Topic:

Vendimia reducida que no es sino una consecuencia más del alarmante efecto del cambio climático

 Publicado el por José Luis Benítez (colaborador)

 (photo: )

Escribo estas líneas a 17 de octubre cuando la vendimia está ya prácticamente terminada en casi toda España. Supongo que si a alguno, de los que de un modo u otro estamos vinculados por nuestro trabajo al mundo del vino, nos quedaba alguna duda de la negativa influencia del cambio climático en nuestro sector, el curso del ciclo productivo que ha culminado con una de las vendimias más adelantadas que se recuerdan en muchas zonas vitivinícolas de nuestro país, habrá terminado por convencernos.

Al margen de las tardías heladas de finales de abril que afectaron a varias áreas de producción de la mitad norte (cuencas del Ebro y Duero, interior de Galicia, Bierzo, etc.), pero de las que luego en muchos casos la viña ha sido capaz de recuperarse, el factor meteorológico que más ha influido en la producción de uva de la cosecha 2017 ha sido el calor elevado y prolongado.

A continuación, información para suscriptores.

Vendimia 2017, al ‘mal tiempo’ buena cara

 Publicado el por David Palacios Algarra (colaborador)

 (photo: )

La ausencia de lluvias en los últimos meses en la gran mayoría del país, las heladas de primavera sufridas sobre todo en zonas de la mitad norte, las temperaturas elevadas y continuas en casi toda España y núcleos tormentosos en pleno verano, que en algunos casos trajeron granizo, han hecho que la vendimia de 2017 haya sido de las más adelantadas de la historia y que esté dando como resultado, en algunas zonas productivas de nuestro país, una de las cosechas más cortas de los últimos años.

Sabemos que la agricultura, y por supuesto el viñedo, tiene en la climatología ese compañero imprevisible que unas veces te da y otras veces te quita. Esa imprevisibilidad se ve acentuada aún más por el cambio climático, que es sin duda una de las grandes preocupaciones de nuestro sector, ya que las tendencias de los últimos años dejan constancia de cómo el aumento de temperaturas y la escasez de lluvias no son fenómenos coyunturales, sino consolidados a lo largo del tiempo. Esto, obviamente, tiene incidencia en el viñedo. Máxime en el que no cuenta con regadío.

A continuación, información para suscriptores.

Año complicado. Gran oportunidad

 Publicado el por Rafael del Rey (OEMV) (colaborador)

Artículo con tablas (para suscriptores) en pdf adjunto.

La vendimia de 2017, prácticamente ya terminada en la mayor parte de España, ha resultado francamente complicada. Una vendimia en la que (un año más) se dejan sentir los efectos del cambio de climatología y, en este caso, todo tipo de fenómenos adversos con efecto distinto en diferentes zonas del país: sequía, heladas, granizo, altas temperaturas… todo ha afectado en unas regiones u otras. Las heladas de mayo afectaron gravemente a algunas viñas del norte de España. El granizo hizo mucho daño en algunos viñedos. Y las altas temperaturas, la sequía y la escasa diferencia térmica en verano han fomentado en muchas zonas del centro y sur de la península que la uva no terminará de pesar lo suficiente.

A continuación, información para suscriptores.

Vendimia 2017 en España con producciones muy ajustadas

 Publicado el por Ángel Villfranca. Pres. Coop-Agro-alimentarias España (colaborador)

Destaca la excelente calidad en la mayoría de las zonas, pese a una menor producción. (photo: )

Destaca la excelente calidad en la mayoría de las zonas, pese a una menor producción.

Esta vendimia 2017 en España tendrá unas producciones muy ajustadas, debido a la sequía generalizada, con temperaturas altas en primavera y verano, y a que la vendimia se ha anticipado en todo el país unas dos o tres semanas de adelanto en algunas zonas respecto a otros años. A ello hay que añadir que hubo heladas primaverales en distintas zonas vitícolas. Pero, pese a una menor producción, hay que destacar la excelente calidad de la uva en la mayoría de las zonas.

A continuación, información para suscriptores.

Los sectores del vino y de licores europeos y del Reino Unido piden una pronta adopción de normas transitorias para el Brexit

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Las patronales europeas y del Reino Unido de los sectores del vino y de los destilados Spirits Europe, Scocht Whisky Association, Wine and Spirit Trade Association (WSTA) y el Comité Europeo de Empresas de Vino (CEEV), han acordado una postura común respecto a las negociaciones del Brexit, que recoge las prioridades de los productores a la hora de minimizar las consecuencias negativas que pueda tener el proceso de desvinculación del Reino Unido de la UE en los flujos comerciales y destacando la necesidad de una pronta adopción de normas para el periodo transitorio, hasta su efectiva salida de la Unión.

Según un comunicado conjunto, los sectores de bebidas espirituosas, destilados y del vino son industrias icónicas y sectores “económicamente vitales”, con raíces culturales y en la tradición, pero también “modernos y muy innovadores”.

Sostienen que existe un flujo de negocio “fuerte y equilibrado” entre la UE y el Reino Unido, con 2.300 millones de euros de destilados y vinos del R. Unido con destino a la UE cada año; y 2.900 millones de euros de productos europeos de esos sectores recorriendo el camino inverso.

Jean-Marie Barillère, presidente del CEEV, destaca que se elaboran productos de alta calidad, incluyendo vinos con I.G.P./D.O.P. y bebidas con Indicación Geográfica, que “son el sustente de cientos de miles de puestos de trabajo, inversiones y un importante comercio bilateral entre la Unión Europea y el Reino Unido”. “Nuestros sectores dependen de la libre circulación de bienes y se beneficia de la libertad de movimiento para personas y capitales en la Unión Europea”, añade y apunta que la continuidad y la protección legal para los vinos y licores en el Reino Unido y en la UE “debe garantizarse y ello incluye el pronto y mutuo reconocimiento de los vinos con D.O.P. o I.G.P. y las bebidas con Indicación Geográfica”.

Las condiciones “nucleares” para que prosiga el éxito del sector son “la aprobación de un maco para la futura relación; y las normas transitorias que deben asegurar que el comercio continúe con las mínimas disrupciones tras la salida del Reino Unido de la Unión Europea, afirma Joep Stassen, presidente de Spirits Europe.

Por su parte, Karen Betts, directora ejecutiva de la Scocht Whisky Association, relata que en la postura común acordada se han detallado las áreas claves en las que desean que las negociaciones del Brexit se centren. “Nuestras prioridades pasan por un acuerdo para la transición, para garantizar el mantenimiento de las normas europeas relativas al vino y a las bebidas alcohólicas hasta que se consolide un acuerdo a más largo plazo entre la Unión Europea y el Reino Unido sobre nuestras futuras relaciones comerciales; y que sigan manteniéndose los existentes acuerdos de libre comercio de la UE”.

“Los negocios del vino y los licores de ambos lados del Canal de la Mancha coincidimos de forma unánime en que los políticos deben aportar claridad para garantizar que las empresas tienen tiempo para adaptarse al Brexit, incluyendo un acuerdo aduanero general para evitar la imposición de tasas que actualmente no existen y para minimizar la ruptura de históricos flujos comerciales”, indica Miles Beales, director ejecutivo de Wine and Spirit Trade Association.

Las cuatro asociaciones firmantes también han destacado una petición específica de un acuerdo comercial profundo y global. “Este acuerdo debe ser alcanzado pronto, garantizado un comercio libre de aranceles para el vino y las bebidas alcohólicas, la libre competencia y fomentando la confianza de los consumidores en nuestros productos”, en palabras de Joep Stassen, que concluye que, en calidad de importadores y exportadores “esperamos que Reino Unido y la UE sigan cooperando de una forma próxima para esquivar las barreras comerciales que se les levantan en los países terceros, y para garantizar que se establecen normas coherentes en esos países terceros”.