Topic:

España invirtió 249 M€ en productos vitivinícolas foráneos en 2017

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

Artículo con tablas en pdf adjunto (para suscriptores)
Las importaciones vitivinícolas españolas cayeron, fundamentalmente a causa de las menores compras de granel, hasta un 13,1% en volumen durante 2017, con unos volúmenes adquiridos al exterior de 94,94 millones de litros. No obstante, la evolución en términos económicos fue positiva, con una inversión total de 248,7 millones de euros, lo que sitúa el diferencial con las importaciones de 2016 en un exiguo 0,7%, según el completo informe elaborado por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV). El precio medio del producto vitivinícola importado por los operadores españoles quedó en 2,62 euros por litro, con una revalorización del 15,8%.

A continuación, información para suscriptores.

El 25 de marzo finaliza el plazo para contratar el seguro de primavera de uva de vino con cobertura frente a helada y marchitez fisiológica

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Los viticultores tienen hasta el 25 de marzo para asegurar su cosecha 2018 frente a los riesgos de helada y marchitez fisiológica con el seguro de primavera de Uva de Vino, excepto en las provincias de Almería, Cádiz, Córdoba, Huelva, Málaga y Sevilla, cuyo periodo ya finalizó. En la campaña anterior (cosecha 2017) se suscribieron a nivel nacional 26.743 pólizas que dieron cobertura a más de 400.000 hectáreas y a una producción de 2,76 millones de toneladas. Casi el 50% de la contratación se concentra en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha.

La siniestralidad correspondiente a los daños provocados por la adversa meteorología de 2017 asciende a 77,80 millones de euros, con un total de 112.000 hectáreas afectadas. Las tormentas de pedrisco, con cerca de 50.000 hectáreas, y las heladas (fundamentalmente las ocurridas en los últimos días de abril), con más de 43.200 hectáreas dañadas son los fenómenos climáticos que más han afectado a la uva de vino.

Castilla-La Mancha, Castilla y León y La Rioja, principales zonas productoras, son las comunidades autónomas más afectadas por las heladas del mes de abril.

El 71% de la producción de vino en España en 2017/18 fue con valor añadido

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

Artículo con tablas en pdf adjunto (para suscriptores)
Según los datos provisionales de producción de vino y mosto en España en la campaña 2017/18, esta alcanzó los 34,84 millones de hectolitros, de los que 32,08 correspondieron a vinos y 2,76 Mhl fueron de mosto sin concentrar. Además, para obtener la producción vitivinícola total habría que tener en cuenta la elaboración de otros mostos, de los que el Mapama informa que se produjeron 30.221 hl de mosto concentrado, 9.945 de mosto concentrado rectificado y 6.714 hectolitros de mosto parcialmente concentrado. De este modo, el total alcanzaría los 34.884.763 hl.

A continuación, información para suscriptores.

Concepto D.O. como centro de gravedad

 Publicado el por Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas (CECRV) (colaborador)

 (photo: )

La 21ª Asamblea General de CECRV, que reunió en Madrid a 58 representantes de casi 40 consejos reguladores, arroja como resultados un refuerzo de la estructura de la organización, que permitirá a la Conferencia dedicar más recursos a los servicios de información y formación que presta a sus asociados, así como a dar a conocer y promover lo que significa el concepto denominación de origen y la importancia de estas figuras de calidad y del vino con D.O. en nuestro país a nivel económico, social y medio ambiental.

Para ello, CECRV centrará parte de sus esfuerzos durante el presente año en seguir reforzando lazos con la Administración General del Estado, con asociaciones y organizaciones profesionales y con instituciones públicas y privadas cuyas funciones, objetivos o ámbitos de actividad guardan relación con las denominaciones de origen. Asimismo, se trabajará en la organización de acciones formativas e informativas destinadas a poner en valor el concepto denominación de origen, su protección frente a posibles fraudes y su aportación hacia operadores, territorios, consumidores y cadenas de distribución, hostelería y restauración.

También en 2018 se celebrará el II Día Movimiento Vino D.O. Será el sábado 12 de mayo. El primer Día Movimiento Vino D.O. tuvo lugar el 20 de mayo del año pasado y a él se sumaron 25 DD. OO. de todo el país. Será nuevamente una jornada de carácter festivo, con la que destacar la importancia de los vinos con denominación de origen, su cultura, las características propias de cada uno, a través del sencillo gesto de brindar por el vino D.O. y hacerlo de forma simultánea en diversos lugares emblemáticos del país..

Con todo, la Asamblea General también permitió repasar y fijar líneas de acción en torno a diferentes asuntos normativos que atañen especialmente a las denominaciones de origen, como el nuevo mecanismo de modificación de pliegos que se está perfilando en Bruselas y que se espera que pueda ser aprobado y entrar en vigor tras el verano; la forma de suministrar información nutricional y de ingredientes al consumidor en el corto y medio plazo; el estado de las negociaciones comerciales que está llevando a cabo la UE con los países MERCOSUR y con el Reino Unido (BREXIT) y sus implicaciones para el sector del vino y las primeras opciones que se barajan para los instrumentos específicos del sector (sistema de autorizaciones y programas de apoyo) en el debate para la nueva Política Agrícola Común (PAC) post-2020.

Al comienzo de la reunión, el presidente de CECRV, David Palacios Algarra, en nombre de todos los socios de la organización, realizó un reconocimiento del trabajo de las mujeres en el sector del vino, asegurando que aunque el número de hombres que trabajan en el sector sigue siendo mayoría, cada vez son más las mujeres dedicadas al mundo del vino y más concretamente al ámbito de las denominaciones de origen, desde diferentes posiciones, lo cual es motivo de satisfacción para todos.

Etiquetado del vino: posición de la AREV

 Publicado el por Asamblea de Regiones Europeas Vitícolas (AREV) (colaborador)

En respuesta a la invitación a la realización de propuestas normativas relativas al etiquetado de información nutricional y composicional sobre el vino que la Comisión Europea lanzó en marzo de 2017, la Asamblea de Regiones Europeas Vitícolas (AREV) quiere subrayar los puntos siguientes:

Toda nueva prescripción relativa al etiquetado de los vinos europeos debe aplicarse igualmente a los vinos de importación. De lo contrario distorsionaría la competencia internacional penalizando a los productores europeos.

Por consiguiente, la AREV insta a la Comisión a que no imponga ninguna nueva exigencia al sector vitivinícola europeo sin haber armonizado previamente la “Norma Internacional para el Etiquetado de los Vinos” recomendada por la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV) junto con la reglamentación europea.

La preocupación de la Comisión Europea por la transparencia frente al consumidor es loable, pero, ante todo se han de considerar las expectativas reales de los consumidores, tal y como se desprende de la encuesta ordenada en 2005 por DG SANCO.

La AREV recuerda que el vino es un producto de “placer” y que, en este sentido, la mención de los valores nutricionales en la etiqueta no es una demanda de los aficionados al vino.

Al contrario que numerosas bebidas alcohólicas, la especificidad de las producciones vitivinícolas es que no resultan de procesos industriales. Por consiguiente, la AREV solicita que su etiquetado se adapte a esta peculiaridad.

La inscripción en la etiqueta de informaciones adicionales para el consumidor, a semejanza de los prospectos farmacéuticos, no es la solución. Un exceso de información asfixia la información: un orden de magnitud claro y comprensible por el consumidor es más relevante que una cifra precisa, poco significativa y de compleja cuantificación.

La AREV se decanta por emplear cifras indicativas, con márgenes de tolerancia y fuera de la etiqueta.

Para las pequeñas y medianas estructuras vitivinícolas, mencionar en la etiqueta más información, que además varía no solamente cada añada, sino también de una cosecha a otra, representaría una exigencia muy compleja y onerosa.

Por consiguiente, la AREV considera prioritario permitir al sector vitivinícola la posibilidad de utilizar las nuevas tecnologías de la información: el consumo y la trazabilidad de los productos dependen cada vez más de la informática, la digitalización permite, a través de un código QR, dar información completa sobre modos de fabricación y composición del producto final.