Topic:

Buena acogida de la extensión de norma para financiar las actuaciones de la Interprofesional

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Jaime Palafox. (photo: )

Jaime Palafox.

La aplicación de la denominada extensión de norma en el sector vitivinícola, que legalmente obliga a las empresas y bodegas a aportar fondos para financiar las actuaciones de la Organización Interprofesional del Vino de España (IVE –antes OIVE) está siendo bastante esperanzadora, a juzgar por los primeros datos, aún provisionales, del primer trimestre de recaudación (agosto-octubre) de la campaña 2016/17.

En este periodo, según el director gerente de la IVE, Jaime Palafox, más de la mitad de las bodegas y empresas del sector habrían contribuido con un 70% del importe de financiación previsto con la derrama aplicada, lo que en cifras se traduce en principio en alrededor de unos 1,4 millones de euros, que irán en aumento y que sirven ya para poder llevar a cabo las primeras actuaciones previstas para empezar a cumplir los objetivos por los que se creó esta organización interprofesional de ámbito estatal.

A continuación, información para suscriptores.

Casi 4 de cada 10 hectáreas de viñedo en España percibieron ayudas para la reestructuración entre 2001 y 2016

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Viñedo joven. (photo: )

Viñedo joven.

La aplicación de la medida de reestructuración y reconversión de viñedo, que se inició tras la aprobación de la Organización Común de Mercado (OCM) del Vino de 1999, luego con el Plan de Apoyo sectorial 2009-2013 y el posterior y aún vigente 2014-2018, ha supuesto la percepción por el sector vitivinícola de 2.098 M€ de fondos comunitarios para la mejora y modernización de 375.542 hectáreas de superficie de viñedo.

Según el último informe del Ministerio de Agricultura, la superficie donde se ejecutaron estas medidas representa algo más del 39% de la superficie plantada total de viñedo en nuestro país, que a fecha de 31 de julio de 2016 era de 959.535 hectáreas, aunque con bastante heterogeneidad según Comunidades Autónomas.

A continuación, información exclusiva para suscriptores.

La apuesta de Bodegas Torres por el enoturismo ‘de experiencias’ tiene recompensa

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: Blai Carda / GLOBAL IMAGE)

Bodegas Torres ha recibido el premio a la ‘Mejor experiencia enoturística’ –‘Best Wine Event’– en los Wine Tourism Awards que celebra ‘Drinks International’, la prestigiosa revista británica dedicada al mundo del vino y los destilados. Concretamente, la bodega familiar situada en Pacs del Penedès ha sido distinguida por las dos actividades singulares que ofrece en época de vendimia.

El jurado ha destacado la originalidad de las propuestas y las ha calificado de “fantásticas”, “experienciales” y “educativas”, según publica la revista en su número de febrero y en su página web. ‘Mañana de vendimia’ consiste en un taller para conocer el proceso de elaboración del vino, desde que se cosecha la uva hasta que llega a la copa, mientras que la segunda actividad premiada, ‘De la cepa a la copa’, es una cata sensorial a pie de viña que permite profundizar en el conocimiento de las variedades, catando primero el fruto y después el vino elaborado con esa variedad.

Los Wine Tourism Awards, premios de referencia que promueven y reconocen la excelencia e innovación en enoturismo, han distinguido a Torres en cuatro ocasiones, tres como ‘Experiencia más innovadora’ y en la edición de este año como ‘Mejor experiencia enoturística’. Unos reconocimientos que demuestran sin duda la capacidad del equipo de enoturismo de Bodegas Torres, formado por unas treinta personas, de crear continuamente experiencias originales e innovadoras que sorprendan a los visitantes.

En su centro de visitas, Torres ofrece más de veinte actividades en torno al mundo del vino para todo tipo de visitante en 8 idiomas. En 2016, recibió cerca de 100.000 visitantes de más de 80 nacionalidades distintas. La bodega promociona activamente el enoturismo en el Penedès con iniciativas como La Carretera del Vi, una propuesta que aglutina 13 bodegas situadas sobre el trazado de una antigua vía de comercio romana que va del interior a las costas del Garraf.

 

 

Por un futuro más ordenado

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

Si bien todavía es necesaria la ratificación por parte de los 38 parlamentos nacionales y regionales de los Estados Miembros de la Unión Europea, la aprobación por el Parlamento Europeo del Acuerdo Económico y Comercio Global (CETA) con Canadá supone un importante paso adelante en la aspiración del sector vitivinícola de mejorar la exportación de vino hacia ese país norteamericano. Así como el fortalecimiento de las Indicaciones Geográficas Protegidas (I.G.P.). No viene a suplir los importantes problemas que pudieran surgir de la nueva administración Trump en EE.UU., pero supone un paso de gigante en la presencia y respeto del modelo vitivinícola europeo en esa parte del mundo.

Y es que exportar se hace más necesario que nunca. Con una superficie contenida, pero cuyos rendimientos medios crecen a pasos agigantados como consecuencia de la entrada en producción de las miles y miles de hectáreas reestructuradas y reconvertidas, el potencial de producción español supera claramente los cincuenta millones de hectolitros. Mientras su consumo, más contenido que las superficies, apenas consigue dar muestra de una tímida recuperación en el mix de producto, pero con un volumen que no alcanza los diez millones de hectolitros.

Elaborar productos de origen vitivinícola como mostos, alcoholes o vinagres, son cuestiones a las que no le prestamos la atención que merecerían, ya que nuestra calidad y competitividad nos colocan la cabeza del mundo en estos productos. Pero nos sigue faltando una mínima armonización entre oferta y demanda que asegure explotaciones rentables gracias a precios estables. Y, a diferencia de lo que pudiera parecer, esto no se soluciona acordando precios, o concentrando oferta. Esto se soluciona con condiciones claras en la producción de uvas, a las que se les limite su acceso al sector vinícola por exceso en sus rendimientos. Algo así como lo que ha anunciado que hacía alguna de las regiones españoles que más se juega en todo este envite, pero que no dejaba de ser un brindis al sol dados los límites establecidos y los verdaderos, no los declarados, objetivos perseguidos con esa medida.

Café en cápsulas por brandy

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

Cada cinco años, el Instituto Nacional de Estadística (INE) revisa a fondo los bienes y servicios que componen la cesta de la compra, así como su ponderación a la hora de calcular el Índice de Precios al Consumo (IPC). Pues bien, el dato que acabamos de conocer, correspondiente al mes de enero 2017, ya no contempla al brandy entre sus productos, y sí las cápsulas de café en monodosis, los juegos de azar o incluso la música y video online…

¿Es muy importante esto para el sector del brandy? Pues no. Parece bastante claro que el hecho de que esta bebida espirituosa, cuyo origen se encuentra en el vino, ya no forme parte del cálculo de la cesta de la compra no va a afectar para nada en su consumo per cápita, ni en precio. Pero sí pone de manifiesto lo que ya todos sabemos, y es que el consumo de brandy en España ha caído de manera estrepitosa. Y eso sí es preocupante.

Primero por lo que supone de pérdida de colocación de la producción vínica, pues a este sector de destilación llegamos a destinar más del doble del que lo hacemos en la actualidad. Segundo, porque al contrario de lo que ha sucedido con otras bebidas espirituosas que han sabido hacerse un hueco, ¡y qué hueco en el caso de algunas como la ginebra o el ron!, el brandy ha mantenido la imagen de “bebida de viejos”, que muchos jóvenes hacen extensiva a todas las bebidas de origen vínico. Y eso no es que sea preocupante, es que es fundamental cambiarlo si queremos recuperar una pequeña parte del consumo que nos hemos dejado en el último medio siglo.