Topic:

El Mapama propone una normativa mucho más exigente para el reparto de autorizaciones de nueva plantación de viñedo

 Publicado el por

La Subdirección General de Frutas y Hortalizas, Aceite de Oliva y Vitivinicultura del Ministerio de Agricultura reunió el pasado 22 de marzo a los representantes del sector para presentarles el borrador de propuesta de modificación de Real Decreto 740/2015, de 31 de julio, por el que se regula el potencial vitícola y, en concreto, en la medida relativa al procedimiento para autorizaciones de plantación de viñedo, que entrarían en vigor en la campaña de 2018.

En este sentido, los responsables del Mapama informaron de su intención de mejorar los criterios de admisibilidad y de prioridad de esta medida, teniendo en cuenta los problemas surgidos en algunas regiones de España, más en concreto, en la D.O.Ca. Rioja con el reparto de la superficie de nueva plantación, que se acordó en 2016.

El objetivo del Mapama es que los cambios en el actual RD 740/2015 puedan estar aprobados y publicados en el BOE en el próximo mes de septiembre.

Al respecto, el Ministerio pretende ampliar el número de criterios de puntuación, con el fin de que existan más intervalos (el Mapama prevé solicitudes de más de 25 grupos distintos) y de, esta forma, reducir los empates y/o el número de prorrateos. La primera novedad es que se primará por encima del resto a los viticultores en el reparto de autorizaciones de plantación de viñedo, exigiéndose como criterio de admisibilidad de las solicitudes que los demandantes tengan capacidad y competencia profesional, con una experiencia de al menos cinco años.

Asimismo, se otorgará más puntuación a las pequeñas y medianas explotaciones vitícolas ya existentes, con el fin de que éstas puedan ampliar su dimensión y también permitirá que las limitaciones de autorizaciones de plantación, que puedan hacer los órganos de gestión de las Denominaciones de Origen o las interprofesionales, puedan ser por hasta un periodo de tres años (frente al límite anual actual), con el fin de aportar más estabilidad a la aplicación de esta medida en determinadas zonas.

Otro de los cambios planteados es que se excluirá de la nueva regulación a las Indicaciones Geográficas Protegidas (I.G.P.), al considerar que no tienen una importancia relevante para esta norma y porque su superposición con otras D.O.P.s hacen muy complicada la coordinación de ambas competencias.

El Ministerio propone también adelantar la fecha para la fijación anual de superficie de nuevas plantaciones de viñedo al 15 de diciembre, frente a la actual del 1 de febrero.

Respecto a los criterios de admisibilidad, el Ministerio plantea, como se ha indicado, nuevas exigencias para supervisar la capacidad y la competencia profesional de los solicitantes de autorización de plantación del viñedo, con el fin de evitar demandas fraudulentas, como la de tener cinco años de experiencia profesional acreditada, que se podrá justificar mediante alta en el Régimen de la Seguridad Social de la actividad agraria o con la comprobación de tener ingresos agrarios. En caso de no cumplir los cinco años, se deberá acreditar mediante la presentación de certificado de asistencia a cursos o seminarios de capacitación agraria con una duración de 30 horas lectivas por cada año no acreditado.

También haber superado las pruebas de capataz agrícola o estar en posesión de títulos académicos de la rama agraria como mínimo de nivel de formación profesional agraria de primer grado o poseer certificado de asistencia o aprovechamiento a los cursos de instalación a la empresa agraria y otros cursos complementarios, con una duración mínima de 150 horas, reconocidos por la Comunidad Autónoma.

Criterios de prioridad

En los criterios de prioridad, el Mapama mantiene la condición de “joven nuevo viticultor”, que tanto problemas ha creado, pero le otorga una puntuación menor, al primar más a los viticultores o a las sociedades de viñedo, que ya sean titulares de una explotación y más aún si ésta es pequeña o mediana (entre 0 y 50 hectáreas con carácter general, aunque cada Comunidad Autónoma o cada Consejo Regular de una D.O.P. podrá acotar la dimensión según la realidad de su superficie de viñedo).

 

Propuesta de puntuación de los criterios de prioridad 
para autorizaciones de nueva plantación

Criterios

Puntuación

Joven “nuevo viticultor” (artículo 10.1.a)

1

Buen comportamiento previo del solicitante (artículo 10.1.b)

4

Viticultor con pequeña/mediana explotación (artículo 10.1.c)*

-

-Pequeña explotación

4

-Pequeña-mediana explotación

3

-Mediana-pequeña explotación

2

-Mediana explotación

1

Viñedos que contribuyen a la preservación del medio ambiente (artículo 10.1.d)

-

-Agricultura ecológica (apartado B)1) del anexo II del Reglamento Delegado (UE) nº2015/560, de la Comisión)

1

-Superficie en pendiente con terrazas (apartado B) 4) del anexo II del Reglamento Delegado (UE) nº 2015/560, de la Comisión)

0,75

-Producción integrada o PDR (apartados B) 2) b) y B)3) del anexo II del Reglamento Delegado (UE) nº 2015/560, de la Comisión

0,5

Fuente: Mapama. *El intervalo del tamaño definido para pequeña-mediana explotación se dividirá en 4 tramos idénticos, correspondiéndole al de menor tamaño 4 puntos y al de mayor tamaño 1 punto.

 

Por otro lado, para supervisar la condición del solicitante como jefe de explotación, se deberá comprobar que, en el momento de apertura del plazo de solicitudes, el solicitante es quien está asumiendo el riesgo empresarial de su explotación, para lo que la autoridad competente podrá solicitar toda la documentación que considere necesaria, incluido el alta en la Seguridad Social Agraria.

Además, el solicitante se deberá comprometer, durante un período de cinco años, desde la plantación del viñedo, a no vender ni arrendar la nueva plantación a otra persona física o jurídica. Si es persona jurídica, se deberá comprometer durante ese plazo también a no transferir a otra persona o a otras personas el ejercicio del control efectivo y a largo plazo de la explotación, en cuanto a las decisiones relativas a la gestión, los beneficios y los riesgos financieros, salvo excepciones concretas.

En su propuesta, el Ministerio incluye un nuevo artículo (12) que regulará la creación de condiciones artificiales por parte de los solicitantes que quieren optar a nuevas plantaciones, cuya consecuencia última sería la declaración como viñedo ilegal de las plantaciones afectadas. En este sentido, se indica que “no se concederán autorizaciones de nuevas plantaciones de viñedo a personas físicas o jurídicas de las que se demuestre que han creado artificialmente las condiciones exigidas para cumplir los criterios de admisibilidad o de prioridad establecidos”.

Operaciones especulativas

Al respecto, el Mapama incluye algunas operaciones consideradas de posible naturaleza especulativa que serán analizadas, caso por caso, a efectos de establecer una posible creación de condiciones artificiales para recibir una autorización de nuevas plantaciones de viñedo, y en las que la autoridad competente estará obligada a ir más allá de la comprobación formal de los requisitos para evitar el fraude, debiendo realizar para ello las comprobaciones, requerimientos o controles que considere necesarios.

Entre las operaciones de posible naturaleza especulativa se incluyen la declaración formal de superficies por encima de la superficie disponible bajo el criterio de admisibilidad para obtener ventaja frente a posibles prorrateos; la división artificial de explotaciones para obtener ventaja en la puntuación de solicitudes, conforme a los criterios de prioridad, en especial las que resulten de la división en la que el nuevo titular es familiar en primer grado del titular original y el nuevo titular no cumple los requisitos de las ayudas a la primera instalación para jóvenes agricultores; la creación de personas jurídicas con el único objetivo de cumplir los criterios de prioridad; la inscripción en el Registro General de Explotaciones Prioritarias Agrarias (REGEPA), en cualquier otro registro o el alta en la Seguridad Social Agraria con el único objetivo de cumplir los criterios de prioridad, así como la presentación de solicitudes por personas interpuestas, vinculadas de alguna forma al solicitante real, con el único objetivo de cumplir los criterios de prioridad.

En su propuesta de modificación del RD, el Mapama define al viticultor como la “persona física o jurídica, o agrupación de personas físicas o jurídicas, con independencia de la forma jurídica de la agrupación de sus miembros, que cultive la superficie plantada de viñedo, teniendo a su disposición la superficie en cuestión en propiedad, o en régimen de arrendamiento o aparcería”.

También amplía la definición del concepto “plantación no autorizada”, entendiendo como tal “las plantaciones de viñedo realizadas sin autorización o incumplimiento de las condiciones esenciales de la autorización concedida y en particular por incumplimiento de la disponibilidad para plantar viñedo en la superficie recogida en la solicitud de autorización desde que se solicita hasta que se comunica la plantación”, así como por incumplimiento de otros compromisos concretos regulados reglamentariamente.

Un aspecto que no contempla, por ahora, pero que habían solicitado algunas organizaciones agrarias, era el de imponer límites máximos en el reparto de autorizaciones de plantación, aunque el Ministerio se comprometió a realizar una consulta a la Comisión Europea para ver si esa limitación era factible, así como también la de dar máxima prioridad a los jóvenes viticultores por encima del resto de los demandantes.

Cada 7 Días (22-03-17)

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Agrupada por regiones vitícolas, en esta sección se localiza la información que concierne al viñedo acontecida en la semana previa al cierre de nuestra edición. Desde la Región Gallega a la Andaluza, del Duero, Alto Ebro, Levante o Canarias, el lector localiza aquí el dato especializado de cualquiera de las doce regiones que aglutinan el viñedo español.

Cada 7 Días (15-03-17)

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Agrupada por regiones vitícolas, en esta sección se localiza la información que concierne al viñedo acontecida en la semana previa al cierre de nuestra edición. Desde la Región Gallega a la Andaluza, del Duero, Alto Ebro, Levante o Canarias, el lector localiza aquí el dato especializado de cualquiera de las doce regiones que aglutinan el viñedo español.

El 25 de marzo finaliza el plazo para contratar el seguro de primavera de uva de vino con cobertura frente a la helada

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Los agricultores que lo deseen tienen hasta el 25 de marzo para asegurar su cosecha de uva de vino con el seguro de primavera frente al riesgo de helada, a excepción de las provincias de Almería, Cádiz, Córdoba, Huelva, Málaga y Sevilla.

Para asegurar la cosecha 2016 se firmaron 26.595 pólizas de seguro de uva de vino que daban cobertura a cerca de 386.600 hectáreas y a una producción de 2,63 millones de toneladas.

En los últimos años, nuestro país está experimentando condiciones climáticas de gran intensidad y muy variables. Así, por ejemplo, en 2016 han sido importantes las heladas ocurridas sobre todo en la segunda mitad del mes de febrero; las precipitaciones caídas a lo largo de una primavera muy lluviosa; las reiteradas tormentas de pedrisco, sobre todo, desde el final de la primavera y durante todo el verano; y por último, las lluvias caídas en los meses de noviembre y diciembre. Además, de nuevo, la sequía ha afectado a algunos cultivos.

En el caso concreto de la uva de vino, los riesgos de pedrisco, sequía y helada fueron los que más daños causaron. En total, estos y otros riesgos afectaron a más de 50.200 hectáreas de cultivo y elevaron la siniestralidad correspondiente a agricultores que aseguraron la cosecha 2016 de uva de vino a 15,7 millones de euros.

Nueva circular del FEGA con criterios de coordinación para la gestión y control de ayudas a la promoción del vino en terceros países

 Publicado el por SeVi (colaborador)

El FEGA publicó el pasado 17 de marzo la circular de coordinación 8/2017, con criterios de coordinación para la gestión y control de ayudas a la promoción del vino en terceros países, que viene a sustituir a la circular 18/2016. Esta circular se elabora con vistas a conseguir una gestión armonizada en todo el territorio nacional de la solicitud, tramitación y pago de las ayudas a la promoción del vino en terceros países, que gestionan las comunidades autónomas y el FEGA.

Circular completa aquí.