañina para los viñedos. Con estos estudios se conocerán las alteraciones genéticas que le permiten parasitar la vid, diseñando así actuaciones de defensa frente a estas nuevas amenazas.

El ICCV trata de comprender el control genético de caracteres que son de interés en la generación de nuevas variedades, así como en el desarrollo de tecnologías de secuenciación para desarrollar procesos de selección más eficientes. Establecer estrategias basadas en la mejora genética constituye una de las respuestas científicas a los diferentes tipos de estrés que pueden afectar a la vid.

Las conclusiones de estos estudios se recogen en la pionera exposición ‘La vid, el vino y el CSIC’, que se puede visitar hasta el próximo 31 de diciembre en el Real Jardín Botánico de Madrid. El CSIC, que genera el 20% de la producción científica nacional, es la institución con mayor porcentaje de transferencia de resultados al tejido productivo, tal y como se corrobora en esta muestra multidisciplinar, que cuenta con la colaboración de 9 bodegas: Terras Gauda, Vega Sicilia, Marqués de Riscal, Grupo Estévez, Freixenet, Abadía da Cova, Borsao, Alto Moncayo y Lustau y la Plataforma Tecnológica del Vino.

Avance de producción del olivar a 31 de octubre de 2015

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Avance completo en pdf adjunto.

El 21 de diciembre finaliza el plazo para contratar los módulos 1, 2 y P con adversidades climáticas del Seguro para Explotaciones de Olivar

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Los oleicultores que lo deseen tienen hasta el próximo lunes 21 de diciembre para asegurar sus cosechas con los módulos 1, 2 y P (con garantía para adversidades climáticas en la plantación) del Seguro de Olivar.

En los últimos años, los fenómenos atmosféricos que hemos experimentado, se caracterizan por la inestabilidad, la gran variabilidad y, en ocasiones, por la virulencia con la que se producen, causando importantes daños en las cosechas. Así, para el ejercicio 2015 la previsión de siniestralidad correspondiente a productores de olivar es de más de 18 millones de euros.

Ante la posibilidad de verse afectado por este tipo de situaciones el Seguro para Explotaciones de Olivar se presenta como una herramienta eficaz para proteger las cosechas. Además este año se han introducido numerosas novedades muy ventajosas para el agricultor:

El seguro se reestructura:

1.  La contratación de los módulos 1 y 2 será bienal, es decir, se garantizan dos cosechas consecutivas en la misma contratación (2016/2017 y 2017/2018), si bien la indemnización será anual.
2.  Para los módulos 1 y 2 se podrá contratar un seguro complementario en primavera de forma independiente para cada una de las dos cosechas, con coberturas frente a pedrisco y riesgos excepcionales.
3.  El módulo P establece la posibilidad de una contratación de otoño que cubre (además de pedrisco y riesgos excepcionales) los daños por helada en madera. Esta modalidad también permite suscribir seguro complementario en primavera frente a pedrisco y riesgos excepcionales.

 

Se mejoran las condiciones de pago

4.  Se incluye la posibilidad de fraccionar el pago de la prima del seguro, en 4 veces para la modalidad bienal, y en 2 veces para la anual, cuando el coste a cargo del tomador sea de al menos 1.500 euros (con aval de SAECA).

 

Se ajustan los precios

5. Se incrementa el precio de aseguramiento de todas las variedades de aceituna, de tal manera que, en caso de siniestro, la indemnización a percibir por el asegurado se adecúa al valor de mercado.