Topic:

El fresco del barrio: el vino de moda

 Publicado el por Antonio Palacios (colaborador), Elvira Zaldivar (colaborador), Stephane Boutou (colaborador), Vincent Renouf (colaborador)

Artículo con gráficos en PDF adjunto.

El cambio climático y las expectativas de los consumidores de vino lamentablemente evolucionan en direcciones opuestas. Los veranos son cada vez más calurosos, lo que propicia una madurez de la uva importante y avanzada, mientras que los consumidores requieren vinos cada vez más frescos y más suaves.

La calidad de un vino está relacionada con su composición en volátiles involucrados en los matices del aroma. De esta forma, podemos referirnos a los aromas que recuerdan a pimiento verde, notas herbáceas, grosella negra, mora, higos o ciruelas pasas, aromas que están muy vinculados con el grado de madurez de las uvas. En el marco del cambio climático, los efectos esperados en la producción de uva y vino pueden ser positivos cuando aumenta la madurez de las uvas, pero cuando las condiciones son demasiado estresantes, cálidas y secas, inducen a efectos opuestos a los deseados produciendo uvas y vinos con una calidad global más baja y efímera.

La sensación de frescura del vino viene determinada por diversos factores muy relacionados todos ellos con la composición química, que es determinante en sus características tanto aromáticas como gustativas. Es un fenómeno que genera sensaciones de diversa índole, incluso térmicas, debido a ese fenómeno de interacción de unos sentidos con otros, fenómeno bien conocido llamado sinestesia. Estas sensaciones en boca dependen en primera instancia del grado alcohólico y del nivel de acidez total, entre otros parámetros químicos, y por supuesto del equilibrio entre ellos. Pero a nivel aromático se debe hablar de una mayor complejidad y de numerosos compuestos volátiles y sus precursores en uva, que aparecen y desaparecen según el grado de madurez de la misma, lo que depende a su vez de la zona climática donde se ubica el viñedo, de la región, la altura del viñedo, la gestión de la vegetación, la insolación y del momento elegido para la recolección.

La frescura del vino sin duda alguna es un elemento hedónico de gran disfrute sensorial, exhibiendo propiedades muy positivas y agradables tanto en nariz como en boca y por supuesto, en la fase retronasal, produciendo esa sensación de despeje, limpieza y pureza aromática de forma general dentro del organismo.

El consumo excesivo de bebidas alcohólicas entre jóvenes estudiantes de 14 a 18 años sigue en niveles altos

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, a través del Observatorio Español de las Drogas y las Adicciones, presentó el pasado 19 de noviembre la 13º Encuesta sobre Uso de Drogas en Enseñanzas Secundarias en España (ESTUDES) 2018/19, que se realiza a jóvenes de entre 14 a 18 años de todo el país, en la que se destaca que el consumo de alcohol reciente desciende del 67% al 58,5% pero, por el contrario, aumentan las borracheras en el último mes (del 21,8% al 24,3%).

Este departamento insiste en que el consumo de alcohol (catalogada como droga legal) entre este colectivo de jóvenes sigue estando en niveles elevados, siendo con diferencia la sustancia psicoactiva más extendida entre los estudiantes de 14 a 18 años en España.

El 77,9% del total de los estudiantes encuestados lo ha probado alguna vez (76,9% en la encuesta de 2016); el 75,9% lo ha bebido en el último año (75,6% en 2016), es decir tres de cada cuatro, y el 58,5% lo ha hecho en el último mes (67% en 2016), es decir 6 de cada 10, lo que viene a confirmar el descenso iniciado en 2014 en ese tramo temporal.

La prevalencia del consumo de alcohol en los últimos doce meses es del 74,1% entre los hombres y del 77,5% entre las mujeres, siendo también mayor en los últimos tres días entre estas últimas (59,8%) que entre los primeros (57,2%), así como en el consumo de bebidas alcohólicas alguna vez en la vida (79,4%, mujeres, 76,3%, hombres).

A continuación, información para suscriptores.

La plataforma Wine in Moderation (WiM) estrena una nueva estrategia de marca y actualiza sus logotipos

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

 (photo: )

La Asociación “Wine in Moderation” ha puesto en marcha una nueva estrategia de marca y ha llevado a cabo una actualización de los logotipos del programa y sus mensajes, tras haberlo aprobado en la reciente asamblea, celebrada en noviembre.

Además, esta plataforma, a la que pertenecen organizaciones nacionales de 17 países de todo el mundo, entre ellas la Federación Española del Vino (FEV), prevé el lanzamiento de varios “toolkits” (cajas de herramientas) a lo largo del presente 2020, con el fin de ayudar a las bodegas y al resto de entidades adheridas al programa a realizar actividades y acciones bajo los principios y valores de “Wine in Moderation”.

El nuevo lema del programa WiM, bajo el que se enmarca su renovada identidad visual es “Choose/Share/Care” (Elegir, Compartir, Cuidar), como resultado de la reflexión realizada por las organizaciones miembros de esta plataforma a finales de 2018, una vez cumplido el 10º aniversario de su lanzamiento.

Vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=tjzJ-dAELmM&t=2s

El objetivo principal de la renovación de la imagen y de los nuevos mensajes de WiM es trasladar el compromiso de responsabilidad social (RSC) del sector vitivinícola de una manera más amable, actual y atractiva para los consumidores, contribuyendo, a la vez, a reducir el consumo abusivo de alcohol, que daña la imagen de este sector.

Apoyo a los profesionales

El programa WiM continuará apoyando a los profesionales del sector vitivinícola para inspirar una cultura sostenible del vino y, además, seguirá trabajando en el ámbito de la evidencia científica entorno al vino y en la formación sobre servicio responsable, aportando a los profesionales y empresas adheridas conocimiento, habilidades y herramientas para una mejor comprensión de los beneficios del consumo moderado de vino y de los riesgos asociados con el abuso de alcohol.

La nueva estrategia de la plataforma buscará aprovechar también las oportunidades creadas por el enoturismo, ayudando a las bodegas a crear experiencias vinícolas responsables para que los visitantes puedan disfrutar de manera responsable y a las comunidades vinícolas para que capturen el valor de los crecientes flujos del enoturismo.

Por último, el programa WiM seguirá trabajando para ayudar a las empresas a marcar la diferencia utilizando herramientas innovadoras, compartiendo buenas prácticas y realizando acciones tangibles y relevantes que contribuyan a que sus clientes adopten decisiones informadas.

Además de la actualización de los logotipos del programa citado, la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE), encargada de su aplicación y seguimiento, adaptará en las próximas semanas el Código de Comunicación Comercial del Vino (CCC) que, basado en la comunicación responsable y la autorregulación publicitaria del sector vitivinícola, es uno de los ejes más desarrollados del programa WiM y goza de una implantación importante, siendo valorado de forma positiva también por las autoridades sanitarias.

Así, el CCC incorporará las novedades en la estrategia del programa WiM e incluirá los nuevos logotipos WiM en su correspondiente libro de estilo. Está previsto, además, que se abra un periodo transitorio a lo largo de todo el año 2020 para que las empresas vayan sustituyendo los logos antiguos por los nuevos en sus respectivas comunicaciones comerciales.

Más información: www.wineinmoderation.eu

Avance de producción del olivar

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Avance completo en pdf adjunto (para suscriptores).

Balance de campaña del aceite de oliva a 30 de noviembre de 2019

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Artículo con tablas en pdf adjunto (para suscriptores)

La producción de aceite de oliva en España en los dos primeros meses de la campaña 2019/20 (octubre y noviembre) se ha situado en 210.700 toneladas, evidenciando un importante adelanto respecto a la campaña precedente (+99,34%). Después de un primer mes de campaña muy productivo, durante noviembre se han elaborado 168.000 toneladas que, aunque a un ritmo inferior que en octubre, supone un incremento del 70,73% respecto al mismo mes de la campaña anterior y se sitúan en la media de las campañas precedentes.

Así lo recogen las estadísticas que proporciona la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA). El Ministerio señala que el mayor ritmo de producción respecto de la campaña anterior se ha visto favorecido por el adelanto en la maduración.

A esa producción se han sumado 24.200 toneladas de aceite de oliva importado. Las importaciones se sitúan, por tanto, un 8% por debajo de la campaña anterior y un 2% por encima de la media, con una ligera tendencia creciente en este inicio de campaña.

De este modo, el MAPA indica que los recursos disponibles a estas alturas de campaña superan a las campañas anteriores, por el alto nivel de existencias iniciales (la campaña arrancó con 755.700 toneladas de aceite almacenadas en stock; y el adelanto en la recolección que ya hemos reseñado.

En cuanto a las salidas de aceite de oliva, la comercialización total en el primer bimestre de campaña es (cifra provisional) de 286.700 toneladas, un +32,5% por encima de la media y un 22% más que en la campaña anterior. Así, el promedio mensual es de 143.350 toneladas, récord para los dos primeros meses de campaña.

Esa comercialización se ha dado, fundamentalmente en exportación, que ha asumido 191.100 toneladas. Se trata del segundo valor máximo de exportaciones para un mes de noviembre, solamente superado por el de la campaña 2014/15. El total se sitúa un 26% por encima de la campaña anterior y un 37% de la media. Mientras que el consumo interno mantiene el dinamismo, con 95.600 toneladas, un 24% superior a la media de las campañas anteriores y un 15% por encima de las cifras de la campaña pasada. Hasta la fecha, la exportación supone el 67% de las salidas de aceite de oliva español, por el 33% del mercado nacional.

Con estos movimientos de mercado, noviembre cerró con unas existencias de 703.900 toneladas, que pueden considerarse muy elevadas (+158,6% respecto a la campaña anterior). Las almazaras concentran el 70% de las existencias, 23 puntos por encima de la media de las pasadas 4 campañas y un 242% superiores al año anterior. En las envasadoras se incrementan en un 66% respecto de la campaña anterior.

En esta coyuntura, los precios no parecen repuntar y se mantenían por debajo de los de la campaña anterior en todas las categorías.

Aceituna de mesa

En cuanto a la aceituna de mesa, la entrada de aceituna cruda se situó en 449.900 toneladas, con una exportación de 100.320 toneladas y un consumo interno de 34.760 toneladas. El mes de noviembre cerró con unas existencias de 691.680 toneladas, en su mayoría de las variedades Hojiblanca (310.840 toneladas) y Manzanilla (226.900 toneladas). El stock de estas dos variedades representa el 78% del total almacenado. Del resto de variedades se cuenta con un stock que oscila entre las 29.000 y las 47.200 toneladas, según variedad.