Signos de recuperación

 Publicado el Por

Es posible que sea motivo de contagio el optimismo expresado hace unos días por la Ministra Báñez cuando decía que encontraba “signos de recuperación” en la economía española. También pudiera ser que la desesperación y las ganas nos dominen y veamos esperanza donde solo hay más de lo mismo. Pero, ¿qué quieren que les diga?, puestos a elegir, casi prefiero pensar que el mercado y el sector presentan signos de recuperación antes que imaginarme que dentro de unos días, semanas o meses lo que veamos sean nuevas caídas de precios, derrumbe de las operaciones o pesimismo entre nuestros bodegueros.
Por seguir con la misma instigadora de mi optimismo: la ministra Báñez argumentaba que lo decía con datos, con signos concretos que le permitían aventurar esa opinión. Casi dejaba entrever que no tenía nada que ver con aquella otra declaración efectuada por su colega Elena Salgado cuando se le ocurrió decir que la economía española presentaba “brotes verdes”.
Y yo voy a hacer lo mismo. O mejor, voy a intentar explicar cuáles son esos signos que me permiten albergar un halo de esperanza en el futuro inmediato de nuestro sector y sus operadores.
Podrán imaginar que estos signos provienen del exterior, pues si los últimos datos de consumo interno presentaban una caída superior al 12% en el gasto de los hogares españoles es muy complicado que puedan venirnos de dentro; por más que el consumo de vino en nuestros hogares sea uno de los productos que más estabilizado se encuentra, o dicho de otra forma más positiva, que mejor está aguantando la crisis.
Y es que a pesar del fuerte incremento de nuestros precios, las operaciones de venta se mantienen y los datos publicados en los países de destino ponen de manifiesto que la disminución de cosecha experimentada por Francia e Italia, lejos de suponer un inconveniente a nuestro desarrollo, está suponiendo una oportunidad para incrementar nuestra cuota de mercado arrayándoles aquellas operaciones de menor precio.
No es mucho, es verdad. Ni contundente, lo sé. Pero esto supone dos cosas muy importantes. La primera que los temores a que la histórica subida que han experimentado las cotizaciones de nuestros vinos, lejos de alejarnos del mercado parece que nos está haciendo más competitivos, fruto de las cortas cosechas vendimiadas en estos países. La segunda que, aunque en el nivel más bajo del mercado, los compradores ven en los vinos españoles una alternativa válida por calidad y precio.
 


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Signos de recuperación”

Comentarios disponibles para usuarios registrados