Topic:

El vino español consigue 41 medallas en Millésime Bio 2012

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Los vinos españoles han sido galardonados con 41 medallas en la cata que definió el palmarés del Challenge Millésime Bio 2012, cuyos premios se entregarán en el marco de la feria Millésime Bio del 23 al 25 de enero de 2012 en Montpellier (Francia). En concreto, los vinos españoles han obtenido 13 medallas de oro, 16 de plata y otros 12 reconocimientos en la categoría de bronce.
Este año, en la que es la quinta edición de este concurso, participaron 834 referencias de vinos bio, que se cataron y puntuaron el pasado 22 de noviembre. En total, 253 vinos obtuvieron una medalla en el certamen, de ellos cuatro lograron la máxima mención del concurso (medalla de oro con mención especial), 55 medallas de oro, 112 de plata y 82 de bronce.

Alimentaria 2012 presentará los vinos-tendencia para 2020

 Publicado el por SeVi (colaborador)

En el marco de la feria Alimentaria 2012 (del 26 al 29 de marzo en Barcelona) se desarrollará, por segunda edición consecutiva, el Taste & Flavours, un espacio en el que se podrán conocer los mejores vinos, así como aceites de oliva y los embutidos ibéricos. Bajo este paraguas se llevará a cabo Vinorum, el espacio de catas de vinos de Taste & Flavours, que este año presenta el concepto “50 para 2020”, una selección de 50 vinos que marcan tendencia en el sector hacia el 2020.
Según señalaron fuentes de Alimentaria, los vinos participantes estarán propuestos por un comité de cata compuesto por cinco sumilleres de prestigio escogidos por la Unión de Asociaciones Españolas de Sumilleres (UAES) y la Academia de Sumillería & Master Sumillers de España (AS&MSE). Los sumilleres que lo integran son Pablo Martí, presidente de la UAES; Juan Muñoz, presidente de honor, fundador de la UAES y presidente de la Academia de Sumillería y Master Sumillers España; Xavier Ayala, presidente de la Asociación Catalana de Sumiller; Ceferino Cimadevilla, vicepresidente y director del Comité Técnico de la UAES; y Matías Vela, ex presidente de la Asociación de Sumilleres de Sevilla; y coordinado por el enólogo Lluís Manel Barba, de Food Consulting.
La selección se realizará atendiendo a criterios como el respeto al medioambiente, variedad en el terruño, mayor aporte de naturalidad, técnicas y materiales novedosos, frutosidad, elegancia y frescura, etiquetas atractivas y, además, el precio, que no puede superar los 20 euros por botella. Estos vinos podrán ser catados por los visitantes durante la feria.
Además, en Vinorum habrá salas para catas y seminarios en las que no solo habrá vinos tranquilos, sino que cavas, espirituosos y otro tipo de bebidas alcohólicas tendrán cabida.
Por otra parte, Intervino, el salón de los vinos y espirituosos de Alimentaria, ha llegado a un acuerdo de colaboración con varias plataformas de contactos internacionales del sector, lo que le permitirá ampliar su mercado potencial de visitantes. Sus organizadores acaban de cerrar un acuerdo de colaboración con dos plataformas de profesionales internacionales del sector del vino y espirituosos: International Beverage Network y Global Wines, que permitirá hacer llegar información del salón a los más de 100.000 usuarios de estas agrupaciones. Ambas cuentan con un target profesional especializado en este sector, lo que permitirá a Intervin ampliar su promoción en mercados objetivo del salón como Asia, EE.UU., América Latina o Europa. Los organizadores también han cerrado un acuerdo con otra plataforma internacional Agrelma destinada a profesionales de alimentación en general (incluidos los del sector del vino y espirituosos) a través de la cual se podrá acceder a unos 100.000 profesionales más.
El equipo de Alimentaria también trabaja para captar visitantes de países de la fuerza comercial de Reino Unido, Canadá, Hong Kong, Países Escandinavos, entre muchos otros. Intervin ocupará 21.000 metros cuadrados de exposición en el marco de Alimentaria 2012 y atraerá a las principales firmas vitivinícolas mundiales.

Sitevi 2011 cierra sus puertas con un 5% más de expositores

 Publicado el por SeVi (colaborador)

“El optimismo anunciado en septiembre se ha confirmado”. Con estas palabras, la resumía el balance de la edición de 2011 del Salón Internacional de los sectores Viña-Vino y Frutas-Verduras (Sitevi), Martine Degremont. De hecho, esta feria, celebrada en Montpellier (Francia) del 29 de noviembre al 1 de diciembre ha registrado un incremento en el número de expositores presentes respecto a la edición anterior y ha recibido a cerca de 45.000 visitantes que han podido descubrir las últimas innovaciones en estos sectores.
“Los negocios han predominado en esta cita”, explicó Degremont, que señaló que en esta ocasión, la feria, ya consolidada históricamente en el sector vitivinícola, ha registrado “una mayor presencia del sector fruta-verdura, incluyendo la oleicultura (+38%)”. De forma que se constituye en la “feria referente” para estos sectores.
En el Parc des Expositions de Montpellier 750 expositores de 22 países (representando un total de 1.062 marcas) mostraron a los profesionales sus novedades, lo que constituyó una oferta amplía y completa para todos los tipos de viticultora, así como el escaparate de tendencias de futuro de los sectores de frutas y verduras y de la oleicultura.
Este número de expositores significa un incremento del 5% en el número de stands respecto a la última edición (2009), lo que evidencia, a juicio de sus responsables, la mejora esperada en los últimos meses y las perspectivas prometedoras en los sectores vitivinícola y de fruta-verdura.
Conferencias y talleres
Al margen de la exposición de novedades, Sitevi apostó por la formación y la información. Así en su marco se desarrollaron 23 conferencias y 19 talleres, con una importante respuesta del público, que aportaron a los visitantes un conocimiento de las nuevas tecnologías, marketing, habilidades comerciales... y ofrecieron las herramientas para posicionarse mejor en un mercado altamente competitivo.
Los responsables de Sitevi destacaron que la edición de 2011 ha confirmado, una vez más, su dimensión internacional, con numerosas delegaciones de países de los cinco continentes (Sudáfrica, Argentina, Australia, China, Croacia, Portugal, Rusia, Ucrania...)
 

Vinisud 2012 realiza una decidida apuesta por las nuevas tecnologías e internet

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Vinisud 2012, la Feria Internacional de Vinos y Licores del Mediterráneo, se celebrará del 20 al 22 de febrero en la localidad francesa de Montpellier. En esta, su 10ª edición, el salón realiza una decidida apuesta por las nuevas tecnologías e internet, con un blog específico, perfiles en redes sociales, un pabellón 2.0 y presentaciones y talleres sobre los intereses convergentes entre el vino e internet, entre otros aspectos. Todo con el objetivo de “abrir una nueva ventana al mundo del vino”.
El objetivo de los organizadores del salón es superar las cifras de 33.000 visitantes y de 1.650 expositores procedentes de todas las regiones productoras del área mediterránea registradas en la última edición de 2010.
Una de las características más interesantes es la puesta en marcha del blog Vinisud, el pasado 21 de noviembre, una herramienta para unir las opiniones de los blogueros más influyentes sobre los vinos mediterráneos, así como para compartir las pasiones sobre estos productos. Está especialmente diseñado para un público profesional (productores, expertos, sumilleres, importadores), pero está abierto a todo el mundo. Más información en www.vinisud.com

Verde: el color de moda

 Publicado el por ProWein (colaborador)

La industria vinícola internacional apuesta cada vez más por la producción ecológica y la sostenibilidad. En marzo (del 4 al 6), los visitantes especializados de la ProWein 2012, feria de vinos y licores que se celebra en Düsseldorf (Alemania), podrán obtener una visión general de los “vinos ecológicos” que actualmente se pueden encontrar en el mercado.
Los consumidores alemanes se consideran especialmente responsables con el medio ambiente. En este país, “el vino ecológico” ha salido desde hace ya mucho tiempo de su nicho de mercado inicial. Reconocidos productores como Bürklin-Wolf (Pfalz) y Wittmann en Rheinhessen, aunque también cada vez más cooperativas, demuestran que los caldos de producción ecológica y biológico-dinámica pueden ser de calidad superior. Las superficies biológicas no paran de crecer: en Alemania actualmente se cultivan cerca de 5.000 hectáreas con certificación ecológica. “La producción biológica ofrece una ventaja adicional a los consumidores relacionada con el concepto de calidad superior, por lo que contribuye a fomentar una producción de alimentos respetuosa con el medio ambiente”, explica Ernst Büscher del Deutschen Weininstitut en Mainz.
Con una superficie total de viñedos biológicos del 5%, los viticultores alemanes ocupan una posición líder junto con sus homólogos griegos e italianos. Los austríacos ostentan la primera posición (prácticamente el 8%).
La exportación de vino ecológico español
España se considera el mayor productor de vino biológico por su superficie de cultivo. La superficie de viñedos ecológicos se ha triplicado en solo dos años, hasta situarse actualmente en unas 54.000 hectáreas. Aunque los principales responsables de ese fuerte crecimiento son las grandes cooperativas, también algunos productores líderes con reputación internacional transforman con cada vez más frecuencia sus superficies de cultivo a explotaciones biológicas (por ejemplo, Torres).
El principal expositor es la región de Castilla-La Mancha, en la que en solo un año las superficies biológicas se han duplicado con creces (28.739 ha). Los vinos ecológicos españoles se destinan fundamentalmente a la exportación. La Federación Española de Empresas con Productos Ecológicos (Fepeco) también incluye varios productores de vino y Jerez.
Francia: tendencia al alza
También Francia tiene una proporción creciente de superficies de cultivo ecológico, que se prevé que en el año 2012 represente el 6% del mercado. Alsacia presenta el porcentaje de producción biológica más elevado (9,1%), a pesar de que Languedoc-Rosellón sea la región con la mayor superficie de cultivo biológico (12.661 ha incluidas las superficies en transformación), seguida de la Provenza (8.961 ha) y Aquitania (5.464 ha).
La superficie de cultivo ecológico creció hasta un 64% en la región Mediodía-Pirineos (sudoeste) siendo, así, la más dinámica. La asociación de explotaciones vinícolas ecológicas de Languedoc-Rosellón prevé para el 2012 que los vitivinicultores biológicos franceses distribuyan más de 172 millones de botellas (2009: 77 millones). En Francia, la asociación nacional de viticultura ecológica Fédération Nationale Interprofessionnelle des Vins de l`Agriculture Biologique (FNIVAB) cuenta con cerca de 2.800 explotaciones vinícolas ecológicas, que ya en 2008 representaban el 10% del volumen de ventas del sector en Francia, una tendencia claramente al alza. También en Francia, la demanda de productos biológicos ha crecido considerablemente.
En Italia se cultivaron de manera ecológica en el año 2009 unas 42.700 ha, lo que supone un crecimiento del 6% en relación con el año anterior. Aunque la mayoría de estas superficies se encuentran en el sur del país (Sicilia: 10 337 ha, Apulia: 7.477 ha), en la actualidad también se pueden encontrar numerosos productores toscanos que poseen esa certificación. Toscana ocupa la tercera posición (5.335 ha).
Perspectivas óptimas para el 2012
La ProWein 2012 considera la importancia creciente de los vinos procedentes de la producción ecológica y, por ello, en el nuevo pabellón 7.1., en el que también se encuentra la zona de catas central, se incluirá una plataforma concentrada en la que se presentarán asociaciones del sector y expositores que centran su atención en el vino biológico. “Los vinos de producción ecológica desempeñan un papel cada vez más importante en el mundo internacional de los vinos.
En el nuevo emplazamiento, los visitantes de la ProWein podrán informarse de forma precisa y detallada sobre las novedades de este dinámico segmento”, explica Ralph Dejas, director de la asociación Ecovin, que reúne a los principales productores de Alemania. Además de Ecovin, en el nuevo emplazamiento del pabellón 7.1 de la edición 2012 se podrán visitar, entre otras, las asociaciones Fepeco y FNIVAB mencionadas anteriormente, así como Demeter, Syndicat des Vignerons Bio d´Aquitaine (Francia), Bioland Landesverband Rheinland Pfalz, Naturian, Peter Riegel y Vivolovin.
En boca de todos: la sostenibilidad
La sostenibilidad debe estar presente durante todo el ciclo de producción del vino, desde el transporte hasta los consumidores y el envasado. Además, en la explotación vinícola incluye también la gestión de los residuos y la energía así como el reciclaje de residuos, incluso el tratamiento con “recursos humanos”. Es decir, que una empresa vitivinícola también considera a sus empleados parte del entorno social del emplazamiento. Sin embargo, la producción no debe cumplir necesariamente con los criterios de las asociaciones biológicas.
En Francia, las principales asociaciones vitivinícolas han adoptado desde hace tiempo objetivos en materia de producción sostenible en su conjunto de medidas. En Burdeos, desde hace ya cuatro años se presentó un balance de CO2 con el propósito de implementar, en la medida de lo posible, una cadena de producción inocua para el medio ambiente. Para ello, todas las fases de trabajo se han convertido, teniendo en cuenta los correspondientes factores, en unidades de CO2 y, en consecuencia, son cuantificables y comparables.
Como resultado de ello, por ejemplo, se determinó que los dos principales factores responsables de las emisiones de CO2 eran la producción de botellas y el transporte hasta los clientes. Muchos vitivinicultores y comercios han adoptado planes de acción con el propósito de implementar formas de producción sostenibles.
De forma similar avanzan los vitivinicultores de la asociación Vignerons en Développement Durable a la que se han afiliado cooperativas reconocidas como por ejemplo Mont Tauch y Vignerons du Mont Ventoux y que fue galardonada en 2011 con el premio a la sostenibilidad del Ministerio de Agricultura. Resulta relevante para Francia que también los grandes productores hayan identificado las tendencias actuales y hayan participado en estudios sobre sostenibilidad. “Nuestra política de calidad durante los últimos diez años ya ha incluido elementos de la economía sostenible antes de que este término se convirtiera en una palabra clave”, señala Alain Castel de Groupe Castel.
California pionera
En la viticultura californiana la sostenibilidad desempeña una función destacada. En 2010 se creó un programa de certificación de la California Sustainable Winegrowing Alliance. “La sostenibilidad no es solamente un programa, sino una filosofía que se vive a diario”, explica Chris Savage, miembro de la Junta Directiva de CSWA y director de Medio Ambiente en Gallo Vineyards. “Este compromiso y su resultado positivo garantizarán el crecimiento de la industria vinícola californiana también en el futuro”. En cinco años, el número de empresas participantes en programas sobre sostenibilidad ha crecido en un 66%.
Actualmente, California se considera líder mundial en materia de sostenibilidad.
Nueva Zelanda aspira al liderazgo
Nueva Zelanda podría ocupar esta posición si la asociación New Zealand Winegrowers alcanzara en 2012 el objetivo establecido en 2007 de cultivar de forma sostenible toda la superficie de viñedos en el marco del programa de auditoría medioambiental. Eso incluye también las explotaciones biológicas y biológico-dinámicas así como la certificación de conformidad con la norma ISO 14001. Actualmente, según las declaraciones de la asociación, se estima una participación del 94% de superficie de producción y del 90% de empresas; el porcentaje de superficies de cultivo ecológico se prevé que aumente un 20% hasta el año 2020.
Sudáfrica con sello propio
Desde la añada de 2010 los productores sudafricanos pueden distinguir sus empresas sostenibles con un sello adicional que se coloca en el cuello de la botella: “Sustainable Wines of South Africa”. Con ello se amplía el sello de “Wine of Origin” y se concede la Integrated Production of Wine (IPW) de acuerdo con las directrices vigentes desde las cosechas del año 2000, de conformidad con los estándares globales (por ejemplo, FIVS o OIV). El nuevo sello también es un foco de interés de la representación de Wines of South Africa en la ProWein 2012.
Cerca del 95% de la uva sudafricana se produce en la actualidad voluntariamente de manera sostenible. Además, mediante el número del sello los consumidores pueden conocer el origen de cada vino en el sitio web de “Sustainable Wines of South Africa” (www.swsa.co.za).
Certificaciones en Alemania
Sin una certificación neutral, la sostenibilidad es un criterio difícil de verificar y que los productores pueden manipular muy fácilmente. Paralelamente, el Deutsche Institut für Nachhaltige Entwicklung e.V. (DINE) proporciona certificaciones en la escuela superior de Heilbronn. Este instituto certificó a Neumer/Weinmann Organics (Rheinhessen) de Ecovin y fueron, así, las primeras bodegas en Alemania en llevar el logotipo Fair Choice. El ministro de Desarrollo Rural y Protección del Consumidor de Baden-Württemberg, Alexander Bonde, explica en relación con el exitoso proyecto piloto de DINE: “El valor añadido y la viabilidad futura no se excluyen mutuamente, sino que son dependientes. Con una estrategia de sostenibilidad inteligente se consiguen muchas oportunidades prometedoras: nuevos clientes, más eficacia e innovación.”
Austria está en camino
También en Austria el tema de la sostenibilidad está al orden del día. El director del Österreichischer Weinbauverband, Josef Glatt, tiene la intención de “fortalecer los logros conseguidos hasta el momento con vistas a implementar formas de producción respetuosas con el medio ambiente, tales como la producción biológica o integrada de vino, es decir, un posicionamiento sólido de los vinos austríacos orientado a la sostenibilidad”.
En la tendencia biológica ha aparecido la palabra clave “sostenibilidad” en los principales países productores. Ambas tendencias internacionales se ajustan a las expectativas de un número creciente de consumidores que está dispuesto a pagar más por productos ecológicos y de calidad. En el marco de la ProWein 2012, los visitantes pueden obtener más información sobre ambos desarrollos.