Topic:

Efecto de la poda mecanizada sobre el rendimiento y calidad de la uva

 Publicado el por Pilar Ramírez (colaborador), Jesús Lasheras (colaborador), Juan Manuel León (colaborador)

Artículo con tablas en PDF adjunto.

Actualmente, las explotaciones vitícolas andaluzas tienen una escasa rentabilidad económica, suponiendo el gasto de mano de obra un 65% aproximadamente de los gastos totales de explotación. La poda y la vendimia son las operaciones de cultivo que más mano de obra requieren. Para mejorar la rentabilidad sería necesario obtener mejores precios por la uva, pero también reducir los costes de producción.

Existen en Andalucía muchas explotaciones vitícolas preparadas para la mecanización de la prepoda y de la vendimia, donde el sistema de poda es en cordón doble o simple y el sistema de empalizamiento es en espaldera, que permite una disposición de la vegetación ascendente.

En muchas de las explotaciones, sobre todo en las de tamaño medio y grande, la prepoda se realiza con frecuencia de forma mecánica, reduciendo en un 15% los costes de la poda. Sin embargo, aprovechando estas estructuras productivas, se podría mecanizar totalmente la poda, con el consiguiente ahorro de costes respecto a la poda manual.

Este estudio tiene como objetivo conocer el comportamiento agronómico y enológico de la variedad Merlot podada manual y mecánicamente en cordón, así como la repercusión en los costes de producción del cultivo.

Agrobacterium tumefaciens (Smith y Town) Conn

 Publicado el por Domingo Salazar (colaborador), Isabel López-Cortés (colaborador)

Artículo con ilustraciones en PDF adjunto.

Agrobacterium es una protobacteria aerobia, bacilar (alargada), capsulada, gram (-), aerobia facultativa, polífaga y cosmopolita, muy difundida. Presente en los suelos de casi todas las zonas productoras de olivo y que es móvil al poseer hasta tres cilios polares. Es una de las más de 60 especies de eubacterias patógenas de vegetales que liberan fitohormonas de crecimiento y que forman sideróforos que les permiten secuestrar el hierro del suelo. Es un patógeno formador de agallas, hiperplasias, proliferaciones celulares y tumores, que afecta a las raíces y al cuello de muchas especies herbáceas y leñosas, entre otras al olivo.

En Agrobacterium se diferencian bien al menos tres grupos o taxones, primero la especie patógena Agrobacterium tumefaciens (que incluiría tres biovares y por ello a Agrobacterium rubi y Agrobacterium vitis); y en segundo y tercer lugar las especies no patógenas Agrobacterium radiobacter y Agrobacterium rhizogenes que activan el desarrollo del sistema radical, especialmente esta última especie.

Agrobacterium pertenece a la familia rhizobiaceas (próxima a Rhizobium) que forma bacteriocinas (agrocina), que son sustancias que actúan como antimetabolitos que pueden inhibir el crecimiento de otras bacterias. Así el crecimiento del patógeno Agrobacterium tumefaciens es limitado por otra especie del mismo género: Agrobacterium rhizogenes.

Precios del aceite 05-08-14

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en documento PDF adjunto.

F. Sánchez Murgui, adm. de Coop. Agr. Sta. Bárbara de Casinos: ‘Las ventas interiores están recuperándose a buen ritmo’

 Publicado el por Luis Comino (colaborador)

Francisco Sánchez Murgui. (photo: )

Francisco Sánchez Murgui.

A sus 56 años, 32 de los cuales los ha dedicado a esta cooperativa valenciana, Francisco Sánchez Murgui ha vivido en primera persona la profunda evolución que ha experimentado el sector oleícola de la Comunidad Valenciana, desde la elaboración de forma tradicional, hasta los sistemas continuos y recepciones clasificatorias de aceitunas por variedades y forma de cultivar. La Cooperativa Santa Bárbara de Casinos fue fundada a principios del año 1952, si bien no fue hasta 1969 cuando creó la sección de almazara y envasadora de aceite de oliva virgen extra.

Las aceitunas probióticas, más cerca que nunca

 Publicado el por Asemesa (colaborador)

El pasado año concluía el proyecto Probiolives, un programa de investigación coordinado por un consorcio de centros de investigación-empresas europeos entre los que figuraba la Asociación de Exportadores e Industriales de Aceitunas de Mesa (Asemesa), que apuntó que las aceitunas de mesa, particularmente las verdes estilo español, pueden ser un vehículo muy apropiado para el aporte de bacterias probióticas a los consumidores. Gracias a OliFilm, el nuevo proyecto financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad, el Instituto de la Grasa continuará la investigación en este campo para demostrar no solo el carácter probiótico de las microorganismos presentes en las fermentaciones de aceitunas, sino también la posibilidad de que la aceituna en su conjunto pudiera convertirse en un producto funcional con la categoría de simbiótico dotado de propiedades nutricionales y probióticas.

“Probiolives demostró que las bacterias lácticas responsables de la fermentación de las aceitunas presentaban características probióticas y que estas no solo se encuentran en las salmueras, sino adheridas a la superficie de los propios frutos formando unos biofilms, lo que hace de la aceituna un vehículo muy apropiado para el transporte de estos microorganismos al intestino humano”, han comentado Rufino Jiménez y Francisco Noé Arroyo, investigadores del proyecto.

Según estos, uno de los resultados más prometedores que se obtuvieron en Probiolives fue la constatación de que estos microorganismos beneficiosos que se encuentran adheridos a la superficie de las aceitunas sobreviven a las condiciones de envasado de los frutos, “es más, los mejores resultados se consiguen con la conservación del producto a temperatura ambiente”, añaden.

El objetivo del nuevo proyecto es precisamente investigar en profundidad de estos biofilms, “ya que al no precisar una cadena de frío para la distribución se confiere a la aceituna una ventaja competitiva importante frente a los tradicionales productos probióticos utilizados con fines saludables, como es el caso de los derivados de productos lácteos, que sí necesitan de refrigeración”.

Este proyecto contará con ensayos en vivo (con personas) que arrojarán luz acerca del potencial probiótico y funcional de la aceituna de mesa.

Por su parte Asemesa, participante activa del anterior proyecto Probiolives, también colaborará en Olifilm mediante encuentros, jornadas y charlas informativas entre la comunidad científica y los industriales del sector que permitan la divulgación de los avances y conclusiones del proyecto.