Topic:

Nuevo récord en volumen, pero ¿a qué precio?

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Tablas en pdf adjunto.

Las ventas al exterior de productos vitivinícolas españoles marcaron, como se esperaba, un nuevo récord de exportación en volumen, con 2.655,92 millones de litros (casi 26,56 Mhl), con un incremento del 22,5% en 2014 en relación al año anterior. Esto, no obstante, no fue suficiente para establecerlo también en valor, a pesar del buen mes de diciembre, pues la facturación se quedó en 2.865,9 M€, un 3,2% y casi 95 millones menos que el récord del año anterior (2.969,55 M€), con un precio medio de apenas 1,08 €/litro, un 22,9% menos, según los datos de la Agencia Tributaria (AEAT), recabados y elaborados, como viene siendo habitual, por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV).

Vender más, ganando menos no es buen negocio

 Publicado el por Rafael del Rey (OEMV) (colaborador)

Exportación. (photo: )

Exportación.

Tablas en pdf adjunto.

Cuando hace ahora un año, en el Extraordinario Exportación 2014 de la SeVi, hablábamos de “una –todavía- débil capacidad de comercialización”, nos referíamos a esto: España ha empezado a exportar vino de forma masiva hace relativamente poco y la falta de buenas estructuras de comercialización fomentan que el más fácil argumento para la venta sea un bajo precio. La buena noticia es que las bodegas están en plena revolución comercial y la realidad, de forma muy contundente en el pasado 2014, nos muestra el camino: no son litros, sino euros.

Las exportaciones españolas de vino terminaron en 2014 con una subida del 22,3% en volumen, hasta el récord de 2.280 millones de litros, que nos sitúan como principales exportadores mundiales de vino, adelantando por primera vez a Italia. Sin embargo, tal aumento se produjo a costa de unos precios que descendieron un 20,6% para regresar al 1,14 €/l tras la subida extraordinaria del año anterior. En este caso, más vino pero a un precio muy inferior generó una pérdida de ingresos del 2,8% en el año, hasta los 2.600 millones de euros y una caída de 76 millones. Mucho más vino pero ganando menos, con el efecto negativo que ello supone para la rentabilidad del conjunto de la cadena (uvas y vinos), la imagen de España como país productor de vinos de calidad y las facilidades que se ofrecen a nuestros competidores.

Negociación de ventajas arancelarias para el vino: el ejemplo chileno

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

 (photo: )

Tabla en pdf adjunto.

Las trabas arancelarias son uno de los principales obstáculos que se encuentra el vino en su camino hacia la exportación. Junto con el coste del transporte y la distribución en el destino, los aranceles hacen que el vino pueda perder competitividad. Por ello, es esencial la negociación para lograr acuerdos de libre comercio o reducciones arancelarias. En el caso del vino español, esas negociaciones deben hacerse bajo el paraguas de la Unión Europea.

Si en el panorama vitivinícola internacional actual hay un país que está dando ejemplo de gestión de esas trabas arancelarias es, sin duda, Chile.

El Magrama avanza en la creación de un sistema unificado de información en el sector vitivinícola

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

El proyecto de Real Decreto sobre declaraciones obligatorias en el sector vitivinícola, que el Ministerio de Agricultura quiere tener aprobado antes del inicio de la campaña 2015/16, el próximo 1 de agosto y que sustituirá en parte al RD 1303/2009, va “quemando etapas” y ya ha sido presentado en fase de borrador de proyecto tanto al sector, como a las Comunidades Autónomas, con una acogida más bien dispar, para que presenten sus alegaciones.

Como ya ha puesto en marcha, con muchas menos complicaciones, en el sector lácteo, tras el fin del régimen de cuotas lácteas el pasado 31 de marzo, el Magrama creará un sistema unificado de información en el sector vitivinícola (INFOVI), adscrito a este departamento, que incluirá un registro general de operadores vitivinícolas (REOVI), así como la información mínima que deben contener las declaraciones obligatorias en este sector, junto a los documentos que acompañan al transporte de productos y a los registros que se han de llevar el sector vitivinícola. El Magrama, en colaboración con las CC.AA., establecerá los protocolos técnicos necesarios para el correcto funcionamiento del citado sistema.

Publicada en el BOE la Ley de DD.OO. de ámbito supraautonómico

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Ley completa en pdf adjunto.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) del 13 de mayo publica la Ley 6/2015, de 12 de mayo, de Denominaciones de Origen e Indicaciones Geográficas Protegidas de ámbito territorial supraautonómico, que ha contado con un amplio consenso. La norma afecta a las DD.OO. que operan en más de una comunidad autónoma (en el caso del vino a Cava, Rioja y Jumilla)  y les permitirá funcionar como corporaciones de Derecho Público y optar incluso a una nueva categoría comercial de vinos (vinos de finca o cava de paraje calificado).

La ley consta de un total de seis capítulos. El capítulo I, sobre disposiciones generales establece el objeto y el ámbito de aplicación de la ley, así como sus fines y las definiciones básicas necesarias para la aplicación de la misma.

Mediante el capítulo II sobre cooperación entre las Administraciones públicas, se pretende potenciar los instrumentos de cooperación entre las Administraciones públicas, a partir de las experiencias desarrolladas en los últimos años. Bajo el principio de la voluntariedad, se trata de facilitar el desarrollo conjunto de actuaciones, con la finalidad de lograr una utilización más eficiente de los recursos con que cuenta el sistema de control de las DOP e IGP, lo que sin duda redundará en mejoras para el conjunto del sector sin necesidad de aportar recursos adicionales.

En particular, este capítulo aborda los diferentes supuestos en que la relación Administración General del Estado-comunidades autónomas se hace explícita. Se parte del respeto al ámbito propio de cada Administración y se arbitran fórmulas de relación, tales como el informe previo de la Administración que pueda verse afectada por decisiones o actuaciones de otra Administración, los convenios de colaboración y la constitución, en su caso, de consorcios para la gestión de intereses comunes, singularmente en el ámbito del control oficial de DOP e IGP y de los procedimientos sancionadores por infracciones tipificadas en esta ley.

La colaboración se extiende a aspectos de la actuación pública especialmente sensibles, como son los correspondientes al ejercicio de la función inspectora.

Como exponente de los impulsos de colaboración que presiden la ley, ésta ha previsto que se puedan crear por acuerdo de la Conferencia Sectorial de Agricultura y Desarrollo Rural, las comisiones y grupos que resulten necesarios para la cooperación en el ámbito de la DOP e IGP.

El capítulo III define el sistema de protección de DOP e IGP de ámbito estatal. Se definen los principios generales del sistema y se identifican los productos afectados de acuerdo con la normativa europea aplicable. Asimismo, se regula el contenido y alcance de la protección otorgada a los nombres protegidos por estar asociados a una DOP e IGP, señalando que la protección se extiende desde la producción a todas las fases de la comercialización, presentación, publicidad, etiquetado y demás documentos comerciales de los productos afectados.

El capítulo IV regula las entidades de gestión, denominadas Consejos Reguladores, de DOP e IGP cuyo ámbito territorial se extienda a más de una comunidad autónoma, que habrán de tener personalidad jurídica propia y contar con un órgano de gobierno, donde estén representados de manera paritaria todos los intereses económicos que participan en la obtención del producto y ser autorizadas por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Está prevista en la ley la posibilidad de que se constituyan como corporaciones de derecho público a las que se pueda atribuir el ejercicio de determinadas funciones públicas.

El capítulo V regula aspectos generales del sistema de control de las DOP e IGP, que proporciona garantías para los operadores económicos y consumidores. Así se establece de manera explícita que corresponderá al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente la verificación del cumplimiento del pliego de condiciones antes de la comercialización de DOP e IGP cuyo ámbito territorial se extienda a más de una comunidad autónoma. Igualmente, en cumplimiento de la normativa europea, se prevé la facultad de delegar determinadas tareas de control en organismos de control que actúen como organismos de certificación de producto.

Por último, el capítulo VI, regula la inspección y el régimen sancionador aplicable en el ámbito de las competencias del Estado en materia de control de las DOP e IGP, tipificando las infracciones que quedan clasificadas como leves, graves y muy graves, y fijando la cuantía de las sanciones aplicables en cada caso. Se señalan, igualmente, los titulares de la competencia para incoar, tramitar y resolver los procedimientos sancionadores, así como las medidas cautelares que, en su caso, se puedan adoptar.