Topic:

Viñas del Vero homenajea la llegada del primer Chardonnay al Somontano desde Burdeos hace 125 años

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

 (photo: )

Hace 125 años, y huyendo de la plaga de la filoxera, llegó a la región del Somontano la familia Lalanne procedente de Burdeos y plantaron en esta tierra aragonesa sobre pie americano las primeras cepas de Chardonnay del Somontano. Para conmemorar tal hito, la bodega Viñas del Vero celebró recientemente en Madrid un acto que también sirvió para presentar en sociedad la añada 2017 de Viñas del Vero Chardonnay. Una variedad a la que la bodega fundada en 1986 y que forma parte, desde julio de 2008, de la Familia del Vino González Byass, le debe mucho. No en vano, el primer premio conseguido por Viñas del Vero fue con su Chardonnay.

En 1987 comenzaron a replantarse terrenos de Viñas del Vero en Barbastro con viñedos de diferentes variedades. En aquel momento, Viñas del Vero fue pionera en desarrollar el potencial de calidad de los vinos del Somontano y, en pocos años, logró ser el referente vinícola de Aragón.  Con el fruto de la vendimia de 1990, Viñas del Vero elaboró su primer vino monovarietal de Chardonnay. Desde ese momento, Viñas del Vero Chardonnay se convirtió en uno de los vinos más representativos de la joven D.O. Somontano y en un referente de la variedad en el panorama vinícola nacional, avalado por diferentes premios y reconocimientos en todo el mundo.

Durante el acto se celebró una cata vertical para observar el efecto del paso del tiempo y el factor añada en Viñas del Vero Chardonnay. En la que recorrimos desde el último en llegar, fruto de la añada 2017, hasta 1998, haciendo escala en las añadas de 2014, 2007, 2004, 2001 y 1998. Interesante ejercicio.

El gerente y enólogo de Viñas del Vero, José Ferrer manifiesta sentir debilidad por la variedad Chardonnay, a la que (al igual que ocurre en la zona con Cabernet Sauvignon o Merlot) cuesta seguir llamando foránea, tras más de 125 años en el Somontano.

Entiende a la variedad y respeta su fruta, buscando la mayor frescura vendimiando a mediados de agosto y beneficiándose de que en el Somontano, por fortuna, los efectos del cambio climático todavía no son tan acuciantes como en otras regiones. Esta zona de suelos calizos, con inviernos extremados y veranos cortos, ofrece unas condiciones agroclimáticas inigualables para obtener excelentes vinos.

Kolenda y Nazarín, los vinos Lagar d’Amprius que rinden homenaje a Luis Buñuel y a Calanda

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Vino y cine son dos conceptos unidos desde tiempos inmemorables. Consciente de ello, Lagar d’Amprius, la bodega turolense del Grupo Térvalis, ha elaborado dos nuevas botellas con un diseño y unos nombres muy especiales: Kolenda y Nazarín, dos vinos para rendir homenaje a Luis Buñuel, el cineasta turolense más universal. Además, para apoyar la gran labor de difusión que realiza el Centro Luis Buñuel de Calanda de la figura y obra del cineasta, la bodega le cede estos vinos para su uso comercial y el 10% del beneficio de su venta.

El tinto Garnacha Lagar d’Amprius recibe en esta edición especial el cinematográfico nombre de Nazarín, título que da nombre a la famosa película de Luis Buñuel protagonizada por Marga López y Francisco Rabal, realizada en 1959 e inspirada en la novela homónima de Benito Pérez Galdós (1895). Fue ganadora del Festival de cine de Cannes en 1959. En el diseño de su botella se pueden observar serigrafiadas en vinilo blanco sobre fondo negro escenas de diferentes películas de Buñuel como el propio Nazarín, ‘Un perro andaluz’, ‘Viridiana’, 'Simón del Desierto’, ‘Ensayo de un crimen’, y ‘El discreto encanto de la burguesía’. El vino que contiene es Garnacha 100% de la añada 2015, galardonado en el recién celebrado Certamen Mundus Vini en Alemania con Medalla de Oro. A este certamen internacional se presentan alrededor de 10.000 vinos de todo el mundo y, tan solo, un 30% han obtenido reconocimiento.

Este tinto es de color rojo rubí y está elaborado con Garnacha Fina. “Un vino auténtico, bondadoso y a la par sofisticado, como él, como Buñuel”, así describe la etiqueta de la botella esta Garnacha con la que desde Lagar invitan a disfrutar, sentir y ser cómplice de las películas de Buñuel.

En cata se muestra color rojo rubí de intensidad media, con ligera variación a tonos rosados en el ribete, lágrima lenta y sutilmente coloreada, muy limpio y brillante. En nariz dominan los aromas de fruta roja, cerezas, guindas al kirsch endrinas y fresas, tonos florales de violeta y rosas, y una sutil presencia de recuerdos lácticos de yogur de fresa. Se “abre” rápidamente, dejando paso a toques de café y toffes así como recuerdos especiados de pimienta roja y canela. En la boca la entrada es directa y su paso rápido, cálido y glicérico, ataque sutilmente goloso, acidez media y tanino ligero y untuoso de cuerpo medio. Final amargo y tostado, con mucha calidez y dilatado retronasal donde permanecen los torrefactos.

Por su parte,Kolenda es el nombre que recibe el blanco de estos vinos como se denominó al primer asentamiento celtibérico que se habitó en las proximidades de la actual Calanda. En el diseño de su botella se observa una escena haciendo un guiño a la Semana Santa del Bajo Aragón y a su emblemática Ruta del Tambor y el Bombo. Tal y como reza su etiqueta, este vino blanco es “un homenaje a tan ilustre Villa, a sus nobles gentes de arraigadas tradiciones”. Así pues, el espíritu limpio, la nobleza, el amor por las tradiciones sin renunciar al carácter emprendedor de las gentes de Calanda, quedan recogidos y representados por este vino de la variedad Gewürztraminer original de la Región de Traminer-Alsacia.

Variedad novedosa en esta comarca que marca un estilo de vino blanco con muchos matices en boca y nariz. Una apuesta arriesgada que ha llegado para quedarse y terminar siendo el Gran Blanco de Amprius Lagar. Así se está reconociendo en certámenes internacionales. Ejemplo de ello es la Medalla Bacchus Plata 2016 que recibió recientemente.

Vino blanco de color amarillo dorado. El vino está en un momento de juventud y lo refleja a través de aromas muy frescos de lichi, uva y pera, y también con marcados aromas florales, especialmente de rosas y flor de acacia muy típicos de la variedad. Luego van apareciendo toques de melocotón y plátano, así como aromas de olivas verdes y romero. Es un vino muy especiado, con recuerdos de pimienta blanca, cardamomo y comino. En la boca es seco, de acidez media, cuerpo medio y alcohol bien integrado. El paso por boca es sabroso y muy fresco. El sabor final es largo y especiado de complejidad media-alta, con un característico sabor amargo que se mantiene y refleja la pureza de la variedad.

El compromiso con el territorio es un valor fuertemente arraigado en el Grupo Térvalis, y a través de esta colaboración, Amprius Lagar, que comparte el mismo valor, apuesta con estos vinos por la cultura de su tierra. Concretamente, la bodega está ubicada en la Comarca del Matarraña (Teruel) en las fincas conocidas como Mas d’en Roch y Mas d’en Jerra, en los términos de Calaceite y Arens de Lledó.

Premios Empresariales ‘Mercados del Vino y la Distribución’

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Foto de familia de los premiados. (photo: maximiliano polles)

Foto de familia de los premiados.

Contenidos Económicos Verticales (CEV), editora de ‘Mercados del Vino y la Distribución’ celebró el 7 de marzo la décimo primera edición de sus Premios Empresariales Mercados del Vino y la Distribución en una gala celebrada en la sede del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente con la asistencia de la ministra, Isabel García Tejerina, presidentes de Consejos Reguladores y presidentes de las asociaciones sectoriales, entre otras autoridades y personalidades.

El periodista Sergio Martín condujo la gala, que comenzó con la intervención de la presidenta de ‘Mercados del Vino y la Distribución’, Mónica Muñoz, quien destacó que los Premios Empresariales MVD promueven por undécimo año consecutivo “la vertebración del clúster y reconocen el esfuerzo de una industria estratégica para la economía española”. Destacó que las empresas “no son entes abstractos, son organizaciones de personas” y aludió a la importancia del esfuerzo personal de cada una de esas personas en la consecución de los éxitos de las organizaciones a las que pertenecen.

Muñoz también hizo alusión al complicado año que ha padecido el sector por distintas circunstancias y afirmó que ante la adversidad y las dificultades la solución tiene que pasar siempre por un sector del vino que apueste por la excelencia en todos y cada uno de los eslabones de la cadena de valor.

Premiados:

Premio al Desarrollo socio-económico de su zona:

Grupo Emperador Spain

Premio a la mejor Actividad Exportadora:

Bodegas Vega Sicilia

Premio Vinventions a la mejor Gestión I+D+i:

Instituto de Ciencias de la Vid y del Vino

Premio a la mejor Gestión Enoturística

Museo Vivanco

Categoría Distribución

Premio a la empresa de Gran Distribución por el fomento de las ventas de vino con D.O.P.:

El Corte Inglés

Premio al distribuidor por su labor de acercamiento de los vinos al público:

Wineissocial

Premio a la Distribuidora Independiente:

Cavinsa

Premio a la labor de venta a público final: Sumiller:

Mª. José Jurado

Premios Extraordinarios

Premio a la mejor gestión de Responsabilidad Social Empresarial:

Eroski

Premio al personaje que por su trayectoria ha marcado un hito en el sector

Mariano García Fernández

El segundo Congreso del Colegio Oficial de Enología de Castilla-La Mancha celebrado con éxito en Cuenca

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Los pasados días 15, 16 y 17 de marzo se celebró en Cuenca el segundo Congreso del Colegio Oficial de Enología de Castilla-La Mancha, con la participación de más de 200 asistentes. Al igual que en la pasada edición, la finalidad del congreso es reconocer la figura del enólogo, según transmitía el decano, Miguel Ruescas, en su discurso. Se trata de un sector que lleva la economía en muchos pueblos de Castilla-La Mancha, además de ser el máximo responsable de poner solución a los problemas que surgen a la hora de producir vinos.

A lo largo de estos tres días, acudieron autoridades de la región tales como el consejero de Agricultura de CLM, el delegado de la Junta de Cuenca y el diputado área de Servicios Sociales, Cultura y Nuevas Tecnologías. Estos estuvieron presentes en el acto de inauguración junto con el alcalde de Cuenca, Ángel Mariscal; y el presidente de la Diputación de Cuenca, Benjamín Prieto Valencia, los cuales realizaron la clausura del segundo Congreso.

Francisco Martínez, consejero de Agricultura, resaltó el aumento del 18% de venta de productos vitivinícolas, la cifra más alta tras el 2016. Además, el consejero aprovechó para darle importancia al proyecto llevado a cabo durante los dos últimos años, el grado de Enología que se impartirá la UCLM.

Este año el Congreso ha contado con la colaboración de 28 empresas, gracias a las cuales se han llevado a cabo una serie de ponencias de gran interés para el sector. Todas ellas enfocadas en la industria vinícola, en las que mostraron como la tradición puede ir de la mano de la innovación. También se realizó una serie de talleres donde los asistentes pudieran contar con una mayor interacción y práctica frente a los temas tratados como: “La eliminación de defectos y afinamiento del vino antes del embotellado”, “Tu vino al microscopio. Identificación de precipitados en el embotellado” y “Efecto boomerang del Vermut”.

Otra de las actividades con mayor éxito en este congreso fueron las catas comentadas de la mano de Andreas Kubach MW, Antonio Palacios, José María Bravo y Pedro Tienda. A través de estas buscaron darle un giro a la percepción del vino por medio de los sentidos.

En definitiva, el segundo Congreso del Colegio Oficial de Enología de Castilla-La Mancha, gracias al apoyo de los colegiados y colaboradores, ha logrado cumplir su misión principal de continuar promoviendo la cultura del vino y fomentar todo tipo de conocimientos sobre este sector.

Algunas claves para que los jóvenes españoles se acerquen al vino

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: @NEGAMI-DF)

El pasado 15 de marzo se celebró la II Jornada S.O.S. Vino en España en torno al consumo del vino de nuestro país, centrada en el consumo entre el público joven adulto (de 18 a 35 años). ¿Qué tienen en cuenta los jóvenes cuando eligen un vino? ¿El precio, la etiqueta, la historia que hay detrás? ¿Qué debe hacer el sector para llegar a ellos? ¿Qué han hecho mejor otros sectores?

Estas han sido las cuestiones del debate abierto por la cadena de distribución Lidl, dirigido por el Master of Wine español Fernando Mora, y con la participación de reconocidos profesionales del sector, como la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE), productores, expertos en marketing y puntos de venta, que han hablado sobre la necesidad de impulsar el consumo en este segmento, para generar el crecimiento necesario a corto y medio plazo.

Según el Informe Kantar Worldplanet realizado para Lidl en 2017, el consumo de vino entre el público joven (por debajo de los 35 años) se sitúa por debajo de la media nacional: los hogares jóvenes compran vino de promedio una vez cada dos meses, con un gasto de 23 €/año y un consumo de 10 litros/año, frente a la media global de hogares españoles, que compran vino una vez al mes de promedio, gastan 63€/año y compran 27 litros/año. Los hogares jóvenes realizan por tanto un 60% menos de gasto que la media de promedio al año.

Solo el 15% de los jóvenes españoles consumen vino semanalmente en casa, una cifra significativamente menor a la media nacional (26%), mientras que en los mayores de 50 años esta cifra asciende a casi un 40%.

Comparando con el año anterior, se observa una doble tendencia:

En el segmento de 18 a 24 años, el porcentaje de individuos que consumen vino semanalmente se incrementa, como lo hace el número de veces que consumen de media vino a la semana, dando lugar a un crecimiento en términos absolutos.

Por el contrario, en el segmento de 25 a 34 años, se reducen tanto la penetración semanal como la frecuencia semanal.

El encuentro de hoy partió de la conclusión a la que se llegó en la I Jornada S.O.S. Vino en España, que tuvo lugar el pasado septiembre coordinada también por Lidl: la importancia de aumentar el consumo a corto y medio plazo para definir el futuro en el sector del vino, siendo necesario democratizar su consumo y hacerlo accesible a todos, desde expertos conocedores a público en general. Y si se piensa en el futuro, la clave está en apostar por el público joven como uno de los segmentos que generará tal crecimiento.

El debate ha girado sobre sus tendencias de consumo frente a otras alternativas como la cerveza, las barreras de entrada existentes y la necesidad de utilizar un lenguaje de comunicación propio, entendiendo sus intereses y ampliando su conocimiento, para así fomentar el consumo en este segmento.

 

Conectar con las tendencias afines

Fernando Mora abrió del debate con una cifra preocupante. Según el ranking de Wine Intelligence UK, entre los 50 mercados de vino más atractivos, España ocupa la posición 42. ¿Qué debemos hacer para mejorar este posicionamiento? Para conectar con el público joven, como palanca de crecimiento del sector, señaló que es necesario dirigirse a ellos con mensajes y un lenguaje de comunicación que hagan el vino más atractivo, conectando con las tendencias afines con este público:

  • Facilidad e inmediatez para la compra: con plataformas y puntos de venta que actúen como prescriptores, proporcionando recomendaciones si el consumidor no es experto en vino
  • Personalización: con herramientas que permitan entender las distintas referencias y uvas, permitiendo descubrir qué estilo de vino es el más afín a cada uno
  • Sostenibilidad: recordando que el vino es un producto natural y cercano, y fomentando si es posible, la compra local
  • Fusión: perdiendo el miedo a las bebidas elaboradas con base vino, como el calimocho o la sangría, una categoría muy interesante como primer acercamiento al mundo del vino, y fomentando su enfoque social y de disfrute
  • Activación: asociando el vino a las experiencias que el consumidor joven quiere vivir y hablando el mismo lenguaje que ellos, como por ejemplo hacen ciertos bodegueros dando conciertos o haciendo de DJs
  • Transparencia: hablando del vino de una manera sencilla y sin artificios, dando a conocer el producto
  • Trade-up: el vino es un producto que nos hace sentir bien y ofrece momentos de disfrute, por lo que debe ser posible darse un capricho, a precios más elevados en determinadas ocasiones
  • Experimentar con los 5 sentidos: impulsando a todos los consumidores a ejercer de críticos y poder dar su opinión, vía webs o apps,y fomentando experiencias como el enoturismo
  • Felicidad y bienestar: el vino es disfrutar, y por tanto hay que fomentar momentos de consumo informales, desenfadados y asociados al ocio, no solo el consumo por expertos
  • Educación: todos los actores del sector deben participar en la educación de los consumidores más jóvenes, haciéndoles perder el miedo y re-educando sobre la creencia de que el vino es un producto complejo

Es necesario acercar de nuevo el vino al público joven, con un lenguaje más afín y emocional, concluyen los actores del sector

Susana García, directora de la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE) ha recordado en su intervención la campaña “Marida mejor tu vida con vino” lanzada en noviembre 2017 con objeto de rejuvenecer la imagen del producto y hacerlo más cotidiano.

Partiendo de la preocupación por el relevo generacional en el vino, busca acercar el vino al público más joven con un lenguaje más sencillo y cambiar los hábitos de consumo generando experiencias en torno al vino. “El público joven ve el vino como algo complejo. No se trata de saber de vinos, sino de que la vida tiene muchos momentos para disfrutar del vino” comentó Susana García. Una campaña que ya ofrece resultados positivos, transmitiendo el mensaje emocional del disfrute del vino, despertando curiosidad entre el público más joven y fomentando una actitud positiva hacia el vino.

Javier Ajenjo, propietario de Bodegas Neo, señaló que “desde las bodegas tenemos que cambiar la pirámide del vino: no hablar solo en nombre propio, sino fomentar que se consuma vino español, de mi denominación de origen, y si es posible, de mi vino bodega. Así la cultura del vino irá calando entre más público”. Para ello, comentó, “es necesario crear estrategias de marketing con las que se identifiquen, como nuevos formatos de comunicación o momentos divertidos ligados al vino”. Un ejemplo de ello son las acciones de ocio rodeadas de vino, como el festival de música que organiza Bodegas Neo, en el que más de 25 mil jóvenes beben “Ribermocho”, calimocho con base vino Ribera del Duero.

Javier Navascués, fundador de Navascués Enología, también defendió que “como productores, debemos ser humildes, y en lugar de creer que hacemos el mejor vino del mundo y que el público vendrá a nosotros; debemos salir a buscarlo, con humildad, profesionalidad y un lenguaje de comunicación que conecte con el público joven adulto, más sencillo y emocional, pero sin perder la identidad”.

Por su parte, Fran Hidalgo, director de comunicación de Bodegas Casa Rojo, reconocida como una de las bodegas más influyentes del mundo en redes sociales (la primera de España y la 14 del mundo en la lista Top Influencer de la publicación Glass of Bubbly) destacó que “las nuevas generaciones se mueven por impulsos, por emociones y sentimientos. Es necesario entrarles por los ojos con namings y etiquetas atractivas, adaptar el lenguaje de comunicación a sus intereses para generar afinidad y moverse, como ellos, en redes sociales como una de sus principales fuentes de información”. Añadió que “No se trata solo de hacer vinos baratos para llegar a nuevos consumidores, sino de vinos adaptados a los gustos y tendencias gastronómicas del momento, transmitiendo emociones y la calidad del producto.”

En este mismo sentido habló Amaya Cervera, fundadora del portal Spanish Wine Lover, premiado como Mejor Plataforma Online en los IWC Merchant Awards España en 2017, destacando que “para que acercar el vino a los más jóvenes es importante estar donde ellos están, y hablar su mismo lenguaje. Seguir un lenguaje de comunicación menos transcendente y más emocional, aprovechando los elementos que están siguiendo, otras bebidas que los jóvenes consumen como alternativa al vino, como patrocinios de acciones de ocio o product placements”.

Por último, María Giménez, gerente del Grupo Taberías al que pertenece la Taberna Averías (finalista al Mejor Bar de Vinos en los IWC Merchant Awards España en 2016 y 2017) habló de la necesidad de educar al consumidor desde el punto de venta a través del dsifrute, con amplias carta de vinos por copas, rangos variados de precios y personal especializado, para que se pierda el miedo al vino frente a la cerveza y su consumo se asocie a momentos más desenfadados.

CONCLUSIONES

Fernando Mora MW recopiló las conclusiones a las que llegaron los participantes en la II Jornada por la Recuperación del Vino de España, destacando:

  • El futuro del sector del vino depende de impulsar su consumo a corto y medio plazo
  • El público joven es uno de los segmentos clave para favorecer este impulso, y el que sentará las bases del volumen de consumo a medio plazo
  • Las barreras de entrada para el público joven van más allá del precio, siendo necesario eliminarlas o reducirlas buscando un nuevo lenguaje más emocional que se adapte a sus gustos y formas de comunicación, para así generar afinidad, reducir desconocimiento y fomentar la demanda
  • Modernizar la imagen, tanto en el diseño de las etiquetas y naming de los vinos, haciéndolos más cercanos al segmento más joven, y hablar su mismo idioma con las mimas vías de comunicación, como por ejemplo vía redes sociales, es clave para conectar con nuevos consumidores
  • Hay que generar nuevos momentos de consumo, encuentros sociales y menos formales, como por ejemplo, los festivales y otras acciones culturales de ocio, para recuperar el posicionamiento del vino frente a otras alternativas como la cerveza, el vermut o los spirits
  • La distribución juega un papel clave en este sentido, debiendo contar con una atractiva oferta accesible a todos los públicos, jóvenes y/o adultos, tanto en la gran distribución como en el punto de venta, con personal especializado que pueda educar al público en la cultura del vino.

Fernando Mora resumió en 8 recomendaciones las participaciones de la mesa redonda:

  • No importa no saber de vino, hay que disfrutar
  • Es necesario ser más humildes desde el sector, y dar al público lo que quiere
  • Hay que adaptar el lenguaje al público más joven, y salir a buscarlos
  • Es más fácil entrar al público joven por los ojos, pero es necesario que la calidad del producto sea buena
  • Hay que simplificar el lenguaje del vino: no sólo hablar de terroir, el público busca que el vino aporte felicidad
  • Formar al personal que está en contacto con el consumidor es clave para educar en la cultura del vino
  • Hay que crear Marca España con el vino

El vino es cool, pero el público quiere pagar un precio razonable por él