Topic:

El viticultor indefenso

 Publicado el por José Manuel Delgado (colaborador)

Tras una campaña de récord, los viticultores asistimos impotentes a un mercado que se dice saturado y unos precios que se hunden sin control. Los agricultores europeos hemos perdido en los últimos años los pocos mecanismos que podían aportar estabilidad y cordura al mercado del vino. Ahora, vemos cómo la realidad nos ha dado la razón frente a las medidas que se han ido aplicando los últimos meses. Nuestras esperanzas están puestas hoy en la nueva interprofesional y en que la agencia AICA haga cumplir la Ley de cadena alimentaria.

Después de una de las campañas con más baja producción en muchos años, como fue la de 2012/2013, con 35,78 millones de hectolitros (31,12 de vino y 4,66 de mosto), la campaña de 2013/2014 ha batido todos los récords en España, con una producción de 52,6 millones de hectolitros (45 de vino y 7,7 de mosto). Esta situación supuso que pese al buen funcionamiento de las exportaciones y el incremento en destilaciones, los stocks a fin de campaña, según las previsiones de julio por parte de las cooperativas, fuesen excesivamente elevados (más de 7 millones de hectolitros). 

El futuro está en nuestras manos

 Publicado el por Alejandro García-Gasco (colaborador)

Nos enfrentamos al mercado puro y duro. El sector vitivinícola tiene que ser consciente de ello. La eliminación de las medidas regulación de mercado en la nueva Política Agraria Común (PAC) dibuja un nuevo contexto. Ahora más que nunca será vital adaptar la producción a las demandas del mercado y a nuestra capacidad comercial, tanto en cantidad como en calidad.  

Las últimas campañas en España son prueba inequívoca de que el escenario de grandes cosechas ha venido para quedarse. A pesar de las significativas cifras de arranque de viñedo y la variabilidad climática, la entrada en producción de superficies reestructuradas en buenas tierras con sistemas de regadío ha impulsado nuestro potencial productivo, situando la producción media en una horquilla entre los 45-50 millones de hectolitros por campaña.  En este contexto, los viticultores necesitamos ver más allá de nuestra explotación y la próxima cosecha y planificar la rentabilidad de nuestro viñedo en el medio-largo plazo. Ya no vale el viejo paradigma “si está barato el vino hay que producir más y si está caro también”. Los datos del Observatorio Español del vino demuestran que con bajos precios se exporta más, pero eso no genera más valor para el sector.

Reflexiones en torno a la vendimia 2014 en España

 Publicado el por Fernando Villena (Presidente de Asaja-CLM) (colaborador)

A la hora de escribir estas líneas la vendimia 2014 está prácticamente finalizada en todas las zonas productoras. Podemos decir que ha sido una cosecha marcada por la calidad, fruto de unas condiciones climatológicas que han dado como resultado una uva extraordinaria en todas las variedades, lo que se traducirá en unos vinos excelentes.  

En cuanto a la producción, la cosecha nacional rondará los 41-43 millones de hectolitros y la de Castilla- La Mancha oscilará entre 22-23 millones de hectolitros, lo que significa una reducción en torno al 30- 40% respecto a la del año pasado.

Para valorar la presente campaña en Castilla-La Mancha tenemos que comenzar analizando la del año pasado, en la que se alcanzó un récord histórico de cosecha, que, además de puntuales problemas de recepción de uva en algunas bodegas y cooperativas, provocó una situación complicada para el sector y condicionó los mercados durante los meses siguientes.

Ante un año de equilibrio y de oportunidades para el vino

 Publicado el por Pau Roca (colaborador)

Aunque la cosecha 2013/2014 ha sido extraordinaria, el año ha transcurrido con sobresaltos menores, que al final el propio mercado se ha encargado de corregir.

Incluso los intentos de intervención han tenido su reacción contrapuesta del mercado, y las correcciones se han anticipado al mes de septiembre, que era la “fecha guillotina” que el Magrama había decidido como posible intervención, dotándose de los instrumentos, pero sin necesidad de utilizarlos como se ha comprobado. Y es que esta OCM que nos gobierna desde 2008 está fundamentada en la confianza de la exposición de nuestro sector al mercado, a pesar de los retorcimientos y heridas que el periodo Ciolos le ha infringido mediante la reforma general de la OCM única. Tengo la confianza que el nuevo comisario de agricultura podrá ver las cosas de la forma que son y que no se deje influenciar tanto por los Estados Miembros como se dejó su antecesor rumano.

2014/2015 se presenta con el optimismo que debe siempre presidir un inicio de nuevo ciclo, y no tanto por volver a tener una cifra de producción más acorde con nuestras ventas, porque nuestra ambición debería ser el país productor y vendedor mayor en el mundo, acorde con nuestra superficie, sino porque nos da un cierto respiro para “coger carrerilla”. Y es que desde la FEV las empresas bodegueras apuestan por tener un mercado de valor y no tanto de volumen, pero para ello hay que trabajar mucho en el posicionamiento de nuestras marcas de vino, en el conocimiento internacional de nuestras D.O. más exportables y en encontrar y difundir una imagen de España.

Optimistas ante el futuro del sector

 Publicado el por Cooperativas Agro-alimentarias (colaborador)

Información en documento PDF adjunto.

Tenemos que reconocer que, tras el récord histórico de cosecha en nuestro país de la campaña pasada, la vendimia de este año era esperada en el sector con gran expectación por ver si se repetían los problemas de mercado que supuso una producción tan alta. Una vez finalizada la vendimia en toda España, podemos dar por válidas las estimaciones de cosecha que se han ido avanzando en los 2 últimos meses y que, en resumen, dan una cosecha un 24% inferior a la de la campaña pasada. Aun cuando parece una bajada muy significativa, en realidad nos encontramos con una cosecha normal, en la media de las últimas campañas.  

El mercado ya ha reaccionado ante este hecho y los precios se han estabilizado, eso sí, a un nivel excesivamente bajo, tras una campaña de comercialización 2013/14 caracterizada por unos precios a la baja a lo largo de toda la campaña.

Centrándonos en la cosecha de este año, la estimación realizada por Cooperativas Agro-alimentarias de España arroja una producción de 40,8 millones de hectolitros.