Topic:

Unión de Uniones alerta de que España pierde 13.500 hectáreas de potencial vitícola al año

 Publicado el por Unión de Uniones (colaborador)

 (photo: )

La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos se felicita por la inclusión de algunas de sus sugerencias en la modificación del sistema de concesión de autorizaciones para nuevas plantaciones de viñedo, pero considera que se dejan de lado aún cuestiones importantes como la regionalización del cupo de autorizaciones y el establecimiento de un límite de hectáreas a conceder por solicitante y año.

El Real Decreto 772/2017, en vigor desde este mes de agosto, regula el potencial vitícola y las autorizaciones para poner nuevos viñedos y al mismo tendrán que adaptar las comunidades autónomas sus normas regionales antes de que se abra el procedimiento de concesión del próximo año.

Entre las principales modificaciones introducidas se redefinen, como pedía Unión de Uniones, ciertos filtros sobre la capacidad y competencia profesional de los solicitantes, lo que permitirá a las Consejerías de Agricultura ejercer un mayor control sobre la generación de situaciones anómalas o ficticias en las solicitudes en la concesión de autorizaciones de nuevos viñedos que se han dado en algunas regiones.

En este sentido, uno de los criterios preferentes de autorización sobre la situación de un nuevo joven viticultor es el tamaño de la explotación, centrando la atención en el redimensionamiento de las pequeñas y medianas explotaciones.

Según Unión de Uniones, estos y otros cambios mejoran en su conjunto el sistema de autorización de nuevas plantaciones, aunque en opinión de la organización aún se deberían introducir correcciones tanto en la reglamentación comunitaria como en la normativa estatal, en beneficio de los viticultores y para evitar repartos asimétricos, deslocalización del viñedo en ciertas zonas y pérdidas del potencial productivo. Hay que tener en cuenta que España hoy cuenta con un millón de hectáreas de potencial vitícola tras haber perdido más de 200.000 en los últimos 15 años, a razón de más de 13.500 hectáreas por campaña.

Por este motivo Unión de Uniones insiste en la necesidad de regionalizar el reparto de nuevas autorizaciones de forma que cada Comunidad Autónoma disponga de su cupo del 1 % sobre su superficie de viñedo como mejor se adecue a su política vitivinícola

Asimismo, la organización señala también que queda pendiente fijar un límite por solicitante y año que podría ser de un máximo de 5 hectáreas o bien determinarse en función de la dimensión media de las explotaciones vitícolas en cada región.

“Aunque el Ministerio ha mejorado los criterios de admisibilidad, debería negociar en Bruselas nuevos parámetros para reforzarlos, por ejemplo, excluir a los titulares de viñedos ilegales o abandonados o que no hayan cumplido en tiempo sus compromisos de ejecución de autorizaciones o se hayan saltado las restricciones impuestas por las DO” - señalan desde Unión de Uniones – “Creemos que si no se toman en cuenta estas cuestiones y algunas correcciones en los criterios de prioridad, el RD no evitará la creación de condiciones artificiales para conseguir autorizaciones de plantación que se han dado en algunas regiones en anteriores ejercicios” – añaden.

La organización considera que se debe planificar mejor la gestión del potencial vitícola y no limitarse, exclusivamente, a establecer una cifra tope de incremento de la masa vegetal a nivel de todo el Estado al dictado más o menos caprichos de la Organización Interprofesional del Vino de España.

Por último, Unión de Uniones recuerda que la nueva norma incluye un adelanto de los calendarios, de forma que el tope de concesiones para el ejercicio 2018 habrá de darse a conocer, por parte del Ministerio, antes del 15 de diciembre, para que los interesados puedan solicitar las autorizaciones entre el 15 de enero y el último día de febrero del próximo año.

Hogan no está por la labor de crear un Observatorio Europeo del Mercado del Vino

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Phil Hogan, comisario europeo de Agricultura y Desarrollo Rural. (photo: )

Phil Hogan, comisario europeo de Agricultura y Desarrollo Rural.

A pesar de las reiteradas peticiones del conjunto del sector productor y comercializador vitivinícola de la Unión Europea  (la última la Asamblea General de las Regiones Europeas Vitivinícolas, que preside el presidente castellano-manchego Emiliano García Page), el comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, no se muestra partidario de la creación de un Observatorio Europeo del Mercado del Vino, al igual que los existentes ya en otros sectores productivos (lácteo, cárnico, azúcar, cultivos herbáceos extensivos).

En recientes declaraciones al confidencial AgroEuropa, Hogan no se mostró convencido de que la creación de un observatorio específico para el vino vaya a aportar realmente soluciones o la información requerida para este sector. “El vino no es una materia prima; los mercados son muy diversos dependiendo de la calidad, del origen, y sería una tarea muy compleja y pesada intentar construir una estructura para seguir eficazmente todos los  principales precios del mercado”, afirmó Hogan.

Como informó ya la SeVi, durante la clausura de la Asamblea General de la AREV, celebrada en Estrasburgo el pasado 12 de julio, se aprobó la petición a la Comisión Europea de que se refuerce el presupuesto para la PAC para mantener y garantizar la continuidad de los programas de apoyo al sector del vino más allá de 2020, independiente de las incidencias presupuestarias del “Brexit”;  la creación de un observatorio para la transferencia de precios de mercado y un estudio del impacto de sobre la incidencia de una reforma de la PAC en el sector vitivinícola.

A continuación, información para suscriptores.

El Mapama redefinirá los objetivos estratégicos de la medida de Inversiones del futuro PASVE

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

 (photo: )

El Ministerio de Agricultura ha propuesto una amplia redefinición de los objetivos estratégicos de la medida de Inversiones, que cuenta con una asignación presupuestaria de la UE de 50 M€ anuales, al menos hasta 2020 y que se incluirá en el Programa de Apoyo al sector vitivinícola del nuevo periodo 2019-2023, según el borrador de Real Decreto que dio a conocer a finales de julio a las organizaciones del sector.

El PASVE volverá, por tanto, a “recuperar” una medida, cuyo presupuesto en la programación actual se había agotado en los dos primeros ejercicios, siendo necesario recurrir a la financiación de este tipo de acciones, según hubiese decidido cada Comunidad Autónoma, a través de los fondos co-financiados de Desarrollo Rural.

A continuación, información para suscriptores.

Prioridad para nuevos beneficiarios y nuevos mercados en la futura medida de promoción del vino en países terceros

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

El Ministerio de Agricultura presentó a finales de julio al sector la sección del borrador de proyecto de Real Decreto de aplicación de la medida de promoción e información del vino en países terceros del futuro Programa de Apoyo al sector vitivinícola español (PASVE) para el nuevo periodo 2019-2023, que se quiere tener publicado en el BOE a finales de este año.

Como ha ido avanzando ya la SeVi, el presupuesto de esta y de otras medidas del PASVE se tiene garantizado prácticamente hasta 2020, incluido, pero se desconoce qué puede pasar a partir de ese año, en función del resultado de la negociación del nuevo Marco Financiero Plurianual (MFP) 2021-2027 de la Unión, en el que se incluirá también la financiación de la futura Política Agrícola Común (PAC), y de cómo quede finalmente la salida del Reino Unido (“Brexit”) de la UE y el apoyo que se quiere dar a aspectos como la lucha contra el cambio climático, la política de seguridad en las fronteras y la inmigración, el empleo y la innovación, etcétera.

A continuación, información para suscriptores.

Casi un 75% de la superficie vitivinícola solicitó ayudas directas de la PAC 2017

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

El Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) publicó a finales de julio los datos provisionales relativos a la Solicitud Única de la Política Agraria Común (PAC) de 2017 y el avance de superficies declaradas de la campaña 2017/18. La superficie provisional por la que el sector vitivinícola solicitó ayudas directas en el actual ejercicio en el Régimen de Pago Básico (RPB) se elevó a casi 716.606 hectáreas, con un incremento del 0,62% y de 4.422 ha más respecto a lo solicitado en la campaña anterior. Equivale también a un 74,7% de la superficie plantada de viñedo a 31 de julio de 2016, que se elevó a 959.535 hectáreas.

A continuación, información para suscriptores.