Irrumpe el rosado en Cigales con más fuerza que nunca

 Publicado el Por José Luis Murcia

La Denominación de Origen Cigales calificó este año un total de 5,4 millones de litros de vino de los que alrededor de tres millones corresponden a rosado y el resto a tinto, con una pequeñísima cantidad de blanco que no llega al 1%. La añada 2012 puede pasar a la historia como una de las más brillantes en calidad, especialmente en rosados. Especialidad de la casa.
La añada, que recientemente se sometió al examen del crítico Neal Martin, nuevo hombre de Robert Parker para España, muestra una diversidad de tonalidades, aromas y sabores que demuestran que esta denominación ofrece una amplia variedad de terruños, aunque en todos ellos abunden las gravas, algo que, según algunos expertos como Vicente Sotés, les hace parecerse mucho al área de Pomerol.
En un radio pequeño de acción que se extiende desde el Pago de El Berrocal, en Valladolid, a la localidad palentina de Dueñas se ubican alrededor de 2.300 hectáreas de vides, buena parte de ellas centenarias, que conforman hoy uno de los mejores bagajes del vino en Castilla y León. Metida en una autonomía con DD.OO. tan conocidas como Ribera de Duero o Rueda, Cigales surge como la D.O. que abandono los claretes de antaño para adentrarse en la complejidad de sus tintos y rosados actuales. Pascual Herrera es su presidente y máximo responsable de que Cigales esté cerca de la cumbre del éxito. Este toledano de nacimiento y castellanoleonés de adopción, considera que Cigales es importante por su tamaño, por la singularidad de sus suelos, por la evolución de sus rosados que han pasado de ser el cajón de sastre de 14 variedades a un ensamblaje donde la Tempranillo marca la pauta y a la que acompañan de forma minoritaria Garnacha, Verdejo o Albillo.
Hijos de Marcos Gómez es una pequeña bodega que data de 1936 y que elabora anualmente alrededor de 225.000 litros procedentes de sus 45 ha de viñedo en Mucientes y Cubillas de Santa Marta. Son cepas de Tempranillo en su mayoría, aunque también de Verdejo y Albillo, con una edad media superior a los 70 años. Salvueros es su seña de identidad. Con una producción aproximada de medio millón de litros anuales, el grupo Matarromera posee 70 ha en Valdelosfrailes, su bodega de la zona, donde elabora un rosado con el mismo nombre con un 80% de Tempranillo y un 20% de Verdejo de los que hace unas 60.000 botellas.
Desde 1991, el Doce Tañidos de la familia Lezcano-Lacalle es todo un clásico de Cigales. La bodega apenas produce 100.000 litros procedentes de sus 15,5 ha ubicadas en Trigueros del Valle, a más de 800 m de altitud. Su rosado es fruto de la mezcla de un 80% de Tempranillo y un 20% de Albillo, Sauvignon Blanc y Verdejo. Elabora, además, como curiosidad enológica un rosado espumoso que exporta en su totalidad. Frutos Villar pasa por ser una de las bodegas más grandes de la D.O. con medio millón de litros de elaboración, de los que el 92% corresponden a su rosado Calderona, una marca bien conocida por su reconocimiento en premios como el Bacchus. Cuenta con 90 hectáreas de viñedo y una bodega subterránea para perderse. La marca nació en Toro en 1920 y 44 años después aterrizaba en Cigales donde esta una de las referencias más conocidas.
Hiriart, en sus vertientes Élite y Lágrima, Carredueñas, cuyos propietarios tienen en Valoria la Nueva un espléndido complejo turístico o Las Luceras, de Remigio Salas… y así hasta 35 bodegas, que componen uno de los mosaicos más originales de España.
 


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Irrumpe el rosado en Cigales con más fuerza que nunca”

Comentarios disponibles para usuarios registrados