Topic:

España exporta vinagre de vino por 16,6 M€ hasta septiembre

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Tabla en pdf adjunto.
En los nueve primeros meses del año, España ha exportado un total de 18,59 millones de litros de vinagre de vino, con una caída del 8,42% frente a los volúmenes situados en mercados internacionales en el mismo periodo de 2012. No obstante, estas mermas se han visto suplidas por los incrementos en la facturación, que ha alcanzado los 16,57 millones de euros, con un alza del 5,57%, según las estadísticas de la Asociación Española del Vinagre (AEV) analizadas por SeVi. Los precios medios de los vinagres de vino han sufrido aumentos muy importantes, situándose en 0,89 euros por litro (+15,28%), tal y como recoge el cuadro adjunto.
El vinagre vínico supone el 80,62% del total de la exportación de vinagres en volumen y el 86,73% en términos de valor.

La exportación vitivinícola sigue de récord en valor y atenúa su caída en volumen en los nueve primeros meses de 2013

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

//// AMPLIACIÓN ////
Tablas en pdf adjunto
Las exportaciones españolas de productos vitivinícolas repuntaron en el periodo enero-septiembre de 2013 un 6,4% en valor, hasta superar los 2.082 millones de euros, pero bajando aún un 18,2% en volumen, hasta casi los 1.500 millones de litros, lo que llevó a un repunte importante del precio medio del 30,1%, desde los 1,07 a los 1,39 €/litro, según la información del Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV) (www.oemv.es), en base a los datos de la Dirección General de Aduanas y de la Agencia Tributaria (AEAT).
Lo más destacado, sin embargo, es que en septiembre, por segundo mes consecutivo repuntan las ventas en valor un 24,6%, sumando 274,9 M€, y también en volumen en un 19,8%, hasta 188,85 millones de litros, con un precio medio, que modera su subida en un 4%, hasta alcanzar ya los 1,46 €/litro.

La campaña 2013/14 en España arrancó con un stock de vino y mosto de 29,3 Mhl

 Publicado el por SeVi (colaborador)

//// AMPLIACIÓN ////
Tablas en pdf adjunto.
Las declaraciones de existencias de vino y mosto a 31 de julio de 2013, que fueron con las que se inició la campaña vitivinícola 2013/2014 en España, registraban un total de 29,3 millones de hectolitros, un 0,4% superiores a los stocks a 31 de julio de 2012 (29.188.559), según recoge el Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA). De esas existencias iniciales, la gran parte (el 95,18%) correspondían a las diferentes categorías de vino (27,89 Mhl).


Ligar el vino al producto alimentario

 Publicado el por

Desde el mismo sector vitivinícola sabemos que el Vino ha dejado de ser un producto de consumo diario y que su recuperación, al menos en el corto y medio plazo, resulta totalmente utópico. Aunque, con tanta claridad como esto, sabemos que el Vino es un producto hedonista y social con una altísima carga emocional. Lo que nos lleva a pensar que el futuro consumo no pasa tanto por las cualidades alimenticias o saludables que nos proporciona una botella de vino, como en el placer sensorial que sea capaz de transmitirnos cada copa.
Esto, que ha sido bien entendido por elaboradores de otras bebidas o de los mismos elaboradores vinícolas de otros países productores; en España no hemos sabido, o podido (porque aquí hay opiniones para todos los gustos) hacerlo con nuestros vinos. Y, por una cosa o por otra, hemos seguido empeñados en machacar al consumidor con las notas de cata, mucho más cerca de las características organolépticas del vino, para lo es necesaria una preparación que nuestros consumidores no tienen, que con las sensaciones placenteras y de disfrute que nos proporciona su consumo.

Antes porque había poco, y ahora porque hay mucho

 Publicado el por

Mientras las cervezas mantienen su escala alcista en los niveles de consumo nacional, el vino sigue su particular Vía Crucis de unas tasas que nos sitúan en el furgón de cola de los países productores y muy por detrás de otros, que aun no siéndolo, demuestran tener mucha más cultura, o al menos interés, por el vino que nosotros.
Considerando los datos de consumo en los hogares, únicas estadísticas disponibles, podemos ver el vaso medio lleno y defender que los incrementos que han experimentado, en septiembre, los vinos con indicación de calidad (7,04%), el de otros vinos (8,30%) o el de bebidas elaboradas con vino (14,43%); son una excelente noticia. Lo malo es que esa alegría dura lo que tardamos en analizar los datos interanuales y comprobar que el consumo en los hogares ha descendido en todas las categorías, excepto la de bebidas elaboradas a base de vino.
Sabemos, y para eso no hacen falta estadísticas, ni caros informes de prestigiosas consultoras, que el consumo de vino en España está en franca retirada. Que el sector no acaba de encontrar acomodo en los hábitos de consumo de la sociedad del siglo XXI, y que todo lo que se ha hecho hasta ahora no ha dado los resultados esperados. No hemos encontrado la forma de llegar a los jóvenes y mantenemos un lenguaje y unos canales de comunicación que rechazan o, en el mejor de los casos, les son extraños.