Topic:

Apertura de los consumidores a los distintos cierres del vino

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

Fuente: Wine Intelligence. (photo: Fuente: Wine Intelligence.)

Fuente: Wine Intelligence.

El cierre del vino no es una cuestión baladí para las bodegas. Al margen de los requisitos técnicos que deben cumplir los diferentes tapones a la hora de conservar el vino hasta su servicio, la percepción por parte de los consumidores de las diferentes alternativas existentes es constantemente evaluada por las bodegas a la hora de tomar su decisión. De hecho, no es extraño encontrar un mismo vino que se cierra con elementos diferentes según el mercado al que vaya dirigido.

Aunque parece que el predominio del corcho es patente, lo cierto es que hay mercados que muestran una mayor apertura hacia los distintos tipos de tapones para vino. En términos de mercado, por ejemplo, el 92% de los vinos más vendidos en España están cerrados con tapón de corcho, según un estudio llevado a cabo por Nielsen entre los 100 vinos más vendidos en España en el último año (Mayo 2017).

Ese estudio también apunta que el tapón de corcho se estima que aumenta el valor de cada vino vendido en España en 2,27 € por botella. No obstante, como bien señala Juan Park, director de Wine Intelligence en España y Sudamérica, “hay que entender qué vinos el consumidor prefiere con un tapón y qué vinos prefiere con otro. Y no es solo diferencia de precio”.

A continuación, información para suscriptores.

Embotellado móvil de vino en Europa, Estados Unidos y China

 Publicado el por GVDO (colaborador)

 (photo: )

Embotellado móvil en Europa, Estados Unidos y China. En estos continentes hemos depositado la Cortesía como diseño. La compañía embotelló vino en Mallorca en primavera. Gracias a un servicio All-inn en toda Europa, posteriormente, se envió a EE.UU. y China. La capacidad de embotellado móvil es de 3.000 y 4.500 botellas por hora. Para montar el equipo, primero se descarga una unidad de 8 metros de largo desde el remolque, que se hunde hidráulicamente en el suelo. Incluso es posible embotellarlo dentro. Puede descargar las botellas por sacos. El diseño de la unidad incluye: enjuague, llenado, dos torres para el cierre, como el corcho y el cierre Cortesía; generador de nitrógeno para embotellar y cerrar, cápsula a su elección: complejo de aluminio y PVC. Además, dos máquinas de etiquetado, una con etiquetas delanteras y traseras y la segunda para formas de botellas poco convencionales. Cuenta con empaquetadora automática para palletización (robot a 4.500 botellas por hora) en palets retractilados.

Cortesía es un cierre a prueba de fugas, inodoro e insípido. Para los turistas sin duda un gadget para llevar a casa. También puede comprar el cierre Cortesía por separado. Una segunda vida en el hogar con amigos y familiares, que puede incluir etiqueta superior y convertirse en la última promoción de su empresa ante el cliente.

Infórmese para la mejor presentación de sus vinos en el correo electrónico info@gvdo.eu

El futuro ya está aquí

 Publicado el por ARAN Europe (colaborador)

 (photo: )

La tradicional y conservadora industria vitivinícola está siendo despertada en los últimos años por avanzados envases de plástico que combinan comodidad en el uso, una excelente protección del vino a lo largo del tiempo, ahorro económico y protección del medio ambiente; una situación ganadora en todos los sentidos, como señalan en la industria.

El vino no es “una bebida más”: se trata de uno de los clásicos de la cultura humana y de todo un mundo de contenido y conocimientos. Pero también ante una tradición milenaria, y aunque un vino añejo es considerado excelente, resulta que el envase del vino avanza con el tiempo. En la última década hemos sido testigos del comienzo de una revolución en el modo en que el vino es envasado y llega a los restaurantes y a la mesa familiar. Después de centenares de años de botellas de vino de cristal, la industria vitivinícola mundial ha descubierto el área de los envases Bag in Box. El cambio ha comenzado: podemos brindar.

Si bien aún es temprano para enterrar la antigua y buena botella de vino, los hechos hablan por sí mismos: los nuevos envases de vino, que están conquistando Europa y el mundo, logran combinar las ventajas de este sistema de envase con la prestigiosa atmósfera de la clásica botella de vino. En los últimos años, más y más bodegas están adoptando el sistema B-i-B, que fue desarrollada para el envasado de líquidos en la industria alimentaria. En los restaurantes de lujo europeos todavía les será servida a la mesa una prestigiosa botella de vino y será descorchada delante de ustedes con su especial sonido, pero en muchas bodegas ya se habla de una nueva tendencia.

Primero hay que comprender cómo funciona. En el sistema Bag in Box, el vino es envasado en una bolsa de plástico específica, opaca e higiénica que se encuentra dentro de un envase rígido de 2 a 5 litros para el consumidor doméstico (¡Hasta cuatro botellas en un solo cartón!) o en un envase de 10 a 20 litros para el mercado institucional. Se trata de una bolsa aséptica, hecha de láminas de plástico de numerosas capas, equipada con accesorios de calidad y con sistemas dispensadores cómodos y efectivos que impiden la penetración de aire al envase (algo inevitable al utilizar una botella de vidrio).

El proceso de llenado se efectúa en máquinas especiales adaptadas al llenado de vino, y se lleva a cabo en condiciones absolutamente estériles con la finalidad de asegurar la vida útil del producto. En la máquina semiautomática, las bolsas son alimentadas de forma manual, mientras que en la máquina automática las bolsas llegan conectadas (por medio de una perforación) y son alimentadas de forma automática en la máquina de llenado a un ritmo especialmente alto, haciéndose la separación al término del proceso. En la mayoría de los tipos de máquinas, el proceso de llenado va acompañado de la formación de vacío en la bolsa antes del llenado, y la inyección de nitrógeno después del llenado y antes de cerrar el grifo, con la finalidad de permitir una larga vida útil al producto.

El consumidor vierte el vino por medio de un grifo especial que permite disfrutar de una copa de vino en cualquier momento, cómodamente y en la frecuencia deseada, sin temor a la oxidación y sin el compromiso que implica abrir una botella. El resultado es una excelente protección del vino envasado, impermeabilidad y limpieza máximos y la conservación de una vida útil prolongada, mucho mayor que la de una botella que se abre y vuelve a cerrar manualmente.

Sorprendentemente, las pruebas de cata indican también un excelente sabor a lo largo del tiempo, incluso más que en el vino embotellado.

Esta avanzada tecnología ha creado un creciente mercado para los envases de vino del sistema Bag in Box. De acuerdo a las estimaciones de la industria, el mercado mundial de B-i-B mueve hoy en día más de 800 millones de dólares al año y se encuentra en constante crecimiento. El área del B-i-B para vino está liderada por algunas empresas que se especializan en el envasado de alimentos y entre ellas se encuentra Aran Europe, una subsidiaria de Aran Packaging. Este fabricante internacional, con su avanzada planta de producción en Valladolid, se cuenta hoy en día entre los cuatro mayores fabricantes de Bag in Box del mundo en el campo de los envases de alimentos líquidos, en gran medida gracias a las bolsas para el envasado de vino de las que provee a las principales bodegas internacionales. Se trata de un envase apto tanto para el mercado institucional (restaurantes, hoteles y servicios de restauración), como para los vinos de mesa y el mercado doméstico. Aquí hay una combinación ganadora de comodidad de uso, transporte y almacenamiento con ahorro económico y protección del medio ambiente, conservando la calidad del vino y manteniendo un uso fácil y cómodo del producto a lo largo del tiempo.

Las soluciones de B-i-B para el envasado de vino ocupan en los últimos años un creciente segmento de mercado en los principales países productores de vino como Francia, España, Portugal, Italia y Grecia. Francia es el país con la más alta tasa de uso de Bag in Box en Europa en el área del vino.

Los profesionales en la industria vitivinícola coinciden en que una de las razones de la exitosa penetración de los envases B-i-B para vino ha sido la crisis económica mundial y la necesidad de ahorrar en los costes de transporte y almacenamiento. Los datos son claros: en un envase de vino en B-i-B el coste de almacenamiento y transporte es aproximadamente un 30% más barato que en botellas de vino. Además, se trata de un producto “verde” y respetuoso para el medio ambiente, con un valor de Huella de Carbono especialmente bajo.

El vino, indudablemente, es un producto ganador. Una bebida que ha permanecido a lo largo de la historia humana, que ha deleitado el paladar humano durante miles de años y que permanecerá con nosotros, así parece, eternamente. Pero ¿durará igualmente la botella de vidrio? En la industria de los envases alimenticios son cada vez más los que piensan que no está lejos el día en que la relación entre el vino y el cristal se limite solamente a la copa. Y la copa, podemos tranquilizarnos, no será reemplazada por plástico porque, entre nosotros, ¿quién va a renunciar al delicioso sonido de dos copas de vidrio transparente chocando entre sí?

Más información en www.araneurope.com/es

‘La trazabilidad del corcho, desde el bosque a la bodega, y la neutralidad organoléptica son las claves de los tapones de Gruart La Mancha’

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Francisco González, consejero delegado de Gruart La Mancha. (photo: )

Francisco González, consejero delegado de Gruart La Mancha.

Gruart La Mancha se caracteriza por la búsqueda constante de la excelencia en un segmento tan competitivo como el de los cierres para vino. Gracias a su compromiso con la calidad y de mejorar día a día, controlando pirazinas, taninos y polifenoles, sus tapones no generan desviaciones aromáticas en los vinos. Dialogamos con Francisco González, consejero delegado de Gruart La Mancha.

¿Afecta al sector de los tapones de corcho una vendimia tan corta a nivel global como la de 2017? ¿En qué medida?

En nuestra opinión, sí que afecta a nivel global. A menos cantidad de vino, menos cantidad de embotellados y por ende, menos cantidad de tapones. Pero, además este año, habrá gente que sacrifique embotellar algunos vinos para vender más vino a granel.

¿Qué novedades vamos a tener de Gruart La Mancha en un corto y medio plazo?

La primera, un concurso nacional de “oledores” de TCA, que se celebrará en la Universidad de La Rioja, el próximo día 12 de febrero y al cual, ya estáis invitados.

Después de unos meses, la puesta en marcha del proyecto “1 a 1 total”, con el que pretenderemos erradicar el TCA de algunos pedidos concretos. Para este proyecto, son las contrataciones que se derivarán del concurso.

Las condiciones de curado del corcho son las óptimas en las instalaciones de Gruart La Mancha.

Las condiciones de curado del corcho son las óptimas en las instalaciones de Gruart La Mancha.

En los últimos años han llevado a cabo importantes inversiones para incrementar su producción, ¿en qué nivel productivo se encuentra Gruart La Mancha actualmente?

Con los últimos proyectos, en realidad no buscábamos especialmente aumentar la producción, sino optimizar la misma y garantizar más nivel de seguridad en los tapones.

Natural, colmatado, técnico… La oferta de Gruart es prácticamente global, ¿cómo asesoran a sus clientes en la elección de la mejor solución de cierre para su vino?

Podemos asesorar cuando el técnico de la bodega nos cuenta su necesidad y que tipo de vino quiere tapar.

¿Qué garantías y acreditaciones de calidad y/o ambientales ofrece Gruart La Mancha?

En estos momentos, simplificamos a lo importante: BRC Y FSC.

¿Qué avances han realizado en los últimos años en cuanto a neutralidad organoléptica de sus tapones?

Dos que consideramos fundamentales: el control y neutralización de las pirazinas y el control y desaparición de taninos y polifenoles.

¿Qué importancia tiene la trazabilidad en el sector corchero?

Para nosotros y para muchos de nuestros clientes, es vital, imprescindible.

¿Qué ventajas competitivas tiene su ubicación principal en Castilla-La Mancha?

Aparte de estar relativamente cerca de nuestros proveedores de corcho (350 km de media), lo más importante a nuestro entender y no sustituible, es el clima. Hasta -10ºC en invierno y hasta +45ºC en verano. Bajo nivel pluviométrico y con muy bajo nivel medio de humedad.

¿Pueden utilizar las bodegas los valores propios del sector corchero (medio ambiente, sostenibilidad social…) para generar valor añadido en sus vinos?

Por supuesto que sí. No en vano, ambos son productos naturales.

Gruart La Mancha es una empresa con vocación internacional, ¿qué mercados están respondiendo mejor a sus productos?

Estamos consolidados en Alemania, Austria, Italia y empezando en Francia y México. Después en otros 10 países con operaciones de poca importancia, entre Sudamérica y Asia.

Más información en la web www.gruartlamancha.com

 

Concurso Internacional Best Wine in Box

 Publicado el por Smurfit Kappa (colaborador)

La próxima edición tendrá lugar el 23 de marzo de 2018. (photo: Arnaud Broussoux)

La próxima edición tendrá lugar el 23 de marzo de 2018.

Smurfit Kappa, especialista en soluciones integrales de envasado Bag-in-Box®, lleva prestando su apoyo al Concurso Internacional Wine in Box desde su creación hace cuatro años. Desde entonces, el concurso (el único exclusivamente dedicado a los vinos envasados en Bag-in-Box®) se ha convertido en toda una referencia; en él han participado 130 bodegas de 15 países.

Este concurso internacional tiene el objetivo de promover los vinos de calidad envasados en Bag-in-Box® y ayudar en última instancia al consumidor.  En su última edición, 120 catadores profesionales valoraron 400 vinos, pero solo el mejor recibió el sello “Best Wine in Box”.

De hecho, en el sector del vino han aumentado los vinos de alta gama envasados en Bag-in-Box® debido a la popularidad de este envase entre los consumidores, que valoran su practicidad y su larga conservación una vez abierto. En Francia el crecimiento en términos de valor es mayor que el crecimiento en volumen, mientras que en Estados Unidos los vinos de alta gama son los más dinámicos dentro del segmento de vinos envasados en caja.

Smurfit Kappa Bag-in-Box colabora con el concurso porque comparte sus valores: mejorar la calidad global de los vinos envasados en Bag-in-Box® y respaldar la actual tendencia de calidad de los vinos Bag-in-Box®. Gracias a las magníficas prestaciones tecnológicas del sistema, incluyendo las bolsas, los grifos Vitop y las cajas de cartón, la calidad y las propiedades del vino se mantienen intactas durante varias semanas una vez abierto.

La próxima edición tendrá lugar el 23 de marzo de 2018 en Toulouse (Francia), momento en el que el jurado efectuará las catas a ciegas.  El concurso ofrece una gran oportunidad a los productores de vinos que quieran ganar en popularidad y obtener reconocimiento, así como a los consumidores, que podrán descubrir los vinos envasados en BIB y su indiscutible calidad. 

Para más información, visite la web http://best-wine-in-box.com/en/welcome/ e inscríbase antes del 19 de febrero de 2018.