Topic:

Unión de Uniones pide que los daños producidos por el mildiu sean asegurables

 Publicado el por Unión de Uniones (colaborador)

 (photo: )

Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, tras haber realizado una reunión sectorial en la que se puso en común la problemática de las enfermedades del mildiu y el oídio en distintas zonas a nivel estatal, pide que estas se incorporen entre los riesgos asegurables. Los daños por mildiu han sido importantes y en algunas zonas concretas de Galicia, Cataluña, Castilla y León o La Rioja se ha perdido la cosecha en su totalidad.

Si bien el riesgo está incluido en el seguro agrario en otras regiones vitícolas como Valencia, Castilla-La Mancha, Extremadura, Andalucía, Islas Baleares, Murcia o Madrid, en el resto no lo está, lo que supone un mayor golpe para el viticultor.

La organización señala que hay que trabajar técnicamente para que Agroseguro y Enesa incluyan este riesgo entre los asegurables y considera que será el viticultor quien decida si asumir el posible encarecimiento de las pólizas a suscribir.

“La línea de seguros agrarios que cubre la uva de vinificación es uno de las que mejores resultados da para Agroseguro”, comentan desde la organización. “Este es un elemento que permite negociar una mejora de coberturas que se trabajará en las respectivas comisiones territoriales a nivel de comunidad autónoma junto a Enesa y Agroseguro”, concluyen, destacando la importancia que tiene el sector productivo, tanto a nivel estatal como el peso internacional.

Asimismo, Unión de Uniones pide el respaldo de las CC.AA. donde la actividad vitivinícola es importante y se está viendo perjudicada por esta enfermedad.

Primer descenso en años del valor de las compras mundiales de vino

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Artículo con tablas en pdf adjunto (para suscriptores)

Las importaciones mundiales de vino en términos de valor habían seguido un ritmo continuo ascendente desde 2015, sin embargo, con los datos acumulados al interanual a marzo de 2020, parece asomarse una fase regresiva, condicionada, entre otros aspectos, por la política proteccionista en EE.UU., con aranceles adicionales al vino de determinados países europeos, las incertidumbres que genera el Brexit, la marcha de las importaciones de Japón y, especialmente, el impacto del coronavirus en los mercados mundiales del vino.

Según los datos analizados por el OEMV y disponibles para el sector gracias al acuerdo vigente con la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE), las importaciones globales de vino y mosto en este periodo de 12 meses (abril 2019 a marzo 2020) quedaron en 31.429,6 millones de euros (-0,7%), por valor de 10.340,9 millones de litros (+1,4%), con un precio medio de 3,04 euros por litro (-2,2%).

A continuación, información para suscriptores.

Cooperativas Agro-alimentarias de España prevé una estimación de vendimia entre 43-44 millones de hectolitros

 Publicado el por Cooperativas Agro-alimentarias (colaborador)

Imagen de archivo de tareas de vendimia en La Mancha. (photo: )

Imagen de archivo de tareas de vendimia en La Mancha.

Cooperativas Agro-alimentarias de España estima que la vendimia 2020 alcanzará los 43-44 millones de hectolitros, si bien las temperaturas y la posibilidad de lluvias en el mes de agosto determinarán la cosecha final.

Las lluvias en el inicio de la brotación y la ausencia de heladas hacen prever una vendimia buena en cantidad y en calidad, en zonas como Castilla-La Mancha. Sin embargo, en Cataluña, Extremadura y otras zonas productoras, prevén una reducción con respecto al año pasado, debido al mildiu que ha afectado a la mitad norte del país y a las elevadas temperaturas del verano que han afectado al viñedo de secano. También hubo algún episodio de granizo en zonas localizadas

Ángel Villafranca, presidente del sector vitivinícola de Cooperativas Agro-alimentarias de España, ha destacado que la situación que atraviesa el sector es de total incertidumbre. A las consecuencias económicas del COVID-19 por el cierre del canal Horeca, la ausencia de turismo internacional y la cancelación de fiestas y celebraciones, se une la revisión de los aranceles que hará Estados Unidos el próximo 12 de agosto y que podría ampliarse a otras partidas de vino español, y el Brexit, previsiblemente sin acuerdo, que se ratificará el 1 de enero de 2021.

Cooperativas Agro-alimentarias de España valora las medidas extraordinarias puestas en marcha para hacer frente a la crisis provocada por el Covid-19, destilación de vino, almacenamiento privado de vino y cosecha en verde, además de la limitación de rendimientos y la declaración de la cosecha de uva por parcela. Sin embargo, necesitamos que estas medidas continúen en próximas campañas y se doten de un presupuesto extraordinario de la UE equivalente al programa de ayuda al sector del vino de cada país, para utilizar durante 3 años, y que cada país adaptaría con las medidas que se ajusten a su problemática específica.

Cooperativas Agro-alimentarias de España solicita al Ministerio que avance y apruebe la norma de comercialización en el sector del vino, en base al artículo 167 del Reglamento 1308/2013, con medidas para incrementar la calidad y el valor de todos los productos vitivinícolas, cuyo objetivo es dotar de estabilidad y calidad a toda la cadena de valor del vino, evitando desequilibrios puntuales de mercado.

Si bien se presenta una campaña atípica por la situación actual, confiamos en el buen saber hacer de los viticultores y las bodegas para continuar comercializando nuestros buenos vinos tanto en España como en los mercados internacionales.

Precio o fuerza de marca: principales argumentos de compra en un contexto de crisis

 Publicado el por Efe (colaborador)

Tres de cada diez españoles, el 33%, creen que es el momento de reducir los niveles de consumo, mientras que seis de cada diez consideran que deben mantenerlos, según un estudio, que constata una caída “drástica” de la valoración de la situación económica del país por parte de los ciudadanos. El Informe Perspectivas del Consumidor de Kantar, que de manera cuatrimestral analiza la confianza del consumidor español en torno a la economía propia y del país, señala que los efectos de la crisis del Covid-19 han pasado factura en la valoración de la situación.

Así, en el primer cuatrimestre de 2020 la valoración de la situación económica del país ha caído 34 puntos respecto al año anterior.

El estudio revela que la crisis ha hecho que las actitudes hacia el consumo hayan cambiado y un 33% de los consumidores cree que es el momento de reducir los niveles de consumo. Baja 7 puntos el porcentaje de los que creen que hay que mantenerlo (61%). También ha disminuido el porcentaje de españoles que cree que aumentarán sus ingresos en los próximos meses (2%), según el informe, que se basa en 1.600 entrevistas.

Un 19% opina que sus ingresos pueden bajar próximamente, 10 puntos más que el año anterior, y un 27% no sabe muy bien cómo pueden evolucionar, 11 puntos más. Ante esta situación, en los próximos meses los españoles se decantarán por las marcas blancas, pasando del 27% en el último periodo del 2019 al 38% actual, debido principalmente a los buenos precios.

Casi el mismo porcentaje (37%) opina que es mejor comprar marcas conocidas por la seguridad que ofrecen, cifra que se ha mantenido estable.

Por su parte, se observa un descenso entre los consumidores que hablan de que es mejor probar entre varias marcas (19% frente al 28% del año anterior).

En lo que respecta a la valoración del momento para realizar compras, se ha producido una caída en todos los productos y servicios y los únicos que se mantienen en valores positivos son los alimentos, los productos de droguería y belleza, las actividades de formación y los electrodomésticos pequeños.

La hostelería, esencial para el consumo de vino, en jaque

 Publicado el por SeVi (colaborador)

El sector de la hostelería estima un descenso de 65.000 establecimientos hosteleros en 2020. En el escenario actual, 40.000 negocios ya han echado el cierre y se prevé que 65.000 habrán desaparecido a final de año. En caso de que empeorara la crisis sanitaria, podría verse afectada la supervivencia de hasta 85.000 establecimientos.

Estos son algunos de los datos que han ofrecido recientemente los representantes de la plataforma ‘Juntos con la Hostelería’, formada por Hostelería de España, FIAB y AECOC. Durante el encuentro virtual, en el que han intervenido el presidente de Hostelería de España, José Luis Yzuel; el director general de AECOC, José María Bonmatí; y el director general de FIAB, Mauricio García de Quevedo, la cadena de valor de la hostelería ha analizado el impacto que está suponiendo la evolución de la Covid-19 en el sector en España.

De este modo, han presentado varios de los datos extraídos del ‘Indicador de confianza’ correspondiente al segundo trimestre del año, elaborado por Hostelería de España. Según esta encuesta, el 97,7% de los empresarios califican de peores las ventas del segundo trimestre en comparación con las del mismo trimestre de 2019. Además, el 89% las sitúa también por debajo de las del trimestre anterior. Respecto a las perspectivas, más del 60% de los hosteleros encuestados piensa que las ventas del tercer trimestre van a ser peores que las del segundo.

Otro dato significativo es que el 19,6% de los negocios hosteleros no ha abierto sus puertas desde que terminara el estado de alarma el pasado 21 de junio. De ellos, un 45,9% considera que no hay demanda suficiente todavía para abrir, un 27,3% abrió y tuvo que volver a cerrar y un 26,8% ha decidido abrir a partir de septiembre. Por otro lado, entre los que han abierto, un 43,6% mantiene a parte de la plantilla en ERTE, y un 7,5% ha decidido despedir a parte de la plantilla.

En cuanto a afluencia, el 35,1% sitúa el descenso entre un 50 y 75%; el 33,1% lo sitúa entre un 25 y 50%; el 16,1% afirma que la afluencia a su establecimiento ha descendido más de un 75%, y un 10,7% asegura que ha descendido hasta un 25% menos.

Según apunta el indicador de confianza, la mayoría de los empresarios (casi el 46%) sitúa la recuperación de las cifras anteriores a la crisis en 2022 y cerca de un 40% piensa que habrá que esperar más: un 19,6% la sitúa en 2023 y un 18,9% incluso más adelante. Tan solo un 15,7% se muestra más optimista y considera que en 2021 las cifras se habrán recuperado.

En ese sentido, uno de los aspectos que más se han visto afectados es el empleo. Y es que, según los datos de la Seguridad Social, en junio de 2020 el número de trabajadores en el sector ha descendido un 17, 4%, con algo más de 300.000 empleados menos, siendo ahora menos de 1,5 millones de empleados dados de alta en hostelería, frente a los casi 1,8 millones que había en junio de 2019. Además, del total de afiliados, en junio de este año, 557.254 estaban afectados por un ERTE por fuerza mayor, de los que 362.248 correspondían a las actividades de restauración.

Las previsiones que maneja el sector, en el peor de los escenarios, situarían la caída por encima de 400.000 trabajadores directos. Por su parte, un estudio realizado por la consultora Foqus y la Universidad de Valencia en el mes de junio, señala que la pérdida de empleo podría ser de entre 900.000 y 1,1 millones de puestos de trabajo, entre directos e indirectos.

La facturación es otro aspecto en el que las cifras muestran el fuerte impacto económico de la crisis en el sector. La caída de la facturación anual del sector hostelero español se situará por encima del 50% en el conjunto de 2020, lo que supone una pérdida de hasta 67.000 millones de euros.

Los representantes de la cadena de valor de la hostelería han solicitado atención a las administraciones públicas ante el escenario tan complejo que se le presenta al sector, que evoluciona de manera diferente en los distintos puntos de la geografía española.