Primum Bobal 2011: fruto unitario de una pasión común

 Publicado el Por Luis Comino

La pasión por una variedad como la Bobal, autóctona de la zona elaboradora de Utiel-Requena llevó a siete bodegas (Chozas Carrascal, Dagón, Dominio de la Vega, Finca Ardal, Pagos del Molino, Pasiego y Vera de Estenas) a unirse en un proyecto asociativo (Primum Bobal) orientado a la puesta en valor de los vinos elaborados con esta uva. El pasado 25 de junio presentaron su primer vino elaborado en común: Primum Bobal 2011.
Es un vino tinto joven monovarietal de Bobal, fresco, afrutado, con mucha personalidad y carácter, de color cereza picota intenso con ribete púrpura, aroma limpio y elegante de intensidad muy alta en el que despuntan la fruta roja y las fragancias a frambuesas, fresas y cerezas con un ligero toque especiado. En boca posee una buena acidez que resulta muy fina y agradable, con delicadas notas de fruta fresca y taninos muy afinados, atesorando su final medio-largo recuerdos a golosinas de frambuesas. Su temperatura de servicio oscila entre los 12º y los 14º C., siendo idóneo para ser maridado con todo tipo de carnes, pescados azules, embutidos y fiambres.
El acto de presentación estuvo dirigido por Félix Martínez, enólogo/gerente de Vera de Estenas y presidente de Primum Bobal; junto con el delegado territorial de la Fundación ONCE, José Manuel Pichel; el pintor valenciano José Morea, autor de la etiqueta del vino; y por el responsable de promoción de la asociación, Pere Mercado.
La asociación empresarial quiere que su nuevo producto se convierta en punta de lanza para la difusión de los vinos de Bobal que comprenden el denominado “Territorio Bobal”, apoyando firmemente su comercialización que, en una primera fase, va a estar centrada en la Comunitat Valenciana, su “mercado natural” por cercanía geográfica y por sensibilidad hacia lo autóctono.
A continuación, ya en una segunda fase, y sin descartar el mercado nacional, centrarán todos sus esfuerzos en la exportación, buscando consumidores capaces de valorar en su justa medida un producto “distinto y auténtico” capaz de sobresalir en unos mercados cada día más globalizados y homogéneos.
Un aspecto reseñable del Primum Bobal 2011 es su etiqueta, obra del artista valenciano José Morea, en la que puede apreciarse, además de un gran ojo, un bodegón con siete botellas, cada una de las cuales representa a las bodegas que componen la asociación. En la parte inferior de la misma hay un texto que dice: “En un Lagar, hace 2.500 años, en plena meseta de la Valencia mediterránea, quedó olvidada una semilla del fruto más divino conocido, la uva. Ese olvido dio origen a todo un territorio, Bobal. Hoy siete familias, unidas, le ofrecen la exclusividad de disfrutar con todos sus sentidos el resultado de aquel maravilloso descuido. Primum Bobal”, que ha sido traducido con el apoyo de la Fundación ONCE al sistema de lectura para ciegos braille.


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Primum Bobal 2011: fruto unitario de una pasión común”

Comentarios disponibles para usuarios registrados