2013 un año para la esperanza

 Publicado el Por

Con sus naturales altibajos, las cotizaciones mantienen el tipo bastante bien, aunque ya son algunos los que piensan que la llegada de los plazos de pago y retirada pueden traer consigo algún disgusto importante, por  el afán especulativo de algunos operadores, como por la incapacidad financiera de otros por hacerse con los fondos necesarios. Mientras, la mirada sigue dirigiéndose hacia el otro lado del Atlántico, como si fuera si no el único actor capaz de variar el escenario en el que estamos operando esta campaña, sí, al menos, como el que cuenta con la suficiente fuerza con la que hacerlo tambalear.
De ahí que las ya de por sí interesantes previsiones que se hacen de las cosechas en el Hemisferio Sur, especialmente Chile y Argentina, adquieran un protagonismo inusitado en esta ocasión y las cifras hechas públicas por el INV (Instituto Nacional de Vitivinicultura Argentino) de un aumento de la cosecha de un 26% con respecto a la del año anterior pasando de los 22,439 millones de quintales a 28,331 estén acaparando la mirada de todos los operadores.
Los compradores porque ven en Mendoza, con una estimación de un veintinueve por ciento de aumento en su cosecha, un lugar de donde albergan la esperanza de abastecerse a un menor precio del que lo están haciendo ahora, tanto en vinos como en mostos. Los vendedores porque confían en la permeabilidad de los mercados y saben, o aspiran, a que nadie venda su producción a un precio inferior al que el mercado internacional se lo permite.


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “2013 un año para la esperanza”

Comentarios disponibles para usuarios registrados