Topic:

Hechos, hipótesis y cuestiones acerca de los problemas de reducción en el vino

 Publicado el por Vicente Ferreira (colaborador), Purificación Hernández-Orte (colaborador)

Artículo con gráficos en PDF adjunto.

Los olores a reducido son un problema aromático que aparece con más frecuencia de la deseable en muchos tipos de vino. Se trata de olores que evocan a huevos podridos, ajo, cebolla, mal aliento, carne cocinada, goma quemada o col podrida y que se engloban habitualmente dentro del término reducción u olor azufrado. En algunos vinos son olores muy poco persistentes que desaparecen completamente durante la decantación del vino o durante la aireación en la copa, mientras que en otros pueden ser muy persistentes, haciendo el consumo del producto prácticamente imposible. Las moléculas causantes de estos olores son fundamentalmente el sulfuro de hidrógeno (H2S) y el metanotiol (MeSH), si bien eventualmente pueden estar implicadas otras moléculas como el etanotiol (EtSH), el metiltio acetato (MeSAc) o el trisulfuro de metilo (MeS3Me). Las fórmulas químicas, las descripciones aromáticas y los valores umbral de estos compuestos se pueden ver en la Tabla 1.

Una de las características intrínsecas de este problema es que se va intensificando cuando el vino es almacenado al abrigo del aire. Esto causa que vinos sin síntomas de aromas reductivos en el momento del embotellado, pueden desarrollarlos tras unos pocos meses cuando ya no hay ninguna opción de corregirlos. Nuestros estudios revelan que todos los vinos de manera natural producen pequeñas cantidades de H2S y MeSH cuando son almacenados al completo abrigo del aire. Los vinos tintos producen en promedio unos 5 μg/L por año de H2S y 1 μg/L por año de MeSH, mientras que los vinos blancos producen algo más; unos 8,5 μg/L por año de H2S y 1,7 μg/L por año de MeSH. El problema es que las horquillas de producción son muy amplias, y es posible encontrar vinos problemáticos que pueden llegar a producir más de 40 μg/L por año de H2S y de 8 μg/L por año de MeSH.

Sotés y Compés alertan sobre la necesidad de adaptar las políticas sectoriales vitivinícolas al cambio climático

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

El pasado 15 de octubre, la Organización Internacional para la Viña y el Vino (OIV) celebró la entrega de premios a las mejores publicaciones vitivinícolas. Tal y como publicó SeVi, en el palmarés figuran dos obras coordinadas por españoles. En la categoría de “Enología”, el Premio de la OIV recayó en la obra ‘Red wine technology’, coordinada por Antonio Morata. Por su parte, la monografía ‘El sector vitivinícola frente al desafío del cambio climático. Estrategias públicas y privadas de mitigación y adaptación en el Mediterráneo’, coordinada por Raúl Compés y Vicente Sotés, recibió el premio exaequo en la categoría de “Vitivinicultura sostenible”.

Precisamente, estos dos últimos expertos, en su discurso tras recoger el galardón, alertaron al auditorio sobre la necesidad de adaptar las políticas sectoriales vitivinícolas al cambio climático. Fenómeno que calificaron como “el problema más importante al que se enfrenta la humanidad hoy en día” y que afectará, notablemente, al sector vitivinícola.

Sin alarmismo, Compes y Sotés consideran que con el conocimiento disponible es “ya posible actuar, invertir y mejorar la viticultura tal y como la practicamos hoy en día”. Animaron al sector a “no dejarse dominar por el miedo o la impotencia” ante el cambio climático, pues el vino “ha demostrado una enorme capacidad de adaptación durante estos más de 6.000 años de historia”. No obstante, la inacción no puede ser una opción, pues el reto concierne a todos los actores, privados, pero también públicos, ya que es necesario adaptar las políticas sectoriales para mitigarlo y adaptarnos a él.

La CE abrirá de forma ‘inminente’ el almacenamiento privado de aceite de oliva en España

 Publicado el por SeVi (colaborador)

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, ha celebrado el anuncio realizado el 14 de octubre por el comisario europeo de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, de presentar una propuesta para autorizar el almacenamiento privado de aceite de oliva en España, durante el Consejo de Ministros de Agricultura de la Unión Europea, en Luxemburgo.

Hogan ha anunciado la “inminente” presentación de una propuesta de reglamento para la apertura de una medida de ayuda al almacenamiento privado de aceite de oliva, para contribuir a ajustar la oferta. Consistirá en financiar el almacenamiento de aceite de oliva por parte de almazaras y cooperativas, y facilitar de esta forma la recuperación de los precios.

Esta medida supone un reconocimiento a la grave situación por la que atraviesa el sector del aceite de oliva en España, con precios por debajo de los costes de producción, particularmente en el olivar tradicional de secano.

El anuncio tiene lugar tras la reunión entre Planas y Hogan, la semana pasada en Bruselas. En el encuentro, se analizó la gravedad de la situación del sector del aceite de oliva en España y la preocupación añadida por las consecuencias posibles antes la decisión EE.UU. de imponer aranceles adicionales a la exportación de productos agroalimentarios españoles, por el caso Airbus, entre ellos al aceite de oliva.

Planas ha destacado que se trata de una noticia “muy positiva” para el sector del aceite de oliva que ha atravesado por una complicada campaña con precios muy por debajo de la media. “Necesitamos una intervención rápida para poder intentar corregir esta situación”, sin perjuicio de todas las acciones estructurales que se están llevando a cabo desde el Gobierno de España, ha añadido el ministro.

Planas ha indicado que, aun a falta de conocer los parámetros concretos de la medida, se pondrá en marcha de manera inmediata, una vez que sea examinada en el Comité de Gestión de la Unión Europea (UE) y aprobada formalmente por la CE.

La última ocasión en la que se aplicó el almacenamiento privado en España fue en 2012, cuando el precio del aceite de oliva en origen se situó durante varias semanas por debajo del precio de referencia. Si bien esta circunstancia no se ha producido en esta ocasión, la situación de precios bajos unida a un enlace de campaña record y a la incertidumbre que se puede derivar de los aranceles para la exportación a los EE.UU., justifican la adopción de esta medida por la Comisión.

Precios del aceite 08-10-19

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en PDF adjunto.

GEA prevé 3.222.090 toneladas de aceite de oliva en el mundo en 2019/20 (+2%)

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Producción de aceite de oliva campañas 12/19 y previsión para la campaña 19/20.  (photo: )

Producción de aceite de oliva campañas 12/19 y previsión para la campaña 19/20.

La producción mundial de aceite de oliva alcanzará las 3.222.090 toneladas en la campaña 2019/2020, lo que supone un 2% más que la campaña anterior, según el aforo realizado por el Departamento de Estudios Oleícolas del Centro de Excelencia de Aceite de Oliva de GEA, dirigido por Rafael Cárdenas y Aymen Bejaoui. Según este estudio, hay que destacar el cambio drástico de distribución de la producción en los grandes países productores ya que España baja su producción mientras que países como Túnez, Italia y Grecia aumentan de manera importante su producción con respecto al año anterior.

España registrará un descenso del 20% con respecto a la anterior campaña llegando a una producción de 1.250.000 toneladas, lo que representa el 38,8% de la producción mundial. Este descenso de la producción se debe principalmente a la sequía que afectó al olivar tradicional de secano, en particular en las provincias de Jaén y Córdoba.

Túnez será el segundo país productor, incrementando más del doble su producción con respecto a la campaña pasada. Con un record histórico en producción llegando a las 390.000 toneladas (12 % de la producción mundial) de aceite de oliva, superando su máxima producción histórica de 340.000 toneladas en la campaña 14/15. Este aumento de la producción se debe principalmente a la baja producción del año pasado y a las últimas lluvias.

Grecia alcanzará la tercera posición a nivel mundial, compartida con Italia, llegando a las 320.000 toneladas de aceite de oliva (10% producción mundial), que suponen un incremento con respecto a la campaña pasada de un 45%.

Italia incrementará su producción un 60% con respecto a la campaña pasada, alcanzando las 320.000 toneladas (10% de la producción mundial). Este incremento es debido a la recuperación del olivar después de los problemas acaecidos en el en los últimos años.

En quinta posición se encuentra Turquía, que conserva una producción similar al año anterior, con 200.000 toneladas de aceite de oliva (6% de la producción mundial).

El sexto lugar de la lista correspondería a Marruecos, cuya producción estimada se sitúa en las 160.000 toneladas, (5% de la producción mundial). Esta producción llega gracias a las plantaciones de superintensivo que se están realizando en la última década en el país norteafricano.

El séptimo productor, al igual que la campaña anterior, será Portugal, que incrementa su producción un hasta las 140.000 toneladas, un 21,7 % superior a la campaña del año pasado.

Cerrando el grupo de los ocho mayores productores se encuentra de nuevo Siria que aumenta un 20% su producción, hasta llegar a las 120.000 toneladas, que aportan el 3,7 % de la producción mundial.

Estos ocho grandes productores aportaran el 87,3% de la producción mundial de aceite de oliva en la próxima campaña, dato realmente significativo porque en la campaña pasada obtuvieron el 87,43% de la producción. Esto nos da una gran estabilidad en la producción mundial, que sólo se verá alterada por un año en el que las condiciones medioambientales sean similares en estos ocho países, lo que hará que, en caso de que sean muy buenas, se alcance una superproducción. En esa situación, se podrían alcanzar los 4 millones de toneladas de aceite de oliva, o, en caso de que las condiciones sean muy desfavorables, una infraproducción que estaría cercana a los 2 millones de toneladas

Si tenemos en cuenta los datos de la campaña pasada, España es el único país del grupo de ocho grandes productores que verá reducida su producción. Los restantes siete países suben, destacando Túnez con un record histórico, posicionándose en segundo lugar de los países productores.

Como se puede observar en la gráfica adjunta, existe mucha igualdad en producción entre Italia, Grecia, y Túnez. También se puede apreciar la igualdad en producción entre Marruecos y Portugal, que se alternan en las ultimas campañas las posiciones sexta y séptima del ranking.

Producción de aceite de oliva campañas 12/19 y previsión para la campaña 19/20.

Producción de aceite de oliva campañas 12/19 y previsión para la campaña 19/20.

Producción de aceite de oliva campañas 12/19 y previsión para la campaña 19/20. (Al ser la producción de España tan superior a los demás países, los valores de producción de España se han reducido a la mitad del valor real para apreciar mejor las diferencias e incrementos de los demás países productores).