Topic:

El aforo de la Junta de Andalucía para 2014/2015 prevé 784.000 t de aceite de oliva en España (643.000 t en Andalucía)

 Publicado el por SeVi (colaborador)

La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Elena Víboras, presentó el pasado 24 de octubre en Jaén las primeras estimaciones de cosecha de aceituna para almazara y producción de aceite de oliva, así como las previsiones de aceituna de mesa para la campaña 2014/2015.

En total, se prevé una producción de aceituna de almazara de 3.121.300 toneladas en Andalucía y, según los rendimientos estimados, esto dará lugar a una producción de aceite de oliva de 643.000 toneladas en la principal región productora de España y, por tanto, del mundo.

Ese dato supone una elaboración un 42% inferior a la media de las últimas cinco campañas y un 56% menos que la pasada campaña de aceite de oliva, “que fue excepcionalmente buena”, aseguró Víboras.

Durante la presentación del aforo del olivar 2014/2015, la titular de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural insistió en que se trata de una primera estimación que se ha realizado a partir de “un trabajo exhaustivo”, si bien son muchas las circunstancias que pueden hacer variar el resultado final a lo largo de la campaña de recolección.

Así, “si tuviéramos que describir la actual campaña, podríamos decir que se espera una producción sensiblemente inferior a la anterior”, ha reiterado.

En líneas generales, “lo primero que debemos tener en cuenta para estimar la producción de esta campaña es que la anterior fue muy buena en producción”, explicó.

Además, durante este año 2014, la climatología no ha sido favorable para el olivar ya que, por un lado, las altas temperaturas primaverales han perjudicado la floración y el posterior cuajado del fruto y, por otro lado, se han producido tormentas de granizo y pedrisco en algunas zonas de la comarca de Mágina (Jaén) y en el valle medio del Guadalquivir, en la provincia de Córdoba. “La única provincia que no se ha visto afectada por la mala climatología ha sido Huelva y, por ello, su previsión de cosecha es mejor”, resaltó.

Datos por provincias

Por provincias, Jaén es la que marca el descenso en la producción. Con algo más de 1.220.000 toneladas de aceituna para almazara, se espera obtener 270.000 toneladas de aceite, una producción que supone un 50% menos que la media de las últimas cinco campañas y un 64% menos que la pasada campaña.

A continuación, en la provincia de Córdoba se espera una cosecha de aceituna para molino de 744.700 toneladas, que se traducirán en 147.000 toneladas de aceute de oliva, con un retroceso del 46% en comparación con la media de las últimas cinco cosechas y de un 59% por debajo de la anterior campaña 2013/2014

Previsión de producción de aceite en España y en el mundo

Andalucía suele aportar en torno al 82% de la producción nacional de aceite de oliva. “Si extrapolamos el resultado de nuestro aforo, teniendo en cuenta el peso de Andalucía sobre el total nacional, arroja una previsión de 784.000 toneladas para toda España”, detalló Elena Víboras.

Asimismo, según las estimaciones del Consejo Oleícola Internacional (COI), se prevé una producción mundial de 2.560.000 toneladas de aceite de oliva, lo que supone un 19% menos que la campaña 2013/2014. Para España prevén un descenso del 50%, que contrasta con el importante incremento previsto para Grecia (+122% hasta las 300.000 toneladas), mientras que en Portugal se espera una ligera disminución del 1,5%.

En los países extracomunitarios también prevén, en general, mayores cosechas. Es el caso de Túnez (206.000 toneladas) o al mismo nivel que la pasada campaña, como Turquía (190.000 toneladas). Bajan, sin embargo, en Siria (-70%) por la sequía y en Argentina ( -80%) por heladas y vientos.

Aceituna de mesa

En cuanto a la producción de aceituna de mesa, también se prevé un descenso, aunque menos acusado. Según las estimaciones, se recogerán un total de 373.865 toneladas, lo que supone un 15% menos que la campaña anterior y un 12% menos que la media de las últimas cinco campañas.

Por provincias, en todas ellas se espera menor cosecha que la pasada campaña. Así, en Sevilla, la principal productora, se calcula que apenas baje un 5% respecto a la pasada campaña, mientras que en Córdoba se espera recoger unas 50.000 toneladas de la variedad Hojiblanca, un 30% menos que la pasada campaña, aunque esta cifra puede variar al final, ya que se trata de una variedad de doble aptitud, explicó a consejera. En Málaga, el descenso ronda el 44% respecto a la pasada campaña debido, especialmente, a la climatología adversa en la zona de producción de aceituna Aloreña.

En cuanto a la aceituna de mesa, el COI prevé una producción mundial de 2.551.500 toneladas, lo que supone un 2% menos que en la campaña anterior 2013-2014. Al igual que en el caso del aceite, se espera una menor cosecha en España y Portugal y una mayor producción en Grecia y los países terceros (excepto Siria y Argentina).

Consumo y comercio exterior del aceite de oliva

Según los datos del Panel de Consumo del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, el consumo de aceite de oliva se incrementó en un 4,44% en el primer semestre del año.

En este sentido, la consejera apuntó que, aunque el aceite de oliva es el aceite vegetal más consumido en España (cerca del 70% del total), “aún nos queda margen para seguir creciendo en los aceites de mayor calidad”. De hecho, concretó, “solo el 26,5% de todo el aceite de oliva que se consume en España es virgen extra, mientras que en Andalucía llegamos hasta el 35,75%”.

Aunque, sin duda, “donde tenemos mayor potencial es en el mercado internacional, donde este aceite, con cualidades saludables demostradas científicamente, sigue ganando cuota de mercado”, aseveró. Al respecto, recordó que, según los datos del COI, el consumo mundial de aceite de oliva ha aumentado más de un 25% durante las últimas 15 campañas.

En cuanto al mercado internacional, Andalucía lidera las exportaciones en el ámbito nacional, con el 73%. Así, según los datos de la última campaña 2013-2014, Andalucía exportó 776.400 toneladas de aceite de oliva por un valor de 1.782 millones de euros. “Una clara muestra de que se está haciendo un gran esfuerzo por conquistar nuevos mercados”, destacó la consejera.

El precio del aceite es una de las variables que “mejor toman el pulso al sector”, resaltó la consejera, que ha recordado que esta campaña 2014-2015 “se inicia con unos precios algo mejores que la pasada campaña”, con 2,70 euros el kilo en septiembre de 2014 frente a los 2,56 euros el kilo de septiembre de 2013, lo que supone un incremento del 5,8%. En este sentido, Elena Víboras consideró que “hay margen para que todos los eslabones de la cadena de valor puedan obtener beneficio de forma equilibrada”; por ello, aseguró, hay que seguir trabajando en concentrar la oferta y mejorar la posición negociadora, ganar en eficiencia y competitividad, tanto en el campo como en la transformación y comercialización; y adoptar buenas prácticas comerciales evitando abusos y guerras de precios que, “a la larga, no benefician a nadie”.

Importancia del olivar en Andalucía

El olivar es el principal cultivo de Andalucía, con cerca de 1,5 millones de hectáreas y uno de los que más valor aportan a la producción agraria andaluza (en torno a 2.000 millones de euros de media en los últimos años). Cuenta con 169.459 explotaciones, de las cuáles más de 60.000 están en Jaén, y se caracteriza por una clara vocación exportadora. Además, el aceite de oliva y la aceituna de mesa suman más del 26% de las exportaciones agroalimentarias andaluzas. Igualmente, el olivar es el mayor perceptor de ayudas de Pago único de la Política Agraria Común (PAC), con unos 815 millones de euros (cerca del 50% del total andaluz).

Reacciones de las organizaciones agrarias ante el aforo de la Junta de Andalucía

Las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA vieron confirmada la bajada de producción de aceite de oliva, tras conocer el aforo oficial de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, y mostraron su deseo de alcanzar unos precios en origen que garanticen la “rentabilidad” del cultivo.

Desde Asaja-Jaén explican que los datos del aforo para la campaña 2014/2015 ponen de manifiesto que tendremos una campaña “muy similar a la de 2012/2013”, ya que se prevén 643.000 toneladas a nivel andaluz y 270.000 en el caso de la provincia de Jaén.

El gerente y portavoz de ASAJA-Jaén, Luis Carlos Valero, indica que el aforo confirma las estimaciones que se venían haciendo y que, por tanto, las casi 800.000 toneladas de aceite previstas a nivel nacional, sumadas al enlace, darán una disponibilidad de en torno a los 1,4 millones de toneladas de aceite. “Vamos a tener un fiel reflejo de la campaña 2012/2013, por lo que no debe haber tensiones a la baja, de manera que los precios serán similares a los de esa campaña”, indica Valero.

En cuanto a la aceituna de mesa, desde Asaja-Sevilla también han valorado la similitud de las cifras de Asaja y la Junta, pero han destacado el “problema importante” de este sector con el precio en origen.

Por su parte, el responsable de olivar de COAG-A, Juan Luis Ávila, calificó como de “mala noticia” el dato ofrecido por la Junta. A su juicio, con la situación actual “nos enfrentamos a uno de los enlaces de campaña más justos de los últimos años”. Según los datos de la AICA, a 30 de septiembre las existencias de aceite de oliva no llegaban a 500.000 toneladas (468.500).

COAG Andalucía ha planteado a la consejera de Agricultura, Elena Víboras, que la Junta impulse una propuesta para que el resto de países productores desarrollen mecanismos de aforo oficiales, similares al que tiene Andalucía, con el objetivo de disponer de datos oficiales, fiables e independientes, y que estos sean la fuente del Comité Oleícola Internacional (COI) a la hora de realizar sus previsiones. De este modo, “se evitaría la difusión de datos interesados con una finalidad especulativa”.

En la misma línea, se manifestaron desde UPA-Andalucía. Su secretario general, Agustín Rodríguez, asegura que el aforo confirma lo que se sabía de antemano, que la 2014/2015 será una cosecha “muy baja, teniendo en cuenta el peso que tiene el aceite de oliva en Andalucía”. Asimismo, destacó que la paradoja de que “produciendo cada vez más, tenemos cada vez menos precio”.

Concentración de la oferta

Según sus datos, el precio medio por kilo de aceite producido en los últimos diez años asciende a 2,225 euros, mientras que el precio medio en la campaña 2013/2014 es de 2,039 euros. “Por lo tanto, estamos produciendo a pérdidas”, ha afirmado el Secretario General de UPA-Andalucía. Por tanto, este sindicato agrario apuesta por la concentración de la oferta, “sí o sí”.

“No obtendremos más precio si no organizamos nuestras ventas, que actualmente están desorganizadas, dispersas, y con las cooperativas y almazaras haciéndose la competencia entre ellas. Esta es la reflexión que quiero hacer, si tenemos en cuenta, además, que el precio medio de 2,03 euros viene de una cosecha histórica de 1.775.000 toneladas. De qué nos sirve producir tanto si tenemos menos precio y menos valor. Así no se puede seguir”, ha expuesto Agustín Rodríguez.

Para Unión de Pequeños Agricultores-Andalucía, estos datos nos vuelven a dar la razón al demostrar que “la ley de la oferta y la demanda no funciona desde hace muchos años”.

De ahí que Agustín Rodríguez insiste: “La concentración de la oferta sigue siendo el camino más rápido para contrarrestar las políticas abusivas de la gran distribución, que son los que siguen decidiendo los precios en el futuro inmediato, no obedeciendo a las cifras de aceite en el mercado y sí a sus políticas comerciales con un producto que siguen utilizándolo como reclamo”.

Cada 7 dias 24-10-14

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en documento PDF adjunto.

Cada 7 dias 15-10-14

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en documento PDF adjunto.

El viticultor indefenso

 Publicado el por José Manuel Delgado (colaborador)

Tras una campaña de récord, los viticultores asistimos impotentes a un mercado que se dice saturado y unos precios que se hunden sin control. Los agricultores europeos hemos perdido en los últimos años los pocos mecanismos que podían aportar estabilidad y cordura al mercado del vino. Ahora, vemos cómo la realidad nos ha dado la razón frente a las medidas que se han ido aplicando los últimos meses. Nuestras esperanzas están puestas hoy en la nueva interprofesional y en que la agencia AICA haga cumplir la Ley de cadena alimentaria.

Después de una de las campañas con más baja producción en muchos años, como fue la de 2012/2013, con 35,78 millones de hectolitros (31,12 de vino y 4,66 de mosto), la campaña de 2013/2014 ha batido todos los récords en España, con una producción de 52,6 millones de hectolitros (45 de vino y 7,7 de mosto). Esta situación supuso que pese al buen funcionamiento de las exportaciones y el incremento en destilaciones, los stocks a fin de campaña, según las previsiones de julio por parte de las cooperativas, fuesen excesivamente elevados (más de 7 millones de hectolitros). 

El futuro está en nuestras manos

 Publicado el por Alejandro García-Gasco (colaborador)

Nos enfrentamos al mercado puro y duro. El sector vitivinícola tiene que ser consciente de ello. La eliminación de las medidas regulación de mercado en la nueva Política Agraria Común (PAC) dibuja un nuevo contexto. Ahora más que nunca será vital adaptar la producción a las demandas del mercado y a nuestra capacidad comercial, tanto en cantidad como en calidad.  

Las últimas campañas en España son prueba inequívoca de que el escenario de grandes cosechas ha venido para quedarse. A pesar de las significativas cifras de arranque de viñedo y la variabilidad climática, la entrada en producción de superficies reestructuradas en buenas tierras con sistemas de regadío ha impulsado nuestro potencial productivo, situando la producción media en una horquilla entre los 45-50 millones de hectolitros por campaña.  En este contexto, los viticultores necesitamos ver más allá de nuestra explotación y la próxima cosecha y planificar la rentabilidad de nuestro viñedo en el medio-largo plazo. Ya no vale el viejo paradigma “si está barato el vino hay que producir más y si está caro también”. Los datos del Observatorio Español del vino demuestran que con bajos precios se exporta más, pero eso no genera más valor para el sector.