Topic:

El vino: un sector con muchas salidas profesionales

 Publicado el por

 (photo: )

En época donde los estudiantes se encuentran en pleno proceso de elección sobre su futuro laboral, es necesario recalcar los datos de ocupación de un sector como el del vino. Con más de 7.000 operadores, 600 cooperativas, 140.000 viticultores y un importante mercado de restauración y hostelería, este sector ofrece un sinfín de salidas profesionales. Solo la industria de la alimentación y de las bebidas, según la Federación Española de Industria de la Alimentación y Bebidas (FIAB), ofrece a través de las 28.000 empresas registradas en España, casi medio millón de empleos en nuestro país.

Analizamos a continuación algunas de las salidas profesionales que ofrece el sector del vino.

1. Trabajar en una bodega

Para los que les gusta estar en contacto con la naturaleza una bodega es el lugar ideal en el que desarrollar su carrera. España cuenta con una extensa región vinícola, por lo que no es necesario recorrer grandes distancias para trabajar en una de ellas y, además, existen múltiples tareas diferentes que se pueden desarrollar en una bodega.

Por ejemplo, se puede cursar una carrera universitaria como  ingeniería agronómica o enología, para ocuparte, entre otras tareas, del estudio de la viña y del cultivo atendiendo las propiedades, realizando el control de calidad o elaborando el producto directamente. Para la gestión de la bodega o para llegar ser director de una bodega, se puede estudiar la carrera de Administración y Dirección de Empresas y un Máster especializado en gestión de bodegas de varios que se ofrecen en distintas universidades españolas y escuelas de negocios.

Otra opción para trabajar en bodega sin pisar la universidad es realizar módulos de FP de la familia de la industria alimentaria, como el de elaboración de vino o actividades agrarias para enfocarse al cultivo de la vid.

2. Trabajar en el sector turístico

El enoturismo ha experimentado un gran crecimiento en los últimos años y, con él, también las posibilidades de encontrar un empleo en este sector, creando, planificando y rentabilizando actividades turísticas relacionadas con el vino y su entorno. Son muchos los cursos ofertados y hay prácticamente uno para cada perfil, ofreciendo salidas como la de guía turístico en una bodega, gestor en hoteles enoturísticos o incluso crear una agencia de viajes dedicada al sector.

Para ello, una de las opciones más populares es el Grado en Turismo o en Dirección Hotelera, pudiendo después especializarte con cursos especializados en  Enología, Enoturismo o turismo enológico, al que también se puede acceder si ya se cuenta con experiencia profesional en el sector.

3. La restauración

Uno de los sectores más estrechamente ligado al vino es el de la restauración, donde se puede, por ejemplo, ejercer de sumiller. Para esta profesión existe una amplia variedad de ofertas formativas en escuelas de hostelería en toda la geografía española. En el ámbito universitario, en la UNED encontramos un Curso de Sumillería y Cultura del Vino al que cualquiera puede acceder, puesto que no cuenta con criterios de admisión estrictos. Por otra parte, el Basque Culinary Center oferta un Master en Sumillería y Enomarketing, mientras que la Escuela Internacional de Cocina ofrece un Curso de Sumiller Internacional. Ambos son más exigentes, y se debe ser, o bien profesional del sector, o bien contar por lo menos con un grado medio para poder cursarlos.

Si se tiene la suerte de contar con un paladar sensible se puede ser catador o experto en análisis sensorial gracias a varias propuestas, como las ofrecidas por la Unión Española de Catadores.

5. La comunicación y el márketing

Para los que les apasiona la comunicación y buscan una especialización, el mundo vinícola ofrece a los periodistas varias salidas gracias a la Escuela de Periodismo UAM-El País y su taller “Periodismo de Vinos”, con formación para ser crítico gastronómico o profesional del Marketing, pudiendo trabajar para un medio, para una bodega, una marca o una denominación de origen.

Los que buscan salirse de lo tradicional y profundizar en la cultura del vino desde una perspectiva más original, la Escuela Superior de Enoturismo ofrece cursos para ser organizador de eventos enoturísticos, diseñador y creador de productos del sector, gestor de redes sociales especializado en el mundo vinícola y hasta escaparatista en tiendas y bodegas.

6. La emprendeduría

Estamos en la era del emprendimiento y en este sector, como en todos, todavía hay mucho que crear. Quién sabe si habrá una idea o un proyecto que pueda llegar a transformar este sector tal y como lo entendemos hoy en día.

No podemos terminar este articulo sin recordar una cita celebre atribuida a Confucio: “Escoge un trabajo que te guste y nunca tendrás que trabajar ni un solo día de tu vida”.

 

La CE prevé diversos cambios de la normativa vitivinícola en su propuesta de reforma de la PAC

 Publicado el por

 (photo: )

La Comisión Europea prevé cambios en la normativa que regula el sector vitivinícola, con las modificaciones previstas del Reglamento (UE) nº 1308/2013, por la que se crea la organización de mercados de los productos agrarios; del Reglamento (UE) n.º 1151/2012, sobre los regímenes de calidad de los productos agrícolas y alimenticios, y del Reglamento (UE) n.º 251/2014, sobre la definición, descripción, presentación, etiquetado y protección de las indicaciones geográficas de los productos vitivinícolas aromatizados.

En primer lugar se prevé suprimir las disposiciones del citado Reglamento (UE) nº 1308/2013 relativas las intervenciones sectoriales (es decir, los programas de apoyo sectoriales), ya que en la futura PAC estas intervenciones se regirán por el Reglamento sobre los planes estratégicos de la PAC y formarán parte de los planes estratégicos de los Estados miembros, “con el fin de velar por una mayor coherencia de las intervenciones de la PAC”.

En segundo lugar se señala que, si bien las sucesivas reformas de la política vitivinícola de 2008 y 2013 han alcanzado en general sus objetivos, lo que ha brindado un sector vitivinícola económicamente dinámico, han aparecido nuevos problemas económicos, ambientales y climáticos. Por tanto, el Reglamento contempla una serie de modificaciones específicas de las normas vigentes para resolver tales problemas.

En tercer lugar, la Comunicación sobre “El futuro de los alimentos y de la agricultura” pedía que las indicaciones geográficas (IG) se hicieran más atractivas a los agricultores y consumidores, y que el sistema fuera más fácil de gestionar. En consecuenciala CE propone modificar las normas actuales sobre IGs, repartidas en cuatro actos de base, con el fin de conseguir un sistema más sencillo de IGs, un registro más rápido de las indicaciones geográficas y una aprobación más eficiente de las modificaciones de los pliegos de condiciones.

Estos cambios, según la Comisión, pretenden simplificar el sistema de IGs a fin de hacerlo más comprensible para los consumidores y más fácil de promocionar, y de reducir los costes administrativos de su gestión.

En concreto y en lo que respecta a las normas sobre las IGs de vinos, “mediante la limitación del examen de las solicitudes a comprobar si tienen errores manifiestos; la separación de las normas sobre propiedad intelectual de los demás requisitos establecidos en los pliegos de condiciones de los productos, y la habilitación de los Estados miembros para que decidan sobre las modificaciones que no tienen repercusiones a nivel de la UE”, la CE considera que “se conseguiría racionalizar las aprobaciones, reducir los plazos y mejorar el uso de los recursos, de acuerdo con los principios gemelos de subsidiariedad y proporcionalidad”.

En la misma línea se prevé la simplificación de algunos procedimientos concretos, por ejemplo el procedimiento de oposición, a fin de hacer más eficiente el proceso de aprobación.

Por otro lado, la Comisión indica que “la aclaración de la definición de «denominación de origen protegida» (D.O.P.) para los vinos permitirá a los grupos de productores utilizar nuevas variedades, también necesarias en respuesta al cambio climático, y que se justifiquen adecuadamente las solicitudes de acuerdo con las realidades vitícolas y enológicas”.

También se plantea por parte del legislativo comunitario reforzar “la protección de las IGs frente a las falsificaciones en Internet y en las mercancías en tránsito”.

Bruselas señala, asimismo que “el régimen de IGs de vinos aromatizados (régimen de IGs que tiene solo 5 de 3.350 IGs existentes) no puede ser operativo y debe fundirse con otro régimen, señalando que el régimen de productos agrícolas y alimenticios es el adecuado, al incluir ya otras bebidas alcohólicas.

Nuevas plantaciones

Por otro lado, la CE considera que “habida cuenta de la disminución de la superficie realmente plantada con vides en varios Estados miembros en el período de 2014-2017, y teniendo en cuenta la consiguiente pérdida potencial de producción, a la hora de establecer la superficie para autorizaciones de nuevas plantaciones, contemplada en el artículo 63, apartado 1, del Reglamento (UE) n.º 1308/2013, los Estados miembros deben disponer de la posibilidad de elegir entre la base existente y un porcentaje de la superficie total realmente plantada con vid en su territorio el 31 de julio de 2015, incrementado en una superficie correspondiente a los derechos de plantación, en virtud del Reglamento (CE) n.º 1234/2007, disponibles para su conversión en autorizaciones en el Estado miembro en cuestión a fecha de 1 de enero de 2016.

Los cambios previstos por la CE hacen referencia también a las normas de clasificación de las variedades de uva de vinificación por los Estados miembros, que estima que deben modificarse para incluir las variedades de uva de vinificación Noah, Othello, Isabelle, Jacquez, Clinton y Herbemont, anteriormente excluidas.

Asimismo, y a fin de garantizar que la producción vitivinícola de la Unión presenta mayor resistencia a las enfermedades y que utiliza las variedades de vid más adaptadas a unas condiciones climáticas cambiantes, deben adoptarse disposiciones que permitan la plantación de las variedades de Vitis labrusca y de variedades resultantes de cruces entre Vitis vinifera, Vitis labrusca y otras especies del género Vitis para la producción vitivinícola de la Unión.

Igualmente, para que los productores puedan hacer uso de variedades de vid mejor adaptadas a las condiciones climáticas cambiantes y con mayor resistencia a las enfermedades, deben adoptarse disposiciones que permitan los productos con denominaciones de origen no solo a partir de variedades de vid de Vitis vinifera, sino también de las variedades de vid resultantes de cruces entre Vitis vinifera y otras especies del género Vitis.

En otro orden de cosas, la CE propone que “las disposiciones relativas a los certificados de conformidad y los informes de análisis para las importaciones de vino deben aplicarse en función de los acuerdos internacionales celebrados de conformidad con el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea («TFUE»)”.

La definición de una denominación de origen debe estar en consonancia con la definición que figura en el Acuerdo sobre los aspectos de los derechos de propiedad intelectual relacionados con el comercio («Acuerdo sobre los ADPIC»), aprobado mediante la Decisión 94/800/CE del Consejo, y en particular con su artículo 22, apartado 1, en la medida en que el nombre ha de identificar el producto como originario de una región o de una localidad determinada.

También se recoge que “debe existir la posibilidad de cancelar la protección de una denominación de origen o indicación geográfica cuando ya no esté en uso o cuando el solicitante, al que se refiere el artículo 95 del Reglamento (UE) n.º 1308/2013, ya no desea mantener dicha protección.

Vinos innovadores y desalcoholizados

Por otra parte, “a la luz de la creciente demanda de los consumidores de productos vitivinícolas innovadores, con un grado alcohólico adquirido inferior al grado alcohólico adquirido mínimo establecido para los productos vitivinícolas en la parte II del anexo VII del Reglamento (UE) n.º 1308/2013, ha de ser posible producir dichos productos vitivinícolas innovadores también en la Unión”.

Y en este sentido, la CE señala que “es necesario prever definiciones de productos vitivinícolas desalcoholizados y de productos vitivinícolas parcialmente desalcoholizados. Estas definiciones deben tener en cuenta las definiciones establecidas en las Resoluciones de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), OIV-ECO 433-2012 Bebida obtenida por desalcoholización parcial del vino y OIV-ECO 523-2016 Vino con grado alcohólico modificado por desalcoholización.

Además, se considera que “debe delegarse en la Comisión la facultad de adoptar actos de conformidad con el artículo 290 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE), con el fin de garantizar que las normas que rigen el etiquetado y presentación de los productos del sector vitivinícola también se aplican a los productos vitivinícolas desalcoholizados o parcialmente desalcoholizados, y con el fin de establecer normas que rijan los procesos de desalcoholización para la producción de determinados productos vitivinícolas desalcoholizados o parcialmente desalcoholizados dentro de la Unión”.

Por otro lado, la CE debe tener competencias sobre las “normas relativas a las condiciones de uso de los dispositivos de cierre en el sector vitivinícola para garantizar que los consumidores están protegidos frente a la utilización engañosa de determinados dispositivos de cierre relacionados con determinadas bebidas y frente a materiales peligrosos en los dispositivos de cierre que puedan contaminar las bebidas”.

 

Cada 7 Días 06-06-18

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Agrupada por regiones vitícolas, en esta sección se localiza la información que concierne al viñedo acontecida en la semana previa al cierre de nuestra edición. Desde la Región Gallega a la Andaluza, del Duero, Alto Ebro, Levante o Canarias, el lector localiza aquí el dato especializado...

Cada 7 Días 30-05-18

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Agrupada por regiones vitícolas, en esta sección se localiza la información que concierne al viñedo acontecida en la semana previa al cierre de nuestra edición. Desde la Región Gallega a la Andaluza, del Duero, Alto Ebro, Levante o Canarias, el lector localiza aquí el dato especializado...

Luis Planas asume el Ministerio de Agricultura en el Gobierno de Sánchez

 Publicado el por Efe (colaborador)

Luis Planas (photo: Junta de Andalucía)

Luis Planas

Luis Planas será el nuevo ministro de Agricultura en el Gobierno de Pedro Sánchez. Planas, nacido en Valencia en 1952, es secretario general del Comité Económico y Social Europeo y, entre otros cargos, fue embajador de España en Marruecos y en la UE, así como consejero de Agricultura en la Junta de Andalucía en dos ocasiones.

En el año 2013, Planas, que era consejero de Agricultura en el Gobierno de José Antonio Griñán, intentó competir con su entonces compañera de gabinete Susana Díaz, consejera de Presidencia, por la candidatura socialista a la Presidencia de la Junta andaluza. Díaz obtuvo más de 22.000 avales y se convirtió en la única candidata, mientras que Planas no llegó a reunir los 6.860 apoyos de militantes necesarios para ello.

Fue eurodiputado durante varios años e incluso llegó a ser vicepresidente del grupo socialista del Parlamento Europeo, hasta que en el año 1993 el entonces presidente andaluz, Manuel Chaves, le designó consejero de Agricultura y, más tarde, consejero de Presidencia.

Dos años después, fue nombrado director del gabinete del Vicepresidente de la Comisión Europea; entre 2004 y 2010 ejerció de embajador de España en Marruecos y de 2010 a 2011, de embajador de España ante la Unión Europea.

En el 2012, Griñán le reclamó de nuevo para la Junta de Andalucía, nuevamente en la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente.

Licenciado en Derecho y en Ciencias Económicas por la Universidad de Valencia, es militante del PSOE desde 1982. Fue diputado por Córdoba en el Congreso entre 1982 y 1987. Es miembro fundador del Transatlantic Policy Network, una entidad dedicada a impulsar la cooperación entre la Unión Europea y Estados Unidos.

Reacciones

Las organizaciones y cooperativas agrarias han valorado al nuevo ministro de Agricultura, Luis Planas, por su conocimiento del sector agrícola y de las instituciones europeas.

El director general de Cooperativas Agro-alimentarias de España, Agustín Herrero, ha expresado su “satisfacción” por el nombramiento de Luis Planas, porque su experiencia en el sector “tranquiliza”, ya que “cogerá el hilo rápidamente”. Herrero ha mostrado una opinión favorable hacia el nuevo ministro, del que asegura que levanta buenas expectativas, pues fue consejero del ramo en Andalucía, donde dejó “un recuerdo grato a las cooperativas”, y conoce Bruselas “ampliamente”. Ha valorado el perfil de Planas para la defensa del sector agroalimentario “de mucho peso en la economía nacional” ante retos importantes, especialmente en el ámbito de la Unión Europea (UE).

En ese sentido, ha citado la reforma de la Política Agrícola Común (PAC), las propuestas sobre el futuro del presupuesto comunitario y la directiva en tramitación para regular las prácticas comerciales desleales.

Por su parte, el presidente de la Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (Asaja), Pedro Barato, ha incidido también en que Luis Planas “conoce perfectamente” el sector agrario. Barato ha subrayado el “bagaje internacional” del nuevo ministro, dentro del cual ha destacado su experiencia como embajador español en Marruecos. Ha añadido que, en su puesto de consejero de Agricultura de Andalucía demostró ser un hombre que “entendió” el sector agroalimentario. El presidente de Asaja ha confiado en sus éxitos, “que serán los éxitos del campo”.

Desde COAG, su secretario general, Miguel Blanco, han hecho hincapié en el conocimiento del nuevo ministro -”perfectamente y a fondo”- del sector agrario y de las instituciones europeas. Respecto a su puesto como embajador de España en Marruecos, ha remarcado que por tanto “conoce un país con el que hay relaciones comerciales y de vecindad importantes”. Ha manifestado su esperanza de que se reúna con las organizaciones agrarias y presente “sus propuestas políticas, muy en particular respecto a la reforma de la PAC”.

Otros asuntos que tendrá que afrontar, según Blanco, son la revisión de la política de seguros agrarios, la modernización del regadío y la mejora de la Ley de la cadena alimentaria.

En una línea parecida se ha expresado el secretario general de UPA, Lorenzo Ramos, quien también ha valorado su experiencia y ha afirmado que “está preparado” para “gestionar y negociar” en la Unión Europea. Ramos espera que Planas sea “dialogante” y que “tenga en cuenta” a las organizaciones agrarias a la hora de tomar las decisiones oportunas en la reforma de la PAC, que aún “está bastante abierta”. Entre otro retos, aparte de esa negociación de la futura política agraria comunitaria post 2020, desde UPA le piden que “le dé una vuelta” a la Ley de mejora del funcionamiento de la cadena alimentaria, que en su opinión “no está dando los resultados esperados”.

Al igual que Blanco, le ha pedido que, una vez reciba su cartera ministerial, convoque una reunión del comité asesor agrario en el que están representadas todas las organizaciones agrarias.