Topic:

Abadal, un enclave único entre viñedos

 Publicado el por Abadal (colaborador)

 (photo: Abel Vilches Prat)

Vinculados al mundo del vino desde hace más de ocho siglos, Abadal está ubicada en Santa Maria d’ Horta d’ Avinyó, una localidad situada en el corazón del Bages, a poca distancia de Barcelona, en un entorno único que cautiva por su belleza y su singularidad. Abadal es una bodega familiar nacida de la vocación de elaborar vinos que expresen la singularidad de su paisaje: viñedos en terrazas rodeadas de bosque, variedades tradicionales únicas (Picapoll y Mandó como principales exponentes) y suelo de arcilla con fuerte presencia de piedra. En su apuesta por el territorio como camino de diferenciación e identidad, la bodega trabaja para afianzar la tradición vitícola del Bages con innovación y modernidad.

Paisaje, historia, vino y gastronomía se fusionan en la propuesta enoturística de Abadal, entre la que destacan actividades como la Visita Gourmet, una visita realizada con total exclusividad para grupos reducidos, que permite disfrutar de los mejores vinos de Abadal en un espacio único y privilegiado de la bodega. El Silencio entre Viñedos, una original experiencia para dos personas para disfrutar del paisaje, la compañía y el vino en un entorno único y natural. O la Ruta de las Barracas de Viña, que combina paisaje, naturaleza y patrimonio histórico. Asimismo, este año organizan la 4ª edición del Abadal Christmas Market & Wine Experience, una iniciativa ya consolidada creada con una rica y cualitativa oferta gastronómica donde el vino, la gastronomía y la Navidad son los protagonistas. En este sentido, y como reconocimiento a su propuesta de enoturismo, en 2018 fueron galardonados con el Premio de Enoturismo de Cataluña a la Mejor Experiencia Enoturística.

Abadal

08279 Santa Maria d’ Horta d’ Avinyó (Barcelona)

Información y reservas de enoturismo:

+34 666 732 969

visita@abadal.net · www.abadal.net

ENATE, una experiencia en torno al vino y el arte

 Publicado el por Bodega ENATE (colaborador)

 (photo: Luis Arino Esteban 34974312152)

Tierra, tradición, arte, vanguardia… Bodega ENATE y sus viñedos resumen su misma esencia: el arte del vino, el vino del arte. Perteneciente a la D.O.P. Somontano, es hoy una de las bodegas más importantes de España. Una bodega moderna en la que el diseño es parte de su arquitectura, de sus etiquetas y de sus vinos. El concepto de calidad en ENATE no se detiene en el vino, sino que su filosofía busca distinguirse a través de su inescindible maridaje con el arte contemporáneo, esencia de su carácter. Hoy, ENATE es bodega y museo y cuenta con una completa oferta enoturística que permite descubrir nuevas sensaciones y conocimientos en torno al vino.

A lo largo del año, ENATE organiza visitas guiadas, de lunes a sábados, en español, francés e inglés. La visita incluye un paseo por sus instalaciones, siguiendo el proceso de la uva hasta su transformación en vino, culminando con una visita a su sala de arte, con cuyas obras se visten las etiquetas de sus vinos (Saura, Chillida, Tàpies, Broto…), y una didáctica cata. Esta experiencia puede combinarse con una degustación de vino con jamón ibérico o un menú maridaje en el comedor de la bodega.

Además, ENATE acoge el primer sábado de cada mes diferentes experiencias enológicas a través de catas técnicas que buscan una inmersión en torno a diferentes mundos de sensaciones: a ciegas, con chocolate o turrón, con quesos… Y entre abril y octubre, el visitante podrá combinar la experiencia en bodega con un paseo por sus viñedos, junto al equipo de viticultura.

Más información en:

https://www.enate.es

https://www.instagram.com/bodegaenate

https://www.facebook.com/BodegaEnate

Las Moradas, enoturismo de altura en la Sierra de Gredos

 Publicado el por Las Moradas de San Martín (colaborador)

 (photo: )

Las Moradas de San Martín ha apostado desde sus orígenes por la elaboración de vinos de calidad, utilizando dos de las variedades preferentes de la D.O.P. Vinos de Madrid. La bodega nació para recuperar los viñedos centenarios de Garnacha que se cultivan desde el siglo XII en San Martín de Valdeiglesias, así como la variedad autóctona de Albillo Real. Ubicada en “Pago de los Castillejos”, en este punto confluyen la Comunidad de Madrid con el norte de Toledo y el sur de Ávila, en los aledaños de la Sierra de Gredos que, por su clima y sus especiales suelos, permiten elaborar vinos de gran personalidad y calidad, a través de una viticultura ecológica y natural.

Capaces de plasmar el alma de la Garnacha de este terreno, la bodega ha sabido transmitir que, desde la esencia, sus vinos son “vinos de autor”. De este modo, hace un guiño a nuestra cultura literaria a través de las etiquetas que visten sus vinos con afamados escritores como Lorenzo Silva, Marta Rivera, Ramón Acín, Óscar Sipán, Ángeles Caso, Luz Gabás…

Apasionados de la uva y de la naturaleza, su oferta enoturística gira en torno al paisaje de la Sierra de Gredos, los viñedos de altura y el terruño. Así, Las Moradas ofrece visitas guiadas de lunes a sábado donde conocer el proceso de elaboración de sus vinos naturales, a través de un paseo por el viñedo y una cata de sus vinos. Además, cuenta con experiencias únicas donde disfrutar de la naturaleza: talleres de poda, cata bajo las estrellas, observaciones solares…

Más información:

https://lasmoradasdesanmartin.es/

https://www.instagram.com/lasmoradasdesanmartin

https://www.facebook.com/LasMoradasdeSanMartin

LAUS, enoturismo de naturaleza con los aromas y sabores del Somontano

 Publicado el por Bodega LAUS (colaborador)

 (photo: )

Todo en LAUS gira en torno a la naturaleza. La bodega es como una “isla” dentro de la D.O.P. Somontano, perfectamente integrada en el paisaje. Rodeada de agua, viñedos y flores, mantiene un perfecto equilibrio entre sus formas y el privilegiado entorno en el que se ubica. No es casualidad que su imagen represente la tierra en la simbología yi-king, reflejando así su esencia. Pasear entre sus viñedos, mirando al Pirineo, ayuda a entender mejor la filosofía natural de los vinos de LAUS. Además, la bodega, a través de una de las más modernas construcciones de la comarca, cuenta con una estética que transporta a quien la visita a ambientes orientales. Visitar sus instalaciones de estilo zen, arropada por los viñedos, constituye una experiencia enoturística integral.

Durante el año, de lunes a sábado, LAUS realiza visitas en español, francés e inglés, donde conocer la arquitectura del edificio, el proceso de elaboración del vino y el maravilloso paraje natural que la rodea. La visita finaliza con una cata de tres vinos, con la posibilidad de acompañarla con un aperitivo de jamón ibérico y queso. En época de vendimia, también se puede visitar “el jardín de la bodega”, paseando entre viñedos.

Y con el objetivo de acercarse al público millennial, LAUS ofrece experiencias enoturísticas únicas: actividades de escape, cena y cata bajo las estrellas con observación nocturna, yoga entre viñedos… Además, esta oferta se completa con el Restaurante LAUS, un espacio gastronómico rodeado de naturaleza, donde disfrutar de los aromas y sabores del Somontano.

Más información:

https://www.bodegalaus.es

https://www.facebook.com/BodegaLaus

https://www.instagram.com/bodegalaus

Joaquín Hernández, Director General de Bodegas BSI: ‘Bodegas BSI es la mejor anfitriona del vino de Monastrell y de Jumilla’

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Joaquín Hernández, Director General de Bodegas BSI. (photo: )

Joaquín Hernández, Director General de Bodegas BSI.

La referencia más nítida del enoturismo en Jumilla es Bodegas BSI. Su oferta enoturística es inabarcable: visitas personalizadas a la principal productora de la D.O.P. Jumilla, exposiciones, conciertos, desfiles, cursos, presentaciones, museo propio, actividades familiares… Para esta bodega, pionera en el enoturismo desde hace 30 años, se trata de mucho más que una moda. Es una forma de conectar con su consumidor.

¿Para Bodegas BSI, el enoturismo es una moda pasajera?

Imposible que lo sea. Hay que tener en cuenta que las puertas de Bodegas BSI están abiertas al enoturismo desde hace ya tres décadas. En aquél momento, la cooperativa tuvo una visión de futuro inusual en la época. Apostamos por abrir nuestras puertas a clientes y consumidores con el objetivo de hacerles vivir experiencias en torno al vino. Entonces no se conocía, siquiera, el concepto “enoturismo”, que empezó a utilizarse años más tarde, pero ya teníamos consciencia de que no solo teníamos que elaborar vino, sino que teníamos que ser los mejores anfitriones del vino de Monastrell y de Jumilla. Desde entonces, nuestra oferta enoturística se ha ido ampliando.

¿Cómo se integra el enoturismo en su plan de negocio?

El enoturismo es un pilar fundamental para Bodegas BSI. Hasta tal punto que en nuestro plan de negocio cuenta con un capítulo propio. Lo entendemos como una parte esencial del sector vitivinícola, por eso hacemos una apuesta tan fuerte por el enoturismo. Además, hay que tener en cuenta que en Bodegas BSI el enoturismo está totalmente profesionalizado. Contamos con un departamento propio de Enoturismo, al frente del cual se encuentra Magui Gómez. En total un equipo de seis trabajadores dedicados casi en exclusiva a este departamento, más los trabajadores que se requieren de apoyo, dependiendo de la actividad de que se trate. No hay que olvidar que defendemos que el enoturismo es una herramienta para difundir la cultura del vino, en general, y el de Jumilla, en particular. Somos conscientes de que, entre todos, debemos potenciar esta actividad turística/experiencial para ayudar a desarrollar el sector vitivinícola jumillano. Nosotros así lo entendemos.

¿Qué retorno obtienen de esta actividad?

Buscamos consolidar la relación entre el consumidor, los vinos y el mensaje de Bodegas BSI. Solo nos marcamos una meta en cada actividad enoturística: colmar las expectativas del visitante para que, independientemente de la actividad que se trate (una visita personalizada con cata, un acto cultural de los muchos que llevamos a cabo, o nuestra exitosa actividad de Vendimia en Familia, entre otras) salga totalmente satisfecho. Nuestro equipo consigue que el visitante asocie Bodegas BSI a una experiencia placentera. Además, asumimos la responsabilidad de ser, en muchos casos, la primera toma de contacto de muchos visitantes con la cultura del vino.

¿Cuáles son, a su juicio, sus puntos fuertes en materia enoturística?

La historia de Bodegas BSI se remonta a 1934. Somos la principal bodega en la D.O.P. Jumilla. Contamos con 1.400 ha de los mejores viñedos, de las que más del 80% son de Monastrell plantada en vaso y representamos la mayor extensión de viñedo de pie franco de esta variedad. Con ese legado, la experiencia enoturística está garantizada. Además, contamos con el mejor equipo de profesionales y una oferta diversa. Son grandes bazas que jugamos en el terreno enoturístico teniendo siempre presente la responsabilidad con nuestro legado y con el medioambiente. Tenemos instalaciones, equipo, capacidad y flexibilidad para ofrecer visitas y experiencias de calidad, a medida, con las que trasladar a cada visitante nuestro amor por la tierra y el vino. Todo eso se ve reconocido. En primer lugar, por los propios visitantes; pero también por operadores turísticos, como la plataforma turística Groupon, que nos ha reconocido como “uno de sus mejores socios”, al haber acreditado una satisfacción media de los visitantes de más de 4,5 estrellas sobre cinco posibles.

Y todo ese legado del que habla también tiene su cristalización en su museo, ¿no es así?

Efectivamente, gracias a que Bodegas BSI ha pertenecido a sus socios desde su constitución, en 1934, nos ha sido posible conservar un rico patrimonio cultural e histórico. Para ponerlo en valor contamos, desde hace años, con un museo propio en la bodega en el que el visitante descubre usos y costumbres vitivinícolas de Jumilla, a través del bagaje conservado y protegido durante décadas por las familias que configuran el capital humano de BSI. El museo de Bodegas BSI recibe la visita de miles de personas cada año, que ven satisfecha su curiosidad por la variedad Monastrell y todos los procesos que se emplean desde su cultivo en viñedo, hasta su mágica transformación en vino. Para ello, se han conservado y recuperado objetos, enseres y maquinaria de varias épocas. Se trata de un museo “vivo”, que crece y evoluciona con el paso del tiempo, siguiendo la evolución del sector vitivinícola y la rica cultura que le acompaña.

¿Cuál es el perfil del visitante de Bodegas BSI?

Damos la bienvenida cada año a miles de visitantes. La oferta enoturística de BSI atrae a infinidad de perfiles de visitantes. Nacionales y extranjeros, en grupo organizado, en pareja, familias… Con contacto previo o no con la cultura del vino. Nuestro departamento de Enoturismo analiza esos perfiles para ofrecer una experiencia integral acorde a sus expectativas.

¿Qué potencial de crecimiento/diversificación tiene el enoturismo en BSI?

Todo y más. Vamos añadiendo actividades enoturísticas, año tras año. Sometemos nuestra oferta de experiencias a una rigurosa evaluación continua y atendemos con detalle a la respuesta que obtenemos de nuestros consumidores y visitantes. Uno de los “lastres” del enoturismo, en general, es la marcada estacionalización, por eso apostamos por diversificar y planificar experiencias en diferentes campos, siempre dándole al vino y su cultura el protagonismo. El enoturismo es dinámico, por eso tenemos un elevado índice de repetición. Quien prueba el enoturismo en Bodegas BSI, repite.

La tríada: Jumilla, enoturismo y BSI, ¿forma una buena combinación?

Sin duda. El vino es un alimento que no se entiende sin su origen y que alcanza su máxima expresión en combinación con la cultura y la gastronomía de la que forma parte. No tendría sentido potenciar el enoturismo para “vender” solo la imagen de BSI. Tenemos que ser embajadores de la Monastrell, de Jumilla y del Altiplano murciano. Para ello contamos con acuerdos con agencias turísticas, trabajamos codo con codo con la Ruta del Vino, realizamos actividades en cooperación con la hostelería de la zona, el Ayuntamiento de Jumilla…

¿Qué le diría a quien no haya visitado todavía Bodegas BSI?

Que le esperamos con los brazos abiertos, para ser su “cicerone” particular en la cultura y las experiencias vitivinícolas, gracias a nuestros 85 años de historia. Con nosotros descubrirá la esencia de la Monastrell y también otro de nuestro gran tesoro, como es el aceite de oliva virgen extra, gracias a nuestras experiencias de oleoturismo.

Más información en enoturismo@bsi.es, 968 780 700 y redes sociales de Bodegas BSI