Topic:

¿Vamos en la dirección correcta?

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

Es bastante habitual entre los españoles que cuando hablamos de futuro se nos llene la boca y siempre lo hagamos pensando en grandes proyectos de excelente calidad y buen precio. Pero la verdad es que, a la hora de ponerlos en marcha, la realidad es bien distinta. Las circunstancias en las que debemos operar, nuestros propios recursos, o incluso el tipo de cliente al que nos dirigimos no siempre responden a ese nivel de excelencia al que todos aspiramos.

Sabemos que en el tema de la comercialización tenemos una asignatura pendiente, de la que depende buena parte de nuestro futuro. Y no porque sea lo normal que suceda, sino porque el precio al que se están pagando las uvas es tan sumamente bajo que, especialmente si lo que pretendemos es un sector profesionalizado y que se pueda vivir dignamente de la viticultura, es indispensable e improrrogable aumentar los ingresos de nuestros viticultores. Para ello solo caben dos posibilidades, o aumentamos el multiplicador de la cantidad o el del precio, pero para que el resultado alcance el valor mínimo necesario, solo hay esas dos alternativas.

Hasta ahora, la solución políticamente correcta ha sido la de acusar a las bodegas de posición dominante en el mercado y señalarlas como culpables de los bajos precios a los que se paga la uva. Lo que resulta totalmente incuestionable. Ahora bien, ¿es posible que vendiendo el tipo de producto que venden y a los precios a los que lo hacen, haya margen para pagar más caras las uvas?

Por encima de los 50

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

Uno de los temas que, sin duda, más ocupa y preocupa al sector vitivinícola español es conocer cuál es su verdadero potencial de producción. Sabemos que los derechos de plantación fueron sustituidos hace un año por concesiones administrativas que  están generando ciertos recelos entre las organizaciones agrarias, ya que consideran que su reparto no solo no está siendo equilibrado sino que viene a agrandar las diferencias entre unas zonas productores y otras.

Incluso hemos podido comprobar durante esta última vendimia, la desorientación existente en los grandes grupos bodegueros sobre cuál es el nivel de producción real en sus zonas de influencia. Cosa que hasta ahora resultaba inimaginable, dada la excelente información que manejaban.

Y como si todo esto no fuera suficiente, hemos tenido la ocasión de escuchar, y hacernos eco en estas páginas, de las advertencias que llegaban del propio sector avisándonos de lo que se avecinaba con la entrada en producción de las decenas de miles de hectáreas reestructuradas hacia variedades anteriormente arrancadas y reconvertidas hacia rendimientos que fácilmente triplicaban los anteriores.

Mercados 11-01-17

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en documento PDF adjunto.

Mercados 04-01-17

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en documento PDF adjunto.

Francisco Oller adquiere Uprodeco en una operación inicial de 1,8 M€

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Francisco Oller, empresa de fabricación de tapones para vinos espumosos fundada en Cassà de la Selva (Girona) en 1892, ha culminado recientemente la adquisición de la unidad productiva Uprodeco, dedicada a la fabricación y tratamiento de granulado de corcho. Las gestiones, que se iniciaron hace más de un año, culminaron el pasado mes de noviembre con la firma de la escritura de compra-venta por parte de los representantes de Uprodeco y de Joan Puig, director general de Oller.

Uprodeco se ubica en el Polígono El Trust de Cassà de la Selva, con una extensión de 28.000 metros cuadrados y con un molino con capacidad para triturar hasta 9.000 toneladas de corcho al año. La propuesta de Oller, más allá del montante de la operación (1,8 millones de euros, iniciales), incluye el mantenimiento de los puestos de trabajo y la continuidad del negocio, con un plan estratégico para hacer evolucionar esta empresa en el futuro.

Se añade el hecho histórico que Oller fue una de las empresas fundadoras de Uprodeco ahora hace 64 años, y años después, Oller vuelve a asumir la responsabilidad de tirar adelante el proyecto Uprodeco.

“Se abre una etapa importante para Oller, pero también para el corcho catalán” ha explicado el director general de la compañía. Para Joan Puig “nuestra responsabilidad a partir de ahora pasa por producir productos de la más alta calidad, pero también por velar por la regeneración de los alcornocales catalanes. Por este motivo apostamos por un proyecto que mejorará la gestión de estos bosques y su explotación en Cataluña”. 

Por su parte, Jaume Nadal, presidente del grupo Oller, se muestra confiado en los buenos resultados de la explotación del refugo del corcho y apuesta por “seguir trabajando con el máximo compromiso con el país, con el territorio, con la calidad del producto, con nuestros trabajadores y con los clientes de la empresa, porque esta implicación es la clave de nuestro éxito”. “Con esta adquisición culmina de alguna forma -añade Nadal- la idea de empresa que construyó mi bisabuelo, una aventura personal apasionante que se acabó convirtiendo en una entusiasta búsqueda de la excelencia que perdura hasta  nuestros días y que se fundamenta en el hecho de estar presente directamente en todas las fases de fabricación del tapón de corcho para asegurar la máxima calidad del producto”.