Topic:

BioSystems investiga, desarrolla e innova para el laboratorio de enología

 Publicado el por BioSystems (colaborador)

 (photo: )

BioSystems S.A. investiga, desarrolla, fabrica y comercializa sistemas de análisis para los laboratorios de todo el mundo. Desde 1981 lanza nuevos productos al mercado y mejora significativamente la operatividad y velocidad de los existentes, reduciendo los costes y el tiempo invertidos por los usuarios.

El 25% de la plantilla de BioSystems dedica sus esfuerzos a I+D+i. Para ofrecer un sistema analítico único, completo y validado un equipo humano altamente cualificado trabaja en las dos grandes áreas de desarrollo de la empresa: reactivos (químicos y enzimáticos) y analizadores (automáticos y semiautomáticos).

Este afán por satisfacer las necesidades de los mercados le ha permitido recientemente presentar 2 nuevos kits y un nuevo analizador:

Dióxido de Carbono (CO2)

Presentado en el “Concurso de Novedades Técnicas” convocado por Enomaq-Oleomaq 2017, por el que se le otorgó el único premio a la innovación en el laboratorio enológico, este nuevo kit permite la determinación de Dióxido de Carbono, gas natural producido durante la fermentación y que se encuentra disuelto en los vinos.

Aunque gran parte del CO2 se pierde durante los procesos mecánicos que sufre el vino en la bodega, una cuidadosa manipulación y unas bajas temperaturas pueden minimizar las pérdidas.

El CO2 tiene efectos directos sobre el olor y gusto del vino, puede potenciar la frescura y acidez en boca, atenuando la dulzura. Pero también puede intensificar amargura y astringencia.

Acidez Total

La acidez total es la suma de los ácidos valorables que contiene el vino o el mosto, como el ácido málico, ácido tartárico, ácido láctico, etc., excepto el ácido carbónico y el ácido sulfuroso.

Este nuevo reactivo determina la acidez total expresada como g/L de ácido tartárico. Los ácidos de la muestra modifican el pH en la mezcla de reacción que, en presencia del indicador azul de bromotimol (BTB), pueden ser medidos espectrofotométricamente.

El papel de la acidez total es muy importante ya que influye directamente en la elaboración y posterior conservación del vino, inhibiendo el desarrollo de microorganismos, también en el gusto y aroma, dando vinos apagados y planos en su defecto o con aristas y agresivos en su exceso. En cambio, una acidez adecuada conducirá a un vino redondo y potenciará sus aromas presentes, además de influir en un mayor o menor tono rojo.

BA400

En cuanto a los analizadores del sistema EnologY, BioSystems ofrece equipos adaptados a todas las necesidades del mercado, desde el fotómetro Y350, pasando por los conocidos analizadores automáticos Y15 e Y25, hasta llegar al nuevo analizador BA400 que ya ha sido validado por algunos de los laboratorios enológicos más prestigiosos  de España.

Este nuevo analizador es capaz de procesar 400 resultados por hora, con 3 brazos y 2 agitadores funcionando a la vez en ciclos de 9 segundos, estación de lavado automático de cubetas, nuevo banco óptico de LED, 135 posiciones de muestra y 88 de reactivos refrigerados y nuevas bombas cerámicas que mejoran muy significativamente la repetitividad y permiten reducir volúmenes de muestras y reactivos reduciendo los costes operativos.

Con estas nuevas incorporaciones al portfolio, BioSystems S.A. se reafirma como el mayor fabricante de reactivos enzimáticos y químicos e instrumentos automáticos para el sector vitivinícola. La producción propia, el constante esfuerzo de los departamentos de I+D, la comercialización a escala mundial y una atención al cliente tecnificada y eficaz llevada a cabo por una cuidada red de distribución, le confieren un reconocimiento como marca de prestigio en los principales mercados enológicos del mundo.

Más información en www.biosystems.es

‘Podemos cubrir las necesidades analíticas del enólogo actual’

 Publicado el por GAB Sistemática Analítica SL (colaborador)

La firma ofrece un servicio integral y de apoyo en la analítica para enología. (photo: )

La firma ofrece un servicio integral y de apoyo en la analítica para enología.

Actualmente los servicios más demandados por parte de las bodegas son los relacionados con laboratorio, principalmente los de análisis, bien por comodidad para el enólogo, o bien sea por segundas opiniones o por falta de medios. GAB Sistemática Analítica ofrece una atención personalizada para cubrir de forma oportuna las necesidades del enólogo.

Debido a la investigación en el sector, el vino y el enólogo han sufrido una rápida evolución en poquísimos años y gracias a las nuevas generaciones de consumidores y nuevos mercados han aparecido productos más vanguardistas que al final se convierten en nuevas tendencias de consumo. “A todo esto, a nivel analítico también se ha mejorado mucho y esto nos hace ser más exigentes por lo que a día de hoy se pueden cubrir esas necesidades que requiere el enólogo actual”, explica Lluis Garcia, responsable de producto y ventas de la firma.

Hay que tener presente que, el aumento de inspecciones necesarias para cumplir con las certificaciones y normativas de calidad (ISO, APPCC u otro tipo), contar con unos servicios analíticos fiables es esencial.

Innovación y mejora medioambiental

Además, junto a la fiabilidad y asesoramiento, la innovación es otro de los ejes de desarrollo de GAB, un ejemplo de ello es uno de sus últimos lanzamientos, el Volatímetro GT con refrigerante que no gasta agua (el principal consumo en un laboratorio). Garcia señala que la idea para el Volatímetro GT de GAB “nació de la necesidad”. “Hace unos años, a raíz de una de las mayores crisis de sequía comenzamos a plantearnos el no depender del agua. Por otro lado, al hacer una visita a un cliente europeo para mostrarle el funcionamiento de nuestros equipos, al abrir el agua, nos preguntó al segundo si realmente era necesario ese gasto”, comenta.

Volatímetro GT de GAB.

Volatímetro GT de GAB.

Detalle del nuevo Volatímetro GT.

Detalle del nuevo Volatímetro GT.

Ese fue el detonante para la creación del primer prototipo. Hay que tener en cuenta que si un análisis dura unos 10 minutos y se gasta 1 litro por minuto, el gasto se eleva a 10 litros por análisis. Con 10 análisis al día, ¡el gasto estaría ya en 100 litros de agua/día! GAB ha conseguido un sistema refrigerante que no consume ni una sola gota de agua. Pero sus ventajas van más allá del valor añadido de su vertiente ecológica, puesto que como no depende de un desagüe, puede situarse y trabajar desde el espacio que más le convenga de su laboratorio, tan solo requiere de un punto de conexión a la red eléctrica y es conectar y trabajar.

“Lo que más nos fascina es que una idea tan sencilla aporte tantos beneficios. Ahora podemos decir que somos el primer fabricante que lo ha desarrollado e incorporado en un equipo enológico”, valora Lluis Garcia.

Aunque los equipos de maquinaria analítica de las bodegas españolas están cada vez más actualizados, desde GAB se recomienda mantener el parque de instrumental renovado, puesto que si se mantienen instrumentos desfasados la bodega “no podrá adaptarse a las nuevas metodologías”. “Afortunadamente hemos recibido halagos por parte de bodegas que renovaron sus equipo tras nuestro consejo e incluso nos han querido agradecer en persona lo bien que les ha ido esa renovación”, comenta el responsable de producto y ventas de GAB.

Más información en www.gabsystem.com

Centrolab: diez años al servicio de los enólogos

 Publicado el por Centrolab (colaborador)

Más de una década de experiencia profesional avala el trabajo de Centrolab en el sector del vino.  (photo: )

Más de una década de experiencia profesional avala el trabajo de Centrolab en el sector del vino.

Las bodegas y elaboradores, así como el sector de la distribución y comercialización de vinos tienen una necesidad cada vez más elevada de tener controlados sus productos y procesos de elaboración. Los mercados y la reglamentación técnico-sanitaria, son cada vez más exigentes y rigurosos. Para poder cumplir con estas exigencias es fundamental controlar los parámetros organolépticos (cata), químicos y microbiológicos de los productos  elaborados y fabricados.

Para realizar un trabajo de ensayo preciso, fiable y riguroso las empresas deberían contar con personal técnico especializado, así como el instrumental necesario que supone unos costes desproporcionados para las mismas y los niveles de aprovechamiento de estas grandes inversiones son muy bajos. Por otro lado, las administraciones son cada vez más exigentes con la calidad de los resultados obtenidos por los pequeños laboratorios de las bodegas y estos deben cumplir un mayor número de requisitos para permanecer abiertos. Es por eso que el sector se orienta por externalizar sus analíticas a través de un laboratorio independiente como es Centrolab.       

Centrolab es un laboratorio enológico que comenzó su actividad en 2006, que lleva acreditado desde 2011. Por tanto, es ya una década de experiencia en el sector y con más de 160.000 muestras analizadas en ese periodo. En octubre de 2014 además de la auditoría anual obligatoria por parte de ENAC, se llevó a cabo un incremento del alcance de la Acreditación con la incorporación de nuevos elementos a la cartera de parámetros acreditados.

Asimismo, en octubre de 2015, junto a la preceptiva auditoría anual, se volvió a incrementar la cartera de parámetros acreditados. Por tanto, ya se tiene casi una veintena de parámetros acreditados, para vinos y para mostos. Por parte de Centrolab existe la intención y el compromiso de ir incorporando nuevos parámetros acreditados a nuestra cartera de servicios analíticos, como parte de su proceso de mejora continua. El objetivo es ser uno de los laboratorios enológicos con uno de los alcances de acreditación ENAC más amplios en el sector agroalimentario.

Otra característica de las analíticas y métodos de trabajo de Centrolab es que se basan en métodos oficiales o metodología publicada por la OIV, que se sustentan en análisis químico directo, huyendo de este modo de análisis indirectos que, aunque más rápidos, también tienen mayor grado de error e incertidumbre. Este punto tiene una importancia capital, y es muy valorado por los profesionales de la enología, que siempre necesitan la máxima precisión y fiabilidad.

La incorporación y renovación de equipos es constante. Cabe destacar en este sentido la reciente incorporación de un cromatógrafo de gases-FID, y un ICP (plasma de acoplamiento inductivo) para el análisis de metales con la máxima precisión. En próximas semanas también llegará un nuevo cromatógrafo de gases-mases para el análisis de componentes volátiles.

En Centrolab trabajamos con clientes de las principales zonas vitivinícolas de toda España: Castilla-La Mancha, Ribera del Duero, Galicia, Utiel-Requena, Jumilla, Yecla, Rioja, Cataluña, etc y de forma puntual también hay clientes en Francia y Portugal.

Más información en www.centrolab.es y/o en el teléfono 925 140 493

TDI, la gama más amplia del mercado

 Publicado el por Tecnología Difusión Ibérica SL (TDI) (colaborador)

 (photo: )

Tecnología Difusión Ibérica, S.L. empresa especialista en analizadores y reactivos enológicos desde 1986 ha centrado su actividad durante estas tres décadas en afianzar el mercado nacional e internacional con una extensa gama de analizadores, tanto infrarrojos como químicos, así como una amplia gama de reactivos  y patrones, convirtiéndose en un referente de calidad y profesionalidad en técnicas de análisis enológico.

TDI es una empresa con identidad propia y en crecimiento continuo ya que no únicamente fabrica y vende productos de alta calidad contrastada, también aporta un valor añadido ofreciendo un servicio post venta y un asesoramiento continuo adaptado a cada cliente.

TDI es la única empresa en el mundo dedicada exclusivamente a hacer material enológico. Tiene la cartera de productos más amplia del mercado, donde destacan sus analizadores químicos MIURA y los analizadores por infrarrojos BACCHUS 3.

A este material se suman otros analizadores como el CRIOSMART (control de estabilidad tartárica), el ENO 20 (detección del SO2L y SO2T), el ATP 3000 (detección de pH y AT a gran cadencia) y el ALCOQUICK (NIR para alcohol y densidad). Cabe destacar su sistema de filtración rápida en recepción de vendimias MOSTONET®, elemento indispensable para el IRTF en análisis de mostos.  A todos estos analizadores se debe añadir su amplia gama de reactivos y patrones.

Este mes de marzo ha introducido en su catálogo un nuevo titrador, FLASH, diseñado para realizar la gama más amplia de valoraciones potenciométricas. Gracias a este instrumento se pueden efectuar análisis de pH, acidez total y SO2 de forma simple y precisa.

Esta equilibrada variedad de su catálogo es suficiente para satisfacer la mayoría de las necesidades habituales en enología, lo que permite a los clientes encontrar la mejor solución a su problema analítico.

Más información en www.tdianalizadores.com

Selección de uva y su destino en función de parámetros con el método Cromoenos

 Publicado el por BIOENOS SL (colaborador)

Figura 3. (photo: )

Figura 3.

El método Cromoenos no solo informa del estado de madurez de la uva, sino que se anticipa, y conecta la alarma para poder intervenir, para evitar el bloqueo de la maduración de la uva. También permite hacer un historial de la evolución de la maduración en cada viñedo, donde registramos los valores numéricos del índice de madurez, que son objetivos y comparables campaña a campaña, y nos informa de la capacidad del suelo de cada pago para resistir las situaciones de estrés que pueden provocar la parada de la maduración fenólica.

Se ha comprobado como la evolución del índice de madurez va marcando el estado de maduración óptimo para cada perfil aromático de vino, e indica fundamentalmente la calidad de los taninos, sirviendo al enólogo de herramienta para seleccionar las uvas, elegir el momento idóneo de vendimia y planificar el tipo de vinificación que debe hacer con la uva analizada. Como no todas las uvas pueden llegar a alcanzar la madurez óptima, podemos realizar el análisis Cromoenos, a la entrada de la bodega, y poder orientar cada partida a su vinificación específica.

Índice de madurez con el método Cromoenos

En siete minutos el método Cromoenos permite conocer:

- La Intensidad de Color del vino obtenido con las uvas: CPFA (después de la Fermentación Alcohólica), CPFML (después de la Fermentación Maloláctica) y CPE (Color Estable después del tratamiento por frío, corregido con sulfuroso (3 gr/hl) y ajustado a pH 3,50).

- La calidad de los taninos: si son vegetales, astringentes o suaves y dulzones. Desde que empezamos con el método Cromoenos (1998), hemos comprobado con catas de uvas y de los vinos que, conforme la uva madura (y evoluciona del tanino vegetal al suave), el Índice de Madurez Fenólica va disminuyendo hasta alcanzar el valor óptimo de 1,5 que es, precisamente, el punto en el que se alcanza el valor máximo de Color Probable CPE. Por otra parte, hemos verificado que, si bien, el contenido en IPT de los vinos aumenta, el SPI (Índice de Proteína Salivar), que mide la intensidad de la astringencia, experimenta un máximo en torno a IMF 1,65 (hay gran concentración de taninos pero no están suaves), para luego ir disminuyendo lentamente hasta alcanzar un mínimo en torno a IMF de 1,50. Cuando comparamos el ratio SPI/IPT, que mide la parte de taninos que son astringentes frente al Índice de Madurez Fenólica, observamos una gran correlación (ver Figura 1).

Figura 1.

Figura 1.

- El perfil aromático del vino: si tendrá carácter herbáceo, de fruta fresca o de fruta madura. Donde también el Índice de Maduración IMF está correlacionado con las concentraciones en 4MMP, 3-MOH, AMOH y los precursores aromáticos. Conforme el IMF disminuye se ha verificado que el contenido en IBP (isobutil pirazina) disminuye, que es un marcador de los aromas vegetales.

La información procede de una muestra muy amplia del viñedo, desde 300 a 1.000 gramos de muestra, y no de 10 gramos (degustación de uvas), por lo que la muestra es muy representativa de la viña.

Se obtienen directamente los valores de antocianos a pH1 (totales) y los antocianos extraíbles a pH 3,20 y el porcentaje de taninos procedentes de la pepita %MP del método Dr. Glories.

Los resultados son numéricos y se pueden registrar para cuantificar, valorar y hacer históricos comparables año tras años, que permiten comparar las buenas añadas y tener un buen guión para conducir el viñedo: humedad ambiental, riego, equilibrio foliar, etc.

Se realiza con material de laboratorio habitual y equipos económicos. No se precisa personal cualificado.

Todo ello frente a la degustación de uvas que requiere personal cualificado y entrenado, es un método subjetivo, se parte de un número de bayas por muestra poco representativo de la viña y ofrece datos difíciles de registrar y de cuantificar (ver Figura 2).

Figura 2.

Figura 2.

El método Cromoenos es una herramienta eficaz para valorar la calidad de la uva. Permite controlar el momento de vendimia óptimo con la máxima Intensidad de Color Potencial estable y el menor índice de verdor de los taninos. Ello posibilita pagar las uvas en función de los puntos de color y de la calidad de sus taninos, valorando el Índice de Madurez Fenólica IMF. Se pueden detectar granos de uva demasiado maduros, pasificados por la deshidratación, con un GAP elevado y un alto valor de color probable CP, pero con un IMF >3,5 que revela el contenido en taninos inmaduros (verdes y astringentes).

Est también una herramienta eficaz para visualizar la vinificación con precisión. Con los datos de IMF, CP e IPT P, medidos en la maduración, podemos visualizar la estructura tánica del vino, y el perfil aromático, y poder diseñar la vinificación, que o bien corrija los defectos que presente la uva, o que extraiga con arte todo el tanino y aroma de calidad que aporta la uva.

Como norma general, un IMF >1,7 nos orienta a vinificar evitando la extracción de taninos verdes astringentes (maceración fría, o maceración a 78ºC, o maceración corta) y tener previsto un programa de microoxigenación que combine los taninos verdes a los antocianos. En Tempranillo con IMF 1,65 obtención de fruta fresca.

Con IMF

Los valores de CP después de la fermentación alcohólica, junto con el valor de CP estable permiten al enólogo prever el descenso de color y poder diseñar el plan de microoxigenación a fin de estabilizar la Intensidad Colorante.

Indicador en viticultura

Cuando estamos en la etapa de maduración, podemos ver la planta sin presentar síntomas visibles significativos de sufrir un episodio de estrés hídrico y, sin embargo, con el análisis del IMF podemos detectar una parada, un estancamiento en sus valores, que suelen ir acompañados de una parada del valor de color probable CPE. Este dato es una alarma para iniciar el riego y evitar un estrés irreversible.

Figura 3.

Figura 3.

Si el viñedo está en secano, la planta está equilibrada de hoja respecto a su producción y la previsión climática inmediata informa de que vamos a estar por encima de los parámetros críticos de humedad relativa
Si no se dan estas circunstancias y en el siguiente control el IMF empieza ligeramente a subir y el CPE a bajar, estamos entrando en una fase irreversible y, para ello, si no hay riego, y si es factible, se puede pasar con el tractor añadiendo agua pulverizada cuando amanece, que es el momento de máxima apertura de estomas y observar si entre la estructura del suelo y el agua aportada evitamos el bloqueo irreversible. Cada suelo tiene sus curvas y determina el potencial para ser capaz de hacer madurar las uvas a su grado óptimo (ver Figura 3).

Más información en www.bioenos.com