Topic:

Las Cooperativas vitivinícolas españolas, francesas e italianas analizan el nuevo régimen de autorización de plantaciones de viñedo

 Publicado el por Cooperativas Agro-alimentarias (colaborador)

Con alrededor de 6.376 hectáreas de autorizaciones de nuevas plantaciones, es decir el 1% de la superficie vitícola nacional, Italia será el país con el mayor nivel de nuevas plantaciones que podrán ser plantadas en el curso de los tres próximos anos, seguido de España con 4.173 hectáreas, el 0,43% del viñedo español, y de Francia con 3.589 hectáreas, el 0,45% de viñedo francés.

"En el primer año de aplicación hemos compartido y apoyado la elección realizada por nuestro Ministerio de aplicar un sistema simple, con un mecanismo de salvaguarda de la competitividad de la viticultura regional", ha declarado Ruenza Santandrea, representante de la Alianza de Cooperativas Italianas Agroalimentarias, en el marco de los intercambios con sus homólogos franceses y españoles, "y hemos iniciado conversaciones internas con las organizaciones profesionales para estudiar algunas mejoras de cara a 2017".

Thierry Coste, en nombre de la Confederación de Cooperativas Vitícolas de Francia, además Presidente del Grupo de Trabajo del Copa-Cogeca, ha declarado: "El nuevo régimen es un gran paso adelante comparado con la decisión política de 2008 de liberalizar el sector, hemos sabido aplicar un sistema que respeta las especificidades de nuestras regiones y trabajaremos para que en el futuro sea todavía más eficaz”.

Ángel Villafranca, presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de España y de la sectorial del vino, ha señalado que "el sistema de autorizaciones es el más adecuado al sector del vino y se adapta perfectamente a la realidad del mercado".

Durante el encuentro, los representantes de las tres organizaciones abordaron igualmente la cuestión de los posibles mecanismos de estabilización del mercado que se podrían abordar en la reglamentación comunitaria en caso de crisis, tema sobre el cual acordaron trabajar en otro encuentro el próximo otoño.

 

Buena progresión de las compras mundiales de vino en el interanual a marzo 2016

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Las importaciones mundiales de vino alcanzaron un valor total de 28.417,3 millones de euros (dato interanual abril 2015 a marzo 2016), según un estudio elaborado por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV), lo que representa un incremento del 8,9% en comparación con la tasa anual móvil (TAM) a marzo 2015. Este aumento en el valor de las compras globales se debe a la buena marcha de los vinos de mayor valor añadido como embotellados y espumosos, que registran alzas del 9,6% y del 9,2%, respectivamente. Compensan, de este modo, los menores crecimientos en el valor acumulado de vinos a granel y en envases de gran capacidad (+3,9%) y las caídas registradas en mostos (-2,9%).

A continuación, información exclusiva para suscriptores.

Millennials y vino en clave digital

 Publicado el por Rodrigo García (Social Noise) (esporádico)

Millenials. FOTO: Jacob Ammentorp Lund, facilitada por Social Noise. (photo: Jacob Ammentorp Lund)

Millenials. FOTO: Jacob Ammentorp Lund, facilitada por Social Noise.

En España parece haber una acuerdo generalizado en torno a una idea sobre el vino: el sector vinícola ha evolucionado en las últimas cuatro décadas al compás de la propia modernización del país. Mayor cuidado y respeto en el trabajo a pie de viña, incorporación de la tecnología en bodega, mayor aperturismo en las estrategias comerciales y una apuesta clara por la calidad frente a la cantidad.

Hasta aquí todo va bien. De repente, y como suele ocurrir, el análisis al detalle de los datos nos hace despertar de un dulce sueño: el consumo de vino en España lleva años estancado en torno a los 17 litros por persona al año, mientras que en Italia la cifra asciende a 43 litros y en Francia supera los 40 litros.

¿Qué está pasando? Son varias las claves pero nos centraremos en una de ellas. El vino no conecta con los jóvenes, en especial con los millennials, un segmento que en otros países están ganando protagonismo gracias a unas pautas muy claras: quieren vinos de calidad, no les importa pagar un poco más por el producto, buscan propuestas con imagen de marca muy cuidada y valoran atributos como el riesgo, la innovación y el diseño.

Las bodegas y las denominaciones de origen españolas son conscientes de ello, pero aún no han encontrado el formato y el mensaje adecuado para sus campañas de promoción. Se han realizado tímidos intentos, como el patrocinio de la D.O. Ribera del Duero al festival Sonorama, el proyecto Movimiento D.O. creado por la Confederación Española de Denominaciones de Origen, o el spot promocional de D.O. Rueda con el grupo Morrigans.

Sin embargo, ¿alguien se ha lanzado a diseñar una estrategia sostenida en el tiempo, orientada principalmente a redes sociales y con un enfoque muy claro hacia el público millennial?

El foco, cómo no, debe estar orientado hacia contenidos de calidad. A los millennial no les vale cualquier cosa. Es un público exigente, muy entrenado y que no duda en ensalzar públicamente lo bueno y en criticar lo mediocre. El formato vídeo sigue siendo su preferido y una planificación de contenidos en social media se hace imprescindible si queremos comunicarles la historia de nuestro vino, quiénes lo elaboramos, qué nos atrae de ese contacto casi telúrico con la viña y por qué disfrutamos tanto compartiéndolo. En una palabra, storytelling.

Además, nos gusta el diseño, el estilo y la imagen gráfica. Por eso vestimos nuestro producto con etiquetas que nos definan (no os perdáis el magnífico trabajo de estudios como Moruba o las etiquetas del colectivo de enología creativa Casa Rojo) y las trasladamos a nuestra imagen online, que es el verdadero punto de encuentro con los millennials.

Observar a la competencia siempre puede ser fuente de inspiración. Nos trasladamos durante unos minutos a una de las mecas del champagne, Reims, para conocer cómo la maison Veuve Clicquot ha entendido perfectamente que los millennials son los consumidores del presente y, lo más importante, del futuro. Esta es su primera campaña 100% digital presentada hace apenas tres meses y lanzada a través de Tumbler y Youtube.

¿Brindamos?

Por una información seleccionada

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

Es habitual que en estas fechas los rumores sobre la nueva cosecha vayan adquiriendo protagonismo y desde instituciones y organizaciones profesionales y empresariales se viertan impresiones y estimaciones sobre lo que nos deparará la vendimia 2016. Cuando nos enfrentamos a una producción superior a la del año pasado y las condiciones generales permiten pensar en que es posible que esta situación, lejos de verse correspondida con una reducción en los precios de las uvas (lo que sería lo normal si atendiésemos exclusivamente a la ley de la oferta y la demanda), apunta hacia una recuperación de la cotización; la atención se hace todavía más notable y los cálculos se suceden en todos los medios de comunicación.

Lo que ya no es tan habitual es encontrarse con que estas estimaciones son tratadas con el rigor periodístico que requieren, ya que, en algunos casos, se confunden variaciones con respecto a la cosecha del pasado año con la de la media de la zona, o la “normal” (que seguimos sin conocer exactamente qué significa). Incluso confundiendo localidad, comarca o región con denominación de origen. Por no hablar de mezclar kilos con litros, o pesetas (euros sería lo más correcto, pero es que todavía sigue empleándose nuestra antigua moneda en el sector) por kilo, por el kilogrado, sin citar, por supuesto, el grado.

En fin, un sin número de “pequeños detalles” que, la mayoría de las veces sin ninguna mala intención, lejos de arrojar luz sobre la nueva vendimia, lo único que consiguen es sembrar las dudas y ocasionar un cierto desazón en el lector ante la inseguridad de estar entendiendo correctamente lo publicado.

Mercados 03-08-16

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en documento PDF adjunto.