Topic:

Laffort identifica nuevas moléculas responsables del aroma a avellana en vino

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

La asociación de la característica aromática de la avellana con la tipicidad de los grandes Chardonnay aparece ya descrita en los antiguos tratados de enología: «Un gusto particular, que recuerda al de la avellana, es suficiente para distinguirlos». (1831, Dr. Morelot)

Recientes trabajos e investigaciones iniciados por el profesor Denis Dubourdieu y dirigidos por Axel Marchal en el ISVV de Bordeaux, cofinanciados por BIOLAFFORT® (filial de I+D+i de Laffort), han identificado y cuantificado nuevas moléculas responsables de este aroma de avellana en vino, hasta la fecha, desconocidas en enología:

    - Los pirroles, cuya concentración está correlacionada con la tipicidad de los vinos de Chardonnay, y que tienen un umbral de percepción por encima de las concentraciones encontradas. Estos pirroles tienen su origen en la uva y en la madera de la crianza.

Y moléculas hasta la fecha nunca identificadas en la naturaleza:

    - Dos tiopirroles, el 1-metilpirrol-2-metanotiol y la 1-etilpirrol-2-metanotiol cuyos umbrales de percepción son espectacularmente bajos (0,7 y 1,4 ng/L), responsables del origen de las notas de avellana en los grandes Chardonnay. Estos umbrales son de los más bajos identificados en el mundo del vino, siendo similares a los del TCA o la 4MSP.

Estas investigaciones y el descubrimiento de esta nueva familia de moléculas aromáticas, abren un nuevo camino en el conocimiento de los aromas de los vinos Chardonnay, la segunda variedad blanca más implantada en el mundo. Esperamos nuevos resultados que, seguro, tendrán un impacto enológico, como fueron en su momento, los descubrimientos de los tioles en el Sauvignon Blanc.

Más información en www.laffort.com

La Escuela de Enología de Burdeos incluye a Basilio Izquierdo entre sus 50 enólogos más destacados

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

El enólogo y bodeguero Basilio Izquierdo, nacido en Socuéllamos (Ciudad Real) ha sido incluido en el libro que la Escuela de Enología de Burdeos ha publicado con motivo de su 50º aniversario y en el que se recogen los perfiles de los 50 profesionales de la enología formados en la escuela bordelesa con trayectoria más destacada. Así, Izquierdo figura como representante de la promoción de 1971 en el libro publicado por la escuela francesa.

En él figura como el pionero en la utilización de la gravedad en la elaboración del vino gracias a la creación del OVI, fundamental en las bodegas por gravedad, un novedoso sistema para la recepción seleccionada de uva. Además, Izquierdo cuenta entre sus primeras experiencias enológicas el haber participado, allá por 1972, en el renacimiento de la variedad Verdejo en la actual D.O.P. Rueda, de la mano de Emile Peynaud y las Bodegas Marqués de Riscal.

Más tarde vendría su consagración como uno de los grandes enólogos de Rioja al comenzar a ejercer como histórico enólogo de C.V.N.E., precisamente donde desarrolló los OVIs. Actualmente sigue elaborando vino en las bodegas que llevan su nombre.

Premios de la Fundación para la Promoción de la Ingeniería Agronómica del COIAL

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Foto: Eva Máñez. (photo: Eva Manez)

Foto: Eva Máñez.

La Fundación para la Promoción de la Ingeniería Agronómica (FPIA) del Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Levante (COIAL) celebró el pasado 27 de abril en Valencia su gala de entrega de premios (los quintos). El acto congregó a buena parte del sector agroalimentario valenciano, y se ha consolidado ya como cita anual de referencia. Los premios de este año recayeron en Anecoop (iniciativa y desarrollo),  EPSA (innovación), Ana Casp (excelencia profesional) y Ana Dotor (experiencia novel).

Durante la entrega de premios, la consellera de Agricultura, Elena Cebrián, ha recordado que el pistoletazo de salida para negociar la Política Agraria Comunitaria (PAC) que se aplicará a partir de 2020 será el próximo mes de julio. “Queremos un papel más activo, somos un gran país con muchas cosas que decir. Hace falta una política agraria común fuerte con un presupuesto garantizado; es una política fundamental para aumentar la renta de los agricultores y porque debe contribuir a frenar el cambio climático”.

La consellera ha explicado que el sector agroalimentario valenciano “sigue necesitando medidas de reestructuración y de modernización de nuestras estructuras de producción, también medidas para el territorio, para el sector forestal, para hacer realmente un medio rural vivo, hacer frente a la despoblación, activo, bien cuidado y que tiene un papel fundamental en la prevención de incendios forestales. Seguimos pensando que hace falta una PAC fuerte, con una parte de ayudas a las rentas pero también es muy necesario ayudar al desarrollo rural”.

Según Cebrián, el sector ha avanzado mucho “pero estamos en un momento de cambio, tenemos que trabajar conjuntamente para ver qué sector queremos en el futuro y ver qué instrumentos tenemos para llegar a ese futuro agrario que queremos». Y ha animado a todos los agentes del sector agroalimentario, y sobre todo a sus compañeros ingenieros agrónomos «a continuar desarrollando su trabajo, aportando conocimiento, tecnología, investigación e innovación para llegar a esa agricultura valenciana del futuro que queremos. 

Por su parte, el decano del COIAL, Baldomero Segura, ha hecho un repaso de la situación del sector y del papel que desarrolla el colegio en el mismo: “Somos el nexo de unión perfecto entre las empresas, la sociedad y nuestros colegiados”.

En cuanto a las reivindicaciones, Segura ha reclamado un esfuerzo para negociar unas buenas condiciones en la PAC: “Reconocimiento y apoyo de la agricultura mediterránea, diversificación de las rentas, estructuras agrarias viables, fomento de la investigación, innovación y la tecnificación, más relevancia en el papel de las mujeres y los jóvenes en el mundo rural”. Por otra parte, dada la amplia representación del sector del agua y del regadío, ha reclamado “acometer las imprescindibles obras de modernización pendientes y apostar decididamente por la tecnificación en la gestión de los recursos para conseguir sistemas flexibles”. Finalmente ha abogado por que el criterio que impere en la prestación de servicios de ingeniería sea el de la calidad.

Premiados

Anecoop, un ejemplo de éxito

Baldomero Segura, decano del COIAL, ha explicado que el caso de Anecoop, empresa estrechamente vinculada a la actividad profesional de los ingenieros agrónomos, “es un ejemplo de éxito desde sus inicios: una cooperativa de segundo grado que, agrupando a muchas otras, consiguió facilitar el acceso a mercados que de forma individual hubieran sido inaccesibles”. Anecoop ha recibido el premio Iniciativa y Desarrollo de manos de la Consellera Elena Cebrián.

Epsaferro, un aditivo que compensa la falta de hierro

“EPSA es el ejemplo de cómo una empresa capaz de crecer a base de lanzar al mercado nuevos productos fruto de la innovación, la  investigación y el desarrollo y un claro ejemplo de que en la industria alimentaria no está todo dicho”, ha remarcado Segura. El premio Innovación es para su nuevo producto, el Epsaferro, un aditivo que marca el camino del emergente sector nutracéutico. Epsaferro ha recibido el premio Innovación de manos de la Presidente de la Confederación Hidrográfica del Júcar, Mª Ángeles Ureña.

Ana Casp, una ingeniera agrónoma pionera

Ana Casp finalizó sus estudios en 1966 y fue la primera ingeniera colegiada en el COIAL. Por ello, fue pionera y un ejemplo de ruptura del “techo de cristal” y de la “brecha de género” en el acceso de la mujer a la ingeniería. Su vida ha estado muy vinculada al ámbito universitario, y ha catedrática de Tecnología de los Alimentos en las universidades de Valencia y Navarra. A lo largo de su trayectoria también ha asumido numerosas responsabilidades en el ámbito científico, público y profesional. Ana Casp ha recibido el premio Excelencia profesional.

Ana Dotor, la novel que ha proyectado una planta de procesado de ensalada

Finalmente, el premio Experiencia Novel ha sido concedido a la ingeniera Ana Dotor por su Proyecto Final de Carrera “Planta de procesado de ensaladas de IV gama en TM de Paterna”. Los miembros del jurado han destacado el desarrollo técnico de todas las instalaciones, el original y complejo sistema estructural y el esmerado diseño de la producción, que conforman un proyecto arquitectónicamente singular, técnicamente impecable y que aborda una de las industrias con más auge de los últimos años, que es la de IV gama.

 

Próximos retos de la viticultura. Encuentro Técnico de la Fundación para la Cultura del Vino (FCV)

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

La Fundación para la Cultura del Vino (FCV) organizó el pasado 27 de abril su décimo segundo Encuentro Técnico, que reunió en Madrid a alrededor de un centenar de profesionales del sector vitivinícola. En esta ocasión, el tema escogido fue el de los “Próximos retos de la viticultura”, que se abordó desde un punto de vista multidisciplinar, gracias a un extraordinario elenco de expertos. Desde la adaptación de las distintas variedades de vid y sus enfermedades y tratamientos, a los modelos climáticos, la influencia del cambio climático en el viñedo, el diagnóstico microbiológico, viticultura de precisión y, por supuesto, los aspectos económicos relacionados con la viabilidad del viñedo.

Tal y como quedó patente en la presentación de la jornada, los encuentros técnicos de la FCV cumplieron con el objetivo de entremezclar conocimiento científico, con la experiencia y las necesidades de las empresas vitivinícolas.

Mª José Hernández, subdirectora General de Frutas y Hortalizas, Aceite de Oliva y Vitivinicultura del Ministerio ya estableció desde un primer momento que el marco productivo en el que se va a mover el vino español es el de un potencial de más de 53 millones de hectolitros, por lo que resulta vital “estar preparados” como sector y “conocer las herramientas de las que se dispone” para gestionar ese potencial. Lo que puede resumirse en más autorregulación e incremento de la competitividad, gracias a herramientas como la reestructuración y reconversión del viñedo, siempre que se oriente hacia tres pilares, mantener la calidad máxima, adecuarse al mercado y adaptarse al cambio climático y sus efectos.

Javier Sanz (González Byass) planteó los principales retos para la viticultura en la próxima década, como la adaptación varietal, el traslado del viñedo, las variedades híbridas, las enfermedades y patologías, el estado hídrico, la zonificación de la producción o la viabilidad económica del sector.

Vicente Sotés, vicepresidente de la OIV, presentó la evolución climática y qué previsiones hay al respecto para el sector vitivinícola, así como qué estrategias de adaptación se pueden tomar. El clima de una zona determina las características del vino obtenido, especialmente su tipicidad, por el efecto en el desarrollo de los procesos de maduración y por la adaptación del ciclo de las variedades, por lo que un cambio climático “puede originar la pérdida de la producción específica de ciertas regiones”. Además, los escenarios de clima futuro implican cambios potenciales (riesgos y oportunidades) en la mayor parte de los sistemas de producción y, particularmente en España. No obstante, defendió que la mayor parte de los viticultores de España se pueden adaptar “potencialmente” al cambio climático, teniendo en cuenta los avances científicos y tecnológicos, aunque “no todas las regiones y sistemas de cultivo de la vid tienen el mismo potencial de adaptación”.

La recuperación de variedades tradicionales de vid fue el eje de la intervención de la investigadora Carmen Martínez (CSIC). La investigadora defendió que la “enorme riqueza varietal” de España (más de 250 variedades genuinas) “abre grandes posibilidades para las bodegas que, mediante la utilización y adaptación de muchas de estas variedades, podrán realizar una viticultura más rentable y más respetuosa con el medio ambiente, además de diversificar sus vinos y ofrecer a los mercados productos diferentes, únicos y exclusivos”.

El italiano Riccardo Bugiani (Servizio Fitosanitario de Emilia-Romagna) explicó cómo los modelos climáticos y pronósticos en la vid pueden servir como estrategia en el control de enfermedades y patologías del viñedo. Estos modelos de previsión pueden ser útiles para reducir el uso de agentes químicos e incrementar la eficacia de los mismos. Además, estos modelos pueden emplearse para avisar del riesgo en años siguientes.

A continuación, Jesús Yuste (ITACyL) ahondó en las estrategias vitícolas frente a la realidad del cambio climático, centrándose en la influencia en la maduración tecnológica y fenólica, así como en el aroma y la composición nitrogenada de la uva. Reflexionó sobre las variaciones meteorológicas y sus posibles efectos en el viñedo y planteó posibles adaptaciones o estrategias de cultivo que puedan paliar las hipotéticas consecuencias del cambio climático. A su juicio, las estrategias vitícolas para intentar paliar los efectos del cambio climático se centrarán en factores y técnicas de cultivo como: lugar, latitud, altitud y exposición, orientación de las filas, densidad de plantación, portainjerto, variedad y clon, mantenimiento del suelo, sistema de conducción, poda en seco y en verde, operaciones en verde y regulación de cosecha y riego.

Por su parte, Javier Tardáguila (Universidad de La Rioja) vertió luz sobre los últimos avances tecnológicos orientados a la estimación objetiva de la cosecha mediante el empleo de desarrollos basados en visión artificial. Este nuevo sistema, desarrollado por un equipo multidisciplinar de investigadores del grupo Televitis de la U. de la Rioja y del Instituto de Ciencias de la Vid y el Vino, permite estimar la producción de uva del viñedo de forma rápida, precisa y georreferenciada, haciendo uso de la visión artificial para el conteo de flores y bayas y calcular una estimación de la producción final.

En la sesión vespertina, , José M. Martínez (ICVV) habló sobre las estrategias genómicas dela caracterización molecular del estado fisiopatológico de la vid y concluyó que, ahora que se cumplen 10 años de la publicación de la secuencia del genoma de referencia de la vid (hito que pasó casi inadvertido para el sector en su momento), las nuevas tecnologías de re-secuenciación genómica y de RNAseq constituyen herramientas muy potentes para el uso de la diversidad genética de la vid y para el seguimiento de sus respuestas a diferentes condiciones ambientales y de cultivo.

A continuación, el especialista Fulgencio Honorio (Universidad de Extremadura) presentó una caracterización y zonificación vitícola de la España peninsular, en la que detecta siete climas diferentes en la España peninsular, con 36 grupos climáticos. Además, considera que “hay una gran superficie potencialmente productora de uvas de calidad y que en la actualidad no está ocupada por el viñedo”.

El diagnóstico microbiológico del suelo del viñedo fue el tema de la ponencia que dirigieron Antonio Palacios (Lab. Excell) y Alberto Acedo (Biome Makers), mientras que Cristina Monteserín (Seresco) presentó la plataforma de viticultura de precisión Cultiva Decisiones. Anna Pedró (BASF) habló a los participantes de la innovadora molécula Initium y sus aplicaciones en el sector vitivinícola.

Desde la Plataforma Tecnológica del Vino (PTV), Trinidad Márquez presentó la estrategia de I+D+i 2017-2020 para el sector y José Ramón Lissarrague (UPM) analizó los costes de producción y la viabilidad económica del viñedo. El experto defendió que los modelos de viticultura deben ser diferentes “en función de las condiciones medioambientales, de los objetivos vitícolas y enológicos, de la estructura productiva, de los precios pagados en el cultivo del viñedo y de los precios percibidos por la uva”, pues la viabilidad económica del viñedo está condicionada por la elección y ejecución adecuada de viticultura en relación a los condicionantes y retornos económicos de cada explotación vitivinícola.

Abierta la convocatoria de los Cursos de Formador en Cava

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Los cursos de Formador en Cava van dirigidos a formadores del sector del vino y tienen como objetivo ampliar sus conocimientos de cava, de manera que puedan posteriormente aplicarlos a nivel profesional y como apoyo en la difusión de la cultura del cava.

Esta formación, impulsada por el Institut del Cava y patrocinada por el Consejo Regulador del Cava, se inició en 2011 y, hasta la fecha, se han diplomado 85 formadores en 8 promociones. Como resultado, centenares de alumnos de Escuelas de Hostelería, asociaciones de sumilleres y profesionales del mundo del vino están recibiendo formación en cava.

De alto nivel didáctico, el Curso de Formador en Cava tiene una duración de 3 días (miércoles, jueves y viernes) y se imparte en la zona del Penedés (Sant Sadurní d’Anoia y alrededores). Dicho curso, cuenta con la participación de ponentes especializados en viticultura, microbiología, enología, sostenibilidad, cata del cava, servicio y maridajes. El programa incluye seminarios, visitas a la viña, bodegas y laboratorio, además de degustaciones de mostos en proceso de fermentación y un taller práctico de maridaje.

En 2017, los cursos se impartirán durante el mes de septiembre. El primero de ellos tendrá lugar del 13 al 15 de septiembre y el segundo curso del 27 al 29 de septiembre. Cada curso está limitado a un máximo de 11 participantes. En la selección de candidatos se valorará especialmente su experiencia en la formación de vinos.

El plazo para las inscripciones estará abierto hasta el 19 de mayo. Para más información e inscripción consultar aquí.