Topic:

Rajoy mantiene a Isabel García Tejerina al frente del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Isabel García Tejerina. (photo: Jose Maria Cuadrado Jimenez)

Isabel García Tejerina.

Gobierno, Mariano Rajoy, ha mantenido en su cargo, tal y como se esperaba, aunque no se podían descartar sorpresas, a la actual ministra de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, y tampoco ha modificado la estructura de este departamento, pese a que se había especulado con que del mismo se pudiera desgajar la parte medioambiental.

El medio ambiente, no obstante, formará parte, como anteriormente, de una de las 25 Secretarías de Estado, con las que se dotarán los nuevos Ministerios, lo que supone en el fondo que será casi un Ministerio por sí mismo dentro del propio Ministerio, al que se denominará ya con el nuevo acrónimo o bien Mapama o bien Mapayma.

En la composición del nuevo Ejecutivo, tras comunicárselo al Rey Felipe VI en persona, el presidente del Gobierno Rajoy dejó claro la prioridad de su nuevo equipo será la recuperación económica.

Por eso, el actual ministro de Economía, Luis de Guindos, ampliará a partir su cartera de competencias con las funciones de Industria, que ya venía asumiendo tras el cese de Juan Manuel Soria. No así las de Hacienda, como se había especulado, que continuarán en poder de un Cristóbal Montoro, al que algunas quinielas veían fuera del Gobierno. Por tanto, el nuevo superministerio será de Economía, Industria y Competitividad.

Por otro lado, la actual Vicepresidenta primera, Soraya Sáenz de Santamaría, continuará en su puesto, con la coordinación diaria de los ministros. Será la única vicepresidenta, cuando se había apostado también porque hubiese otra en Economía. No obstante, pierde la función de portavoz que venía ejerciendo, que recaerá a partir de ahora en el ministro de Educación, Cultura y Deportes, Íñigo Méndez de Vigo, que se mantiene en su puesto y será el nuevo portavoz del Gobierno. Su nuevo ministerio se denominará de Presidencia y para las Administraciones Territoriales.

El resto del Gobierno estará formado por Alfonso Dastis, como ministro de Exteriores y de Cooperación, en sustitución de José Manuel García Margallo; ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, cartera de nueva creación, que se desgaja de Industria; ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ex alcalde de Santander, que sustituye a Ana Pastor; ministro de Justicia, Rafael Catalá, que mantiene su cargo; ministro de Defensa, María Dolores de Cospedal, que entra por vez primera vez en el Gobierno, tal y como se esperaba; ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, que pierde la cartera de Administraciones Públicas, que va a parar a Soraya Sáenz de Santamaría; ministro del Interior, el andaluz Juan Ignacio Zoído; ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez y ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, que sustituye a Alfonso Alonso.

 

Isabel García Tejerina

Datos personales

  • Nacida en Valladolid, 9 de octubre de 1968.

Formación académica

  • Ingeniero Agrónomo. Especialidad Economía Agraria. Universidad Politécnica de Madrid. Calificación final, sobresaliente.
  • Licenciada en Derecho. Universidad de Valladolid. 3º cursado en la Universidad Paul Valery de Montpellier (Francia). Beca Erasmus.
  • Máster en Comunidades Europeas. Universidad Politécnica de Madrid.
  • Máster en Economía Agraria. Universidad de California, Davis (EE.UU.) Beca de la Fundación de Estudios de La Caixa.
  • Global Senior Management Program. Instituto de Empresa-Universidad de Chicago, Graduate School of Business.
  • Agribusiness Seminar. Harvard Business School.
  • Curso Superior de Negocio Energético. Club Español de la Energía.
  • Curso de Contabilidad y Finanzas para Directivos no Financieros. IESE.

Experiencia profesional

  • Abril 1998-febrero 1999. Departamento de Asuntos Agrarios Comunitarios. Consejería de Agricultura y Ganadería. Junta de Castilla y León.
  • Marzo 1999-mayo 1999. Asesora ejecutiva del gabinete de la ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación Excma. Sra. Dña Loyola de Palacio.
  • Mayo 1999-abril 2000. Asesora ejecutiva del gabinete del ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación Excmo. Sr. D. Jesús Posada. Responsable de relaciones internacionales.
  • Abril 2000-junio 2000. Asesora ejecutiva del gabinete del ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación Excmo. Sr. D. Miguel Arias Cañete. Responsable de asuntos comunitarios e internacionales.
  • Junio 2000-abril 2003. Secretaria general de Agricultura. Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Responsable de las Direcciones Generales de Agricultura y Ganadería.
  • Septiembre 2000-mayo 2004. Miembro del Consejo Rector de Puertos del Estado.
  • Septiembre 2000-mayo 2004. Consejera de la Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias del Norte S.A.
  • Abril 2003-abril 2004. Secretaria general de Agricultura y Alimentación. Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Responsable de las Direcciones Generales de Agricultura, de Alimentación, de Desarrollo Rural y de Ganadería.
  • Septiembre 2004-febrero 2012. Directora de Planificación Estratégica. FERTIBERIA S.A. Responsable de los departamentos: dirección de I+D+i, dirección de Estudios e Investigación de Mercado y Servicio Agronómico.
  • Agosto 2005-febrero 2012. Consejera de FERTIAL S.P.A. Compañía mercantil argelina de fabricación de fertilizantes.
  • Febrero 2012-abril 2014. Secretaria general de Agricultura y Alimentación del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.
  • El 28 de abril de 2014 es nombrada ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de España.
  • El 3 de octubre de 2016 es nombrada por segunda vez por el Gobierno de Mariano Rajoy como ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

El CETA abre un potencial mayor a las ventas de vinos europeos y españoles en Canadá

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Canadá. (photo: )

Canadá.

Tras más de 7 años de negociaciones, Canadá, por medio de su primer ministro, Justin Trudeau, y la Unión Europea, a través del presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, del presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y del primer ministro de Eslovaquia y presidente de turno del Consejo de la UE, Robert Fico, firmaron el pasado 30 de octubre el denominado Comprehensive Economic and Trade Agreement (CETA), el acuerdo de libre comercio entre ambas partes, que favorecerá la exportación vitivinícola hacia el país norteamericano.

Tanto la Federación Española del Vino (FEV), como la asociación homóloga a nivel europeo, el Comité Europeo de Empresas del Vino (CEEV) acogieron muy favorablemente un acuerdo, que entrará en vigor de forma provisional a principios de 2017, a la espera de que sea ratificado antes de esa fecha por parte del Parlamento Europea, en lo que hace referencia a las medidas en áreas de exclusiva o compartida competencia de la Unión Europea.

Para el secretario general de la CEEV, Ignacio Sánchez Recarte, “los competidores del vino europeo van más rápido en la negociación y aplicación de acuerdos comerciales”, por lo que se urge a la Eurocámara a que respalde cuanto antes el CETA para que pueda aplicarse a principios de 2017.

El mercado canadiense es un mercado prioritario para el sector vitivinícola español y europeo. En 2015 fue el cuarto mayor destino de las exportaciones comunitarias de vino, alcanzando un valor de 780 millones de euros.

Según la FEV, la evolución de las exportaciones de vino español hacia Canadá ha sido muy positiva en los últimos años y en 2015 se elevaron a 34,6 millones de litros (346.000 hl) en volumen, con un aumento del 10,9% respecto al año anterior, con un valor facturado de 85,3 millones de euros, un 9,5% más.

Estas cifras sitúan al mercado canadiense como el 14º destino del vino español en términos de volumen y el 12º en valor, aunque sube hasta el sexto lugar en cuanto a mayor precio medio, ya que se vendió en 2015 a 2,46 €/litro. Es por tanto, un mercado con importante valor añadido para el vino español, aunque se sitúa en un lugar intermedio sobre el valor total y el volumen facturados.

La FEV destaca que, a pesar del buen desarrollo del vino europeo y español en Canadá, las bodegas aún encuentran diversas barreras comerciales y han proliferado prácticas discriminatorias en los últimos tiempos que impiden aprovechar todo el potencial del mercado y mejorar su posicionamiento frente a los vinos del país vecino, Estados Unidos, que es su primer proveedor, o de Sudamérica (Chile, Argentina), Australia y Nueva Zelanda.

Oportunidad

Por este motivo, añade la FEV, el CETA supone una oportunidad para acabar con estos obstáculos y para mejorar también aspectos del Acuerdo Vino entre la UE y Canadá, firmado en 2003. En concreto, se espera que este acuerdo de libre comercio suponga para el sector del vino la eliminación de aranceles residuales, t ras su entrada en vigor; la reducción de las prácticas de los monopolios provinciales canadienses (los Liquor Boards), que vienen distorsionando la competencia a favor de los vinos nacionales y la prohibición de que estos lleven a cabo actividades comerciales y de venta fuera de su jurisdicción.

Asimismo, según recalca la FEV, tras el citado acuerdo de libre comercio, se espera un trato fiscal no discriminatorio, a través de la mejora del sistema de costes de servicios diferenciales de los monopolios y una base para eliminar las discriminaciones fiscales de los vinos europeos vendidos a través de los Liquor Boards, frente a los productos locales comercializados a través de canales privados.

De suma importancia también para la Unión Europea, como base para la negociación con países terceros, caso de Estados Unidos, está el fortalecimiento de la protección que el CETA da a las indicaciones geográficas (II.GG.) comunitarias, mediante la incorporación y mejora del Acuerdo sobre Vinos de 2003, incluyen la posibilidad de que se reconozcan en el futuro otras indicaciones.

El CETA reconoce la indicación geográfica de 143 productos europeos, entre los que se encuentran los más exportados por la UE, como el queso Roquefort o el vinagre de Módena o el queso Gouda, y todos estos productos, más los que se puedan seguir añadiendo a la lista, tendrán un nivel de protección similar al de la UE, evitándose que sean considerados genéricos o semi-genéricos en Canadá, tal y como sucede en Estados Unidos.

También, el CETA abre la posibilidad de acceder al denominado Mecanismo General de Solución de Diferencias, que podría ser utilizado para hacer frente a las medidas discriminatorias.

El CETA es hasta el momento el acuerdo comercial más ambicioso y avanzado firmado por la UE con un país tercero, y se considera que sentará un precedente para futuros tratados, como el TTIP, que se está negociando, sin muchos visos por ahora de que se estén produciendo avances significativos, con Estados Unidos.

Como se ha señalado arriba, el CETA entrará provisionalmente en vigor solo cuando la Eurocámara dé su consentimiento al texto en estos próximos meses y su aprobación definitiva llegará cuando lo ratifiquen los Parlamentos de los 28 (¿también Reino Unido?) en un proceso que puede durar aún años. Se estima que dicho acuerdo tenga un impacto favorable para el PIB europeo de unos 12.000 millones de euros anuales.

Mejorar el posicionamiento de marca de los vinos españoles en el exterior

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Un estudio realizado por la plataforma digital iContainers para analizar las oportunidades y retos de la industria vitivinícola española, de cara a potenciar su proyección en los mercados exteriores, pone de relieve que este sector se enfrenta a la necesidad de mejorar su posicionamiento de marca, bastante debilitado por una imagen atomizada del mismo, que genera confusión entre los compradores, y su percepción como un producto de calidad, pero encuadrado en la banda baja de precios.

El estudio de iContainers recaba el análisis y la opinión acerca de la situación del mercado internacional del vino español de cinco directores de exportación de la industria vitivinícola española, a los que la compañía transitaria online pregunta por las principales oportunidades y retos que tiene planteados este sector.

En este sentido está basado en las opiniones de Óscar Varela Moreno, Export Manager de Alamesa y CEO de Buqué Comunicación; Jordi Prat, Managing director y fundador de Fincas Alternativas; Luis Alberto Martínez, director de Exportación y Enólogo Asistente en Bodegas Remírez de Ganuza; Olga Verchenko, Export Manager en ViniComm, con más de una década de experiencia internacional en Comercio y Gestión de Marcas, y Juan Carlos Rodríguez Zamorano, director de Exportación de Bodegas Verum, de Tomelloso y desde 1995 responsable de los Departamentos de Exportación de bodegas de Castilla-La Mancha, Utiel-Requena/Cava, Navarra y Mendoza (Argentina).

A juicio de estos expertos, el sector vitivinícola debe realizar un esfuerzo por reforzar su unidad en torno a la marca España en ferias y eventos internacionales y en dotar de un mayor valor añadido al vino español, a través de una mejora de la comunicación y la promoción en los mercados exteriores.

Para la mayor parte de ellos, el concepto “Marca España”, atribuido al sector del vino, es muy relativo, dado que el mercado de esta bebida está muy atomizado y muy dividido, lo que hace que las bodegas y las diferentes denominaciones de origen acudan por separado a los eventos internacionales. Y eso, “al final, perjudica la visión de conjunto y confunde a los compradores, además de generar una competencia absurda entre regiones”, según destacó Óscar Varela, director de exportación de Alamesa.

Algo similar opinó Jordi Prat, actual director de Exportación de Fincas Alternativas, que subraya también que “a veces luchamos en guerras que ya no deberían ser las nuestras, guerras donde el valor añadido no es factótum diferencial”.

Problemas de posicionamiento

Según iContainers, otro de los problemas de posicionamiento que arrastra el vino español es su consideración como producto barato, al que muchas veces se asocia con el granel y ello, a pesar de la gran calidad que la mayor parte de los vinos que se elaboran en España. De ahí que el sector vitivinícola se enfrenta a una importante tarea, que consiste en mejorar la promoción de los vi nos en los mercados mundiales, basándose en una mejora comunicación del valor que aportan.

Sobre este aspecto, el director de Exportación de Bodegas Verum, de Tomelloso, Juan Carlos Rodríguez Zamorano, sugiere un nuevo enfoque para la comunicación de estos productos, señalando que “las oportunidades surgen de ofrecer autenticidad y de transmitir sensaciones que solo se pueden encontrar en los vinos que cada bodega atesora y que, por definición, marca su rasgo diferencial”.

Ramírez Zamorano insiste en que “la mayoría de nuevos mercados, sobre todo para vinos de calidad y complejos, requiere de mucho esfuerzo de promoción”, coincidiendo con el representante de Alamesa en que “la “Marca España” para el vino español debe cimentarse sobre una “nueva literatura” que conecte con la filosofía y las raíces de cada bodega, como forma de captar el interés de los clientes”.

Por su parte, Luis Alberto Martínez, director de Exportación y Enólogo Asistente de Bodegas Remírez de Ganuza, insiste también que “debemos transmitir lo que de verdad se hace, lo que somos, nuestras raíces, la historia que tenemos y, sobre todo, la importante inversión en I+D que se ha estado haciendo en los últimos años, puesto que el reto principal, añadió, es que llevemos el mensaje adecuada a las personas indicadas”.

En este sentido, la directora de Exportación de ViniComm y experta en gestión de marcas, Olga Verchenko, reconoce que “la marca de los vinos españoles no goza todavía del necesario reconocimiento en los mercados internacionales y observa una oportunidad en la cooperación con los importadores principales para crear marcas exclusivas en cada mercado, incluso con nombres y diseños adaptados”. Creo, añade Verchenko, que “el reto más grande en la exportación es proponer un producto con la relación calidad-precio más adecuada para competir con los proveedores nacionales y extranjeros”.

Cooperativas Agro-alimentarias estima en 42,26 Mhl la producción española de vino y mosto en 2016/17

 Publicado el por SeVi (colaborador)

El Consejo sectorial de Vino de Cooperativas Agro-alimentarias de España, celebrado el pasado 27 de octubre, ha actualizado sus datos de previsión de cosecha, con una estimación de producción de 42,26 millones de hectolitros de vino y mosto. Ese volumen supondría un ligero retroceso productivo de apenas el 2,4% en comparación con la campaña 2015/16.

Según indica la organización, las lluvias primaverales favorecieron el brote de la viña y su posterior cuajado, permitiendo un buen desarrollo de la misma. Aunque hubo importantes ataques de mildiu en algunas zonas y una fuerte sequía a lo largo del verano, que hacía prever una merma en la cosecha, la campaña podría saldarse con buenos resultados.

Las bodegas esperan obtener un vino de buena calidad, lo que se sumará a mejores ventas debido en gran parte al aumento de la demanda, motivado por la baja producción de otros países europeos y del Hemisferio Sur.

Por regiones, para la principal productora, Castilla-La Mancha, Cooperativas eleva su producción a 23 millones de hectolitros, en línea con la producción de 2015. Castilla-La Mancha será responsable del 54% de la producción total española.

Para Extremadura, segunda en términos de cantidad, prevé 3,6 millones de hectolitros (-11%).

MINISTERIO DE AGRICULTURA

 

Cooperativas Agro-alimentarias de España

VINO + MOSTO

 

PRODUCCIÓN (Datos en 1.000 Hectólitros)

 

 

CCAA / Campaña

Definitivo

Definitivo

Definitivo

Provisional

Estimación

2012/13

2013/14

2014/15

2015/16

2016/17

GALICIA

729,61

738,70

678,52

870,67

700,00

PAÍS VASCO

629,15

591,21

824,94

779,77

800,00

NAVARRA

582,74

684,23

729,76

846,92

850,00

LA RIOJA

1.842,68

1.752,82

2.119,91

2.271,10

2.350,00

ARAGÓN

1.006,32

1.036,76

1.123,04

1.451,70

1.150,00

CATALUÑA

2.748,94

3.744,13

3.288,94

3.311,04

3.400,00

CASTILLA Y LEÓN

1.712,80

2.077,48

2.190,14

1.843,07

1.950,00

CASTILLA-MANCHA

19.153,34

33.030,03

25.123,32

22.939,06

23.000,00

C. VALENCIANA

2.202,90

3.003,64

1.964,67

2.763,01

2.700,00

R. DE MURCIA

688,00

944,18

624,07

678,96

650,00

EXTREMADURA

3.190,65

4.180,90

4.271,56

4.051,22

3.600,00

ANDALUCÍA

837,34

1.411,97

1.086,48

1.187,36

960,00

SUMA PROV. EST.

35.324,48

53.196,06

44.025,35

42.993,88

42.110,00

OTRAS PROVINC.

271,70

353,78

281,33

285,35

150,00

ESPAÑA

35.596,18

53.549,87

44.306,68

43.279,23

42.260,00

¿Podría el vino español exportar 31,8 Mhl por valor de 4.714 M€ en 2025?

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

 (photo: )

El Ministerio de Agricultura presentó recientemente a representantes del sector un informe/análisis sobre “La situación competitiva de los vinos españoles en el mundo y previsiones de evolución”, elaborado, a partir de los datos de Aduanas de los diferentes países, por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV). Se trata de un estudio cuyas conclusiones fueron acogidas por buena parte del sector vitivinícola con mucha cautela, cuando no con cierto recelo, por contener una serie de datos y cifras que podrían, o no, cumplirse en el horizonte de 2025 para el cual están planteadas.

Así, se concluye que para ese año 2025 las exportaciones españolas de vino, que aumentarían un poco su cuota en el conjunto de los intercambios mundiales, podrían situarse en 31,8 millones de hectolitros, por valor de 4.714 millones de euros, gracias a un incremento del precio medio, que alcanzaría los 1,48 € por litro.

A continuación, información para suscriptores.