Topic:

Viticultura e innovación, combinación ganadora para afrontar los efectos del cambio climático

 Publicado el por Plataforma Tecnológica del Vino (PTV) (colaborador)

 (photo: )

Fruto de la apuesta del sector vitivinícola español por la Innovación, en el año 2011 nacía la Plataforma Tecnológica del Vino con el firme objetivo de definir las necesidades científico-técnicas del sector y articular su actividad de I+D+i. Hoy, un comité de expertos representados por la Comisión Técnica de la PTV, y organizados en torno a 6 áreas de interés (Viticultura, Proceso, Producto, Salud, Sostenibilidad y Cambio Climático y Economía Vitivinícola), continúa trabajando para establecer los horizontes de los grandes retos del sector del vino y priorizar aquellos que urge abordar.

En este contexto, tanto el área de Viticultura como el de Sostenibilidad y Cambio Climático de la PTV coinciden en la importancia de implantar estrategias de mitigación y adaptación del viñedo a los efectos negativos del cambio climático, siendo una preocupación que afecta, no solo al conjunto del viñedo español, sino también al de buena parte del mundo. Efectos como el aumento medio de temperaturas, olas de calor o eventos climáticos extremos, son más que preocupantes, pero quizás, uno de los grandes retos no afrontados aún en profundidad es la escasez y heterogeneidad de las precipitaciones y que, en nuestras condiciones, puede ser un factor limitante del cultivo.

Ahora bien, no solo el viñedo se adapta a las condiciones cambiantes del clima, también el resto de las especies entre ellas plagas, patógenos, etc. Es por ello que, minimizar los efectos de plagas y enfermedades de la vid (especialmente enfermedades de la madera) a través del estudio de factores abióticos y bióticos implicados, y proporcionar soluciones sostenibles, respetuosas con el medio ambiente, económicamente viables y socialmente responsables, son otros de los retos fundamentales del sector vitivinícola.

Ante este nuevo panorama de constante cambio, la conservación y puesta en valor del material vegetal existente en el viñedo español se vuelve una herramienta clave para poder dar respuestas a estos desafíos. Los métodos de selección serán fundamentales tanto para el desarrollo de nuevas variedades de vid, como para la recuperación de variedades minoritarias con determinado potencial o resistencias, para el estudio de la mejora de la calidad de nuestras uvas y vinos, asegurando así la adaptabilidad de las variedades de vid a las condiciones del medio.

Algunas iniciativas innovadoras

Entendiendo la innovación como la única vía para hacer frente a estos, y otros grandes retos, que debe afrontar el sector del vino español, ya se han puesto en marcha algunos proyectos de I+D+i en el marco de la PTV.

Ejemplo de ello, a nivel nacional, es GLOBALVITI. Un proyecto liderado por Familia Torres que, con un presupuesto de más de 8 millones de euros, pretende mejorar la producción vitivinícola frente al cambio climático, mediante la aplicación de nuevas tecnologías transversales como IoT, Big Data, Robótica o Biotecnología.

Otra iniciativa española, de repercusión internacional, es el proyecto PRIORAT+MONTSANT que cuenta con la contribución financiera de la herramienta LIFE+ de la Unión Europea, por medio del cual se está aplicando un conjunto de tecnologías (red de estaciones meteorológicas coordinadas, cámaras de presión o equipos de muestreo de suelo), para una gestión eficiente del riego, uso de fertilizantes o predicción de plagas. Este proyecto, liderado por VITEC, cuenta con más de 1,5 millones de euros para su ejecución y sus resultados pretenden ser replicados en distintas zonas vitícolas europeas.

Más información en http://ptvino.com

El proyecto Gesviña promueve la viticultura sostenible del viñedo atlántico con un menor uso de fitosanitarios

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Los viñedos atlánticos comparten problemáticas como el minifundismo, una elevada pluviometría y temperaturas suaves. (photo: )

Los viñedos atlánticos comparten problemáticas como el minifundismo, una elevada pluviometría y temperaturas suaves.

El proyecto Gesviña, en el que participa, entre otros, NEIKER-Tecnalia, tiene como fin promover una viticultura sostenible del viñedo atlántico mediante la reducción de fitosanitarios, la formación del sector en calibración de equipos de aplicación y la utilización de cubiertas vegetales para contrarrestar la erosión, y mejorar la actividad biológica y fertilidad del suelo, disminuyendo o eliminando los herbicidas.

Gesviña se desarrollará en Euskadi en una parcela de txakoli y sus resultados serán extrapolables a las tres Denominaciones de Origen de este tipo de vino: Arabako Txakolina, Bizkaiko Txakolina y Getariako Txakolina, ya que las condiciones agroclimáticas son semejantes, al igual que los problemas con el viñedo.

Entre los resultados esperados destaca la detección de los productos alternativos a los fitosanitarios de síntesis química para el control de las enfermedades y la aplicación de los mismos por parte de un elevado número de viticultores, así como el incremento de viticultores que calibren correctamente los equipos.

Se espera, asimismo, evaluar cubiertas vegetales adecuadas a las condiciones climáticas de este tipo de viñedos y, finalmente, se redactará un manual de buenas prácticas para el viñedo atlántico y los resultados se difundirán entre los agentes del sector.

Problemas comunes

Los viñedos atlánticos comparten problemáticas como el minifundismo, una elevada pluviometría y temperaturas suaves, que inciden en la necesidad de aumentar los tratamientos fitosanitarios, en especial de fungicidas.

Asimismo, cuentan con una orografía accidentada, que favorece la erosión; una excesiva dependencia del uso de cobre, especialmente en los modelos ecológicos, con problemas de limitación de uso y de contaminación del suelo; y viticultores de una edad media alta, con mayor dificultad para la aplicación de nuevas técnicas de control sostenibles.

Además, las condiciones de las explotaciones vitícolas atlánticas hacen más difícil la adopción de los cambios requeridos por una legislación cada vez más restrictiva en el uso de productos fitosanitarios.

En los últimos tiempos, la situación está cambiando, debido a que cada vez son más los jóvenes que se incorporan a la viticultura y enfocan el cultivo con criterios de sostenibilidad.

Cambio de prácticas

La demanda de vinos ecológicos es creciente y las progresivas restricciones en el uso de productos fitosanitarios de síntesis están enfocando las investigaciones hacia productos alternativos, más respetuosos con el medio ambiente, y hacia nuevas técnicas de cultivo, como las cubiertas vegetales, que protegen al suelo de la degradación y actúan como sumidero de carbono.

Por estas razones es necesario concienciar plenamente al sector sobre el cambio en sus prácticas vitícolas con vistas a un cultivo más sostenible.

El proyecto Gesviña orienta sus resultados a bodegas y viticultores; Consejos Reguladores de Denominación de Origen; Agricultores, empresas de explotación y transformación; y administraciones públicas relacionadas con la agricultura, medio ambiente y desarrollo rural.

El Grupo Operativo (GO) supra-autonómico Gesviña, orientado a poner en práctica una gestión sostenible del viñedo atlántico, abarca las regiones de Galicia, Asturias y País Vasco.

Está coordinado por la empresa Sociedad Cooperativa Vitivinícola Arousana (Bodega Paco&Lola) y en él participan, además de NEIKER-Tecnalia, el Instituto Gallego de Calidad Alimentaria (Ingacal), el Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario del Principado de Asturias (Serida), la Asociación Vino de Calidad de Cangas (Denominación de Origen Cangas) y la Fundación Empresa-Universidad Gallega (FEUGA).

 

Ganadores de los Premios Excelencia y Maestro de Almazara Oleomaq 2019

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Imagen de grupo del jurado de los premios Oleomaq 2019. (photo: )

Imagen de grupo del jurado de los premios Oleomaq 2019.

La mejora de la competitividad de las empresas mediante la aplicación de nuevas tecnologías es uno de los objetivos principales de Feria de Zaragoza. Por ello, una de las novedades del 7º Salón Internacional de Maquinaria y Equipos para Almazaras y Envasado (Oleomaq 2019), que tendrá lugar del 26 de febrero al 1 de marzo de 2019, es la celebración del primer Premio Excelencia. Este reconocimiento nace con el propósito de premiar nuevos modelos de negocio y de gestión de las almazaras aplicables a la industria y el mercado oleícola actual.

Recientemente, el jurado del premio se reunió y emitió su veredicto que proclama como ganador del Premio Excelencia Oleomaq a Almazara Molino Alfonso, precedente de la localidad zaragozana de Belchite.

Esta empresa, con más de cien años de historia y el esfuerzo de cuatro generaciones, trabaja en el constante perfeccionamiento de la técnica y producción de aceite de oliva. La Almazara Molino Alfonso se conserva fiel a su tradición generacional, manteniendo su compromiso con agricultores y clientes, así como fomentando y potenciando el respeto por la tierra, el olivo y el medioambiente. Asimismo, destaca por su innovación en el sector incorporando nuevas vías de negocio como la cosmética, los productos gourmet y la producción de una amplia variedad de aceites de oliva.

Asimismo, recientemente se falló el premio Maestro de Almazara, con el que Oleomaq 2019 reconoce la importante labor y el compromiso continuado de los expertos del oro líquido con el sector oleícola.

Javier Sánchez Pedrós ha conseguido el  primer título de Maestro de Almazara de Oleomaq por su trayectoria de casi dos décadas, creciendo profesionalmente desde operario a maestro almazarero. Además, Sánchez que actualmente desempeña su labor en Aceites Impelte del Bajo Martín, S.L.,  es miembro del Panel Oficial de Catadores de Aceite de Oliva Virgen de Aragón y del Panel de Cata Internacional de TerraOlivo–Mediterranean Olive Oil Competition. 

En este sentido, su compromiso con el sector, la pasión que pone en su trabajo, su capacidad emprendedora y su inquietud por la calidad lo han convertido en el vencedor.

Asimismo, el jurado concedió un accésit al finalista en segunda posición, Miguel Ángel Carrasco Lajas, quien desempeña su labor en la Almazara As Pontis-Agropecuaria Carrasco, S.L. y es el productor del mejor AOVE ecológico de Extremadura durante los últimos cinco años.

Con esta iniciativa, Feria de Zaragoza ha querido impulsar y premiar el trabajo y la innovación de los profesionales de la industria del aceite, una de las actividades que cuenta con una mejor reputación y más representativa dentro de la industria agroalimentaria mediterránea.

La entrega de ambos galardones tendrá lugar durante la celebración del certamen oleícola de Feria de Zaragoza, que coincide con los salones Enomaq, Tecnovid y Oleotec.

Más información en www.oleomaq.es

El sector vitivinícola dejó sin gastar casi 49 M€ del PASVE del ejercicio de 2018

 Publicado el por

///AVANCE///HABRÁ AMPLIACIÓN///

El sector vitivinícola español no fue capaz de gastar todo el dinero asignado a financiar el Programa Nacional de Apoyo (PASVE) del último ejercicio 2018, que se cerró el pasado 15 de octubre. Según datos provisionales del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), en las arcas comunitarias se quedaron esta vez casi 49 millones de euros, prácticamente una quinta parte del dinero que la UE había asignado (210,33 M€) de forma indicativa a nuestro sector durante el ejercicio de 2018 (de 16 de octubre de 2017 a 15 de octubre de 2018).

Se trata de la cifra de fondos comunitarios más alta que se queda sin ejecutar por parte del sector vitivinícola español, en el que fue el último año del PASVE del periodo 2013-2018, dado que ya hemos entrado en nuevo periodo quinquenal que irá, en principio de 2019 a 2023 e incluso, como ya ha venido informando puntualmente la SeVi, se ha cambiado la normativa (Real Decreto 1363/2018) que regula la financiación comunitaria de las medidas de estos planes de apoyo.

En cifras, el gasto comunitario ejecutado fue de apenas 161,4 millones de euros, casi 48,95 millones menos que lo asignado inicialmente por Bruselas. El gasto ejecutado en cada una de las cinco medidas del PASVE de 2018 se quedó por debajo, destacando, por ejemplo, los menos de 17 millones que el sector  demandó de la medida de la destilación de subproductos del vino, casi un 47% y 15 millones menos que lo asignado,  debido quizás al importante descenso de la cosecha de uva para vinificación También se quedaron sin gastar, y por tanto, se perdieron, cifras importantes de dinero en las medidas de promoción, reestructuración e inversiones, como se recoge en los cuadros adjuntos.

Evolución de los pagos realizados del Programa de Apoyo al Sector del Vino. Ejercicios 2013-2018

Medidas

2013 (M€)

2014 (M€)

2015 (M€)

2016 (M€)

2017 (M€)*

2018 (M€)*

(%) 18/17

Promoción en terceros países

38,291

39,441

44,354

49,67

41,62

42,14

+1,25

Reestructuración de viñedo

163,794

112,535

80,411

74,97

77,36

63,32

-18,15

Inversiones

-

9,369

57,96

57,41

51,15

39,04

-23,68

Destilación de subproductos

7,800

30,409

29,399

30,39

31,71

16,88

-46,77

Total

209,883

191,643

212,061

212,42

201,87

161,38

-20,06

Fuente: FEGA. *Provisional.

Comparativa entre presupuesto indicativo PASVE 2018 y pagos ejercicio FEAGA 2018

Medidas

  1. Presupuesto indicativo 2018 (M€)

2. Pagos acumulados Ejercicio 2018

(M€)

Diferencia 2/1

(M€)

Diferencia 2/1

(%)

Promoción en terceros países

54,00

42,14

-11,86

-22.0%

Reestructuración de viñedo

74,26

63,32

-10,94

-14,7%

Inversiones

50,26

39,04

-11,22

-22,3%

Destilación de subproductos

31,80

16,88

-14,92

-46,9%

Total*

210,332

161,385

-48.947

-23,3%

Fuente: FEGA. * Provisional.

 

Evolución de los precios de la tierra de viñedo en España durante 2017

 Publicado el por

El precio medio del cultivo de viñedo aumentó un 0,8% y en 130 euros/ha durante el año pasado en términos corrientes, pasando de 15.451 euros/ha en 2016 a 15.580 euros/ha en 2017, según la tradicional Encuesta de Precios de la Tierra de 2017 del Ministerio de Agricultura, que cambia de año base (la nueva base es de 2016) y de fuente metodológica (en vez de la Estadística de Superficies del MAPA, se utiliza ahora la Encuesta sobre la Estructura de las Explotaciones Agrícolas del año 2016, del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por el contrario, el precio del cultivo de viñedo de uva de vinificación de secano, mayoritario y que pondera 2,5 puntos porcentuales sobre un total de 3,3% de cultivo total de viñedo en el índice general de la Superficie Agrícola Útil (SAU), se redujo un 1,3% y en 185 €/ha, pasando de 13.748 €/ha en 2016 a 13.563 €/hectárea en 2017.

Dentro del cultivo del viñedo, la nueva estadística incluye el viñedo de uva para mesa y pasas en secano, cuyo precio repunta un 11,5% y en 1.407 €/ha de un año a otro, quedando en los 13.653 €/ha en 2017, así como el viñedo de uva para mesa y pasas en regadío, que sube también de forma apreciable un 13,6% y en 4.345 €/ha para quedar en 2017 en 36.180 €/hectárea.

En cuarto lugar se incluye el viñedo de uva de vinificación en regadío, que pondera en 0,7 puntos porcentuales sobre el 3,3% en total y que experimenta entre 2016 y 2017 un alza del 4,2% y en 840 €/ha, hasta los 20.919 €/hectárea.

Evolución de los precios medios de las tierras de cultivo del viñedo 2016 y 2017

 

Ponderaciones base 2016 (%)

Precios 2016 (€/ha)

Precios 2017 (€/ha)

Variación precios (€/ha)

Variación precios (%)

Uva para mesa y pasas secano

0,0

12.246

13.653

+1.407

+11,5%

Uva para mesa y pasas regadío

0,1

31.833

36.180

+4.345

+13,6%

Uva de vinificación secano

2,5

13.748

13.563

-185

-1,3%

Uva de vinificación regadío

0,7

20.079

20.919

+840

+4,2%

Viñedo

3,3

15.451

15.580

+130

+0,8%

General

100,0

9.882

10.082

+200

+2,0%

Fuente: Encuesta de Precios de la Tierra, 2017. MAPA.

Seis principales Comunidades Autónomas suponen el 83,4% de la superficie de viñedo de uva de vinificación en secano. La primera de ellas, Castilla-La Mancha, representa el 47,8% de este cultivo y su precio medio por hectárea bajó un 11,2% y en 1.122 euros en el pasado año, hasta quedar en 8.854 €/ha, descenso que condicionó la evolución negativa total de esta tipología de viñedo durante 2017.

La segunda Comunidad con más ponderación fue Extremadura, con un 9,1% del total en este tipo de viñedo, con un aumento, por el contrario, del 6,9% y de 560 €/ha en 2017, hasta una media de 8.725 €/ha, seguido de Cataluña (8,5% de ponderación), con un alza del 5,2% y de 1.045 € en 2017, hasta una media de 21.323 €/hectárea.

La Comunidad Valenciana se situó en cuarto lugar, con una ponderación del 6,6% del total y un considerable aumento del precio por hectárea del 21,5% y de 1.586 euros, hasta una media de 8.958 €/hectárea, seguido de Castilla y León (6,5% de ponderación), con un caída del 2,5% y de 505 €/ha, quedando en los 19.293 €/hectárea de media. Y, por último, en sexto lugar, la Comunidad de La Rioja, que pondera un 5% del total, con un alza del 8,7% y de 2.710 € por hectárea el pasado año, hasta alcanzar de media los 33.960 €/hectárea.

Por encima de la media nacional de 13.563 €/ha se situaron también las CC.AA. de Galicia, con 33.323 €/ha (+1,2% y 389 €/ha más); País Vasco, con una media de 49.950 €/ha (-0,4% y unos 200 €/ha menos); Andalucía, con 24.167 €/ha de media (+0,7% y 158 €/ha más), y Canarias, con un precio medio de 70.371 €/ha, que no experimenta cambios respecto al año anterior.

Por debajo de la media nacional se sitúan, además, las CC.AA. productoras de Navarra (13.006 €/ha de media, un 2,7% y 340 más que en 2016); Comunidad de Madrid (8.126 €/ha, un 0,4% y 33 €/ha más); Aragón (6.990 €/ha, un 4,9% y 361 €/ha menos) y Regón de Murcia (5.500 €/ha de media, un 5% y 262 €/ha más).El MAPA no ofrece datos del precio medio del viñedo de uva de vinificación en secano de Asturias, Cantabria y Baleares.

Precio medio de las tierras de cultivo de viñedo de uva de vinificación en secano por CC.AA. en 2016 y 2017

CC.AA.

2016 (€/ha)

2017 (€/ha)

Variación precios (€/ha)

Variación precios (%)

Galicia

33.323

33.712

+389

+1,2%

P. Asturias

-

-

-

-

Cantabria

-

-

-

-

País Vasco

50.150

49.950

-200

-0,4%

Navarra

12.666

13.006

+340

+2,7%

La Rioja

31.250

33.960

+2.710

+8,7%

Aragón

7.350

6.990

-361

-4,9%

Cataluña

20.278

21.323

+1.045

+5,2%

Baleares

-

-

-

-

Castilla y León

19.797

19.293

-505

2,5%

Madrid

8.093

8.126

+33

+0,4%

Castilla-La Mancha

9.976

8.854

-1.122

-11,2%

Com. Valenciana

7.372

8.958

+1.586

+21,5%

R. de Murcia

5.238

5.500

+262

+5,0%

Extremadura

8.165

8.725

+560

+6,9%

Andalucía

24.009

24.167

+158

+0,7%

Canarias

70.371

70.371

0

0,0%

ESPAÑA

13.748

13.563

-185

-1,3%

Fuente: Encuesta de Precios de la Tierra, 2017. MAPA.

Cambios metodológicos

Según el Ministerio de Agricultura, la Oficina de Estadística de la Unión Europea, Eurostat, establece una metodología común para el cálculo de los Precios de la Tierra de uso agrario. La misma afecta a todos los Estados miembros de la Unión Europea, permitiendo así la “comparabilidad” (sic) de los datos entre países, al ser la tierra un recurso primario en la producción agraria.

Por ello, se establece el año 2016 como año de referencia en la nueva base del cálculo de los Precios de la Tierra. En este sentido, en la nueva base 2016 se utiliza la Encuesta sobre la Estructura de las Explotaciones Agrícolas del año 2016, que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE) y está armonizada con el resto de países de la UE, en lugar de utilizarse la Estadística de Superficies del MAPA, como venía siendo hasta ahora (base 2011 y anteriores).

Debido a ello, explica el MAPA, se han tenido que adaptar las anteriores 28 tipologías y aprovechamientos de la base 2011 a las 21 tipologías actuales, con el fin de poder ponderar los respectivos precios con las nuevas superficies de la Encuesta del INE. Así, los precios de la tierra del año 2016, que se calcularon y publicaron con la base 2011, se han recalculado con la nueva base 2016 y, por tanto, varían al cambiar la base de ponderaciones. Para poder analizar la evolución del precio durante estos dos últimos años, el MAPA publica ahora juntos la evolución de los años 2016 y 2017.

En la comparativa del precio medio del viñedo de uva de vinificación en secano del año 2016 según el año de referencia (base 2011 o base 2016) y según la encuesta de superficies del MAPA o de encuesta sobre la estructura de explotaciones agrícolas del INE, las mayores diferencias a la baja se dan en las CC.AA. de Canarias (-7.062 €/ha) y Andalucía (-1.426 €/ha) y al alza en las CC.AA. de Castilla y León (+232 €/ha) y Castilla-La Mancha (+112 €/ha).

En el resto de CC.AA. productoras, la diferencia hacia arriba o hacia abajo es más testimonial (Galicia, Aragón, Cataluña, Comunidad Valenciana) e incluso no experimenta cambios (País Vasco, Navarra, La Rioja, Murcia y Extremadura), aunque a nivel nacional, la media baja en un 3,8% y 481 €/hectárea.

Comparativa precio medio del viñedo de uva de vinificación en secano. Año 2016. Base 2011 y Base 2016

CC.AA.

Base 2011 2016 (€/ha)

Base 2016 2016 (€/ha)

Variación precios (€/ha)

Galicia

33.310

33.323

+13

P. Asturias

-

-

-

Cantabria

-

-

-

País Vasco

50.150

50.150

0

Navarra

12.666

12.666

0

La Rioja

31.250

31.250

0

Aragón

7.365

7.350

-15

Cataluña

20.324

20.278

-46

Baleares

-

-

-

Castilla y León

19.565

19.797

+232

Madrid

8.093

8.093

0

Castilla-La Mancha

9.864

9.976

+112

Com. Valenciana

7.449

7.372

-77

R. de Murcia

5.238

5.238

0

Extremadura

8.165

8.165

0

Andalucía

25.435

24.009

-1.426

Canarias

77.433

70.371

-7.062

ESPAÑA

14.229

13.748

-481

Fuente: Encuesta de Precios de la Tierra, 2017. MAPA

Evolución de precios medios del viñedo de transformación en secano. Periodo 1983-2017

Años

Euros/ha (corrientes)

(%) s./ año anterior

 

Años

Euros/ha 
(corrientes)

(%) s./ año anterior

1983

3.436

-

 

2001

11.677

-6,86

1984

3.567

+3,81

 

2002

12.559

+7,55

1985

3.896

+9,22

 

2003

12.664

+0,84

1986

4.291

+10,14

 

2004

13.246

+4,60

1987

4.876

+13,63

 

2005

13.693

+3,37

1988

5.468

+12,14

 

2006

14.324

+4,61

1989

6.046

+10,57

 

2007

15.133

+5,65

1990

5.150

-14,82

 

2008

15.013

-0,79

1991

5.898

+14,52

 

2009

14.648

-2,43

1992

5.453

-7,54

 

2010

13.622

-7,00

1993

5.190

-4,82

 

2011

13.916

+2,16

1994

5.870

+13,10

 

2012

13.744

-1,24

1995

6.009

+2,37

 

2013

13.517

-1,65

1996

6.440

+7,17

 

2014

14.006

+3,62

1997

7.698

+19,53

 

2015

14.010

+0,03

1998

9.423

+22,41

 

2016*

14.229

+1,56

1999

12.245

+29,95

 

2016**

13.748

-3,38

2000

12.537

+2,38

 

2017**

13.563

-0,8

Fuente: MAPA. *2016: Año base 2011. **Año base 2016.