Topic:

La elección del nuevo director de la OIV se retrasa hasta el próximo 23 de noviembre

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

El candidato español, Pau Roca. (photo: )

El candidato español, Pau Roca.

Como ya avanzó la SeVi, la Asamblea extraordinaria de la Organización Mundial de la Viña y el Vino (OIV) no fue capaz el pasado 19 de septiembre en su segundo intento (y cuatro rondas de votaciones más) de elegir al nuevo director general que regirá los destinos de este organismo multilateral para los próximos cinco años (2019-2023), en sustitución del francés Jean-Marie Aurand.

Para este nuevo cargo, como es de sobra conocido, se presenta el actual secretario general de la Federación Española del Vino (FEV), Pau Roca, por designación del Gobierno de España y el candidato de Nueva Zelanda, con apoyo y designación también de su Gobierno, John Barker.

En la primera ocasión, y tras tres rondas de votaciones, el candidato español se impuso en cada una de ellas por mayorías claras a su rival neozelandés, aunque sin lograr la mayoría cualificada necesaria de dos tercios de los votos (92 votos) y de países (24), acordándose posponer tal elección a la elección ante una Asamblea extraordinaria de la OIV, celebrada el pasado miércoles 19 de septiembre, con el fin de que los dos candidatos recabaran más apoyo entre los Estados miembros de esta institución.

En esta segunda ocasión, dado el peculiar, anquilosado y poco eficaz sistema de votación, la OIV tampoco logró sacar adelante la elección del próximo director general de esta institución, al continuar exigiéndose, al margen de las rondas de votación que se celebrasen, una mayoría cualificada de 2/3 de los votos y un mínimo de 24 países, a pesar de que Pau Roca, el candidato español, venció por amplia mayoría en todas las rondas de votación celebradas.

En la tercera ronda de votación de esta segunda ocasión, mientras que el candidato español logró un 83,9% de los votos y 25 países (uno más que los exigidos para ser nombrado) el neozelandés se quedó en un 54,1% de los votos y con 21 países.

Bloqueo electoral

Ante el bloqueo en esta nueva elección, por seguir exigiéndose, como marcan los estatutos de la OIV, mayoría de dos tercios (92 votos) para ser elegido, y ante el pertinaz enroque del candidato neozelandés, se acordó finalmente continuar con el proceso electoral e ir hacia una tercera ronda de votaciones para dentro de casi dos meses (23 de noviembre) en el trascurso del 4º Congreso que esta organización multilateral celebrará en Punta del Este (Uruguay) del 19 al 23 del citado mes.

Hasta entonces, ambos candidatos intentarán recabar el apoyo de más países y más votos, con el fin de alcanzar, es de suponer, la mayoría cualificada exigida. Al candidato español le restarían para entonces entre 6 y 8 votos de los ya logrados. No así al candidato de Nueva Zelanda, que parece que lo único que espera es, precisamente, “desesperar” al español y que este se retire para dejarle expedito dicho puesto, dado que tiene casi imposible salir elegido.

El candidato español, Pau Roca, es apoyado por los otros dos grandes países productores, Italia y Francia (Nueva Zelanda trató, insistentemente, pero sin éxito, en hacerse con los votos de este último país), y cuenta con lograr los votos de otros países, como Argentina (al que parecía haber convencido a favor, tras la primera votación en la asamblea general de la OIV), Brasil o Alemania, que se han mostrado, por el momento, remisos.

Por este motivo, el secretario general de la FEV y candidato español se reunió el pasado viernes 21 de septiembre con el ministro español de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, quien dio de nuevo el apoyo expreso del Gobierno español a su candidatura y reiteró su compromiso de redoblar los esfuerzos diplomáticos para lograr este objetivo de gran importancia para el sector vitivinícola español y comunitario.

Durante el encuentro, Planas y Roca analizaron la situación actual del proceso electoral de la OIV para escoger a un nuevo director general por un periodo de cinco años y los próximos pasos a seguir. 

La OIV es la organización científica y técnica intergubernamental, fundada en 1924, que actúa en todos los ámbitos referentes a la uva y al vino en el mundo, teniendo 46 países miembros y 12 organismos internacionales como observadores.

 

La segunda fase de la campaña “Marida Mejor Tu Vida Con Vino” se centrará en Horeca y alimentación moderna

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

La Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE), que agrupa a las entidades representativas del sector vitivinícola español, puso en marcha en noviembre de 2017 la campaña “Marida mejor tu vida Con Vino” dentro de su línea de actuaciones de promoción del consumo de vino en España.

Un año después, la estrategia es reforzar dicho mensaje en forma de acciones para llegar al consumidor/comprador de forma atractiva en los canales de Horeca y alimentación moderna.

Por ello, OIVE lanza un concurso de agencias para desarrollar esta nueva acción en concurrencia competitiva y que se pone en marcha de manera inmediata. El primer paso es el envío a la Interprofesional del Vino de credenciales de las agencias interesadas en participar. El plazo límite para el envío finaliza el próximo 1 de octubre de 2018, según se recoge en el Informe de Presentación de Credenciales. Todo el proceso está pilotado desde el Comité de Marketing de la OIVE, formado por expertos en el área de los operadores del sector del vino.

Estudios sectoriales

Por otra parte, OIVE ha informado de que abre el proceso para que se presenten propuestas  para la elaboración de dos estudios muy demandados por el sector.  Por un lado, un estudio de costes de producción de uva para la elaboración de vino y, por otro, una estrategia para la valorizar del vino a granel.

El estudio de costes de producción de uva para la elaboración de vinos es un ambicioso  proyecto que abarcará todo el territorio nacional y las distintas tipologías de producción, mediante la metodología anteriormente diseñada por OIVE. El segundo estudio buscará una posible estrategia para los vinos a granel españoles con el objetivo de lograr una mejora de su valor añadido tanto desde un punto de vista económico (precio medio) como de imagen (vino de España).

La realización de estos estudios se enmarca en las actuaciones para  la mejora de la cadena de valor vitivinícola, tal como está previsto en el acuerdo de extensión de norma de OIVE (Orden AAA/1241/2016). Para ello, desde la Interprofesional del Vino se hace un llamamiento a empresas o universidades que puedan estar interesadas en participar en este nuevo concurso en concurrencia competitiva que se pone en marcha de manera inmediata y que quedará resuelto en el transcurso del mes de noviembre.

El plazo límite para el envío de propuestas finaliza el próximo  19 de octubre de 2018, según se recoge en los dos briefing de los estudios. Todo el proceso estará supervisado por la Comisión  Técnica de OIVE, formada por un representante de cada empresa miembro de OIVE, y será resuelto por su Junta Directiva.

Más información en www.interprofesionaldelvino.es

COAG urge a la AICA a abrir un programa específico de comprobación de contratos en el sector vitivinícola

 Publicado el por SeVi (colaborador)

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) ha pedido este 18 de septiembre a la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) que ponga en marcha “de forma urgente” un subprograma específico de comprobación de contratos en el sector vitivinícola, tal y como ya existe en otros sectores como la fruta de hueso.

“Es necesario intensificar los controles ante la opacidad de industriales y bodegas en el primer tramo de la presente vendimia. Tras varias semanas recogiendo uva, la confusión e incertidumbre reina entre los viticultores ante la ausencia de tablillas con precios de referencia. Es ilegal e intolerable que a estas alturas el agricultor entregue su producto sin saber a cuánto ni cuándo se lo pagarán”, ha afirmado el responsable del sector vitivinícola de COAG, Joaquín Vizcaíno.

Precisamente, hoy 18 de septiembre han empezado a trascender las tablillas de referencia en la zona de Castilla-La Mancha.

La Ley 12/2013 de mejora de la Cadena Alimentaria obliga a tener firmado un contrato de compra-venta antes de iniciar la vendimia, que podrá ser exigido por los inspectores la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA). Dicho contrato debe recoger de forma obligatoria el precio acordado y las condiciones de pago (en el caso de la uva de vinificación a 30 días, al tratarse de un producto perecedero). Desde EL inicio de la actividad de la AICA (2014), el sector del vino acumula 139 sanciones (el 11% del total), en la mayoría de los casos por incumplimientos de los plazos de pago, ausencia de contratos y reincidencia en las infracciones.

COAG ha habilitado en su portal web un buzón digital de denuncias sobre posibles incumplimientos de la Ley de la Cadena Alimentaria: http://coag.chil.me/post/buzon-denuncias-195219. De esta manera, cualquier agricultor/a puede ponerse en contacto con los expertos jurídicos de COAG para trasladarles la potencial infracción. El equipo técnico de esta organización estudiará cada caso y, si observan indicios suficientes, tramitará en tiempo y forma la denuncia correspondiente ante la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), lo que permitirá al afectado ampararse en un cierto anonimato frente a la otra parte.

Para Bruselas el vino ‘chaptalizado’ entra en la definición de ‘vino’

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

La Comisión Europea no tiene previsto proponer ninguna modificación de las normas de la Unión, en lo que se refiere a las prácticas enológicas autorizadas para el enriquecimiento (chaptalización) o la definición de “vino”.

Esta era la respuesta parlamentaria que el comisario de Agricultura y Desarrollo Rural de la Comisión Europea, Phil Hogan, daba por escrito al eurodiputado español José Ignacio Salafranca Sánchez-Neyra (PPE), que la había interpelado sobre los vinos “chaptalizados” o enriquecidos con azúcar o sacarosa y sobre la definición de “vino”.

En su argumentación, el europarlamentario español señalaba que “la parte II del anexo VII del Reglamento (UE) nº 1308/2013, que regula la Organización Común de Mercados Agrícolas (OCMA) de la Política Agraria Común (PAC), define 17 categorías de productos vitícolas, siendo el vino la categoría 1 (“se entenderá por “vino” el producto obtenido exclusivamente por fermentación alcohólica, total o parcial, de uva fresca, estrujado o no, o de mosto de uva”).

A su vez, argumentaba Salafranca, “la sección B de la parte I del anexo VIII establece que las operaciones autorizadas para aumentar el grado alcohólico natural de la uva fresca del mosto y del vino son: la adición de sacarosa, de mosto de uva concentrado, de mosto de uva concentrado rectificado y la ósmosis inversa.”

Por ello, el eurodiputado del PPE concluía como evidente que “la adición de sacarosa es contradictoria con la definición del vino e interpelaba a la Comisión sobre si tal práctica suponía una competencia desleal con los vinos auténticos, cuya definición se establece en la categoría 1.

A continuación, información para suscriptores.

El pedrisco afectó a cerca de 60.000 ha aseguradas de viñedo de uva de vino hasta finales de agosto

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

in duda, las tormentas de lluvia torrencial y granizo han sido a lo largo de este verano el fenómeno meteorológico más adverso (en 2017 fue la sequía y el exceso de calor). Hasta el 31 de agosto, la superficie de viñedo de uva para vinificación damnificada fue de casi 60.000 hectáreas, según las cifras aportadas por el “pool” de empresas privadas del seguro agrario, Agroseguro.

Hay que recordar que esta entidad solo recoge las hectáreas que están aseguradas y por las que se ha dado parte por este siniestro, pero no las afectadas en su totalidad, cuyo número es mucho más elevado e indeterminado, pero que superaría con creces las 100.000 hectáreas.

La siniestralidad en el cultivo de uva de vino por pedrisco supuso un 9,5% del total de la superficie afectada y asegurada frente a esta adversidad meteorológica, que afectó hasta finales de agosto a cerca de 630.000 hectáreas en diversidad de sectores (herbáceos, frutales, cítricos, hortalizas, caqui, olivar, etc.) en todo el territorio nacional, con unas indemnizaciones que Agroseguro estima con carácter general en más de 248 millones de euros.

A continuación, información para suscriptores.