Topic:

13 de noviembre de 2016 Día Europeo del Enoturismo

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Conegliano y Valdobbiadene, Ciudad Europea del Vino 2016  (photo: )

Conegliano y Valdobbiadene, Ciudad Europea del Vino 2016

La Red Europea de Ciudades del Vino (Recevin), celebrará el próximo día 13 de noviembre el Día Europeo del Enoturismo con un conjunto de iniciativas y eventos en las ciudades miembros de la red. De esta manera se pretende promover y valorizar el turismo del vino en Europa, las rutas del vino y los diversos territorios vitivinícolas.

El Día Europeo del Enoturismo tiene como finalidad dar a conocer la cultura, el patrimonio y las tradiciones de las ciudades asociadas a Recevin y los territorios productores de vino, así como la calidad de sus vinos y de su oferta enoturística. Esta iniciativa refleja el espíritu de Recevin, una red de trabajo común con la que todos se benefician de esta clase de acciones conjuntas.

Cada año aumenta el número de territorios que se adhieren a la celebración del Día Europeo del Enoturismo. En esta edición se pretende además destacar el consumo responsable del vino, en cooperación con el programa europeo Wine in Moderation, asociación sin ánimo de lucro fundada en 2011 por el sector vitivinícola europeo que tiene como objetivo garantizar uno patrón de consumo de vino responsable y moderado como norma social y cultural.

El Día Europeo del Enoturismo fue establecido en 2009 por RECEVIN y se celebra anualmente el segundo domingo de noviembre. En torno a este día cada ciudad o Ruta del Vino organiza sus propios programas con actividades diversas como conferencias, conciertos, visitas a bodegas y visitas a los viñedos, catas de vino y gastronomía, exposiciones, entre muchas otras iniciativas.

Recevin cuenta con el apoyo de las Asociaciones Nacionales de Ciudades del Vino de España (Acevin), Italia (Cittá del Vino) y Portugal (AMPV) y de varias ciudades miembros en países como Austria, Bulgaria, Eslovenia, España, Francia, Grecia, Hungría, Italia, Portugal y Serbia, lo que se supone su presencia en más de 700 ciudades en toda Europa.

Conegliano y Valdobbiadene, Ciudad Europea del Vino 2016

Coneglianoy Valdobbiadene se encuentran en la región del Veneto, en la provincia de Treviso. Candidatas a patrimonio de la Unesco, estos municipios son símbolo de una tradición vitivinícola conocida mundialmente, y de un vino conocido también por todos el prosecco. Esta nominación reconoce aquella que realiza la propuesta más representativa de la esencia de una Ciudad Europea del Vino a través de la organización de un conjunto de iniciativas que promueven una mayor difusión de la cultura del vino entre todos los ciudadanos de la UE, incidiendo en  diferentes áreas, sociedad, paisaje, economía, gastronomía y patrimonio.

En 2017 esta distinción volverá a recaer sobre una ciudad española. Ya hay varias candidaturas presentadas, como las de Aranda de Duero, Cambados, La Palma del Condado, Haro o Vilafranca del Penedès.

La D.O.P. Valencia invita a los turistas a enamorarse de sus vinos

 Publicado el por D.O.P. Valencia (colaborador)

Visibilidad para los vinos de la D.O.P. Valencia entre turistas y clientes del Mercado Central. (photo: )

Visibilidad para los vinos de la D.O.P. Valencia entre turistas y clientes del Mercado Central.

La Denominación de Origen Protegida Valencia, diversa como es en variedades, vinos y zonas de producción, ofrece un amplio abanico enoturístico en el que conviven (y se complementan) el turismo urbano, cultural y de compras, focalizado en Valencia, capital y sede del C.R.D.O.P.; junto con las cada vez más amplias ofertas de turismo de interior en las diferentes zonas productivas amparadas, algunas de las cuales llegan prácticamente hasta el Mediterráneo, el mar que da personalidad a los vinos de la D.O.P. Valencia.

Una de las apuestas más firmes del equipo rector de la D.O.P. Valencia consiste en convertir al importante número de turistas de cruceros que arriban a la capital valenciana en enoturistas urbanos. Desde 2011, la D.O.P. Valencia desarrolla un atractivo programa de catas de vino, dirigido exclusivamente a los viajeros de cruceros que llegan a la ciudad.

Cata para cruceristas con escala en Valencia.

Cata para cruceristas con escala en Valencia.

No es nada baladí, si se tiene en cuenta que el Puerto de Valencia recibió un total de 177.616 cruceristas en el periodo enero-julio de 2016. En esos siete meses recalaron en la capital del Turia 85 cruceros, dos más que en el mismo periodo de 2015, y la media es de más de 12 buques al mes. Un potencial “que no se puede dejar escapar”, explica el presidente de la D.O.P. Valencia, Cosme Gutiérrez.

Para ello, la D.O.P. organiza catas de vino amparado para los turistas de cruceros de lujo que hacen escala en la ciudad y que están interesados en conocer y disfrutar de los vinos de esta denominación. “Esta actividad se ha convertido en un escaparate excepcional para promocionar nuestra amplia y variada oferta de vinos”, defiende su presidente.

Gutiérrez señala que los cruceristas norteamericanos, canadienses y australianos son los que se muestran más interesados por esta oferta. En estas catas enoturísticas, pues eso es lo que son, los participantes descubren la personalidad de las variedades autóctonas como la Moscatel, la Merseguera o la Monastrell, junto con la interpretación de la expresión de variedades internacionales que hacen las bodegas amparadas.

Apuesta por el turista nacional

Al margen de la difusión de los vinos de la D.O.P. Valencia entre los cruceristas, el Consejo Regulador está realizando un importante esfuerzo de promoción de sus vinos en los mercados de proximidad para reforzar el consumo en el mercado interior. Así, aprovechando el potencial gastronómico, actividades como rutas con maridajes por Valencia o la vinculación de los vinos de la D.O.P. Valencia con enclaves culturales y turísticos tan importantes como el Mercado Central. Se trata de “Vins al Mercat”, un certamen dirigido a consumidor final, en un emplazamiento de gran flujo de visitantes, tanto público valenciano como turistas.

Visibilidad para los vinos de la D.O.P. Valencia entre turistas y clientes del Mercado Central.

Visibilidad para los vinos de la D.O.P. Valencia entre turistas y clientes del Mercado Central.

Las potencialidades de Valencia como epicentro enoturístico son muchas e innegables, pero el enoturista que quiera conocer los vinos de la D.O.P. Valencia no puede dejar de visitar las zonas de producción que la componen (Alto Turia, Valentino, Moscatel  y Clariano) y cambiar el turismo urbano, por el de interior.

Desde la zona montañosa del Alto Turia (de 700 a 1.000 metros de altitud), que ofrece unos vinos blancos brillantes, frescos, afrutados y aromáticos; a la del Clariano, con sus blancos ligeros, pajizos y aromáticos y tintos color rubí, francos de nariz, de extenso aroma, sabrosos en boca. Pasando por, la zona del Valentino, la más amplia en extensión y con mayor variación de suelos y climas, con vinos blancos ligeros, afrutados y aromáticos y tintos suaves y redondos. Y por la del Moscatel de Valencia, solapada con la anterior, pero centrada en la uva Moscatel Romano, que se traduce en inconfundibles vinos de licor, pero también vinificada en vinos secos y dulces de Moscatel o sorprendentes vinos espumosos.

Las diversas acciones promocionales que se han llevado a cabo en los últimos años dirigidas al público consumidor han contribuido, “sin lugar a dudas, a potenciar la imagen de nuestros vinos y reforzar sus ventas”. “El gran esfuerzo de nuestros viticultores y bodegas por seguir elaborando vinos de excelente calidad e incrementar la presencia de sus vinos en los comercios, tiendas especializadas y restaurantes de han jugado también un papel primordial en este crecimiento”, explica el presidente de esta entidad. Por tipos de vino, el Petit Valencia o de baja graduación, sigue protagonizado el mayor aumento, también el vino blanco ha experimentado un aumento notable, ya que son  vinos “muy agradables, divertidos y que invitan a la conversación”.  A esto se suman las actividades formativas que vienen desarrollando como son los cursos de cata y el Máster de Sumiller, “que contribuyen a impulsar el conocimiento de nuestros vinos, y en definitiva a su mayor reconocimiento por el consumidor”.

Por último, no podemos dejar de nombrar la gastronomía y su relación con los vinos D.O.P. Valencia. Mucho más que la archiconocida y exquisita paella valenciana, pues el maridaje con la amplia gama de arroces y platos típicos es infinito y un tesoro enoturístico.

Más información en www.dovalencia.info

 

González Byass: Una oferta enoturística total

 Publicado el por González Byass (colaborador)

 (photo: )

El grupo familiar González Byass (cuya bodega fundacional data de 1835) cuenta con vinos que cubren algunas de las regiones vitivinícolas más prestigiosas y enológicamente ricas de España. Desde el punto de vista del enoturismo, eso supone un enorme patrimonio, que se enriquece con la constante búsqueda de la calidad y la excelencia, tanto en los servicios ofertados como en la atención al cliente, así como la constante innovación en el enoturismo en las bodegas de González Byass. Un auténtico referente en el sector.

Bodegas Tío Pepe: herencia y futuro

La bodega de Jerez es la sede histórica de González Byass. En ella el visitante podrá admirar el poso de la tradición, la sabiduría y el buen hacer de la marca. Siempre mirando hacia el futuro y con paso firme, esta bodega alberga los frutos de una larga y emblemática herencia. Un lugar que emana el aroma de la crianza del vino y el brandy, de atmósfera relajante y carácter inconfundiblemente andaluz. Pasea en un pequeño tren entre viñas y alambiques, conoce una de las calles más bonitas del planeta, descubre los antiguos cascos bodegueros del XIX o degusta sus vinos acompañados de un delicioso tapeo. Para una experiencia irrepetible es posible asistir a los espectáculos flamencos y ecuestres o disfrutar de las zambombas en Navidad y de las visitas nocturnas estivales.

www.bodegastiopepe.com

 

Bodegas Beronia: zona privilegiada

Beronia rinde homenaje a los berones, el antiguo pueblo guerrero celtíbero que dio origen a la Rioja. Nace de la pasión por la buena mesa y los vinos de alta calidad. La bodega se fundó en 1973, pero fue en 1982 cuando se unió a González Byass, lo que dio pie a su expansión internacional. Su filosofía se basa en el respeto por el medio ambiente y en su perfecta adaptación a las nuevas tendencias del mercado sin por ello abandonar la esencia de la Rioja. Conoce el proceso de elaboración de los vinos con una visita guiada. Pasea por el viñedo de Ollauri para llegar al botellero, donde se conocerán las joyas enológicas de Beronia.

www.beronia.es

 

Bodegas Vilarnau: en el corazón del cava

En el siglo XII una familia de nobles, los Vilarnau, se asienta en una zona privilegiada del Penedès. El Domus de Vilarnau se ubicaba en la demarcación señorial del término del Castillo de Subirats, en una tierra rica para el cultivo de viñedos. Pero hay que avanzar hasta 1949 para asistir al nacimiento de la empresa y a la primera comercialización del excelente cava de la finca Can Petit i Les Planes de Vilarnau. Antonio Miró diseñó en 2005 la cava de Vilarnau combinando con maestría tradición y vanguardia. Pasea por el viñedo, la zona de vinificación y las cavas. Admira las impresionantes vistas de Montserrat desde la terraza. Observa desde los viñedos el Castillo de Subirats y las ruinas del antiguo Domus. Prueba los vinos y cavas Vilarnau en la sala de degustación o realizar una cata técnica para un conocimiento más especializado de los vinos.

www.vilarnau.es

 

Finca Constancia: filosofía de la familia

Finca Constancia, en Otero (Toledo), es un fiel reflejo de la filosofía del fundador y un homenaje a la tradición en pleno siglo XXI. La bodega de Otero fue diseñada por el prestigioso arquitecto Gonzalo Tello, construida con las más avanzadas técnicas e inaugurada en 2006. Se divide en tres partes cuyos materiales simbolizan el proceso de elaboración del vino: acero inoxidable para la fermentación y el almacenamiento, cristal para el embotellado, y madera para las barricas y el botellero. Pasea por caminos de viñas para conocer las variedades de uva que se cultivan y descubrir la naturaleza toledana. Tapea con nuestros vinos o atrévete con las degustaciones especializadas y el maridaje delicatessen. Realiza visitas nocturnas o sobrevuela Finca Constancia en globo o avioneta.

www.fincaconstancia.es

 

Viñas del Vero: a los pies del Pirineo

La bodega, equipada con la más novedosa tecnología vinícola, llama la atención por su distribución en vertical. Las uvas vendimiadas llegan por la parte superior, donde se seleccionan para luego ser sometidas a la fuerza de la gravedad y a la magia que siempre acompaña el proceso de creación de un vino. Conoce al detalle el proceso de producción del vino en el interior de la bodega. Pasea entre viñedos para descubrir los diferentes tipos de uva. Admira el arte rupestre y el patrimonio histórico de la zona (Barbastro, Alquézar, Torreciudad). Déjate cautivar por los campos de viñas, olivos, carrascas y almendros.

www.vinasdelvero.es

 

Alcoholera de Chinchón: tradición

González Byass es distribuidor exclusivo de los anisados de la Alcoholera de Chinchón desde 1965. La visita a la Destilería de Anís Chinchón comienza en los almacenes de granos de anís, donde se puede percibir la intensidad de su aroma. En los alambiques, que datan de 1911, se puede observar el proceso de destilación. En la zona de anisados y embotellado se observa la evolución del frasco, su llenado y etiquetado. La visita no puede finalizar sin una degustación de los diferentes anises: seco, dulce y seco especial.

www.gonzalezbyass.es

El viejo Palacio de los señores de Canedo. El mejor escaparate del enoturismo de León

 Publicado el por Prada a Tope (colaborador)

El Palacio de Canedo es un auténtico château berciano entre viñedos con sendas bien señalizadas. Pero si te pierdes… ¡disfrutarás más! (photo: Alvaro Ayarza)

El Palacio de Canedo es un auténtico château berciano entre viñedos con sendas bien señalizadas. Pero si te pierdes… ¡disfrutarás más!

El Palacio de Canedo es una parada obligada en cualquier visita al Bierzo desde que en 1987 comenzó la lenta recuperación del Palacio, entonces arruinado. El bodeguero José Luis Prada lo sacó del abandono y lo convirtió en uno de los mejores ejemplos de enoturismo de España, reconocido así en decenas de publicaciones.

El edificio está catalogado como Bien de Interés Cultural por la Junta de Castilla y León y es el único monumento del Bierzo en el que se ofrece alojamiento. Cada año recibe miles de visitantes solo por disfrutar del paisaje, de las vistas, del propio edificio, del ejemplo de restauración que es en sí mismo y de los propios vinos...

El Palacio de Canedo ofrece diferentes visitas adaptadas a todos los públicos. La más convencional incluye un recorrido guiado por las instalaciones y la cata de vinos de la bodega, pero se puede hacer una extensión al viñedo con el Carroviñas, un transporte ideado por Prada con el que recorrer las viñas y conocer in situ el lugar en el que crecen las uvas que hacen esos vinos prodigiosos.

El Palacio de Canedo es un auténtico château berciano entre viñedos con sendas bien señalizadas. Pero si te pierdes… ¡disfrutarás más!

El Palacio de Canedo es un auténtico château berciano entre viñedos con sendas bien señalizadas. Pero si te pierdes… ¡disfrutarás más!

Pero si quieres ir andando, desde el Palacio parten diversos caminos y senderos para que te dejes llevar por nuestra pasión, pero a tu ritmo. Son espacios naturales para caminar sin prisa y vivir una experiencia mágica entre las vides.

No les molesta que pises, toques, mires y respires lo mismo que ellos sienten en el laboreo diario de cada cosecha. Es más, como dicen en el Palacio “queremos contagiarte el entusiasmo por las cosas hechas con cariño”.

Miles de visitantes recorren cada año los viñedos y las instalaciones del Palacio.

Miles de visitantes recorren cada año los viñedos y las instalaciones del Palacio.

Todas las estaciones tienen su gracia. Os recomendamos que lleguéis sin prejuicios y os dejéis impregnar de los aromas y texturas de la tierra. Igual da con las heladas y las nieves del invierno, o con el regreso de la vida en los brotes primaverales, o si lo haces en el esplendor del verano con las cepas llenas de apretados racimos de Godello y Mencía, o el otoño homérico del Bierzo en el que los rojos, ocres, naranjas y amarillos van cambiando a cada minuto el paisaje que te rodea… Te descuidas y ¡zas!, ya ha cambiado el paisaje.

Haz fotos, sí, pero no te emborraches guardando recuerdos visuales sin antes abrir tu mente a los recuerdos sensoriales. Así es como se aprende del ritmo de la naturaleza. Y si te pierdes… ¡mucho mejor!

El Palacio cuenta además con una Sala de Exposiciones dedicada a la cata de vinos en la que los visitantes pueden experimentar diferentes aromas y texturas antes de realizar una cata. Es difícil seguir una cata comentada en la que se hablan de olores que quizás nunca hemos experimentado en solitario, de ahí que en estas muestras se puedan oler diversas fragancias e intentar adivinar lo que olemos antes de levantar la tapa al cartel indicativo.

En esa sala, adaptada para los ciegos y otras personas con problemas de visión (gracias a la colaboración con la ONCE de Castilla y León) se podrán ver y tocar diferentes tapones de corcho, así como ver su origen en las cortezas de alcornoque, modelos de botellas, de etiquetas, maquetas del palacio, y hasta tocar y oler las muestras de tierra de los diferentes suelos en los que crecen nuestros viñedos.

Este paseo sensorial permite acceder a las catas comentadas con un bagaje experiencial que facilitará conocer mejor los vinos.

Además, en ocasiones especiales se hacen visitas temáticas. En San Valentín se titula “Amor en Palacio”, y se ofrece un recorrido y cata por la historia del vino y su relación con el amor, subrayando las conexiones con las grandes obras de la literatura y del cine. Se agotan siempre las localidades varias semanas antes…

Pero es que el Palacio de Canedo es por sí una atracción turística más con las fiestas que se celebran a lo largo del año. Con la llegada del vino nuevo, el segundo sábado de noviembre, se presenta en sociedad el Maceración Carbónica del Palacio. Un mantenedor invitado para la ocasión hace la presentación para después seguir con baile y música tradicional hasta que el cuerpo aguante. En la última edición, 1.200 personas asistieron a la fiesta en la que se cenan castañas asadas, chorizo escaldado y dulce de la casa, para acompañar el Maceración Carbónica.

A las puertas del Puente de la Constitución comienza la Navidad con el árbol de botellas de Xamprada, el espumoso que elabora el Palacio de Canedo, y se enciende el alumbrado navideño.

Durante la Navidad miles de familias acuden para ver ese alumbrado que es, en El Bierzo, como el del Rockefeller Center para la Gran Manzana. Con la vista puesta en los más pequeños se mantiene abierta una exposición de carruseles infantiles, traídos casi todos de Centroeuropa, y que cada año aumenta por capricho de Prada y de Flor.

Y en verano no te pierdas la fiesta para homenajear a los vinos rosados bajo el nombre de “La vie en rose”, eso sí, no te olvides de ir con al menos una prenda rosa, si no, no podrás entrar. Todos los vinos catados son rosados (también el Xamprada) y cada plato que se degusta lleva algo de rosa en su decoración o elaboración. Es el homenaje del Palacio de Canedo al vino más bebido de siempre, el clarete, que en esta bodega se elabora con Mencía y Godello.

Como ves, todo el año hay una disculpa para visitar El Bierzo y alojarse en el Palacio de Canedo.

Más información en www.pradaatope.es

BSI, un legado único que visitar

 Publicado el por BSI Bodegas San Isidro (colaborador)

La bodega jumillana inició su andadura en el enoturismo a comienzos de los 90. (photo: )

La bodega jumillana inició su andadura en el enoturismo a comienzos de los 90.

La historia juega a favor de BSI para convertirla en una bodega de origen cooperativo atípica dentro del sector vinícola. Nace en 1934 y desde entonces su preocupación por elaborar vinos de calidad la ha llevado en el siglo XXI a ser una de las bodegas referente de la D.O.P. Jumilla y, sobre todo, a salvaguardar su legado y seña de identidad más importante, la variedad Monastrell.

Fruto de esta inquietud por mejorar y estudiar la variedad, BSI se ha convertido en la bodega con mayor producción de vinos de pie franco Monastrell, la primera bodega de Jumilla en elaborar vinos sin sulfitos de la variedad Monastrell y fue pionera, allá por la década de los años 90, en abrir sus puertas a los enoturistas y comenzar una larga andadura en el enoturismo.

Enoturismo

El enoturismo es una parte muy activa de BSI, lo que le ha llevado a ser la bodega más visitada de la Ruta del Vino de Jumilla. Gracias al legado que supone una historia de más de ocho décadas, BSI se ha convertido en un referente del enoturismo del levante español y de la Ruta del Vino de Jumilla. En sus instalaciones el enoturista puede ver todo el proceso de elaboración del vino, pasear entre sus depósitos, visitar sus dos naves de crianza y disfrutar del museo del vino que acerca a los más pequeños a la historia del vino.

La bodega ha hecho de la Monastrell su baluarte.

La bodega ha hecho de la Monastrell su baluarte.

Pero la oferta enoturística de BSI no termina ahí, un calendario de actividades a lo largo de todo el año conforma una oferta muy completa en la que acercan el mundo del vino a los más pequeños y a los más mayores. Un ejemplo de estas actividades es “Vendimia en Familia” actividad en las que pequeños y mayores se convierten en vendimiadores que realizan, la vendimia de las uvas, la pisa de los racimos, el prensado y disfrutan del resultado de su esfuerzo, un dulce y rico mosto que acompaña a un almuerzo de vendimia. Otro ejemplo son visitas teatralizadas con diferentes temáticas y escenarios, como la exitosa puesta en escena de “La Noche de Muertos” en Halloween, o bien concursos de fotografía, música entre vinos, etc. Una amplia oferta que cada año aumenta y se renueva gracias a la creatividad e ingenio del equipo de enoturismo de BSI.

BSI cuenta con una almazara por lo que además de enoturismo, BSI ofrece una experiencia de oleoturismo. Durante los meses de elaboración, noviembre a enero, BSI ofrece visitas y actividades donde se puede ver cómo se elabora el aceite de oliva virgen extra y degustarlo, trasladando al visitante a aquellos sabores de antaño y que en BSI se han recuperado con un proceso artesanal muy cuidado, combinando tecnología con tradición. A lo largo del año fuera del periodo de elaboración BSI ofrece al visitante catas de aceites, visitas al campo y paseos entre olivos, maridajes y otras actividades que tratan de fomentar la cultura del aceite y su pasión por el origen.

“Vendimia en Familia” es una de las muchas actividades enoturísticas que ofrece BSI y que ayudan a divulgar la cultura del vino.

“Vendimia en Familia” es una de las muchas actividades enoturísticas que ofrece BSI y que ayudan a divulgar la cultura del vino.

Las visitas a BSI están abiertas a todo tipo de público y edades por lo que se convierte en una actividad muy recomendable para visitas en familia y sobre todo para descubrir el maravilloso mundo que se esconde tras una botella de vino o de aceite.

Un legado único

BSI ofrece un escenario único para el enoturista, ya que tras sus paredes se esconde un impresionante tesoro, una obra de la ingeniería y arquitectura de la década de los sesenta que a día de hoy resulta totalmente contemporánea. Una bodega en la que disfrutar de la evolución del tiempo, donde tradición y modernidad se fusionan creando un excepcional entorno. Pasear entre imponentes depósitos de hormigón con una altura de más de 11 metros y una capacidad de medio millón de litros, sorprenderse de cómo la creatividad en el diseño de los ingenieros y arquitectos que proyectaron la bodega dieron la solución más eficiente, caminar bajo los arcos de las naves de crianza entre la quietud y el silencio de las barricas o bien perderse en la historia del vino de Jumilla a través de las piezas que componen su museo.

Quietud y reposo en la sala de barricas.

Quietud y reposo en la sala de barricas.

La versatilidad de sus más de 23.000 metros cuadrados también juega a su favor, ofreciendo también al visitante espacios que permiten la celebración de eventos, el “Aula Veritas”, un salón de unos 250 metros cuadrados, o la sala “Museo” de aproximadamente 100 metros cuadrados, ambos salones dotados con tecnologías multimedia y servicio de restauración para la celebración de eventos, convenciones, reuniones, presentaciones, comidas, bodas... y ubicados en un entorno incomparable como es la nave de crianza.

Más información en la página web www.bsi.es