Topic:

De una feria comercial a la Fiesta de la Vendimia

 Publicado el por Antonio Egido (colaborador)

Por ANTONIO EGIDO
Logroño ha celebrado en 2012 una nueva edición de su Fiesta de la Vendimia Riojana, en concreto la 56ª, en una jornada festiva para toda la Comunidad y que supone el arranque de la vendimia de cada año. Jornada marcada en rojo en el calendario, tiene un origen que se remonta al siglo XII.
La ciudad de Logroño, al conseguir la categoría de villa, tenía derecho a la celebración de una feria anual, acto que la convirtió en una sede importante de comercio. Esta feria fue adquiriendo año a año más relevancia, añadiendo un carácter lúdico-festivo que poco a poco la fue absorbiendo. Enmarcada en un principio en las jornadas de Acción de Gracias por la cosecha conseguida, fue la reina Isabel II, en 1845, quien por Real Decreto concedió permiso para que las ferias, que originalmente se celebraban a primeros de septiembre, se trasladaran a las fechas del 16 al 23 de septiembre, siendo el 21 de septiembre, festividad de San Mateo, su día grande.
Desde 1956 se denominan Fiestas de la Vendimia, y con el paso del tiempo han ido perfeccionando un acto que, ahora mismo, resulta tan atractivo como vistoso: el pisado de la uva y la ofrenda del primer mosto a la Virgen de Valvanera.
El gran baile de la vendimia
La Fiesta de la Vendimia Riojana se celebra con un acto central en el paseo del Espolón de Logroño, centro neurálgico de la ciudad. Presidido por el presidente de la Comunidad, al mismo acude una larga lista de invitados como representantes de la sociedad riojana junto a las autoridades de diferentes localidades.
Depositados los racimos en el tinanco (aportados por niños de colegios de la Comunidad, los componentes del grupo de danzas y representantes de las distintas cabeceras de comarca en forma de vendimiadores, reyes o majos), las uvas son pisadas por los hermanos Urdiales en lo que constituye el gran baile de la vendimia. Estos dos ‘bailarines’, vestidos con el traje regional, unen sus brazos y dan vueltas dentro del tinanco hasta conseguir el mosto que el presidente de la Comunidad, acompañado de los Vendimiadores de Logroño, recoge en una jarra y se lo ofrece a la patrona de La Rioja, la Virgen de Valvanera, ante la presencia del obispo de la Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño, quien se encarga de su bendición.
Finalmente el presidente lee un discurso institucional y puramente riojano que en el presente año ha servido para buscar la unidad en tiempos de crisis. “Somos una tierra próspera, con una naturaleza viva, agradecida, en buen estado de conservación, algo digno de legar a nuestros hijos, a nuestros nietos, algo que podemos cada día mejorar. Somos una tierra valiente, emprendedora, luchadora, en la que nuestras empresas, nuestros empresarios y emprendedores, nuestros trabajadores dan cada día un ejemplo de dignidad; en la que todas y cada una de las personas que trabajan aportan su saber hacer y su ilusión, aún con las dificultades actuales, poniendo de manifiesto que, si queremos, podemos y, si podemos, debemos aportar lo mejor de nosotros mismos. Somos una tierra comprometida, que hace de su naturaleza, de su patrimonio histórico, artístico y cultural, de la gastronomía, de sus vinos y de la enología, referencia dentro y fuera de España. Somos una tierra soñadora, que hace del emprendimiento y de la innovación señas claras de identidad y que es capaz de reinventarse cada día para buscar un futuro mejor. Somos una tierra abierta, que traspasa fronteras, que busca nuevos retos para un destino que nos apasiona, que quiere conocer y darse a conocer. Somos una tierra solidaria, que pelea día a día para dar la mejor educación posible a nuestros hijos y la mejor atención posible a nuestros mayores y a nuestros dependientes…”, declamó
Pisado de la uva
Las danzas populares riojanas ponen fin al acto institucional que se celebra en la capital de la región. No obstante y desde hace unos años, en Logroño se ha puesto de moda, dentro del programa festivo de las fiestas de San Mateo, un acto popular y que cada edición es visto por mayor cantidad de público, cual es el pisado de uvas. Realizado en la zona de las muras del Revellín o en la misma plaza del Ayuntamiento, con algunos invitados especiales que en ese momento se descalzan para sentir como sus pies extraen todo el zumo de la uvas para convertirse en mosto, lo particular que tiene esta actividad es la numerosas participación de los ciudadanos en algo que forma parte de su cultura.
 

La D.O. Navarra recoge unos 62 millones de kilos en 2012

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

La vendimia 2012 en la D.O. Navarra se inició el pasado 17 de agosto (un adelanto de unos 10 días) por el sur de la Comunidad Foral, en la Ribera Baja, ya que al tratarse de la zona más cálida, el fruto maduró antes, sobre todo las variedades tempranas como la blanca Chardonnay. A 22 de octubre todavía quedaban por recoger las últimas uvas, especialmente de la variedad Cabernet Sauvignon, dejando todavía en las cepas algunos racimos de Moscatel, que se destinarán a vinos de vendimia tardía.

La superficie compensa el menor rendimiento en Bizkaiko Txakolina

 Publicado el por SeVi (colaborador)

A primeros de octubre el viñedo vizcaíno vio cumplido su ciclo vegetativo con la vendimia. Una recolección que se ha inició algo antes en algunas parcelas. De esta manera se puso fin a una campaña marcada por la sequía que ha predominado este verano. Según señalaron desde la D.O. Bizkaiko Txakolina, el volumen total será similar al obtenido en 2011 debido a la entrada en producción de nuevas plantaciones.

Satisfacción en campo y bodega tras la vendimia murciana 2012

 Publicado el por María José Hernández (colaborador)

Aunque todavía es pronto para adelantar la calificación de la campaña de la vendimia de este año, en la Región de Murcia las previsiones son bastante halagüeñas, ya que desde los consejos reguladores de Bullas, Jumilla y Yecla mantienen pronósticos son muy buenos. La suma de sus vendimias rozará los 64 millones de kilos de uva.

El vino, referente en El Zacatín durante las Fiestas de Bullas

 Publicado el por María José Hernández (colaborador)

Las Fiestas Patronales de Bullas en honor a la Virgen del Rosario se celebraron desde el día 4 hasta el 27 de octubre con numerosas actividades, de las cuales, el vino fue el protagonista en muchas de ellas, especialmente, en el mercado tradicional El Zacatín.
Sin embargo, los actos relacionados con el vino comenzaron de forma previa, concretamente el día 25 de septiembre, con un curso de cata comentada que se desarrolló en el Museo del Vino, y continuaron el día 28 con una visita guiada teatralizada, a cargo del grupo de teatro Matícate, por la Casa Museo Don Pepe Marsilla, donde los asistentes pudieron conocer cómo se lleva a cabo la “pisá” y se inicia la vendimia. También hay que destacar que el día 30 se llevó a cabo un taller sobre la vendimia que consistió en visitar el museo, pero también la Bodega Monastrell que se encuentra en el Valle del Aceniche, y donde se realizó una cata de vinos.
Posteriormente, y ya inmersos en plenas fiestas, el día 7 de octubre, el mercadillo de artesanía y productos locales El Zacatín se centró en el vino, por lo que los asistentes pudieron descubrir la famosa estampa de cómo se realiza la pisá de la uva y asistir a la bendición del mosto. A continuación, el alcalde de Bullas, Pedro Chico, llevó a cabo el tradicional brindis con los ciudadanos y visitantes presentes en la plaza de España, entre los que se encontraba el presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Bullas, Francisco Carreño, y se procedió al reparto del primer mosto de la vendimia de este año entre los presentes.
Asimismo, el Maestro del Vino 2012, Juan Martínez Navarro, puso en marcha la Fuente del Vino en un acto en el que no faltó la peña La Uva que animó el ambiente con los bailes y cánticos folklóricos.
Por su parte, Ana Espín, concejala de Festejos del Ayuntamiento de Bullas, ha realizado un balance muy positivo, y ha destacado que el éxito de estas fiestas han sido las temperaturas, “el tiempo tan excelente que ha hecho, poco normal para estas fechas de octubre”.
También la edila ha subrayado la buena participación en las diferentes actividades organizadas. “El ambiente festivo estuvo marcado, sobre todo, por el buen tiempo, además de que miles de personas visitaron El Zacatín que estuvo dedicado a la vid”, explican desde el Ayuntamiento.
De la misma forma, Maravillas Espín, concejala de Turismo, ha apuntado que los ocho restaurantes y bares que participaron este año en la Feria de la Tapa consiguieron vender cerca de 40.000 tapas y que “fue un éxito rotundo”, a pesar de haber cambiado la fecha debido a las lluvias torrenciales tras una reunión de urgencia con los hosteleros y el Consejo Regulador del Vino de Bullas.
Igualmente, desde la Asociación Ruta del Vino promovieron entre los turistas visitas guiadas que incluían conocer el Museo del Vino, así como las instalaciones de varias bodegas, visitar la Casa Museo Don Pepe Marsilla y una comida en uno de los restaurantes que forman parte de la asociación.