Topic:

El Mapama propone autorizar 9.595 ha de nuevas plantaciones de viñedo para 2017 (1% sobre lo plantado)

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Trabajos de recogida en viñedo de Jumilla. (photo: )

Trabajos de recogida en viñedo de Jumilla.

Un día después de que el Ministerio de Agricultura lanzara su propuesta de resolución para fijar en el 1% de la superficie plantada a 31 de julio de 2016, unas 9.595 hectáreas a conceder para nuevas plantaciones a nivel nacional en 2017, la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE) acordaba su recomendación de que las autorizaciones sean similares a las concedidas en 2016 (0,43% de la superficie plantada a 31 de julio y 4.713 hectáreas).

El Mapama se había reunido con el sector el pasado 12 de diciembre para presentar su propuesta de resolución de nuevas plantaciones de viñedo en 2017, sin que la OIVE hubiera formulado recomendación alguna hasta entonces (de acuerdo al RD 740/2015, la podría haber realizado), al contrario de lo que hicieron, antes del 1 de noviembre, varios Consejos Reguladores de DD.OO. y la Interprofesional del Vino de Rioja (OIVPR) en relación con las limitaciones y restricciones adicionales a la plantación en sus zonas de influencia. Fue un día después, el 13 de diciembre, cuando las organizaciones que forman parte de la OIVE, se reunieron para consensuar una postura común y hacer llegar su recomendación al Mapama, tras hacer conocido la propuesta inicial de este Departamento.

A continuación, información para suscriptores.

2016, un buen año

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

 (photo: )

El año toca a su fin y parece que va siendo hora de hacer un repaso de lo que ha sido el 2016 para el sector vitivinícola español. Hablar del sector sin considerar el conjunto de la economía española sería incomprensible, ya que la propia concepción del vino como producto hedonista y social, alejado de valores ampliamente superados ligados a la alimentación, dificultaría mucho la comprensión de lo sucedido.

Disponer de una mayor cantidad de renta disponible gracias a datos macroeconómicos referidos a la tasa de inflación, paro, crecimiento económico, balanza comercial, tipos de cambio... que han hecho posible levantar la pesada losa de una crisis económica que amenazaba el consumo interno ha sido, sin duda, el primero de todos los argumentos que nos permiten mirar al futuro con una gran dosis de optimismo.

Y aunque de los escasos datos del consumo interno de los que disponemos no puede decirse que esta recuperación resulte muy notable, sí existen indicios suficientes que nos permiten albergar la esperanza de que pudiéramos haber entrado en una recuperación del consumo en el mercado nacional. Tampoco hace falta que se me alarmen, que somos bastante dados a ello. Cuando hablo de recuperación lo hago en términos moderados, de rotura de tendencia, muy lejos de crecimientos que vayan más allá del dos o tres por ciento.

La calidad, por parte, es un tema ampliamente superado para la mayoría de nuestras bodegas, ya que son muy pocas las que todavía hoy no han comprendido, y asimilado que, lejos de ser un factor diferenciador con el que abordar el mercado, la calidad es un requisito mínimo exigible a todo aquel que aspire a comercializar un vino. Calidad siempre ligada, lógicamente, al precio del producto, pero que en términos generales bien podríamos definir como aquel producto exento de cualquier defecto.

A pesar de ello, el excelente estado sanitario en el que han llegado las uvas a los lagares de las bodegas han propiciado que términos generales podamos decir que disponemos de una cosecha 2016 excelente, quizás algo más corta de grado de lo que sería lo normal, pero con parámetros que anuncian las máximas calificaciones en un gran número de nuestras denominaciones de origen.

Calidad que ha venido acompañada de cantidad. Pues si bien en las primeras semanas de vendimia las excelentes estimaciones de cosecha que se barajaban cuando la uva todavía no había llegado al envero y que apuntaban a que pudiéramos tener que enfrentarnos a una cosecha histórica se vinieron abajo, llegando a situarla por debajo de la del pasado año; los datos de las declaraciones realizadas en el INFOVI señalan que no solo esto no se ha producido, sino que incluso ha resultado superior, y aunque no es posible conocer con exactitud todavía de cuánto volumen estamos hablando, cuarenta y seis, incluso cuarenta y siete millones de hectolitros, podría ser una buena referencia sobre la que nuestras bodegas están planificando sus campañas.

La entrada en producción de un importante número de hectáreas, especialmente en Castilla-La Mancha pilló completamente descolocados a los mismos viticultores que se mostraron sorprendidos por la cantidad que finalmente llegaba a las bodegas.

Pero si imprescindible es recuperar el consumo interno para una rehabilitación del sector, lo que nos ha salvado (y seguirá haciéndolo) es el mercado exterior, donde la globalización del comercio vinícola juega a nuestro favor y en el que tenemos grandes posibilidades. Pequeños cambios en el mix de producto que nos permitan disfrutar de una pequeña parte del valor añadido de nuestros vinos serían suficientes para abordar la gran asignatura pendiente que tiene el sector y que se llama “precio de la uva”. Si queremos contar con un sector potente es ineludible aumentar sus precios y eso solo es posible hacerlo si vendemos más caro.

Así es que aquí va nuestro deseo para 2017.

Felices Fiestas.

Mercados 22-12-16

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en PDF adjunto.

Llegan nuevas añadas de los vinos de Pago de Carraovejas y de Ossian

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Un año más y tras 25 vendimias, llegan al mercado las nuevas añadas de los vinos de Pago de Carraovejas y Ossian Vides y Vinos. En esta ocasión presentamos el Pago de Carraovejas Crianza 2014 (D.O.P. Ribera del Duero) y Pago de Carraovejas Anejón 2012 (D.O.P. Ribera del Duero). Mientras que de Ossian llegan al mercado Quintaluna 2015, Ossian 2014 y Capitel 2014, todos ellos amparados por la D.O.P. Rueda y que suponen una de las máximas expresiones de la uva Verdejo de la provincia de Segovia y de toda España. Vinos todos ellos que transmiten los valores de la familia Ruiz Aragoneses. Desde la bodega indican que en esta nueva campaña no han elaborado ni el Pago de Carraovejas Reserva, ni el Cuesta de las Liebres, al considerar que las añadas correspondientes no cumplían el alto nivel de exigencia que requieren estos vinos. Muestra de su compromiso con la calidad.

Llega al mercado la añada 2015 de Pruno, de Finca Villacreces

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Ya está en el mercado la nueva añada (2015) del tinto Pruno (D.O.P. Ribera del Duero), un año despúes de que el crítico Robert Parker lo señalara como el “mejor vino relación calidad-precio del mundo”. El vino procede de la finca Villacreces (64 ha), ubicada en pleno corazón de la Ribera del Duero, de suelos pobres y de contrastes, bañados por el río Duero. De la añada 2015 tan solo se han elaborado 418.510 botellas de un vino que aúna un 90% de Tinta Fina y un 10% de Cabernet Sauvignon. Finca Villacreces ha establecido un sistea de gestión de la demanda por cupos. El vino presenta un brillante color picota intenso. En nariz despliega aroma a frutas rojas, con entrada golosa y dulce; mientras que la boca refuerza las sensaciones olfativas y muestra fruta madura, conjugada con raíz de regaliz y notas más torrefactas y  de tofee, propias de su paso por barrica (12 meses en roble francés).