Topic:

Brettanomyces y SO2 ¿Suficiente para controlar su crecimiento?

 Publicado el por Víctor Puente (colaborador), Fabiola Soto (colaborador), Antonio Palacios (colaborador)

Artículo con tablas en PDF adjunto.

Originaria de la uva (1), Brettanomyces bruxellensis es una especie especialmente bien adaptada a las condiciones del vino. Su tolerancia, tanto a la presencia de oxígeno como a su ausencia, su crecimiento óptimo a los pHs enológicos y sus reducidas exigencias nutricionales, le hacen un incómodo compañero de viaje en la elaboración de un vino, convirtiéndole en un importante competidor para el desarrollo de los procesos fermentativos.

Esta acción competitiva es mayor cuando el grado probable es elevado, de una parte la presencia de Brettanomyces sobre este tipo de materia prima es inicialmente más elevada y de otra, Brettanomyces tolera mejor las cantidades elevadas de alcohol que Saccharomyces, tomando ventaja durante el declive de S. cerevisae y puede terminar la fermentación alcohólica. El control del nicho enológico con inoculación de levadura seca activa (LSA) permite resistir a las condiciones finales de FA y mantener un monopolio en el ecosistema hasta la conclusión del proceso.

Hoy en día conocemos que la gestión de la población de Brettanomyces se puede realizar desde la misma entrada de la uva. Una población suficiente de Saccharomyces, y una correcta nutrición, es hoy en día una de las vías para asegurarnos el no desarrollo de Brettanomyces.

De hecho, en alteraciones forzadas con cepas no Saccharomyces, entre ellas Brettanomyces, la fermentación se vuelve languideciente,aprovechando Brettanomyces para colonizar y desarrollarse en el vino (2).

Varias bodegas lideran el proyecto ViniSost de gestión sostenible vitivinícola

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

El proyecto ViniSost, impulsado por el Centro para el Desarrollo Técnico Industrial (CTDI), dependiente del Ministerio de Economía y Competividad (Mineco), con una asignación de unos 7,5 millones de euros y asignado a un consorcio de importantes bodegas y empresas auxiliares, relacionadas con el sector vitivinícola, va a cumplir su primer año de actuación.

Este proyecto de investigación y desarrollo (I+D) viene analizando las “nuevas estrategias vitivinícolas para la gestión sostenible de la producción en grandes superficies de viñedo y el incremento de la competitividad de las bodegas en un mercado sostenible”.

ViniSost es un proyecto consorciado, cuyo objetivo es dar respuesta a los principales retos científico-técnicos del sector vitivinícola que, apostando por la producción sostenible en grandes superficies, persiguen también aumentar la competitividad de nuestros vinos en los mercados nacional e internacional.

Esta iniciativa ha partido del seno de la Plataforma Tecnológica del Vino (PTV) de España y tiene un perIodo de ejecución de cuatro años.

En su desarrollo están involucradas varias bodegas y empresas punteras del sector vitivinícola, como Codorníu, que lidera dicho proyecto de investigación, el Grupo Miguel Torres, La Rioja Alta, Bodegas Barbadillo, Bodegas Roda, Martín Códax, Lallemand (biotecnología) y Francisco Oller (sector del corcho).

Impacto ambiental en suelos y aguas de fungicidas aplicados en viñedos enmendados con residuos de hongos

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Investigadores de la Universidad de La Rioja (UR) y del Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Salamanca (IRNASA-CSIC) estudian el impacto ambiental en suelos y aguas de fungicidas aplicados a viñedos enmendados previamente con residuos postcultivo de hongos. La revista ‘Enoviticultura’ ha publicado el artículo ‘Disipación del fungicida azoxistrobin en un suelo de viñedo de La Rioja enmendado con sustrato postcultivo del champiñón: Experimentos en campo y laboratorio’ en su número 34.

El artículo está firmado por Marisol Andrades, profesora del Departamento de Agricultura y Alimentación de la Universidad de La Rioja, y los investigadores del Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Salamanca (IRNASA–CSIC) de Salamanca: Eliseo Herrero Hernández, Jesús M.ª Marín Benito, M.ª Jesús Sánchez Martín y Sonia Rodríguez Cruz.

Todos ellos han estudiado el comportamiento del fungicida Azoxistrobin (AZX) en un suelo de viñedo de La Rioja sin enmienda añadida y con sustrato postcultivo de champiñón (SMS) añadido al suelo como enmienda con 50 y 150 t ha–1.

El fungicida se aplicó a la dosis agronómica y cinco veces superior en parcelas experimentales en el campo y experimentos similares se llevaron a cabo en el laboratorio. La disipación de AZX se ajustó a cinéticas de dos fases en ambos experimentos, aunque la fase de disipación inicial fue mucho más rápida en los experimentos llevados a cabo en campo que en laboratorio.

Los tiempos para que se desaparezca la mitad del compuesto (DT50) obtenidos en ambos experimentos fueron 0,34 – 46,3 días y 89,2 – 148 días, respectivamente. La distribución de AZX a través del perfil del suelo (0–50 cm) puso de manifiesto el transporte del fungicida a lo largo del perfil del suelo y el compuesto fue detectado en el perfil del suelo durante más de 378 días después de su aplicación en todos los tratamientos.

La aplicación de SMS como enmienda en suelos de viñedo de La Rioja puede modificar el comportamiento de los compuestos pesticidas que habitualmente se aplican en el cultivo de la vid. Este estudio indica la importancia que tiene el control de las prácticas agrícolas como puede ser la aplicación de una enmienda y un fungicida para evitar los riesgos de contaminación del agua por este compuesto.

Precios del aceite 05-08-15

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en documento PDF adjunto.

GEA estima una producción mundial de aceite de oliva de 2,6 millones de toneladas en 2015/16 (1,26 en España)

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Tabla en pdf adjunto.

La producción internacional de aceite de oliva en la campaña 15/16 se situará en torno a los 2,6 millones de toneladas, según el aforo de producción realizado por el Grupo GEA. Esta previsión de producción es una de las más completas y exhaustivas que se realizan a nivel mundial, ya que cuenta con datos procedentes de 500 entidades procedentes de los 47 países de los cinco continentes que producen actualmente aceite de oliva. Sin embargo, es importante señalar que hay que tomar estos datos con toda la cautela que exigen los cálculos predictivos, ya que las cifras puedes variar en función de las circunstancias de los próximos meses.

En cuanto a España, el principal país productor en el mundo, la producción podría alcanzar, si las circunstancias climatológicas actualmente desfavorables lo permiten, las 1,26 millones de toneladas (el 48,5% del total mundial). Esto supone un incremento significativo de la producción en territorio español después de la baja cosecha obtenida en la campaña 2014/15.

Italia se situaría en el segundo escalón del ránking de producción, con 330.000 toneladas, lo que implica un crecimiento del 50% respecto a la campaña anterior. A continuación se sitúa Grecia, que vería mermada su aportación en torno al 17%, quedándose en 240.000 toneladas.

Por su parte, Turquía vería reducida su producción hasta quedarse en 165.000 toneladas. Pasando ya a los países africanos, la cosecha también será menor en Túnez, donde el aforo del Grupo GEA calcula una producción de 145.000 toneladas de aceite de oliva. Un dato significativo es que los cinco principales países productores (España, Italia, Grecia, Túnez y Turquía) han asumido el 77%de la producción mundial en las últimas diez campañas, lo que pone de manifiesto que los restantes 42 países ofertan menos del 25% de la cantidad global producida.

De hecho, en solo diez países se obtendría más del 96 por ciento de la producción global, con lo que los 37 países restantes no llegan de forma conjunta a generar ni el 4 por ciento de la producción mundial de aceite de oliva. Como curiosidad, Malta, Colombia y Armenia serían los países con una menor producción de aceite de oliva, ya que ninguno de ellos alcanzaría las cien toneladas en la próxima campaña.