Topic:

Crónica del 20º Japan Wine Challenge

 Publicado el por John Umberto Salvi (colaborador)

Aunque sea difícil de creer, este año 2017 se celebró la 20ª edición del concurso Japan Wine Challenge. Un certamen que ha alcanzado totalmente la edad adulta y la madurez y que ha crecido de forma consistente en tamaño e importancia hasta alcanzar la importante cifra de 1.800 muestras en esta edición. El concurso fue fundado por el filántropo y carismático Ronald Brown, quien tiene más de 35 años de experiencia trabajando en Japón. El certamen le pertenece, lo dirige y lo preside.

No es fácil ser juez en este concurso y los requisitos son estrictos y severos. Ronald ha creado un núcleo de jueces internacionales que son Masters of Wine, instructores de Wine and Spirit Education Trust, sumilleres con alta cualificación, críticos de vinos y escritores profesionales de vino. Este pequeño grupo de 10 personas se completa con un número mayor de jueces japoneses que han sido formados y que han superado todos los requisitos para ser jurados de calidad acreditada.

Para garantizarlo, uno de los jueces internacionales califica cualitativa y cuantitativamente el nivel de sus colegas japoneses al final de cada jornada de cata. Aquellos que superan los mínimos exigidos se convierten en jueces acreditados y pueden ser elegibles como miembros del panel de cata para determinar los trofeos, recibirán la acreditación oficial y serán invitados para participar como jueces en 2018.

El nivel de cata es, por tanto, posiblemente uno de los más elevados de cualquier otro concurso de vino en todo el mundo, tenga o no el patronazgo de la OIV. Este certamen carece de ese patronazgo y no ha sentido nunca la necesidad de él. De todas formas, las normas del concurso, la ficha de cata y el número de vinos catados no se ajustan a las reglas y reglamentos de la OIV. Ronald Brown sus propias reglas. En cualquier caso, las normas se cumplen estrictamente. El Japan Wine Challenge es también, y sin duda alguna, el mejor concurso de Japón y el más profesional.

En esta edición tuve el honor de que me nombraran presidente del concurso, lo que supuso que, además de ocupar un lugar preeminente en las reuniones y conferencias, tuve que asumir la importante tarea, junto con Jim Harre y Katsuyuki Tanaka, los co-presidentes, de tomar decisiones sobre cualquier vino ante el que los 10 jurados fueron incapaces de alcanzar un acuerdo o tuvieron cualquier otra dificultad. Nuestra decisión era definitiva. Además, también nos ocupamos de recatar todos los vinos galardonados con medalla de oro y de platino para confirmar que no había errores y que todos los vinos escogidos eran merecedores de las medallas recibidas.

Los jueces internacionales estuvimos alojados en el lujoso Conrad Hotel, en el corazón de Tokyo, donde los concursos se llevaron a cabo. Digo concursos porque, además del certamen de vino, se realiza un concurso de sake y otro de sidra.

El primero de los eventos del primer día fue el concurso de sakes. Este año participaron 125 muestras de 47 sagakuras (los lugares en los que se elabora el sake). La cata fue tremendamente profesional y cada muestra de sake contó con su pequeño tazón de cata con círculos concéntricos azules y blancos. Los jueces japoneses, seleccionados de entre los más expertos y profesionales del país, cataron con una sorprendente velocidad y precisión Son capaces de catar y evaluar la proveniencia y calidad del arroz, el agua de cada referencia, algo imposible para el resto de nosotros. No obstante, contamos con dos jueces internacionales con experiencia en sake y uno de ellos está escribiendo un libro sobre esta bebida en estos momentos y que será el primer libro de referencia fuera de Japón y editado en inglés originalmente. Las puntuaciones iban de 0 a 20. Los jueces japoneses completaron la cata de las 125 referencias en poco más de dos horas.

Esa misma tarde se celebró la cata de sidras. Ronald lo denomina el Fuji Cider Challenge. Fue la primera edición. Participamos muy pocos jueces, para catar 54 sidras de 21 productores. Los jueces japoneses eran principalmente expertos elaboradores de sidra. No obstante, había en el jurado un elaborador inglés de sidra (el único en Japón), que vive en el país desde hace muchos años y que fue una gran ayuda como experto intermediario. La calidad varió enormemente en las muestras, y catamos desde sidras con manzanas casi podridas a otras deliciosas, frescas y aromáticas. Fue una cata que disfrutamos y Ron pretende que siga adelante y que crezca.

Los siguientes tres días se dedicaron al concurso de vinos. Los dos primeros catamos las 1.800 referencias presentadas y el tercero hicimos una segunda cata de los ganadores de medalla de oro y platino para seleccionar los mejores vinos de cada categoría y conceder los trofeos y premios especiales.

Por segundo año, el sistema de evaluación se basó en el precio de venta al público del vino. Hubo cinco grupos diferentes divididos en 5 horquillas de precio:

Entry Level (básico): hasta 999 Yenes

Mid-Range (gama media): 1.000 – 1.999 Yenes

Premium: 2.000 – 2.999 Yenes

Boutique; 3.000 – 4.999 Yenes

Icon: 5.000 Yenes y más

Los vinos se evaluaron de 0 a 20 puntos. Con 15,5 a 16,5 se obtenía el bronce. De 17 a 17,5 la plata. De 18 a 18,5 el oro y con 19 o más puntos el platino.

La ceremonia de entrega de trofeos se celebrará en enero de 2018, junto con su recaudación anual de fondos solidarios.

Filosofía

He destacado que se trata de un concurso extremadamente serio y que lucha por la excelencia. Ya he mostrado como tan solo se permite juzgar a jueces de acreditado citerio. El certamen tiene también objetivos serios y una filosofía profunda. Esto son trabajar con el sector del comercio de vino para incrementar el conocimiento del vino en Japón, las ventas de vinos de calidad y consolidar la posición de Japón en el mercado mundial del vino.

De manera muy inteligente, Ronald nos da libertad cuando no tenemos catas, para que dediquemos el tiempo según nuestros intereses (el mío es la gastronomía nipona). Con la excepción de una cita muy, muy especial: la cena con Su Alteza Imperial la princesa Takamado de Japón. Este año la cena fue en el Odaiba Hilton, una cena soberbia que disfruté con el honor y privilegio de estar sentado a la derecha de la princesa. Nos comunicó que el actual emperador abdicará y será sucedido por su hijo tan pronto como considere que no puede continuar su labor imperial sin perjuicio de su salud.

Esperamos que la princesa siga siendo una embajadora de su país durante muchos años venideros y ya ha visitado más de 35 países como su representante. Tiene un sentido del humor vivaz e incisivo. Se graduó en la Universidad de Cambridge y habla un inglés impecable. Se mostró profundamente interesada en el vino, tiene un paladar delicado y una excelente bodega. ¡Eligió el Château Ducru Beaucaillou 1988 como vino para la reciente boda de su hija!

De nuevo, fue un acontecimiento exitoso, así como importante para Japón. Ronald Brown merece ser felicitado por su coraje, perseverancia, filantropía y generosidad. El Japan Wine Challenge debe continuar.

Consulta aquí el palmarés de vinos españoles premiados

Traducción: Vicent Escamilla

Convenio entre Alimentaria y la FEV para reforzar Intervin, el salón del vino de Alimentaria

 Publicado el por SeVi (colaborador)

J.A. Valls y J.L. Benítez, tras la firma del acuerdo. (photo: )

J.A. Valls y J.L. Benítez, tras la firma del acuerdo.

Referenciar el salón Intervin como la mayor plataforma nacional del vino español y dotar al sector de mayor proyección internacional. Estos son los principales objetivos que persigue el convenio de colaboración que acaban de firmar Alimentaria y la Federación Española del Vino (FEV), una alianza que se prolongará en el tiempo hasta el año 2022, involucrando las tres próximas ediciones del salón de los vinos, sidras y espirituosos de Alimentaria.

Organizada por Alimentaria Exhibitions, sociedad de Fira de Barcelona, Alimentaria es una oportunidad única para penetrar en nuevos mercados. En su próxima edición, que se celebrará en el recinto de Gran Vía de Fira de Barcelona del 16 al 19 de abril de 2018, Intervin, su salón de vinos, sidras y espirituosos, cuenta por primera vez con la estrecha colaboración de la Federación Española del Vino (FEV).

Los términos del acuerdo entre ambas entidades comprenden aspectos clave como la captación de visitantes tanto nacionales como internacionales, la promoción y difusión de Intervin entre las más de 500 bodegas asociadas a la FEV, la participación de la Federación en las diversas comisiones ejecutivas del salón, y la conceptualización del programa de actos Vinorum Think.

Alimentaria –Intervin destinará un importante presupuesto al desarrollo del programa específico de compradores de vino Intervin Business Meetings para invitar a 300 profesionales, un 66% más respecto a los 180 que participaron en la anterior edición de estos encuentros previamente agendados por la organización entre expositores y visitantes.

La FEV trabajará junto a la organización de Intervin, proponiendo países y perfiles de compradores de interés estratégico. Además, junto a sus socios y especialmente a través de su Comité de Internacionalización, contrastará los listados de compradores propuestos por la organización de Intervin con el objetivo de que estos se adecuen al máximo al interés de las bodegas participantes en Intervin.

La Federación Española del Vino (FEV) es desde 1978 la organización privada más representativa del sector bodeguero español. En la actualidad se constituye como el primer referente nacional específico del sector del vino, su impulsor y principal representante, tanto en España, como en la esfera internacional.

Para José Luis Benítez Robredo, director general de la FEV, la firma de este convenio "es una buena noticia que permitirá a la organización adaptarse a las necesidades reales de las bodegas para lograr la máxima participación". Además, ha asegurado que "desde la FEV se van a hacer todos los esfuerzos para ayudar a que Intervin se consolide como uno de los eventos de referencia para las bodegas españolas a la altura de las grandes citas del calendario mundial de ferias vitivinícolas".

Para J. Antonio Valls, director general de Alimentaria Exhibitions y máximo responsable de Intervin, "este acuerdo refuerza la apuesta del salón por el sector vitivinícola con el objetivo de posicionar los vinos españoles en el mercado internacional, aumentando su visibilidad, valor y presencia de las DD.OO en las exportaciones y, a su vez, atraer expositores internacionales para convertir a Intervin en un encuentro de referencia internacional para los profesionales, compradores y productores, del vino de todo el mundo".

Intervin Business Meetings incrementa su objetivo de compradores

Intervin 2018 acogerá la segunda edición de este exclusivo programa de compradores que pretende incrementar hasta 300 el número de importadores, distribuidores y agentes invitados de todo el mundo para responder a las necesidades de un sector que precisa acceder a nuevos mercados para poder crecer.

El sector del vino en España ya está exportando la mitad de su producción y su estrategia de futuro pasa por aumentar el valor de las ventas en el exterior, impulsando los vinos envasados y las marcas. Este programa de encuentros tiene como objetivo identificar los operadores clave de mercados internacionales estratégicos y fijar reuniones de negocios entre ellos y los expositores del salón. Se espera la asistencia de las principales empresas compradoras de vino de Europa, Canadá, México, Estados Unidos, Colombia, Corea del Sur, China, Japón y países del sureste asiático, que acudirán a Intervin para descubrir la calidad y enorme diversidad de los vinos y destilados presentes.

España es el primer viñedo del mundo, con 951.693 hectáreas plantadas en todas sus comunidades autónomas. Según datos de la FEV, la producción media de los últimos 5 años es de 42 millones de hectólitros, lo que sitúa a España entre los tres principales productores del mundo, según el año. Francia, Italia, Portugal y Alemania son nuestros principales clientes en volumen mientras que Alemania, Reino Unido, EE.UU., Bélgica, Suiza, Holanda, China y Japón lo son en valor. En España hay alrededor de 4.000 bodegas, la mayoría muy pequeñas, de las que 3.921 están registradas como empresas exportadoras.

Alimentaria y Hostelco, salones líderes

Alimentaria celebrará su próxima edición junto a Hostelco, del 16 al 19 de abril de 2018. Ambos salones ocuparán la totalidad del recinto de Gran Via de Fira de Barcelona y esta edición conjunta ha contratado ya más del 65% de su superficie de exposición, cerca de 110.000m2 netos.

El 60% de los visitantes internacionales de Alimentaria provienen de los ámbitos de la restauración y la hostelería, un dato de gran interés para el sector del vino que está experimentando un crecimiento en el canal HORECA , la demanda del cual está en recuperación desde 2014.

La celebración conjunta de Alimentaria y Hostelco supondrá una de las mayores plataformas internacionales para la industria de la alimentación, la gastronomía y el equipamiento hostelero al ofrecer tanto a la distribución como al canal horeca la oferta más completa y transversal del mercado.

Más información  en http://www.alimentaria-bcn.com/

 

 

Todo listo para una edición de SIMEI 2017 totalmente internacional

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Ya está todo listo para que del 11 al 15 de septiembre se celebre la 27ª edición de SIMEI, feria internacional dedicada a la tecnología para la enología y el embotellado, que, recordemos, se llevará a cabo en Múnich, de forma simultánea y conjunta a drinktec, feria dedicada al liquid food y las bebidas. 

SIMEI, organizada por la Unione Italiana Vini (UIV) se confirma como un evento de networking de primer orden para el sector vitivinícola a nivel mundial. Durante la pasada edición interactuaron 31.000 operadores profesionales procedentes de 90 países y más de 600 empresas  expositoras de alto perfil. Más del 70% de la tecnología enológica presente en las bodegas de todo el mundo es italiana. 

Este año, además de las empresas y los productores internacionales que SIMEI cataliza durante cada edición, será altamente significativa la presencia de delegados extranjeros procedentes de todos los continentes, los cuales confirman su participación al proyecto de SIMEI "incoming" nacido en colaboración con  ICE-Agenzia. Dicho proyecto tiene como finalidad no solo la promoción en el extranjero de los productos tecnológicos de las empresas italianas, sino favorece también el darse a conocer y su difusión. Fundamental es el papel de ICE-Agenzia por lo que respecta a la promoción de los expositores y de la feria en los mercados extranjeros más maduros y en los emergentes del sector facilitando, desarrollando y promoviendo así relaciones económicas y comerciales italianas con particular atención a las exigencias de las pequeñas y medianas empresas, de sus consorcios y agrupaciones. 

Para demostrar como SIMEI es el punto de referencia global en el panorama de las ferias dedicadas a sector del vino Brasil, China, Chile, Sudáfrica llevarán más de 100 empresas vinícolas a visitar la feria. Adicionalmente a las estadounidenses se sumarán las empresas ucranianas, moldavas, neozelandesas y rusas. También estarán presentes Israel, Georgia, Japón, India, Perú, México, Azerbaiyán, Ecuador, Francia, España y Bulgaria.  

En particular, hay nuevas e importantes new entry además de confirmar su presencia Chile y Wines of Chile, asociación chilena de productores de vino con la cual SIMEI colabora desde hace tres ediciones; Brasil con una nutrida delegación de más de 45 empresas gracias a la cooperación con la Cámara de Comercio de Rio Grande du Sol y el instituto brasileño para el sector vitivinícola Ibravin;  China y sus 33 delegados, entre los cuales resaltan colosos como Chateau Yunmo Greatwall, Shan Xi RongZi Winery y Lagos Winer. 

Es importante señalar la delegación de Sudáfrica, con un grupo significativo coordinado por Distell, un coloso vinícola del lugar; de Ucrania, de la República de Moldavia, de Israel presente por vez primera como delegación, aún cuando desde hace años sus principales productores participan en SIMEI. Importante también la presencia de Japón, con quien recientemente han sido estipulados importantes acuerdos a nivel europeo para facilitar la exportación hacia el País del Sol Naciente, el cual representa no solo un mercado maduro por lo que respecta al consumo del vino italiano, sino también con relación a la producción de vino con la reciente instalación de viñas también de productores italianos. Durante esta feria contará con la presencia de su productor de vino más importante 'Dos Hemisferios’.  Al igual que Ecuador, país emergente y muy interesante para el sector vinícola. Este mercado es, a menudo, difícilmente alcanzable de parte de las empresas de manera autónoma y gracias a SIMEI dará a los expositores la posibilidad de tener contacto directo.  

Otra novedad absoluta 2017 será México con un grupo coordinado directamente por el  Gobierno de Baja California, el cual está colaborando activamente con Unione Italiana Vini. Su presencia durante SIMEI representa el primer pilar hacia la apertura y la modernización del sector vitivinícola mexicano. 

Por vez primera en SIMEI también estará la Spirits Valley, novísima asociación francesa de productores de Cognac. Habrá además importantes líderes de opinión del calibre de la directiva del Institut Enologique de Champagne y el presidente de L’Union Internationale des Enologues representando a Francia.  

Los representantes de las delegaciones, cuya visita a SIMEI estará coordinada por ICE, en colaboración con Unione Italiana Vini, tendrán también la oportunidad de participar a la gran cantidad de seminarios y workshops técnicos organizados por la misma Agencia de Promoción Extranjera, con el objetivo de incentivar el conocimiento de las tecnologías italianas y la creación de contactos comerciales en los mercados de alto potencial, caracterizados por grandes producciones de vino, aunque no siempre en posesión de tecnologías avanzadas para la producción, de los cuales SIMEI es el escaparate por excelencia.  

   

 

INFO 

SIMEI@drinktec:  

11-15 septiembre 2017  

Múnich (Alemania)  

Polo Ferial Messe München  

Pabellones C2 y C3 

 

Evaluación de alternativas para la elaboración de vinos de alta calidad libres de sulfuroso

 Publicado el por Enric Nart (colaborador), Imma Andorrà (colaborador), Miquel Puxeu (colaborador), Laura Martín (colaborador), Claudio Hidalgo (colaborador), Raúl Ferrer-Gallego (colaborador)

Artículo con gráficos en PDF adjunto.

Las intolerancias alimentarias, alergias y reacciones adversas al consumo de cierto tipo de alimentos constituyen un problema emergente para la salud pública. La incidencia de estas intolerancias alimentarias afecta en torno a un 10% de la población adulta, donde se incluyen las bebidas. El dióxido de azufre o anhídrido sulfuroso (SO2) se emplea ampliamente como agente antioxidante y antibacteriano en el procesamiento de muchos alimentos y es el conservante más utilizado durante la elaboración del vino. El sulfuroso se puede encontrar en el vino en diferentes formas y especies en equilibrio que se denominan comúnmente “sulfitos”.

Estos compuestos generan una gama considerable de efectos perjudiciales para la salud, como dolor de cabeza, diarrea, dolor abdominal y urticaria, entre otros. Además, se ha comprobado que su consumo excesivo y su acumulación en el cuerpo humano pueden causar toxicidad en ciertos órganos vitales [1]. Por tanto, las percepciones negativas hacia los “sulfitos” se contextualizan a pasos agigantados y los consumidores tienden cada día más a la búsqueda de vinos libres de estos compuestos y de cualesquiera otros alergógenos [2].

El estudio de nuevas metodologías y estrategias de elaboración para reducir y/o reemplazar el SO2 durante la vinificación es hoy en día un gran desafío tanto para los investigadores como para la industria del vino. La producción de vinos más saludables y a su vez de alta calidad que satisfagan las demandas de los consumidores también es un reto para los productores quienes deben considerar tanto los costes adicionales (si los hay), como las dificultades técnicas y la viabilidad del proceso. En este sentido, VITEC (Parc Tecnològic del Vi) ha dirigido diversas líneas de investigación en colaboración con empresas del sector. En los últimos años se han llevado a cabo diversos estudios gracias a la financiación del Ministerio de Ciencia e Innovación (MICINN) dentro del subprograma INNPACTO (Ref. VINNO_SO2 IPT-2012-0967-060000) en colaboración con Bodegas Roda S.A, Adegas Valmiñor S.L. y Agrovin S.A. Así, se han desarrollado diferentes estudios y evaluado alternativas para elaborar vinos de alta calidad con bajo contenido en sulfitos. Los ensayos fueron realizados a lo largo de diferentes añadas, desde 2012 hasta 2016, donde se han elaborado tanto microvinificaciones como elaboraciones a escala semi-industrial.


Proyección de dióxido de carbono como técnica de higienización y renovación aromática en barricas usadas

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Francisco Javier Flor Montalvo ha obtenido el grado de doctor por la Universidad de La Rioja tras la defensa de su tesis titulada “Estudio de técnicas de higienización mediante proyección de dióxido de carbono y renovación aromática mediante inserción de duelillas en barricas usadas”, con la que ha logrado la calificación de sobresaliente ‘cum laude’.

Desarrollada en el Departamento de Ingeniería Mecánica, esta tesis ha sido dirigida por Emilio Jiménez Macías y Julio Blanco Fernández dentro del programa de Doctorado en Innovación en Ingeniería de producto y procesos industriales.

La tendencia actual entre los consumidores de vino se está desplazando cada vez más hacia el consumo de vinos de alta calidad y valor añadido. Estos vinos suelen caracterizarse por un color intenso y un toque de madera, fino y bien integrado. La producción vinos de calidad con estas características exige el uso de barricas de roble para el envejecimiento del vino, así como los sistemas alternativos mediante adición de madera de roble. Las alternativas clásicas para el envejecimiento en roble sin barricas son la inserción de duelas de roble en depósitos de acero inoxidable o la introducción de fragmentos de roble en una malla sumergida en el vino; y, con frecuencia, estos sistemas se utilizan con tecnologías de micro-oxigenación.

La tesis doctoral de Francisco Javier Flor Montalvo presenta los resultados de la integración de un sistema que, mediante la colocación de duelas en la barrica, proporciona múltiples tonos y aromas derivados, de manera que es posible reutilizar barricas y prolongar su vida útil.

La investigación muestra cómo el vino contenido en estas barricas sufre un proceso de envejecimiento similar al de las barricas nuevas, pero a un costo menor que el que implica la sustitución de las barricas; sin comprometer la alta calidad de los vinos y produciéndolos a un precio final competitivo.

La penetración de microorganismos en los barriles a lo largo de los años incrementa el riesgo de deterioro del vino. Actualmente, la técnica más utilizada para su limpieza es la aplicación de dióxido de azufre gaseoso combinada con tratamientos físicos (agua a presión fría y caliente o tratamiento mediante vapor).

No obstante, el uso de dióxido de azufre para la limpieza de barricas ha sido prohibido por las directivas de la UE. Por lo tanto, es necesario desarrollar tecnologías de limpieza efectivas y económicamente viables para que las barricas puedan ser reutilizadas.

En este sentido, la tesis doctoral propone una alternativa a los métodos tradicionales de limpieza, un nuevo tratamiento de dióxido de carbono que se puede integrar en la línea de limpieza de la propia bodega, proporcionando a la industria vitivinícola un adecuado sistema de mantenimiento de barricas.

Finalmente, analiza el impacto del envejecimiento clásico con diferentes barricas de roble y con adoquines en el sistema barril. Aunque la selección de las tecnologías para vinificación es diferente para cada vino y para cada enólogo, los estudios desarrollados ofrecen una herramienta para determinar qué sistema para el envejecimiento del vino con madera de roble es el más adecuado para nuestro vino.