Topic:

Resoluciones OIV 2015-2017 del ámbito enológico

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Recogemos aquí para los suscriptores de La Semana Vitivinícola las resoluciones aprobadas por la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV) en el ámbito de la enología entre 2015 y 2017. Textos completos de las resoluciones en la carpeta comprimida adjunta (para suscriptores).

2015

OIV/OENO 419C/2015

OENO

Métodos específicos para el análisis del azúcar de uva (mostos de uva concentrados rectificados) – Determinación del mesoinositol, del esciloinositol y de la sacarosa

2015

OIV/OENO 419D/2015

OENO

Métodos específicos para el análisis del azúcar de uva (mostos de uva concentrados rectificados) – índice de folin-ciocalteu

2015

OIV/OENO 445/2015

OENO

Tratamiento de los mostos con glutatión

2015

OIV/OENO 446/2015

OENO

Tratamiento de los vinos con glutatión

2015

OIV/OENO 527/2015

OENO

Determinación de la distribución del deuterio en el ácido acético del vinagre de vino por resonancia magnética nuclear (RMN)

2015

OIV/OENO 531/2015

OENO

Activadores de la fermentación maloláctica

2015

OIV/OENO 549/2015

OENO

Determinación de la acidez volátil en el vino - revisión del método

2015

OIV/OENO 551/2015

OENO

Determinación de la acidez total en el vino - Revisión del método

2015

OIV/OENO 554/2015

OENO

Actualización de la monografía sobre los taninos enológicos - Especificación para el hierro

2015

OIV/OENO 555/2015

OENO

Actualización de la monografía sobre la caseína

2015

OIV/OENO 557/2015

OENO

Actualización de la monografía sobre materias proteicas de origen vegetal - Límite de solanina

2016

OIV/OENO 444/2016

OENO

Utilización de placas filtrantes que contienen zeolita y-faujasita para la adsorción de haloanisoles

2016

OIV/OENO 506/2016

OENO

Monografía sobre la zeolita selectiva (Faujasita)

2016

OIV-OENO 526-2016

OENO

Disposiciones sobre la utilización de los métodos patentados que deben ser adoptados por la OIV

2016

OIV/OENO 543/2016

OENO

Tratamiento con poliaspartato de potasio – vino

2016

OIV/OENO 545A/2016

OENO

Actualización de la ficha sobre oxigenación de los mostos

2016

OIV/OENO 545B/2016

OENO

Actualización de la ficha sobre oxigenación de los vinos

2016

OIV/OENO 546/2016

OENO

Uso de levaduras no Saccharomyces - revisión de las fichas del código internacional de prácticas enológicas

2016

OIV/OENO 552/2016

OENO

Determinación de azúcares en mostos y vinos por cromatografía de líquidos de alta resolución - actualización del método OIV-MA-AS311-03

2016

OIV/OENO 553/2016

OENO

Análisis de los compuestos volátiles del vino por cromatografía de gases

2016

OIV/OENO 566/2016

OENO

Bebidas de baja graduación alcohólica - actualización del método OIV-MA-AS312-01A

2016

OIV/OENO 567A/2016

OENO

Distinción entre aditivos y coadyuvantes de elaboración - parte 1

2016

OIV/OENO 575/2016

OENO

Monografía sobre materias proteicas de origen vegetal: actualización de la especificación sobre el hierro y otros metales

2017

OIV-OENO 479-2017

OENO

Determinación de la relación isotópica 13c/12c de la glucosa, la fructosa, el glicerol y el etanol en productos de origen vitivinícola por cromatografía de líquidos de alta resolución acoplada a espectrometría de masas de relaciones isotópicas

2017

OIV-OENO 529-2017

OENO

Evidencia de la quitinasa y las proteínas del tipo taumatina en vinos blancos

2017

OIV-OENO 532-2017

OENO

Tratamiento de mostos con levaduras inactivadas con contenido garantizado en glutatión

2017

OIV-OENO 533-2017

OENO

Tratamiento de vinos con levaduras inactivadas con contenido garantizado en glutatión

2017

OIV-OENO 571-2017

OENO

Monografía sobre el glutatión

2017

OIV-OENO 572-2017

OENO

Monografía sobre el poliaspartato de potasio

2017

OIV-OENO 574-2017

OENO

Monografía sobre los taninos: revisión del método de determinación de los polifenoles

2017

OIV-OENO 576A-2017

OENO

Monografía sobre las levaduras saccharomyces

2017

OIV-OENO 576B-2017

OENO

Monografía sobre las levaduras no saccharomyces

2017

OIV-OENO 578-2017

OENO

Monografía sobre fibras vegetales selectivas

2017

OIV-OENO 580-2017

OENO

Tratamiento de mostos con carbonato de potasio

2017

OIV-OENO 582-2017

OENO

Uso de fibras vegetales selectivas en vinos

2017

OIV-OENO 583-2017

OENO

Tratamiento de mostos con sulfato de calcio para los vinos de licor

2017

OIV-OENO 587-2017

OENO

Inclusión de la definición de grado alcohólico aparente - revisión del método OIV-MA-BS-01

2017

OIV-OENO 588-2017

OENO

Inclusión del principio de obscuración: revisión del método OIV-MA-BS-01

2017

OIV-OENO 589-2017

OENO

Método de determinación del propano-1,2-diol y del butano-2,3-diol

2017

OIV-OENO 590-2017

OENO

Determinación del carbamato de etilo: revisión del método OIV-MA-BS-25

2017

OIV-OENO 605-2017

OENO

Límite de hierro en las monografías de la OIV sobre los copolímeros de PVI/PVP

Cromoenos: método de análisis para valorar y pagar la uva por su calidad

 Publicado el por BIOENOS SL (colaborador)

Figura 1. (photo: )

Figura 1.

Artículo completo aquí.

El método Cromoenos nos informa, en cada momento de la maduración, de la calidad de la uva y nos proyecta una idea bastante precisa del perfil del vino que se puede obtener, sustituye la cata de uvas y predice color, calidad de los taninos y perfil aromático del vino. El método Cromoenos nos da varios datos, pero los dos más importantes son el Índice de Madurez Fenólica Cromoenos (IMF), y el Color Probable (CP).

Color Probable (CP): de igual forma que el grado probable predice el grado alcohólico que obtendremos al fermentar el mosto de las uvas, el Color Probable, predice la Intensidad Colorante del vino que obtendremos después de vinificar las uvas analizadas. Permite determinar de forma indirecta los excesos de producción por cepa.

Índice de Madurez Fenólica (IMF): proporciona un número objetivo, registrable y comparable, que nos indica el estado de madurez de la uva, si los taninos son verdes o suaves, y si el perfil de la fruta es fresca o madura.

El valor del IMF empieza en 3,50 y puede terminar en 1,40. Siendo el ideal 1,50. Para conseguir IMF próximos 1,50 debe haber un buen equilibrio de superficie foliar m2/Kg, y un nivel de tensión hídrica en las raíces suficientes para no bloquear la maduración, algo difícil en estos tiempos.

Con Cromoenos, obtenemos el Color Probable que obtendremos en el vino (IC x 10) procedente de la uva analizada, sin hacer especulaciones de que con tal concentración de antocianos extraíbles podremos obtener este color determinado.

El Índice de Madurez Fenólica Cromoenos, nos indica la proximidad de alcanzar el estado óptimo de maduración (IMF → 1,50), va disminuyendo durante la maduración, y va marcando los perfiles de la tanicidad y los del aroma del futuro vino. En la Figura 1 se puede observar que conforme pasa de IMF 1,70 a 1,50 el tanino va pasando de ser duro -vegetal-astringente-graso a finalmente suave, y el perfil pasa de herbáceo-fruta fresca-fruta madura- a finalmente muy madura. Es el valor determinante para marcar el inicio de la vendimia, y el que marca el grado de madurez.

Figura 1.

Figura 1.

¿Cómo utilizar estos parámetros para incluirlos en la fórmula para calcular el pago de la uva?

En la valoración de la uva, hay una parte básica que es el grado GAP, que es el mínimo que pueden pagar por un vino en una alcoholera, o vinagrería, y es exigible a la cooperativa, luego está la valoración del color, tomando de referencia el valor de mercado de venta de un vino elaborado con tintorera, es decir si se ha vendido 8 € ºhl un vino de 40 puntos de color, el punto de color vale 0,20 € ºhl, pero siempre que el IMF sea el correspondiente al óptimo de madurez de la uva por ejemplo IMF 1,50. Si la variedad es Cabernet con un CP de 16 puntos, y se vendimia con un IMF de 1,80 esa uva está verde y aporta mucha pirazina (olor a pimiento verde) difícil de enmascarar, aparte de que los taninos estarán verdes, es decir los puntos de color habrán que sancionarlos multiplicándolos por ejemplo por un factor de 0,4 (CP 6,40).

Y finalmente hay una tercera parte que es función del estado de madurez de la uva (IMF), que para cada variedad, en función de su venta se valora, y en este concepto van incluido los atributos que hacen que una uva determinada consiga esa calidad. Entonces este último componente es función exclusiva del IMF, multiplicado por un coeficiente que es función de la variedad.

Me explicaré, lo primero que debe cumplir una uva es que esté madura, para conseguirlo, influye el cultivo, tipo de poda, régimen de irrigación, manejo de la vegetación, situación, etc., y hay suelos que tienen “duende”, que no solo permiten madurar la uva sino que por su estructura, micro bioma, etc., consiguen que la uva madure bien y produzcan un conjunto de componentes en pequeñísima cantidad que confieren el carácter terroir. No obstante con el “cambio climático” el reto está en conseguir uvas que maduren bien y alcancen valores bajos de IMF.

¿Cómo se realiza? ¿Equipos que se necesitan?

El método analítico es sencillo, está diseñado, para que se puede realizar de forma mecánica, y fácil de ejecutar. Hay que partir de una buena muestra representativa, en control de maduración se precisan 300 gramos de uva, y en el laboratorio de recepción se pueden triturar hasta 1,5 Kg obtenidos con el tomamuestras de los remolques. Se tritura con una batidora de vaso durante 45 sg, en un vaso de 100 ml con la ayuda de los reactivos de extracción se hace un termo extracción a 78ºC durante 2 min, y posteriormente se limpia la muestra con una micro centrífuga de 14.500 rpm durante 2 min, después de una dilución se mide en un espectrofotómetro UV-Vis de los habituales en las bodegas. Los datos de absorbancias medidos se introducen en el software Cromoenos de la web bioenos.com, junto con los datos de GAP, pH y acidez total y obtenemos además de los parámetros de pago CP e IMF, los parámetros de las uvas del método del Profesor Glories.

Los equipos son básicos, no requieren una inversión importante, si se dispone de espectrofotómetro el coste está en torno a 5.000 €, y si es para la recepción, dependiendo del número de muestras, se requieren más equipos y se puede ir a 12.000 €, más los fungibles por análisis.

¿Cómo se implanta en la recepción de una bodega?

Como el procedimiento dura 7 min, el primer remolque tarda 7 min, y respecto al resultado del grado 5 min, puesto que el tomamuestras del grado debe de pinchar dos veces, el primero para enjuagar, en nuestro caso solo se necesita una vez.

Después del primer remolque los resultados se obtienen cada 2,5 min, en el caso de tener un equipo, si hay dos, van seguidos.

Para evitar el efecto de la espera, en el momento que se forma fila para descargar, nosotros con un dispositivo móvil tomamos la muestra de los granos de uva, y se llevan a analizar, y mientras están en la fila se van realizando los análisis, de tal forma que teniendo el laboratorio a unos 50 a 100 metros antes de la báscula, cuando sale de pesar ya sabe el resultado, y se sabe en qué tolva debe de descargar. Por eso el tiempo de espera es cero, solamente el primer remolque debe de esperar 7 min.

¿Qué aplicación enológica tiene para el enólogo?

1.- Control de maduración y orientación de destino de vinificación:

Antes de entrar en la bodega, tanto si el viñedo es propio (cooperativa o bodega privada), como si es de viticultores concertados, permite seguir la maduración, y definir la fecha de vendimia y la orientación de las uvas para los distintos perfiles de vinos: larga crianza (uvas con capacidad de alcanzar IMF próximos a 1,50), vinos roble o jóvenes con IMF en torno a 1,60, y vinos dignos procedentes de uvas que se paran en IMF> 1,65 que elaborados de acuerdo a lo orientación proporcionada por los parámetros Cromoenos, se vinifiquen tratando de evitar la extracción de tanino verdes, y previendo la microxigenación en glucosa cero, antes de FML.

Figura 2.

Figura 2.

2.- Seleccionar las parcelas. Valorar la calidad de las uvas a comprar:

Por descontado permite seleccionar las parcelas o los pagos que por su peculiaridad permiten una maduración correcta de las uvas, y confieren peculiaridades especiales a sus vinos. Así mismo como ya se ha dicho antes se puede establecer una vez vistos los diferentes grados de maduración en la zona, una escala para poder establecer los precios de las uvas a comprar. Precisando finalmente el precio una vez analizadas a la entrada de bodega.

Permite hacer un mapa de los viñedos de la bodega, donde se anotarán los datos de CP, e IMF, y permitirán construir una base de datos, con las que organizar que fincas van destinadas a cada tipo de vino. También se pueden diseñar el tipo y sistema de irrigación puesto que dependiendo de los suelos, tienen más o menos capacidad para aportar el agua a la raíz y conseguir una buena o mala maduración de la uva.

Importancia de la madurez de la uva en la calidad final

Durante la maduración podemos detectar los bloqueos de maduración, y controlar la reanudación de la maduración fenólica:

Cuando estamos en la etapa de maduración, podemos ver la planta sin presentar síntomas visibles significativos de sufrir un episodio de estrés hídrico y, sin embargo, con el análisis del IMF podemos detectar una parada, un estancamiento en sus valores, que suelen ir acompañados de una parada del valor de color probable CPE. Este dato es una alarma para iniciar el riego y evitar un estrés irreversible. Si el viñedo está en secano, la planta está equilibrada de hoja respecto a su producción y la previsión climática inmediata informa de que vamos a estar por encima de los parámetros críticos de humedad relativa

Si no se dan estas circunstancias y en el siguiente control el IMF empieza ligeramente a subir y el CPE a bajar, estamos entrando en una fase irreversible y, para ello, si no hay riego, y si es factible, se puede pasar con el tractor añadiendo agua pulverizada cuando amanece, que es el momento de máxima apertura de estomas y observar si entre la estructura del suelo y el agua aportada evitamos el bloqueo irreversible.

Cada suelo tiene sus curvas y determina el potencial para ser capaz de hacer madurar las uvas a su grado óptimo.

Inmadurez y problemas de reducción:

La escasez de lluvias y las temperaturas altas durante la maduración hacen cada día más difícil alcanzar los valores IMF de 1,50. La maduración se bloquea y las uvas quedan algo inmaduras, lo cual si se detecta permite al enólogo tomar medidas en vinificación para evitar extraer taninos verdes, y lípidos insaturados generadores de vinos astringentes-herbáceos y con reducciones.

El Índice de Madurez Fenólica, detecta los bloqueos de maduración, y salta la alarma para empezar a irrigar, y desbloquear. Ya hemos indicado que cuando su valor se mantiene estable o se eleva, nos indica que estamos ante un bloqueo de maduración. Esta sensibilidad no la tiene la degustación de la uva, si se ha quedado bloqueada la maduración, es difícil detectarla por cata.

Cuando la uva por exceso de producción por cepa, y falta de humedad en la raíz se queda bloqueada, se queda con los taninos verdes y astringentes, con pocos antocianos, pero sí es rica en ácidos grasos insaturados. Se puede dar el caso de quedarse con grado bajo, y bloqueado, y que inicie un proceso deshidratación, con lo cual puede dar grado alto por pasificación, e incluso al hacer el análisis del Color puede obtener un valor digno (puesto que no hay agua), pero el IMF se eleva a valores de 3,50, que indican una uva deshidratada pero totalmente verde que solo tiene valor por el grado.

Esto puede suceder también en uvas atacadas por polilla, o por otra enfermedad que abren un poro en el hollejo.

Hemos encontrado que existe una relación entre el equilibrio (superficie foliar m2/Kg) x conductancia (gs), medidos antes del envero, con los valores finales del IMF que se alcanzan en la maduración. De tal forma que nos abre el camino, para que en cada parcela, antes del envero ajustar equilibrio m2/kg, y conductancia con riego, para conseguir entrar en la zona de buena maduración fenólica. Solamente midiendo, y poniendo números, podremos conducir de forma racional el viñedo para conseguir una buena maduración con la climatología adversa que nos toca vivir.

Más información en www.bioenos.com

El vino: un sector con muchas salidas profesionales

 Publicado el por

 (photo: )

En época donde los estudiantes se encuentran en pleno proceso de elección sobre su futuro laboral, es necesario recalcar los datos de ocupación de un sector como el del vino. Con más de 7.000 operadores, 600 cooperativas, 140.000 viticultores y un importante mercado de restauración y hostelería, este sector ofrece un sinfín de salidas profesionales. Solo la industria de la alimentación y de las bebidas, según la Federación Española de Industria de la Alimentación y Bebidas (FIAB), ofrece a través de las 28.000 empresas registradas en España, casi medio millón de empleos en nuestro país.

Analizamos a continuación algunas de las salidas profesionales que ofrece el sector del vino.

1. Trabajar en una bodega

Para los que les gusta estar en contacto con la naturaleza una bodega es el lugar ideal en el que desarrollar su carrera. España cuenta con una extensa región vinícola, por lo que no es necesario recorrer grandes distancias para trabajar en una de ellas y, además, existen múltiples tareas diferentes que se pueden desarrollar en una bodega.

Por ejemplo, se puede cursar una carrera universitaria como  ingeniería agronómica o enología, para ocuparte, entre otras tareas, del estudio de la viña y del cultivo atendiendo las propiedades, realizando el control de calidad o elaborando el producto directamente. Para la gestión de la bodega o para llegar ser director de una bodega, se puede estudiar la carrera de Administración y Dirección de Empresas y un Máster especializado en gestión de bodegas de varios que se ofrecen en distintas universidades españolas y escuelas de negocios.

Otra opción para trabajar en bodega sin pisar la universidad es realizar módulos de FP de la familia de la industria alimentaria, como el de elaboración de vino o actividades agrarias para enfocarse al cultivo de la vid.

2. Trabajar en el sector turístico

El enoturismo ha experimentado un gran crecimiento en los últimos años y, con él, también las posibilidades de encontrar un empleo en este sector, creando, planificando y rentabilizando actividades turísticas relacionadas con el vino y su entorno. Son muchos los cursos ofertados y hay prácticamente uno para cada perfil, ofreciendo salidas como la de guía turístico en una bodega, gestor en hoteles enoturísticos o incluso crear una agencia de viajes dedicada al sector.

Para ello, una de las opciones más populares es el Grado en Turismo o en Dirección Hotelera, pudiendo después especializarte con cursos especializados en  Enología, Enoturismo o turismo enológico, al que también se puede acceder si ya se cuenta con experiencia profesional en el sector.

3. La restauración

Uno de los sectores más estrechamente ligado al vino es el de la restauración, donde se puede, por ejemplo, ejercer de sumiller. Para esta profesión existe una amplia variedad de ofertas formativas en escuelas de hostelería en toda la geografía española. En el ámbito universitario, en la UNED encontramos un Curso de Sumillería y Cultura del Vino al que cualquiera puede acceder, puesto que no cuenta con criterios de admisión estrictos. Por otra parte, el Basque Culinary Center oferta un Master en Sumillería y Enomarketing, mientras que la Escuela Internacional de Cocina ofrece un Curso de Sumiller Internacional. Ambos son más exigentes, y se debe ser, o bien profesional del sector, o bien contar por lo menos con un grado medio para poder cursarlos.

Si se tiene la suerte de contar con un paladar sensible se puede ser catador o experto en análisis sensorial gracias a varias propuestas, como las ofrecidas por la Unión Española de Catadores.

5. La comunicación y el márketing

Para los que les apasiona la comunicación y buscan una especialización, el mundo vinícola ofrece a los periodistas varias salidas gracias a la Escuela de Periodismo UAM-El País y su taller “Periodismo de Vinos”, con formación para ser crítico gastronómico o profesional del Marketing, pudiendo trabajar para un medio, para una bodega, una marca o una denominación de origen.

Los que buscan salirse de lo tradicional y profundizar en la cultura del vino desde una perspectiva más original, la Escuela Superior de Enoturismo ofrece cursos para ser organizador de eventos enoturísticos, diseñador y creador de productos del sector, gestor de redes sociales especializado en el mundo vinícola y hasta escaparatista en tiendas y bodegas.

6. La emprendeduría

Estamos en la era del emprendimiento y en este sector, como en todos, todavía hay mucho que crear. Quién sabe si habrá una idea o un proyecto que pueda llegar a transformar este sector tal y como lo entendemos hoy en día.

No podemos terminar este articulo sin recordar una cita celebre atribuida a Confucio: “Escoge un trabajo que te guste y nunca tendrás que trabajar ni un solo día de tu vida”.

 

La CE prevé diversos cambios de la normativa vitivinícola en su propuesta de reforma de la PAC

 Publicado el por

 (photo: )

La Comisión Europea prevé cambios en la normativa que regula el sector vitivinícola, con las modificaciones previstas del Reglamento (UE) nº 1308/2013, por la que se crea la organización de mercados de los productos agrarios; del Reglamento (UE) n.º 1151/2012, sobre los regímenes de calidad de los productos agrícolas y alimenticios, y del Reglamento (UE) n.º 251/2014, sobre la definición, descripción, presentación, etiquetado y protección de las indicaciones geográficas de los productos vitivinícolas aromatizados.

En primer lugar se prevé suprimir las disposiciones del citado Reglamento (UE) nº 1308/2013 relativas las intervenciones sectoriales (es decir, los programas de apoyo sectoriales), ya que en la futura PAC estas intervenciones se regirán por el Reglamento sobre los planes estratégicos de la PAC y formarán parte de los planes estratégicos de los Estados miembros, “con el fin de velar por una mayor coherencia de las intervenciones de la PAC”.

En segundo lugar se señala que, si bien las sucesivas reformas de la política vitivinícola de 2008 y 2013 han alcanzado en general sus objetivos, lo que ha brindado un sector vitivinícola económicamente dinámico, han aparecido nuevos problemas económicos, ambientales y climáticos. Por tanto, el Reglamento contempla una serie de modificaciones específicas de las normas vigentes para resolver tales problemas.

En tercer lugar, la Comunicación sobre “El futuro de los alimentos y de la agricultura” pedía que las indicaciones geográficas (IG) se hicieran más atractivas a los agricultores y consumidores, y que el sistema fuera más fácil de gestionar. En consecuenciala CE propone modificar las normas actuales sobre IGs, repartidas en cuatro actos de base, con el fin de conseguir un sistema más sencillo de IGs, un registro más rápido de las indicaciones geográficas y una aprobación más eficiente de las modificaciones de los pliegos de condiciones.

Estos cambios, según la Comisión, pretenden simplificar el sistema de IGs a fin de hacerlo más comprensible para los consumidores y más fácil de promocionar, y de reducir los costes administrativos de su gestión.

En concreto y en lo que respecta a las normas sobre las IGs de vinos, “mediante la limitación del examen de las solicitudes a comprobar si tienen errores manifiestos; la separación de las normas sobre propiedad intelectual de los demás requisitos establecidos en los pliegos de condiciones de los productos, y la habilitación de los Estados miembros para que decidan sobre las modificaciones que no tienen repercusiones a nivel de la UE”, la CE considera que “se conseguiría racionalizar las aprobaciones, reducir los plazos y mejorar el uso de los recursos, de acuerdo con los principios gemelos de subsidiariedad y proporcionalidad”.

En la misma línea se prevé la simplificación de algunos procedimientos concretos, por ejemplo el procedimiento de oposición, a fin de hacer más eficiente el proceso de aprobación.

Por otro lado, la Comisión indica que “la aclaración de la definición de «denominación de origen protegida» (D.O.P.) para los vinos permitirá a los grupos de productores utilizar nuevas variedades, también necesarias en respuesta al cambio climático, y que se justifiquen adecuadamente las solicitudes de acuerdo con las realidades vitícolas y enológicas”.

También se plantea por parte del legislativo comunitario reforzar “la protección de las IGs frente a las falsificaciones en Internet y en las mercancías en tránsito”.

Bruselas señala, asimismo que “el régimen de IGs de vinos aromatizados (régimen de IGs que tiene solo 5 de 3.350 IGs existentes) no puede ser operativo y debe fundirse con otro régimen, señalando que el régimen de productos agrícolas y alimenticios es el adecuado, al incluir ya otras bebidas alcohólicas.

Nuevas plantaciones

Por otro lado, la CE considera que “habida cuenta de la disminución de la superficie realmente plantada con vides en varios Estados miembros en el período de 2014-2017, y teniendo en cuenta la consiguiente pérdida potencial de producción, a la hora de establecer la superficie para autorizaciones de nuevas plantaciones, contemplada en el artículo 63, apartado 1, del Reglamento (UE) n.º 1308/2013, los Estados miembros deben disponer de la posibilidad de elegir entre la base existente y un porcentaje de la superficie total realmente plantada con vid en su territorio el 31 de julio de 2015, incrementado en una superficie correspondiente a los derechos de plantación, en virtud del Reglamento (CE) n.º 1234/2007, disponibles para su conversión en autorizaciones en el Estado miembro en cuestión a fecha de 1 de enero de 2016.

Los cambios previstos por la CE hacen referencia también a las normas de clasificación de las variedades de uva de vinificación por los Estados miembros, que estima que deben modificarse para incluir las variedades de uva de vinificación Noah, Othello, Isabelle, Jacquez, Clinton y Herbemont, anteriormente excluidas.

Asimismo, y a fin de garantizar que la producción vitivinícola de la Unión presenta mayor resistencia a las enfermedades y que utiliza las variedades de vid más adaptadas a unas condiciones climáticas cambiantes, deben adoptarse disposiciones que permitan la plantación de las variedades de Vitis labrusca y de variedades resultantes de cruces entre Vitis vinifera, Vitis labrusca y otras especies del género Vitis para la producción vitivinícola de la Unión.

Igualmente, para que los productores puedan hacer uso de variedades de vid mejor adaptadas a las condiciones climáticas cambiantes y con mayor resistencia a las enfermedades, deben adoptarse disposiciones que permitan los productos con denominaciones de origen no solo a partir de variedades de vid de Vitis vinifera, sino también de las variedades de vid resultantes de cruces entre Vitis vinifera y otras especies del género Vitis.

En otro orden de cosas, la CE propone que “las disposiciones relativas a los certificados de conformidad y los informes de análisis para las importaciones de vino deben aplicarse en función de los acuerdos internacionales celebrados de conformidad con el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea («TFUE»)”.

La definición de una denominación de origen debe estar en consonancia con la definición que figura en el Acuerdo sobre los aspectos de los derechos de propiedad intelectual relacionados con el comercio («Acuerdo sobre los ADPIC»), aprobado mediante la Decisión 94/800/CE del Consejo, y en particular con su artículo 22, apartado 1, en la medida en que el nombre ha de identificar el producto como originario de una región o de una localidad determinada.

También se recoge que “debe existir la posibilidad de cancelar la protección de una denominación de origen o indicación geográfica cuando ya no esté en uso o cuando el solicitante, al que se refiere el artículo 95 del Reglamento (UE) n.º 1308/2013, ya no desea mantener dicha protección.

Vinos innovadores y desalcoholizados

Por otra parte, “a la luz de la creciente demanda de los consumidores de productos vitivinícolas innovadores, con un grado alcohólico adquirido inferior al grado alcohólico adquirido mínimo establecido para los productos vitivinícolas en la parte II del anexo VII del Reglamento (UE) n.º 1308/2013, ha de ser posible producir dichos productos vitivinícolas innovadores también en la Unión”.

Y en este sentido, la CE señala que “es necesario prever definiciones de productos vitivinícolas desalcoholizados y de productos vitivinícolas parcialmente desalcoholizados. Estas definiciones deben tener en cuenta las definiciones establecidas en las Resoluciones de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), OIV-ECO 433-2012 Bebida obtenida por desalcoholización parcial del vino y OIV-ECO 523-2016 Vino con grado alcohólico modificado por desalcoholización.

Además, se considera que “debe delegarse en la Comisión la facultad de adoptar actos de conformidad con el artículo 290 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE), con el fin de garantizar que las normas que rigen el etiquetado y presentación de los productos del sector vitivinícola también se aplican a los productos vitivinícolas desalcoholizados o parcialmente desalcoholizados, y con el fin de establecer normas que rijan los procesos de desalcoholización para la producción de determinados productos vitivinícolas desalcoholizados o parcialmente desalcoholizados dentro de la Unión”.

Por otro lado, la CE debe tener competencias sobre las “normas relativas a las condiciones de uso de los dispositivos de cierre en el sector vitivinícola para garantizar que los consumidores están protegidos frente a la utilización engañosa de determinados dispositivos de cierre relacionados con determinadas bebidas y frente a materiales peligrosos en los dispositivos de cierre que puedan contaminar las bebidas”.

 

Cada 7 Días 06-06-18

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Agrupada por regiones vitícolas, en esta sección se localiza la información que concierne al viñedo acontecida en la semana previa al cierre de nuestra edición. Desde la Región Gallega a la Andaluza, del Duero, Alto Ebro, Levante o Canarias, el lector localiza aquí el dato especializado...