Topic:

El vino Haragán 2014, seña de los nuevos tiempos de Pago Los Balancines

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

De los viñedos de Oliva de Mérida (Badajoz) de Pago Los Balancines nace este Haragán 2014 (primera añada en el mercado). Se trata de un vino elaborado 50% con Tinta Roriz (el clon portugués de la Tempranillo) y 50% con Garnacha Tintorera, plantadas en parcelas de secano y en vaso, con influencia de vientos procedentes de Portugal. El vino ha sido criado 15 meses en roble francés. De color granate y reflejos violáceos. Muestra una nariz dominada por la fruta silvestre de buena maduración, ciertas notas licorosas y balsámicas. Presenta un perfil especiado y de ricas maderas fragantes (palosanto), con un fondo ahumado y mineral. En boca se revela potente, carnoso, con excepcional textura, taninos firmes, buena acidez cítrica, apuntes florales y minerales. Con un final largo y equilibrado. Como señalan desde la propia bodega Haragán 2014 cierra un ciclo e inaugura otro aún más prometedor. Es el abanderado de los nuevos tiempos de Pago Los Balancines.

Bodegas Muga, Premio a la Empresa Familiar del Año 2017

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: ALVARO ARAGON                   )

Bodegas Muga ha recibido el Premio a la Empresa Familiar del Año 2017 en el transcurso del acto celebrado en Hijo de José Martínez Somalo (ganador de la edición anterior) y organizado por la Cátedra Extraordinaria de la Empresa Familiar de la Universidad de La Rioja y financiada por la Asociación Riojana de la Empresa Familiar (AREF).

El jurado del premio ha estado compuesto por el presidente de la Asociación Riojana de la Empresa Familiar y los seis miembros de su Junta Directiva, el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de La Rioja, el presidente de la Federación de Empresarios de La Rioja, el gerente de la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja, el presidente del Club de Marketing de La Rioja y el decano del Colegio de Economistas de La Rioja.

El jurado del premio ha valorado, además de la trayectoria seguida por la empresa desde su creación, los valores propios de las empresas familiares tales como la vocación de permanencia, el compromiso con la empresa y con la sociedad riojana, el entusiasmo y el compromiso con el trabajo bien hecho, la capacidad de sacrificio, la unidad de la familia, la flexibilidad para adaptarse a los cambios, la ética en el negocio, y la visión a largo plazo.

Bodegas Muga fue fundada por Isaac Muga, descendiente de una rama de viticultores de Villalba de Rioja, y Aurora Caño, hija de Jorge (bodeguero capataz desde 1890), en 1932, casi a la vez que contrajeron matrimonio. Originalmente se emplaza en el casco antiguo de Haro en un pequeño edificio. A finales de la década de 1960 comienzan su proyecto actual en el Barrio de la Estación de la ciudad jarrera, concentrándose en vinos criados de alta calidad.

Actualmente, Bodegas Muga se encuentra en manos de la segunda y tercera generación, fiel a la tradición y elaboración artesanal, con 300 hectáreas de viñedo propio, cuidado de las cepas de una manera especial, vendimia seleccionada a mano, fermentación y maceración de los vinos en tinos de madera, tradicional trasiega por gravedad, clarificación con clara de huevo fresco y crianza en barricas de roble.

Bodegas Muga es una de las pocas bodegas europeas que cuenta hoy en día con cubería y tonelería propia, donde controlan la procedencia y calidad de la madera de roble francés y americano y siguen apostando por la elaboración artesanal.

Desde hace años apuesta por los mercados exteriores, exportando actualmente el 50% de su producción a más de 60 países (con EE UU, Reino Unido, Canadá o Alemania como principales mercados); el enoturismo, que le hace recibir anualmente en Espacio Torre Muga a 27.000 visitantes a los que ofrece desde visitas guiadas, cursos de cata, visitas al viñedo hasta vuelos en globo o paseos en segways por sus viñas.

El Sabor de los Grandes 2017: Solaia y Sassicaia

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

La cata de la Fundación para la Cultura del Vino tuvo lugar el pasado 24 de noviembre en el Casino de Madrid. (photo: )

La cata de la Fundación para la Cultura del Vino tuvo lugar el pasado 24 de noviembre en el Casino de Madrid.

El Sabor de los Grandes es un conjunto de catas de vinos míticos del mundo que la Fundación para la Cultura del Vino organiza con carácter anual. La concepción de este proyecto surge del interés de la Fundación por participar de manera activa en la formación continua de los prescriptores de mayor relevancia del panorama vitivinícola nacional. Lo hace poniéndoles en contacto con los vinos de mayor proyección mundial de la mano de sus elaboradores y/o propietarios. En esta ocasión, el pasado 24 de noviembre, la Fundación congregó en Madrid a los responsables de dos bodegas clave para conocer y comprender el fenómeno de los vinos conocidos como “supertoscanos”: Tenuta San Guido (Sassicaia) y Marchesi Antinori (Solaia).

Para dirigir esta cata, nadie mejor que Juancho Asenjo, especialista en vinos italianos y que efectuó un ilustrado repaso al concepto de los supertoscanos, su nacimiento y evolución. Así, Asenjo destacó que fue en 1968 cuando Niccolò Incisa della Rochetta creó el primer gran vino toscano fuera de D.O. sin denominación de origen histórica: el Sassicaia. En él entraban en juego las variedades bordelesas Cabernet Sauvignon y Cabernet Franc. En 1971, el marqués de Antinori presentaba Tignanello, con mayoría de la uva local sangiovese, después vendrían el Solaia y el resto. Un fenómeno que fue bautizado por los estadounidenses como los “supertoscanos”. “Fue una sacudida tremenda al Chianti Classico que languidecía con muchísimas bodegas vendiéndose a precio de saldo”, explicó Asenjo, en lo que calificó como la “primera revolución del vino italiano”.

El desafío de estos “supertoscanos” radicaba en: utilización de barricas bordelesas y el empleo de variedades de vid bordelesas, junto con la potenciación de la Sangiovese y la búsqueda de una identidad propia, reforzada por el terroir (Sassicaia posee la única denominación de origen italiana dedicada a un solo vino dentro de la D.O.C. Bolgheri).

Y después de tan formativa introducción llegó el turno de los vinos. Una vertical deliciosa de Sassicaia (añadas 2013, 2008, 2004 y 1999) y Solaia (2013, 2010, 2007 y 2001). Unos vinos que requieren de tiempo de afinamiento en botella y en los que, cuando se equilibra la potencia con la finura, se encuentra un placer enológico pocas veces equiparable.

Comenzaré reseñando mis impresiones sobre Solaia (75% Cabernet Sauvignon, 20% Sangiovese, 5% Cabernet Franc), la añada 2013 destacó por complejidad en aromas y su potencia en boca; 2010 (mismo coupage) se mostró más elegante y especiado, con fantástica estructura; 2007 muy complejo, seductor y personal, potente; 2001 el paso por botella le ha conferido gran elegancia, con una nariz rica, frutal y compleja, boca elegante y sedosa.

Por su parte, las añadas que catamos de Sassicaia (85% Cabernet Sauvignon, 15% Cabernet Franc): 2013 muy intenso y complejo; 2008 gana en elegancia, ricos balsámicos junto con frutos rojos; 2004 domado por el tiempo, complejo y elegante, frutos negros y chocolates pero sin el “nervio” de otras añadas.; 1999 regalices y balsámicos, fruta madura, intensidad especiada, boca equilibrada amplio, redondo.

 

Pruno 2016 llega por Navidad

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Con la misma receta que le ha valido en varias ocasiones el ser “mejor relación calidad-precio” del mundo por Robert Parker, Pruno presenta su nueva añada, 2016, tras agotar, hace semanas, la cosecha 2015.  El nuevo Pruno mantiene el binomio de calidad (gracias a la finca de 64 hectáreas de viñedo que Finca Villacreces posee en la milla de oro de Ribera del Duero) y un precio accesible que lo convierte en uno de los vinos más demandados del mercado. Además, cada año presenta una edición limitada de 2016 botellas tamaño mágnum y un nuevo packaging. La protagonista este año es la escultura que preside uno de los patios antiguos de Finca Villacreces. En este caso, de la añada 2016 solo se han podido elaborar 524.330 botellas de un vino que aúna un 90% de Tinta Fina y un 10% de Cabernet Sauvignon. La bodega garantiza que el vino sea accesible al consumidor a través del sistema de gestión por cupos, una gestión necesaria cuando la demanda duplica el número de botellas. 

Altos de Rioja, nombrada Mejor Bodega de España en la IWSC de Londres

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: Chuchi Rubio Photograph)

Altos de Rioja ha puesto el mejor broche a un año excelente al ser nombrada ‘Mejor Bodega de España 2017’ en los Premios IWSC (International Wine & Spirit Competition), donde además, el Altos R Reserva 2012 ha sido elegido mejor vino de Rioja.

Altos de Rioja ha sido una de las grandes premiadas en la gala celebrada el pasado 15 de noviembre en el exclusivo Guildhall de Londres, y entra así en la exclusiva lista de Mejores Bodegas del Año que también ha distinguido a los mejores productores de países como Argentina, Australia, China, Francia o Alemania, entre otros.

El International Wine & Spirit Competition es la principal competición de esta clase en el mundo. Todos los vinos participantes se someten a varias catas ciegas antes de pasar por unos exhaustivos análisis químicos para contrastar los resultados obtenidos. Por ello, este certamen cuenta con la confianza del sector profesional, que toma estos reconocimientos con un sello de garantía.

La 48º edición de los Premios IWSC 2017 han distinguido también la calidad del Altos R Reserva 2012 al que han nombrado mejor vino de Rioja. El Altos R Reserva 2012 es uno de los vinos más premiados de Altos de Rioja con casi medio centenar de reconocimientos. El Reserva es un vino 100% Tempranillo envejecido en barricas nuevas de roble francés y americano durante 24 meses, con un trasiego periódico cada 6 meses.