Topic:

Los vinos italianos toman el relevo a Francia y Portugal en el ‘Encuentro Internacional del Vino de Benlloch’

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

La localidad de Benlloch (Castellón) se convertirá del 30 de octubre al 1 de noviembre en la capital internacional del vino de la mano del Benlloch International Wine Meeting (BIWM), que en su edición de 2015 tendrá como invitados especiales a los vinos italianos. Italia toma así el relevo a las bodegas de Francia y Portugal, que han dado la proyección internacional al encuentro de la Plana Alta en sus dos ediciones anteriores. Un encuentro que, gracias a la implicación de la Indicación Geográfica Protegida (IGPVins de la Terra de Castelló, hará también especial hincapié en dar a conocer los vinos que se producen en la provincia, que se podrán degustar a lo largo de estas tres jornadas.

La sesión inaugural, prevista para el viernes 30 de octubre, incluirá dos conferencias. La primera a cargo del catedrático de la Universidad de Valencia Domingo Salazar, que abordará las variedades vinícolas autóctonas, y la segunda de la mano de la ingeniera agrónoma italiana Eva Merloni, cuya ponencia girará en torno a la influencia del cambio climático en las explotaciones vitivinícolas. Junto a espacios de debate sobre el futuro del sector y otros actos estrictamente vinculados al mundo del vino, como la cata de los vinos italianos participantes por parte de expertos y bodegueros prevista para el sábado 31, la programación del BIWM incluirá un año más una amplia variedad de actividades para todos los públicos, como espectáculos teatrales, conciertos, eventos infantiles o degustaciones populares.

El encuentro internacional incorpora también este año nuevos espacios para acercar la muestra al público general, como el que dedicará a la gastronomía food truck y que se ubicará junto al mesón del vino. El objetivo de la organización es reservar esta área a la elaboración de maridajes con los platos que ofertarán estos ‘camiones gourmet’ y el vino de las bodegas de la provincia de Castellón.

Avanza la vendimia en Extremadura, que confirma la merma productiva

 Publicado el por Tania Agúndez (colaborador)

Recogida de variedades blancas autóctonas. (photo: )

Recogida de variedades blancas autóctonas.

La vendimia avanza a buen ritmo en Extremadura y los primeros datos que se manejan apuntan a que se van a cumplir las previsiones iniciales que auguraban un descenso en la producción. Desde la organización agraria COAG cuantifican la campaña en un 5 o 10% menor a la del año pasado, del entorno de los 540 millones de kilos. Por si parte, la estimación que realizan desde APAG Extremadura-Asaja es menos optimista y señalan que la cantidad de uva recolectada podría bajar entre un 20 y 25%, mientras que UPA-UCE Extremadura dice que la producción podría llegar a caer hasta un 30% respecto a la campaña pasada. En 2014 se recogieron 576 millones de kilos de los que se obtuvieron 4,2 millones de hectólitros de vino y mosto.

El C.R.D.O. Ribera del Guadiana, acreditado por ENAC para el análisis senorial de vino

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

El C.R.D.O. Ribera del Guadiana se ha convertido en el primer laboratorio de ensayo para el análisis sensorial de vino acreditado por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC), un reconocimiento válido a nivel nacional e internacional. De esta forma, a través de Vincal Laboratorios, incluido en este organismo y ubicado en la misma sede, la Estación Enológica de Almendralejo, se avala tanto la competencia técnica de los ensayos para el análisis sensorial de vinos, como la “objetividad e imparcialidad de los resultados obtenidos”, lo que eleva su estándar de calidad.

La norma cubre todos los aspectos de la gestión del laboratorio, desde la preparación de muestras hasta el sistema de registros e informes, según una nota de prensa remitida por Ribera del Guadiana. De esta manera, se realiza un “reconocimiento formal del servicio” para la obtención de resultados “fiables, certeros y técnicamente válidos”.

Este servicio está abierto a cualquier bodega, denominación de origen, indicación geográfica protegida, vinos de pago, entidades de certificación o particulares que lo soliciten, algo que pueden hacer a través de la página web de Ribera del Guadiana. El director gerente del Consejo Regulador, Francisco Javier López, ha calificado esta certificación como un “logro” dentro del proceso de mejora continua de Ribera del Guadiana.

La gala de los Premis Vinari 2015 se celebrará el 9 de octubre en Vilafranca del Penedès

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Cata final de los Premis Vinari, el pasado 14 de septiembre en el Celler de Rubí. FOTO: Vadevi.cat (photo: )

Cata final de los Premis Vinari, el pasado 14 de septiembre en el Celler de Rubí. FOTO: Vadevi.cat

La gala de la tercera edición de los Premis Vinari, el concurso de vinos de Cataluña (oficialmente reconocido por la Generalitat) se celebrará el próximo 9 de octubre en el auditorio de Vilafranca del Penedès (a partir de las 21.30 horas)  y en ella se desvelarán los nombres de los mejores vinos de esta edición. En esta ocasión han participado 839 referencias (+7%), de las que se clasificaron a la final 122, que fueron catadas el pasado 14 de septiembre en el Celler de Rubí.

De estos finalistas saldrán los ganadores de las diferentes categorías del certamen. Se concederán los Vinari d’Or, Vinari de Plata, Vinari de Bronze y el Gran Vinari d’Or 2015, que irá a parar al vino con la máxima puntuación. Además, se concederá el Premi Monvínic a la trayectoria de una personalidad destacada del panorama del vino catalán.

La gala podrá verse en directo por Penedès TV, por internet en VADEVI.cat y www.vinari.cat y contará con cobertura especial de Catalunya Ràdio.

Los Premis Vinari están organizados por el portal VADEVI.cat, con apoyo de diferentes entidades y organizaciones del sector empresarial.

Se puede consultar el nombre de los finalistas en el siguiente enlace:

http://www.elsingular.cat/vinari/finalistes-2015.php

 

 

Concurso Enólogo del año 2015, celebrado en Praga

 Publicado el por John Umberto Salvi (colaborador)

Ya dije el año pasado que los vinos de la República Checa son escasamente conocidos fuera de sus fronteras. Después de haber participado en otro concurso en este país, solo puedo afirmar que tienen calidad como para ser conocidos, pues mejoran cada año y ya son varios los vinos checos de calidad internacional, que saciarían la necesidad de aquellos que buscan nuevos vinos, nuevos gustos y sensaciones.

Me veo obligado a repetir lo que digo y lo que siempre he pedido a los productores durante años: “no puedes esperar que los mercados internacionales conozcan tus vinos si no los exportas, o al menos intentas exportarlos y si no los remites para que participen en concursos internacionales”. Incluso con un volumen muy pequeño de exportación podrían ser mucho mejor conocidos y se comprobaría que tienen calidad para competir a nivel mundial.

El concurso “Enólogo del año”, no es un concurso de vino, no se busca el mejor vino, ni se le conceden medallas. Se trata de un certamen que busca distinguir al mejor enólogo.

El concurso es propiedad de Petr Marek, junto con su esposa Hana, que es quien está a cargo de la organización. Es diferente del resto de concursos. Cada enólogo participante debe presentar seis vinos de diferentes variedades de uva o, en el caso de los vinos blancos, de diferentes niveles de azúcar.

En la República Checa, el blanco seco se entiende de 1 a 4 gramos de azúcar, el Semiseco de 5 a 12, el Semidulce de 12 a 15 gramos y el dulce pasa de 45 gramos de azúcar. En este país, incluso los enólogos con muy poca extensión elaboran gran número de diferentes vinos, a menudo en ediciones muy limitadas.

Por tanto, no es raro, pedir a un productor que remita seis vinos diferentes. En esta edición participaron 500 vinos, que se presentaron a las catas preliminares. La superficie total de viñedo en la República Checa es de unas 20.000 hectáreas y hay unos 300 elaboradores registrados. Los 500 vinos presentados representaban a unos 85 elaboradores, casi el 30% de todos los del país. Se trata de una participación inmensa, y demuestra la importancia que este concurso ha conseguido durante sus 13 años de existencia.

En las catas preliminares, se suman las puntuaciones de los seis vinos de cada productor. Y los ocho enólogos con mayores puntuaciones pasan a la final. Por tanto, a la final van 48 vinos (seis de cada uno de los ocho mejores enólogos). Para esta final, los clasificados pueden cambiar uno de sus vinos por otro que no se haya catado en las previas (lo que suele llamarse un as en la manga).

En cada edición me encargo de organizar un grupo de Masters of Wine para que actúe como jurado en la final. Lo he venido haciendo durante los últimos ocho años. En esta ocasión, fuimos 10 jueces, como es habitual, cinco checos y cinco foráneos:

John Salvi, MW.

Elsie Pells, Cape Wine Master

Demetri Walters, MW.

Liam Steevenson, MW.

Andy Howard, MW.

Klára Kollárová, propietaria de Vinograf y sumiller.

Ivo Dvořak, ASČR y presidente de cata.

Michal Šetka, de la revista ‘Wine and Degustation’.

Josef Valihrach, el ganador de 2014.

Luboš Bárta[P1] , sumiller.  

La cata se celebró la encantadora Villa Groebe. Una villa ubicada en un delicado jardín en el centro de Praga. Las condiciones de cata fueron excelentes. Una sala fresca, espaciosa y ventilada, con una iluminación fantástica. Se empleó la ficha de cata de la OIV y los jueces introducíamos nuestras puntuaciones directamente en tabletas electrónicas.

Hay una señal que alerta de la escasez de buenos vinos tintos en la República Checa, o al menos una escasez de enólogos que los presenten al concurso. De los 48 vinos que pasaron a la final, 39 fueron blancos (13 secos, 9 semisecos, 8 semidulces y 9 dulces), un rosado, un espumoso y solo siete tintos.

 

Me encantó por completo que uno de esos siete vinos alcanzara la segunda mejor puntuación de entre todos los vinos a concurso, con 87,1 puntos sobre 100. Por delante quedó un vino dulce con 88.7. Hay algunos vinos de Pinot Noir deliciosos, elaborados en Moravia, pero ninguno de ellos llegó a la final. Es cierto que la añada 2014 en la República Checa fue una añada muy pobre, especialmente para los tintos y que participaron muy pocos en el concurso. La mayoría de los que sí lo hicieron eran de la vendimia 2013.

Ya que me gusta mucho y puesto que parece que molesta a otros concursos, voy a repetir el eslogan de Petr Marek’s: “El único concurso en el que no puedes comprar una medalla”.

El programa social fue excelente, amplio pero no pesado. La tarde en que llegamos disfrutamos de una cuidada cena en el restaurante Oblaca, en la mayor torre de Praga con fabulosas vistas de la ciudad. Al día siguiente, tras la cata, tuvimos una comida sencilla en el restaurante de Villa Groebe y esa noche fuimos al pub más antiguo de la ciudad, ‘El Tigre Dorado’ (‘U Zlatého Tygra’), donde bebimos una fantástica cerveza Pilsner Urquell. Andy Howard llegó más tarde, puesto que primero tuvo que impartir una clase magistral sobre vinos suizos para la Asociación de Sumilleres Checos, en la enoteca Vinograf.

El segundo día lo tuvimos libre y disfrutamos de una buena comida checa en Kulatak y luego condujimos hasta Tabor donde Demetri Walters impartió una clase magistral sobre el Rieslig en el Hotel Palcat, donde cenamos. Al mismo tiempo, Liam Steevenson fue al Castillo de Pardubice con Klára Kollárová para pronunciar su clase magistral sobre maridaje.

El último día, mi equipo y yo celebramos una comida juntos en Villa Richter con fabulosas vistas de Praga desde nuestra mesa en una terraza, antes de ponernos nuestras mejores galas para la gran cena en el magnífico Palacio Zofin.

Con el acompañamiento de la cantante americana Juwana Jenkins, afincada en Praga, se anunciaron los resultados del concurso y se vivió un momento especial de gran importancia, que me llegó al alma. Yo entregué un trofeo conmemorativo a Sarka, la mujer de Jindra Dusek, un querido amigo y editor que iba a publicarme un libro y que lamentablemente había muerto de cáncer hace un mes. Era inmensamente popular en toda la República Checa y este detalle de Petr Marek fue recibido con gran aplauso y más de una lágrima.

EL resto de Masters of Wine concedieron los trofeos a las bodegas ganadoras. A continuación hubo una rueda de prensa y un buffet y a lo largo de la noche, los 500 invitados pudieron catar los más de 500 vinos presentados a concurso. Un final espléndido, glamuroso y merecido. Felicidades a Vinař Roku (el nombre del concurso en checo), enhorabuena a Petr y Hana Marek y hasta el año que viene.

Traducción: Vicent Escamilla.