Topic:

Quien sabe beber, sabe vivir

 Publicado el por

Podría haber buscado en todos mis editoriales y concretarles el número de veces que he escrito, en los algo más de veinte años que llevo haciéndolo semanalmente, sobre la necesidad “perentoria” (que no tenía que serlo tanto a juzgar por el tiempo que ha pasado) que tenía el sector de hacer algo por recuperar el consumo de vino en España. Además, sobre la forma más indicada de hacerlo y que debía ser el camino de la educación, formación e información, alejándose de campañas fáciles y recurrentes sobre lo maravilloso que es, lo mucho que aporta, o lo necesario que puede resultar para un sector tradicional de nuestra economía.
Pero no lo voy a hacer, pues lo que ahora toca es felicitar al sector por haberlo conseguido. Por haber sido capaz de sacar adelante un programa con el objetivo de incrementar el conocimiento del vino y trasmitir sus pautas de consumo con una campaña que, cofinanciada por la Unión Europea, el Ministerio de Agricultura y el sector; intentará en tres años valorizar el vino, acercándolo al consumidor.

WineinModeration.eu

 Publicado el por

Aún a riesgo de parecer pesado y repetirme más de lo debido, no puedo dejar pasar el comentario de esta semana sin hacer referencia, de nuevo, a la campaña presentada la pasada semana en el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente que, bajo el título “Quien sabe beber, sabe vivir”, intentará durante los próximos tres años informar y comunicar las características y propiedades que tiene un consumo moderado de vino.
Es la primera vez que se desarrollará algo de este estilo, la primera en la que el sector, más o menos en su totalidad, ha sido capaz de ponerse de acuerdo, y de ponerlos, que al fin y al cabo la campaña completa (las tres anualidades) les va a costar algo más de un millón doscientos mil euros, la mitad de ese importe como parte del 20% de los tres millones de euros en que está presupuestada y que debe aportar el sector (el 60% lo aporta la Unión Europea y el otro 20% el Ministerio); y la otra mitad como pago de un IVA que tendrán que soportar las facturas y no parece que vaya a haber forma de repercutirlo. Vamos que un dinero.
 

Mercados 14-11-12

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en documento PDF adjunto.

Mercados 22-11-12

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en documento PDF adjunto.

Freixenet propone ocho cuvées de prestigio para las navidades

 Publicado el por SeVi (colaborador)

La bodega Freixenet presentó el pasado 22 de octubre en Valencia su colección de ocho Cuvées de Prestige a través de una cata maridada con creaciones de Quique Dacosta en Valencia, El Poblet. Asistieron el presidente de la Real Academia Española de Gastronomía, Rafael Ansón; la presidenta de la Academia de Gastronomía de la Comunitat Valenciana, Cuchita Lluch, el director de Enología de Freixenet, Josep Buján; y el director de Comunicación de la bodega, Pere Bonet.
Se trata de una colección de los ocho cavas más selectos de la firma. Monastrell-Xarel·lo 2009 combinó con el nabo daikon, zanahoria y esféricos de wasabi y la tortita de camarón. A continuación, Elyssia Gran Cuvée acompañó al cubalibre de foie. El cava Trepat 2009, un blanc de noirs a base de Trepat, sublimó el sashimi de mero con huevas de pez espada al limón maduro por el chef. A continuación, el cava Reserva Real, elaborado con vinos de distintas añadas e indicado para acompañar aperitivos, entrantes fríos, pescados ahumados o verduras y ensaladas, hizó dúo con La Bruma de Dacosta.
Freixenet Casa Sala, con sutiles aromas, se maridó con una gamba roja de Dénia cuyo sabor realzó magníficamente. Por su parte, la corvina asada con fideos de calabacín y germinados estuvo maridada con el Cuvée Dolores Sala 2006, muy versátil y con gran riqueza de matices.
La cata maridada continuó con el singular Malvasía 2001, definido como el cava más original de Freixenet y pese a que sus singulares matices combinan a la perfección con repostería, Dacosta lo propuso muy acertadamente junto con su arroz cenizas.
 La experiencia finalizó con Elyssia Pinot Noir, maridado con chocolate crujiente y sorbete de frutos rojos.
Una gama de cavas que logra lo que se pretende: la singularidad y la exclusividad.