Topic:

In puris naturalibus: 70 aniversario de SeVi

 Publicado el por Rafael de Michelena (colaborador)

Dice un famoso tango que “setenta años no es nada y es febril la mirada…”, pero para una publicación técnica, específica de un particular sector: la vitivinicultura, esa edad se convierte en un milagro, tanto por su supervivencia, como por el elevado número de seguidores que la consultan.

Quisiera resumir aquí el apoyo recibido desde SeVi para el desarrollo de mi actividad profesional en el campo de la industria privada, representación y defensa del cooperativismo agrario a todos los niveles, docencia y divulgación de mis escasos conocimientos y experiencias técnico-comerciales; vínculo de presentación ante destacadas personalidades del sector que también adoptaban como referentes los contenidos de La Semana Vitivinícola.

Difícil labor que recuerda a aquel texto de la literatura española: “Un soneto me manda hacer Violante, en mi vida me he visto en tal aprieto…”. Y es que de estos 70 años de la SeVi, los últimos 42 los he compartido directamente con ella. Cómo olvidar mis tiempos con Luis Albalate, Víctor Fuentes, Fernando Molero,… cuando junto a Pepe Guillem, Vidal, Castellanos, Pavía, Carot, Tomás Villalonga, Quintana y otros amigos, bajo el amparo y patrocinio de La Semana Vitivinícola, fuimos capaces llevar a buen fin los Seis Coloquios Internacionales del Mediterráneo en Castellón, con los mejores representantes españoles, italianos, franceses y portugueses; que aportaron las últimas novedades en viticultura, enología y economía europea y fueron transmitidas desde las páginas de esta revista.

Eran tiempos enormemente difíciles y en SeVi encontré el amparo y apoyo que me ha acompañado durante toda mi modesta trayectoria en este embrujador sector.

Voy a escribir algo que posiblemente sea incierto o algo falso, aunque no insincero, lo que sucede cuando el corazón se impone a la razón. Si me preguntan qué significa para mí La Semana Vitivinícola lo resumiría en pocas palabras: “Es el rescate de la coherencia y la ética en el sector vitivinícola. Difícil labor por cuanto todo lo honesto es costoso” (Seneca).

Desde su fundación sabían que costaría mucho decir las verdades, ya que por ello la gente pierde amistades, pero ejercieron con humildad, que no es una virtud de tontos, sino de prudentes. ¿Cuántas veces cooperativas y elaboradores se soliviantaron contra la revista? ¿Cuántas veces el sector industria y el del comercio intentaron descalificarla por defender lo que otros consideraban indefendible? ¿Cuántas veces las Administraciones han manifestado desagrado por haber publicado o ignorado algunas interesadas noticias?

En La Semana Vitivinícola saben que el éxito solamente precede al trabajo en los diccionarios y que el tiempo es quien da y quita razón. Su recto proceder le permite ser una herramienta de consulta en los despachos de la Comisión, en nuestro Ministerio, en las instituciones y entidades representativas nacionales e internacionales y en cualquier foro donde se debate el presente y futuro de los vinos españoles y europeos.

¡Qué gran suerte haber sido durante muchos años amigo de La Semana Vitivinícola! Feliz 70 Aniversario y preparémonos para las inminentes Bodas de Diamante entre SeVi y el sector.

Maridaje de proximidad: clóchina de Valencia y vino de Plantafina de Pedralba

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

 (photo: )

El pasado 1 de junio, el Hotel SH Valencia Palace fue el escenario del encuentro gastronómico “El Symposio. Clóchina y mejillón, el agro marino”, auspiciado por el grupo hotelero SH y coordinado por el periodista gastronómico y colaborador de SeVi, Chema Ferrer. El encuentro sirvió para que productores de clóchina de Valencia (representados por Juan Aragonés, presidente de la Asociación de Clochineros del Puerto de Valencia y Sagunto; y  Gonzalo Estela, veterinario de Estec Veedores) pudieran exponer sus retos ante la prensa especializada.

Todo ello con un menú de ocho elaboraciones con la clóchina como protagonista (sopa de tomate con clóchina y aceite de albahaca; un flan de clóchina; ceviche de clóchina, clóchina en salpicón, “clóchinas tigres”, clóchina en escabeche, clóchina con champiñón y clóchinas al vapor con hierbabuena) firmado por Alejandro del Toro.

La bodega Monsata Perdigón cedió los vinos para la cena, todo un maridaje de proximidad: un producto delicatesen como la clóchina de Valencia, junto con vinos a base de una variedad autóctona valenciana como la Plantafina de Pedralba, recientemente recuperada por esta bodega, tal y como saben ya los lectores de SeVi.

Vinos de Monsata Perdigón, elaborados con la variedad autóctona valenciana recuperada Plantafina de Pedralba.

Vinos de Monsata Perdigón, elaborados con la variedad autóctona valenciana recuperada Plantafina de Pedralba.

Los asistentes pudieron probar las dos referencias de la bodega: Pedralba 2014 (100% Plantafina de Pedralba) y Pedralba Coupage 2014 (60% Plantafina de Pedralba y 40% Moscatel).

Las características organolépticas del monovarietal, con el interesante amargor final y su intensidad aromática media lo hacen perfecto para acompañar la diversidad de platos presentados por Del Toro, haciendo destacar la finura y sabor de la clóchina. El maridaje con el coupage de Moscatel fue un poco más complicado. Esta variedad, pese a ser minoritaria en el corte del vino de Monsata Perdigón, destaca por encima de la Plantafina. No obstante, su combinación con el rico ceviche de clóchina fue bastante agradable.

Enhorabuena a los promotores del Symposio, una iniciativa sin ánimo de lucro y necesaria para potenciar el sector agroalimentario valenciano.

Así son los Wine Managers de Guiamantesdelvino.com

 Publicado el por SeVi (colaborador)

www.guiamantesdelvino.com (photo: )

www.guiamantesdelvino.com

Guiamantesdelvino.com es un actor más del sector del vino en España y además es el nexo de unión más eficaz entre las bodegas y el consumidor final. Es un portal global de divulgación de la cultura del vino a través de canales online y de su app para teléfonos inteligentes y tabletas, pero también a través de una red de acciones físicas directas con el consumidor final de vino programadas a lo largo de todo el año por toda España. Una de las piezas clave de esa relación directa entre el vino y el consumidor es la figura del Wine Manager.

El equipo de Wine Managers de Guiamantesdelvino.com lo integran apasionados profesionales del sector del vino, como enólogos, sumilleres, catadores profesionales… con amplias dotes de gestión y de comunicación. De forma que se convierten en el vínculo entre el vino y el consumidor. Conocen el vino y la bodega que lo elabora, sea cual sea su dimensión. Son los encargados de presentar el vino al consumidor en las catas y de resolver las dudas y las curiosidades que los consumidores puedan plantear. Es como si el bodeguero presentara él mismo sus vinos.

Además, estos profesionales enamorados de su trabajo son los encargados de guiar la cata y de recopilar los formularios estadísticos de cada uno de los catadores; y de dar soporte a todas las acciones de prescripción, difusión y comercialización de Guiamantesdelvino.com.

Los Wine Managers asumen los principios de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de Guiamantesdelvino.com, que por un lado, está adherido al Programa Europeo Wine in Moderation y a FIVIN, iniciativas que defienden los beneficios de un consumo responsable y moderado del vino. Por tanto, en cada una de las catas, estos profesionales defienden, junto al vino en sí, los valores culturales y socioeconómicos del sector vitivinícola. Defienden que el vino es un alimento, clave en la Dieta Mediterránea, cuyo consumo moderado es fuente de salud y su peso económico y social en España.

Los Wine Managers son profesionales apasionados por el vino.

Los Wine Managers son profesionales apasionados por el vino.

Si Guiamantesdelvino.com es el nexo de unión eficaz entre bodegas y consumidor, los encargados de gestionar esa relación son los Wine Managers. ¿Tienes una relación profesional con el vino o formación vitivinícola? ¿Consideras que respondes al perfil de Wine Manager? Ponte en contacto con Guiamantesdelvino.com y forma parte de un equipo de enamorados del vino.

Unión de golf y vino en el primer Torneo de Golf Las Pinaillas - Bodega Dehesa de Luna

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Participantes en el torneo. (photo: )

Participantes en el torneo.

Bodega Dehesa de Luna y Golf Las Pinaillas se han unido para celebrar recientemente el primer torneo de golf para medios de comunicación. Un torneo que nace de la unión entre golf y vino, dos placeres con los se disfruta del campo, tanto en el viñedo como en el green.

En este primer Torneo han participado periodistas del sector del golf y del vino. Durante el torneo pudieron comprobar el perfecto estado del campo de Golf Las Pinaillas.y después disfrutaron de los vinos de Bodega Dehesa de Luna y de sus viñedos, en un entorno único que rodea la bodega.

Los jugadores, en la bodega.

Los jugadores, en la bodega.

Francisco Ruiz de la Torre, director general de Bodega Dehesa de Luna entrega el Premio a Josega Fernández, periodista del Periodigolf.com, ganador del Torneo.

Francisco Ruiz de la Torre, director general de Bodega Dehesa de Luna entrega el Premio a Josega Fernández, periodista del Periodigolf.com, ganador del Torneo.

En Bodega Dehesa de Luna, situada en La Roda (Albacete), lo que importa, sobre todo, es el viñedo y que cada vino transmita pasión por el cuidado y amor por la tierra. José Luis Asenjo, director técnico de la bodega, y José Ramón Lissarrague, profesor de Viticultura de la ETSI Agrónomos de la UPM, han creado un viñedo único, con una viticultura puntera (utilización de diferentes sistemas de conducción y técnicas de cultivo) para obtener de cada variedad lo mejor. Es uno de los viñedos tecnológicamente más avanzados de España, con cuatro sistemas de conducción de la viña.

Todo ello forma un mosaico de viñedos que refleja el culto al viñedo de Bodega Dehesa de Luna. Con un clima continental y a 850 metros de altitud, el viñedo ocupa 76 hectáreas con tres fincas bien diferenciadas: El Viñazo, La Mata de la Culebra y La Cañada del Navajo. Los vinos que elabora Dehesa de Luna son: Luna Lunera, Dehesa de Luna Selección Tempranillo y Dehesa de Luna, Dehesa de Luna Rosé y La Cañada del Navajo LCN.

Por su parte, Golf Las Pinaillas, situado en Albacete, se inauguró en el año 2002, junto al río Júcar, y Severiano Ballesteros fue el encargado de diseñar este campo tan especial. Cuenta con 18 hoyos, par 72, y fue el primer campo de golf de 18 hoyos con hierba natural en Castilla-La Mancha. Se caracteriza por sus calles amplias, rough denso y los greens están situados en alto y muy movidos. La hierba es rye grass y los greens, agrostis. Actualmente, el club cuenta con algo más de 2.000 socios. Es un club muy joven pero que ya ha organizado torneos amateur de relevancia como el  Interterritorial Femenino U25. Es sede del Torneo Lacoste Promesas desde hace 6 ediciones y sede de dos de las pruebas de AESGOLF y otros circuitos comerciales. Golf Las Pinaillas también organiza el Torneo de Golf de Feria de Albacete, el Open de la Base Aérea de Albacete, y torneos benéficos a beneficio de AECC, AFANION, AFA y GEPAC entre otros.

 

La joven bodega Monsata Perdigón recupera el vino de Plantafina de Pedralba

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

Vinos de Monsata Perdigón, elaborados con la variedad autóctona valenciana recuperada Plantafina de Pedralba. (photo: )

Vinos de Monsata Perdigón, elaborados con la variedad autóctona valenciana recuperada Plantafina de Pedralba.

El cultivo de la vid y la elaboración de vino en la localidad valenciana de Pedralba estuvieron en auge desde el siglo XIX hasta inicios de la década de los 90 del pasado siglo XX. Una vitivinicultura que se basaba en una variedad, la Plantafina de Pedralba, que ya cultivaban los musulmanes siglos atrás para su consumo en fresco y pasificada. La llegada del regadío y la mayor rentabilidad de los cítricos y de los frutales hicieron que la variedad, y la viticultura local, prácticamente desaparecieran.

Afortunadamente, la generación más joven de dos familias de este municipio de Los Serranos, apodadas los ‘Monsata’ y los ‘Perdigón’, se empeñaron en que esta variedad de Vitis Vinifera no desapareciera. Fue así como se hicieron con dos hectáreas de viñedo y como multiplicaron la variedad a partir de material vegetal que iba a ser arrancado. Actualmente son los propietarios de las únicas parcelas de Plantafina de Pedralba.

Ahora, el fruto son dos vinos de la añada 2014 (quinto año de la vid nueva, aunque también cuentan con algunas cepas antiguas), de los que elaboran un total de 5.000 botellas en unas pequeñas instalaciones que, pese a sus dimensiones, cuentan con la tecnología necesaria para elaborar grandes vinos (frío, depósitos de acero inoxidable…).

La Plantafina de Pedralba es una variedad vigorosa y muy productiva, que de forma natural general racimos grandes y muy compactos de bayas pequeñas y piel muy fina. Por ello, los jóvenes de Monsata Perdigón tuvieron que aplicar sus conocimientos en el campo para reducir la carga de las cepas y el vigor, en pro de la concentración y de la sanidad de la uva.

La parcela se encuentra sobre un barranco con buena ventilación, con lo que al lograr “controlar” a la Plantafina de Pedralba para limitar la producción de las cepas hasta un kilo o kilo y medio por planta y con racimos más sueltos, la sanidad es total, sin necesidad de aplicar tratamientos más allá del azufre. Un viñedo que está en trámite de ser reconocido como de producción ecológica.

Como hemos dicho, elaboran dos referencias, uno monovarietal 100% Plantafina de Pedralba y un segundo vino en coupage con la Moscatel (tradicionalmente la Plantafina de Pedralba se combinaba con esta cepa o con Malvasía).

El primero de ellos es Pedralba 2014, un vino limpio y brillante, de color pajizo, vivo, con ribete acerado. En nariz sobresale la manzana Golden bien madura y la fruta blanca de hueso como el melocotón y el albaricoque. Tiene un ligero punto tropical y aparecen unas interesantes notas de membrillo. Su intensidad aromática es media. En boca es sedoso, con una acidez no muy elevada pero buena, cítrica, con un ligero carácter mineral y un interesante amargor final que le aporta longitud. Un vino franco, honesto, marcadamente Mediterráneo y que muestra que la Plantafina de Pedralba tiene un largo camino que recorrer en la vitivinicultura valenciana. Una senda que debe ser transitada de la mano de la investigación, el ensayo, la promoción y el tesón.

A continuación, catamos Pedralba Coupage 2014, en el que sus responsables querían probar el coupage clásico de la Plantafina de Pedralba con Moscatel. Está elaborado con un 60% de Plantafina de Pedralba y un 40% de Moscatel, vinificadas por separado. En copa el vino sigue presentándose limpio y brillante, pajizo amarillo y desaparece el ribete acerado. En nariz, destaca la Moscatel, con un perfil muy floral (azahar) y un punto de miel, que domina sobre el aporte frutal de la Plantafina de Pedralba, que se expresa, no obstante a través de notas de lichis y de melocotón dulce. En boca, el aporte de la Plantafina es más notable, una acidez correcta, cítrica, fresco y un punto salino, características que contrarrestan el posible empalague de la Moscatel, muy agradable de beber. Un vino muy bien elaborado, como el anterior, pero que pierde el carácter personal de la Plantafina de Pedralba.

Hay trabajo por hacer, y los jóvenes bodegueros ya están en ello. Falta por ver cómo se expresa esta variedad valenciana en contacto con el roble (bien en su fermentación, bien en su crianza), además de ajustar los porcentajes de su “matrimonio” con la Moscatel o de probar otras parejas de baile menos “mandonas” como la Malvasía, la Macabeo o la Sauvignon Blanc. Tiempo al tiempo.