Topic:

Por un futuro más ordenado

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

Si bien todavía es necesaria la ratificación por parte de los 38 parlamentos nacionales y regionales de los Estados Miembros de la Unión Europea, la aprobación por el Parlamento Europeo del Acuerdo Económico y Comercio Global (CETA) con Canadá supone un importante paso adelante en la aspiración del sector vitivinícola de mejorar la exportación de vino hacia ese país norteamericano. Así como el fortalecimiento de las Indicaciones Geográficas Protegidas (I.G.P.). No viene a suplir los importantes problemas que pudieran surgir de la nueva administración Trump en EE.UU., pero supone un paso de gigante en la presencia y respeto del modelo vitivinícola europeo en esa parte del mundo.

Y es que exportar se hace más necesario que nunca. Con una superficie contenida, pero cuyos rendimientos medios crecen a pasos agigantados como consecuencia de la entrada en producción de las miles y miles de hectáreas reestructuradas y reconvertidas, el potencial de producción español supera claramente los cincuenta millones de hectolitros. Mientras su consumo, más contenido que las superficies, apenas consigue dar muestra de una tímida recuperación en el mix de producto, pero con un volumen que no alcanza los diez millones de hectolitros.

Elaborar productos de origen vitivinícola como mostos, alcoholes o vinagres, son cuestiones a las que no le prestamos la atención que merecerían, ya que nuestra calidad y competitividad nos colocan la cabeza del mundo en estos productos. Pero nos sigue faltando una mínima armonización entre oferta y demanda que asegure explotaciones rentables gracias a precios estables. Y, a diferencia de lo que pudiera parecer, esto no se soluciona acordando precios, o concentrando oferta. Esto se soluciona con condiciones claras en la producción de uvas, a las que se les limite su acceso al sector vinícola por exceso en sus rendimientos. Algo así como lo que ha anunciado que hacía alguna de las regiones españoles que más se juega en todo este envite, pero que no dejaba de ser un brindis al sol dados los límites establecidos y los verdaderos, no los declarados, objetivos perseguidos con esa medida.

Café en cápsulas por brandy

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

Cada cinco años, el Instituto Nacional de Estadística (INE) revisa a fondo los bienes y servicios que componen la cesta de la compra, así como su ponderación a la hora de calcular el Índice de Precios al Consumo (IPC). Pues bien, el dato que acabamos de conocer, correspondiente al mes de enero 2017, ya no contempla al brandy entre sus productos, y sí las cápsulas de café en monodosis, los juegos de azar o incluso la música y video online…

¿Es muy importante esto para el sector del brandy? Pues no. Parece bastante claro que el hecho de que esta bebida espirituosa, cuyo origen se encuentra en el vino, ya no forme parte del cálculo de la cesta de la compra no va a afectar para nada en su consumo per cápita, ni en precio. Pero sí pone de manifiesto lo que ya todos sabemos, y es que el consumo de brandy en España ha caído de manera estrepitosa. Y eso sí es preocupante.

Primero por lo que supone de pérdida de colocación de la producción vínica, pues a este sector de destilación llegamos a destinar más del doble del que lo hacemos en la actualidad. Segundo, porque al contrario de lo que ha sucedido con otras bebidas espirituosas que han sabido hacerse un hueco, ¡y qué hueco en el caso de algunas como la ginebra o el ron!, el brandy ha mantenido la imagen de “bebida de viejos”, que muchos jóvenes hacen extensiva a todas las bebidas de origen vínico. Y eso no es que sea preocupante, es que es fundamental cambiarlo si queremos recuperar una pequeña parte del consumo que nos hemos dejado en el último medio siglo.

Mercados 22-02-17

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en documento PDF adjunto.

Mercados 15-02-17

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en documento PDF adjunto.

New Holland celebró en Tecnovid la fabricación de 15.000 vendimiadoras Braud

 This article has photo gallery Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Un año más se desarrolló desde el 14 hasta el 17 de febrero el evento más importante en el sector de la viña y el olivar, la feria Enomaq-Tecnovid/Oleomaq-Oleotec, en Feria de Zaragoza. Dentro del espacio dedicado a Tecnovid, New Holland presentó todas y cada una de las series dedicadas al segmento de los tractores especiales, destacando la presencia por primera vez en España de modelos de la nueva serie T4FNV y TK4. Por supuesto uno de los buques insignia de la marca, las vendimiadoras también tuvieron un papel protagonista dentro del stand, destacando por encima de todas la unidad número 15.000 de la vendimiadora Braud, un hito histórico para una fabricante de maquinaria agrícola y que ha querido que fuera España el lugar donde poder disfrutar de esta “especial” unidad.

Una gran variedad de máquinas se dieron cita en el stand New Holland, donde cabe destacar el modelo T5.120 , elegido el como el “Best Utility” en los premios Tractor of the Year® 2017, que llevaba incorporada una pala para poder valorar su polivalencia. También se mostraron varios modelos como por ejemplo de la serie T4LP , un tractor versátil y ágil en el segmento de los especiales y por supuesto los tractores con el genuino eje SuperSteer volvieron a ser otro de los protagonistas de la feria, todo ello sin olvidar a toda la maquinaria de recolección mecanizada de viña y olivar que presentó la marca New Holland.

Fueron varias las actividades llevadas a cabo durante la feria en el stand New Holland, desde visitas de escuelas de capacitación y universidades, cursos de formación a concesionarios, charlas sobre agricultura de precisión , catas comentadas por grandes expertos , lo que convirtió al stand New Holland en uno de los epicentros del certamen. Además cada día se realizaron charlas explicativas sobre los diferentes productos, destacando la celebración que con motivo de la unidad 15.000 de Braud se hacía cada día. Este hito histórico de la unidad número 15.000 fabricada por Braud fue uno de los acontecimientos más comentados durante el certamen, dejando bien a las claras la herencia histórica que la marca posee en todo lo que se refiere a la recolección mecanizada de uva y aceituna.

En 1975, Braud desarrolló su primera vendimiadora autopropulsada, que cambió para siempre el enfoque de la viticultura. En la actualidad, estas

 

 

máquinas son diseñadas, desarrolladas y construidas en el centro de excelencia New Holland Braud de Coëx (Francia).

T4FNV: seguridad y productividad

La nueva serie T4FNV incorpora el exclusivo sistema Blue Cab 4™, que brinda al operador una protección inigualable frente a los productos fitosanitarios. La cabina Blue Cab 4 incluye un exclusivo y patentado sistema de filtración doble garantizando un nivel superior y único de protección al conductor durante toda la vida útil del tractor.

Los tractores T4FNV están propulsados por motores Common Rail de 3,4 litros y cuatro cilindros desarrollados por FPT Industrial.

La nueva Serie T4FNV cumple con la normativa Tier 4A en materia de emisiones al utilizar un sistema de recirculación de gases de escape refrigerados (CEGR) y tecnología de catalizador de oxidación diésel (DOC) de segunda generación. Esta solución permite instalar un motor compacto que resulta muy práctico con las limitaciones de espacio de los tractores especiales. No precisa regeneración ni cambio de filtro y el hardware del motor es más sencillo, lo que facilita el mantenimiento y reduce la temperatura de la superficie externa del silenciador. Este sistema es la solución perfecta para los tractores especiales por sus dimensiones compactas, su facilidad de mantenimiento y el hecho de que no precise regeneración.

La capacidad del depósito de combustible del T4.110F alcanza los 98 litros, lo que le confiere la mejor autonomía del sector y el consiguiente aumento de productividad: a menos paradas para repostar, más tiempo en el campo.

La nueva Serie T4FNV es capaz de superar las expectativas hasta de los clientes más exigentes gracias a la seguridad líder del sector del sistema Blue Cab 4TM, las poderosas prestaciones y la eficiencia inigualable del motor y la productividad absoluta de su potente elevador hidráulico y TdF delanteros.

TK4 : el tractor de cadenas con mejor confort y rendimiento del mercado

La nueva erie TK4 incorpora mejoras significativas que aumentan la comodidad y la facilidad de mantenimiento para el operador, conservando el mejor rendimiento de su categoría y características exclusivas como SmartTraxTM, la cabina instalada de fábrica y Steering-O-Matic Plus.

Presenta una nueva protección frente al polvo y el aire caliente en un tractor que normalmente se emplea en condiciones difíciles y polvorientas. Con ello aumenta la comodidad que ya proporcionan la plataforma suspendida sobre elementos antivibración, la colocación ergonómica de los mandos y el sistema de conducción Steering-O-Matic Plus™.

La posición del sistema postratamiento está expresamente pensada para mantener bajo el centro de gravedad en los modelos de cadenas TK4, un factor sumamente importante en estos tractores cuando trabajan en pendientes pronunciadas

Los nuevos modelos TK4 incluyen un motor turboalimentado de FPT Industrial con 4 cilindros, 8 válvulas y recirculación de gases de escape refrigerados. Cumple la normativa Fase IIIB y ofrece una potencia y un rendimiento de par de superioridad demostrada. El motor electrónico con prestaciones optimizadas también reduce el consumo de combustible de forma excepcional.