Topic:

Torre Muga: 25 años de un revulsivo en Rioja

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

 (photo: )

Se cumplen 25 años de la irrupción en el mercado del vino Torre Muga, la referencia más reconocida de Bodegas Muga. Era 1994 cuando el sector conoció el Torre Muga 1991, con un concepto enológico precursor de un nuevo estilo del vino en la D.O.Ca. Rioja, basado en maceraciones más largas del vino con sus hollejos y envejecimientos más breves en barricas de roble francés. Para conmemorar este hito, Bodegas Muga, celebró una comida en Lavinia Ortega y Gasset (Madrid) el pasado 8 de octubre.

Allí Juan Muga, director ejecutivo de Marketing y Ventas, realizó una retrospectiva sobre Torre Muga, con motivo de la llegada al mercado de la añada 2016. Desgranó cómo el concepto enológico se fraguó a finales de los años 80, pero que no tomó cuerpo hasta la añada de 1991 (que sería presentada en 1994).

“Es un orgullo para la familia ver cómo Torre Muga ha ido haciéndose un hueco, paso a paso, no solo en España, sino también en mercados tan importantes como el americano. Todo esto es fruto de un cuidadoso trabajo en bodega y de unas directrices de futuro claramente definidas, gracias a las cuales hemos conseguido hacer de Torre Muga un faro de referencia dentro del sector”, explicó.

La nueva añada sigue esa senda. Con un predominio en el coupage de la variedad Tempranillo (75%), complementado con un 15% de Mazuelo y un 10% de Graciano. La maceración de entre dos y tres semanas y una crianza de 18 meses en barricas nuevas de roble francés Allier elaboradas en la propia tonelería de la bodega y otros seis meses en depósitos de roble.

Un vino muy elegante, con aromas de fruta negra con buena madurez, especias (pimienta negra) y sotobosque con balsámicos y ahumados. En boca ofrece una rica acidez y un tanino goloso, encontramos regaliz y vuelven las especias. Franco y largo. Con gran capacidad evolucionar.

La cita sirvió también para presentar la añada 2015 de Muga Reserva Selección Especial, otro referente de la bodega riojana. Con 70% Tempranillo, 20% Garnacha, 7% Mazuelo y 3% Graciano, con 26 meses de crianza en barricas de roble francés. Buena carga frutal, con frutas rojas maduras, especias, hierbas aromáticas, sotobosque y torrefactos. En boca es sedoso, pero con brío y tanino presente. Estructura equilibrada y todavía mucho recorrido en botella.

Aunque el protagonismo fue para estos dos buques insignia de Muga, en la presentación también pudimos degustar Muga Blanco 2018, Flor de Muga Rosado 2018 y el Cava Conde de Haro Brut Reserva 2016.

Las ‘cabezas pensantes’ de 27 bodegas líderes de la UE se reunieron en Barcelona para analizar el presente y el futuro del vino europeo

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Reunión del Club de CEOs del CEEV. (photo: )

Reunión del Club de CEOs del CEEV.

El Comité Europeo de Empresas Vitivinícolas (CEEV) reunió en Barcelona, el pasado 8 de octubre, a 27 líderes de empresas vitivinícolas de la UE en su primera reunión del “Club de CEOs”. Allí, se debatió sobre presente y el futuro del vino durante la primera edición de la reunión del «Club de directores generales» del CEEV.

En torno a la mesa se reunieron 27 altos cargos de grandes empresas vitivinícolas de Francia, Alemania, Italia, Portugal y España para debatir las principales amenazas y oportunidades a las que se enfrenta el sector vitivinícola de la UE.

Según declaraciones del presidente del CEEV y presidente de la reunión, Jean-Marie Barrillère: “Decidimos organizar la reunión del Club de CEOs como una oportunidad para que los líderes de las empresas vitivinícolas de la UE se reúnan anualmente para debatir entre ellos los principales temas en juego para nuestro sector y dar forma a la estrategia a largo plazo del CEEV”.

Al finalizar la reunión, organizada por Miguel A. Torres, presidente de Familia Torres, se hizo una visita a la histórica finca Mas La Plana de Torres, en el corazón de la comarca del Penedès. “Es un gran honor para mí ser el anfitrión de la primera reunión del Club de CEOs del CEEV. Creo profundamente que la colaboración entre iguales es la mejor manera de asegurar la sostenibilidad y la continuidad de nuestro sector, sobre todo teniendo en cuenta los retos que nos esperan en los próximos años”, declaró Torres.

En esta primera edición, los líderes vitivinícolas debatieron cuatro temas clave para el sector: la importancia del comercio internacional, las acciones necesarias para frenar y adaptarse al cambio climático, las expectativas de los consumidores respecto a la producción sostenible de vino y la defensa del concepto de beber vino con moderación en nuestra cultura y sociedad como parte de un estilo de vida saludable.

“Era importante que nuestra asociación comercial europea se pusiera en contacto con los líderes de las empresas vitivinícolas a las que representa para comprender mejor su visión sobre cuestiones clave. Las amenazas y oportunidades son hoy en día globales y reunir a los líderes del sector vitivinícola de diferentes países de la UE para compartir, debatir y coordinarse fue una iniciativa muy bien recibida por todos”, apuntó Ignacio Sánchez Recarte, secretario general del CEEV.

Este evento tendrá lugar cada año con el fin de alimentar la planificación estratégica a largo plazo del CEEV, en paralelo con la colaboración diaria con las asociaciones nacionales que forman parte del CEEV. La reunió 2020 del “Club de CEOs” tendrá lugar en Portugal.

Gramona: maestros de las burbujas y del tiempo

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

 (photo: )

Hay bodegas que se convierten, por méritos propios, en referentes sectoriales. Tanto por sus vinos, como por las personas que están detrás de ellos. Gramona, sin duda, es una de ellas. Durante muchos años dentro de la D.O.P. Cava; y ahora como uno de los motores de la marca colectiva de vinos espumosos de calidad Corpinnat.

El pasado 30 de septiembre, Xavier y Leonard Gramona (quinta y sexta generación respectivamente de la familia) fueron los encargados de dirigir una cata magistral que permitió a un grupo de profesionales de la hostelería y la sumillería de Valencia realizar un viaje por la historia de esta saga, que se remonta a 1881. Un recorrido a través de seis generaciones que han cambiado la percepción y la realidad del vino espumoso. En el que hicieron, además, pedagogía de cómo entienden el concepto de sostenibilidad, más allá de practicar una viticultura orgánica y biodinámica.

La cata comenzó con el vino blanco tranquilo Font Jui 2016, que fue el Cicerone de la variedad Xarel·lo, eje de las largas crianzas que caracterizan a los espumosos de esta casa, al aportar más acidez y menos oxidación que el resto de variedades tradicionales. Font Jui 2016 se mostró de brillante color alimonado pálido, con reflejos verdosos. En una nariz de intensidad media predominan las notas frutales (cítricos, fruta blanca que va creciendo hasta superar ese primer impacto más alimonado). Al oxigenar aparece un fondo salino, hierbas aromáticas y balsámicos ligeros y un fondo mineral, de piedra. Final de cera de abeja y lías. La boca es franca, cítrica, con una magnífica tensión ácida y ricos amargos. Sabroso y de recuerdo especiado.

A continuación, llegó el espumoso Gramona Imperial 2014. Para ejemplificar la filosofía del ensamblaje (uvas de 17 parcelas y cuatro variedades: 40% Xarel·lo, 40% Macabeo, 15% Chardonnay y 5% Parellada), un brut (6 gramos de azúcar residual por litro) con un mínimo de 48 meses en rima. De brillante color amarillo pajizo, con reflejos dorados y verdosos. Burbuja fina y persistente. Una nariz viva, con notas elegantes de autolisis. De nuevo cítricos sobre fruta blanca y fruta de hueso, que acabará recordando a la fruta amarilla (ciruela) con oxigenación y temperatura. Algo de flor blanca y miga de pan ácida y almendra. La boca es muy fresca y cremosa. Se refuerza lo percibido en nariz. Fantástico equilibrio entre acidez y amargor, con un aspecto ligeramente verde que lo hace interesante y que invita a beber.

La cata continuó con el Gramona III Lustros 2012 (brut nature, 65% Xarel·lo y 35% Macabeo), con más de 70 meses en rima. Limpio y brillante color amarillo paja con reflejos dorados y todavía algún verde. Sin rastro de oxidación. Burbuja fina. Nariz de intensidad media/alta. Junto a las notas de autolisis encontramos una colección de especias, fruta blanca (manzana) y cítricas (pulpa y piel de naranja), aromas de mantequilla, bollería y pan tostado. Notas de cera de abeja y lías. Con oxígeno crece la fruta blanca, que se torna más madura, casi asada, y la flor. En boca es amplio, cremoso y sabroso. Pese a ser un brut nature (menos de 3 gramos de azúcar por litro) es muy amable y seductor. Llena la boca con gran franqueza y equilibrio entre acidez, amargos y azúcar. Fresco y muy persistente en boca.

El dominio del efecto del tiempo en la crianza de los espumoso en botella quedó evidente y se dio un paso más con la llegada a la copa de Gramon Celler Batllle 2009 (65% Xarel·lo y 35% Macabeo, con más de 120 meses en rima). Con 10 años desde que se vendimió sigue manteniendo un color amarillo pálido, con ribetes dorados, pero destellos aún verdosos. Una nariz muy medida y elegante, autolisis marcada, fruta blanca y amarilla más madura que hasta ahora. Corteza de cítrico. Muy profundo y con un fondo mineral. Pan tostado, frutos secos (almendra) y notas ahumadas. Aparecen las flores blancas ajadas. Fresco en boca. Burbuja cremosa, con sabrosos especiados y amargos. Acidez cítrica. Recuerdos a café verde. Largo y con equilibrio. Todavía con mucho recorrido en botella. Un grande.

Gramona decidió hace ya unos años llevar la crianza en botella de los vinos espumoso hasta límites nunca antes alcanzados en nuestro país, con la colección Enoteca Gramona. Ejemplo de este estilo propio fue el Enoteca Gramona Brut Nature 2004, con más de 200 meses en rima y elaborado con Xarel·lo (64%) y Macabeo (36%). Brillante color amarillo/dorado pálido y destellos dorados. Se mostró al principio con una lógica y ligera reducción. Una vez superada esa fase empezó a expresarse con una nariz compleja en la que se mantienen los cítricos, elegantes ahumados, pan tostado y brioche francés, piel de manzana. Aparece la flor pasada, humus, y aún conserva aromas de fruta blanca y de hueso (¡después de 15 años desde que se cortaran sus uvas!). Algún matiz verde pero muy elegante. Boca con acidez marcada, franco. Equilibrado. Con elegantes especias y sabores a vainilla y chocolate amargo. Sabroso, cremoso y con recuerdos minerales.

Ahora, siguiendo con su filosofía de ser pioneros, Gramona está embarcada en la investigación y testeo del efecto de la crianza en botella de cavas ya degollados. Así, están elaborando una “biblioteca de añadas” de la que pudimos probar un Gramona Celler Batlle Gran Reserva 2000, que fue degollado en diciembre de 2010. De brillante color oro. La nariz es rica en sensaciones, aromas de café, notas de elegante oxidación, fruta muy madura y frutos secos, junto con especias dulces. Sorprende por la frescura que muestra todavía en boca, con cierta tensión y sensación cítrica junto con frutos secos como la avellana. Elegante y muy persistente.

Gramona demostró a las claras por qué son los artesanos del tiempo y los guardianes de un estilo inconfundible.

La Asociación Valenciana de Sumilleres (Asvasu) premia a la D.O.P. Jerez como Entidad del Año

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

Parte de la Junta Directiva de Asvasu, con los premiados. (photo: )

Parte de la Junta Directiva de Asvasu, con los premiados.

La Asociación Valenciana de Sumilleres (Asvasu) celebró el pasado 29 de septiembre su cena anual, que sirve como punto de inicio del nuevo curso vitivinícola, y entregó su premio a la Entidad del Año del Mundo del Vino a la D.O.P. Jerez-Xérès-Sherry y Manzanilla de Sanlúcar. Los sumilleres reconocen así el “esfuerzo en el resurgir de unos vinos pensados para el largo plazo, en una alianza eterna con el tiempo; y por la labor divulgativa de sus vinos en una concordia que eleva la gastronomía a un nivel superior”.

El escenario escogido fue el Restaurante Tavella, en Beniferri-Valencia y el presidente del C.R.D.O.P. Jerez, Beltrán Domecq fue el encargado de recibir la escultura que acredita el galardón de los sumilleres valencianos.

El presidente de Asvasu, Sergio Serra, al entregar el premio destacó que la sumillería anima a la D.O.P. Jerez a “seguir explorando su pasado, para redescubrir los viejos pagos, los vinos de añada y las varietales olvidadas”. Por su parte, Beltrán Domecq, agradeció el reconocimiento y la labor del sumiller como nexo entre el vino y el consumidor final.

Distinguidos Cava 2019

Además de este galardón, Asvasu realizó la entrega de sus premios Distinguidos Cava 2019, fruto de la cata a ciegas de cavas elaborados en Requena, llevada a cabo por el panel de cata profesional de la asociación. Fruto de ese concurso, resultaron ganadores los cavas: Dominio de la Vega Brut Reserva Especial Rosé 2016, Esencia Vegamar Brut Nature y Dominio de la Vega Pinarejo Cuvée Prestige Brut Nature Reserva 2015.

Premios Distinguidos D.O.P. Utiel-Requena 2019

Por otra parte, ya han trascendido los resultados del concurso Distinguidos D.O.P. Utiel-Requena 2019. El panel de cata de la Asociación Valenciana de Sumilleres llevó a cabo la cata a ciegas el pasado 10 de septiembre.

Los vinos ganadores han sido:

Al Vent Blanco 2018, de Bodegas Coviñas.

Pasión de Bobal 2018 Rosado, de Bodega Sierra Norte

Caprasia 2018 Tinto, de Bodegas Vegalfaro

Pasión de Bobal 2017, de Bodega Sierra Norte

Sucesión Bobal 2017, de Bodegas Covilor

Estos galardones Distinguidos D.O.P. Utiel-Requena se entregarán a las bodegas en el marco de la Feria Gastrónoma 2019.

Sudáfrica competirá en los mercados con una corta vendimia 2019

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

Sudáfrica. (photo: )

Sudáfrica.

Informe completo con tablas en pdf adjunto (para suscriptores)

La producción vitivinícola sudafricana fruto de la vendimia 2019 experimentó por segundo año consecutivo un descenso considerable, a causa del impacto de las condiciones climáticas (fundamentalmente la sequía de años anteriores). Según los datos provisionales de la patronal bodeguera VinPro, citando a South Africa Wine Industry Information & Systems (Sawis), la vendimia 2019 cerró en 1.225.620 toneladas de uva, lo que representa un 1,4% de reducción respecto a 2018 (cuando ya cayó considerablemente). La media de las vendimias de 2009 a 2018 se sitúa en 1.390.710 t, por lo que Sudáfrica volverá a manejar una producción históricamente baja. De hecho, es la más baja en la serie histórica desde 2005. El viñedo sudafricano arrastra todavía las consecuencias de la sequía de los tres años anteriores.