Topic:

Cuatro Rayas apuesta por la innovación y renueva su imagen corporativa

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Cuatro Rayas, un referente en la D.O. Rueda, presenta su nueva imagen corporativa, en la que ha apostado por mostrar la tradición de la cooperativa en las últimas décadas pero manteniéndose siempre fiel a sus señas de identidad. De hecho, se ha trabajado en todo momento sobre la imagen de marca anterior, perfeccionando la tipografía y trabajando en una evolución de la identidad corporativa global.
La bodega de La Seca ha optado por crear una tipografía nueva y exclusiva para su logotipo y su marca insignia, Cuatro Rayas Verdejo, con más de 30 años de historia. Se trata de una arriesgada apuesta por la innovación y la renovación de los valores de la marca, que hoy son más internacionales y vanguardistas. “En épocas de crisis hay que cuidar más que nunca la marca, nosotros hemos apostado por reinventarnos para demostrar a nuestros clientes que nos preocupamos de nuestra imagen y que evolucionamos al mismo ritmo que la sociedad, que no nos estancamos”, comenta Ana del Fraile responsable de comunicación de la bodega.
El cambio afecta directamente a la identidad de Cuatro Rayas como empresa, cuyo color corporativo ahora es el naranja, dejando atrás los años en los que el color verde era la personalidad de su Verdejo más emblemático. El naranja es sinónimo de cambio, de alegría, energía y creatividad, palabras clave todas ellas en la descripción del nuevo color que identifica a la compañía y de los valores que quiere transmitir.
Por su parte, el joven Sauvignon Blanc, que saldrá al mercado a finales de enero, se vestirá ahora de negro, que será el color que destaque en su etiqueta y cápsula, mostrando su elegancia a través de los nuevos trazos y relieves de la propia frontal.

 

Grandes reconocimientos nacionales e internacionales al cava Gramona

 Publicado el por SeVi (colaborador)

La ‘Guía Peñín 2013’ ha situado al cava Gramona entre uno de los tres mejores vinos de España (junto con un rioja y un jerez). Otras destacadas guías españolas sitúan a los cavas de Gramona también entre los mejores vinos del mercado. La ‘Guía Gourmets 2013’, con grupo de cata a ciegas, sitúa a Gramona por 15º año consecutivo como el mejor cava y entre los mejores vinos españoles.  Asimismo, la ‘Guía de Vinos ABC 2013’ y el grupo de cata de ‘El Mundo’ 2013 sitúan a Gramona como el mejor cava, corroborando el premio en cata a ciegas del Concurso Nacional de Sumilleres 2012.
Desde esta bodega familiar, con más de 125 años de historia en el mundo del vino, señalan que algunos de los cavas que se están elaborando hoy en nuestro país se sitúan entre los mejores espumosos del mundo. Esto se debe a la larga crianza de dichos cavas, al saber de varias generaciones, a un gran viñedo y a unos vinos base de excepcional calidad. Gramona, que elabora los cavas de mayor larga crianza del mercado (de hasta 10 años), inició esta revolución y le han seguido varias bodegas.
La prensa internacional ha empezado también a desvelar las grandes virtudes del cava y considera que los cavas de larga crianza compiten en calidad con los mejores champagnes franceses, varios son los medios que aclaman a Gramona: el crítico de vinos de ‘The Wall Street Journal’, Will Lyons, considera que se ha ganado un hueco en la mesa top de los vinos espumosos del mundo; el crítico de vinos de ‘The New York Times’, Eric Asimov, asegura que le recuerda a los grandes champagnes; la revista norteamericana ‘Wine Enthusiast’ considera  a Gramona uno de los mejores 10 vinos españoles y la editorial del vino norteamericana ‘Wine & Spirits’ la sitúa por tres años consecutivos entre las Top 100 bodegas del mundo, entre más de 40.000.
Durante años las grandes empresas del cava han llevado a este producto a una imagen internacional de espumoso barato, pero hay una serie de cavistas que están consiguiendo prestigiar al espumoso catalán gracias a sus largas crianzas y a sus conocimientos técnicos y científicos.
“Somos pues, unos privilegiados: tenemos la suerte de poder disfrutar de productos de nuestra tierra a precios muy competitivos respecto a otros vinos espumosos del mundo, y tenemos una ocasión única de apoyar nuestra economía y de ahorrar en nuestros bolsillos tomando la mejor calidad, pues hay que saber que nada más cruzar nuestras fronteras estos mismos cavas top que tenemos ya se igualan a los precios de los champagnes”, manifiestan.
 

La iniciativa Cork inaugura su ‘Árbol de los deseos’ para 2013

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Cork, iniciativa llevada a cabo por instituciones y patronales del sector del corcho para promocionar el tapón de corcho y dar a conocer sus principales valores y beneficios tanto al sector profesional como al consumidor final, inaugurará en la tarde de hoy, 19 de diciembre su “Árbol de los deseos” para el nuevo año 2013. El acto tendrá lugar en el Palau Robert de Barcelona (Paseo de Gracia, 107), a partir de las 19.00 horas. Sin duda, será una buena ocasión para brindar para recibir una Navidad y un año nuevo de lo más sostenible.
La iniciativa Cork está liderada por la Asociación de Empresarios Corcheros de Cataluña (Aecork), la Agrupación Sanvicenteña de Empresarios del Corcho (Asecor) la Asociación Portuguesa de Corcho (Apcor), la Confederación Europea del Corcho (CE Liège), el Institut Català del Suro (Icsuro), el Instituto del Corcho, la Madera y el Carbón Vegetal (Iprocor) y la Red Europea de Territorios Corcheros (Retecork).

Los hermanos Hernáiz renuevan su apuesta por la Garnacha riojana con su Finca La Emperatriz Garnacha Cepas Viejas 2010

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Una nueva añada del Finca La Emperatriz Garnacha Cepas Viejas, esta vez la 2010, renueva la apuesta de la bodega de los hermanos Hernáiz por esta variedad minoritaria en la D.O.Ca. Rioja. En una de las parcelas más pobres y pedregosas de su finca de viñedo, la número 5 exactamente, crecen las viejas cepas de Garnacha con que se elabora el Finca La Emperatriz Garnacha Cepas Viejas, que acaba de salir al mercado en su nueva añada 2010.
Tras adquirir esta histórica finca de viñedo en los años 90, los hermanos Eduardo y Víctor Hernáiz decidieron mantener esas viejas cepas, contradiciendo así la tendencia a replantar con Tempranillo, variedad reina en la D.O.Ca. Rioja. Apostaban así por recuperar la tradición de cultivo de una variedad que en los últimos decenios ha sido injustamente devaluada.
Años de trabajo y todo el conocimiento del enólogo David González han demostrado en La Emperatriz que la decisión no ha sido en balde. Este monovarietal se ha convertido en uno de los vinos de Garnacha de referencia en la Rioja y cuenta ya con numerosos adeptos que reconocen su mérito. Pese al sitio que se ha hecho entre su clientela, Eduardo Hernáiz sigue apostando por limitar la producción a la calidad de la uva disponible.
La añada 2010 viene marcada en Finca La Emperatriz por las copiosas nevadas que cayeron en invierno y que proveyeron de reservas a las plantas. La escasez de lluvias y tormentas a lo largo de primavera y verano determinaron una vendimia sana, mientras que las temperaturas, que no alcanzaron cotas muy altas, favorecieron una maduración lenta. De ahí el potencial aromático de este Finca La Emperatriz Garnacha Cepas Viejas 2010: perfumado y frutal, de gran personalidad, con fruta roja y las golosinas típicas de la variedad en zonas frías, sobre un fondo de violetas también característico de la variedad. Un vino que, en el marco de su complejidad, muestra claramente la mineralidad característica de la finca.
 

Estudian el tratamiento y la reutilización de las aguas residuales en bodegas

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Las empresas Hera Amas y Bodegas Miguel Torres y el Área de Tecnología Ambiental de la Fundació CTM Centre Tecnològic, que forma parte de Tecnio (red que potencia la transferencia tecnológica y la innovación empresarial en Cataluña), han evaluado diferentes tecnologías para el tratamiento del agua residual en bodegas. Este estudio se enmarca dentro de la actividad de medio ambiente del proyecto Cenit-Demeter, que el pasado mes de noviembre presentó sus principales resultados en una jornada de clausura.
El agua residual del proceso de producción del vino y los licores, siendo altamente biodegradable, presenta una variabilidad estacional muy importante, tanto en caudal como en carga contaminante. Esta característica supone un reto para los procesos de depuración biológicos que requieren una estabilidad en la composición del agua de entrada.
En el proyecto, Hera Amasa, Bodegas Torres y CTM han evaluado dos tecnologías para el tratamiento de agua residual en bodegas. Se ha utilizado la tecnología de biorreactores de membrana (BRM) y la tecnología de sistema integrado de lodo activo con biomasa inmovilizada (IFAS).
La primera de ellas consiste en la combinación de dos procesos; degradación biológica y separación por membrana, en uno solo, en el que los sólidos en suspensión y microorganismos responsables de la biodegradación son separados de el agua tratada mediante una unidad de filtración por membrana.
La segunda, se trata de una técnica que permite aumentar el rendimiento del proceso de depuración biológica al retener los microorganismos que degradan la materia orgánica en el biorreactor.
Mediante la tecnología de biorreactores de membrana (BRM) se ha caracterizado la variabilidad estacional del agua y se ha demostrado que esta tecnología es capaz de producir agua depurada con la calidad óptima para ser reutilizada en los casos previstos por la legislación vigente como riego agrícola, recarga de acuíferos, torres de refrigeración, entre otros.
Por otro lado también se ha demostrado que la tecnología de sistema integrado de lodo activo con biomasa inmovilizada (IFAS) permite la ampliación de la capacidad de tratamiento de una planta depuradora manteniendo o incluso incrementando la calidad del efluente de la depuradora.
Para Miquel Rovira, responsable del proyecto y miembro del Área de Tecnología Ambiental del CTM, participar como centro investigador en el mayor proyecto de I + D del sector vinícola español ha sido una experiencia muy interesante, ya que “las aguas residuales que se generan durante el proceso de producción del vino presentan una composición muy característica que hace que los resultados obtenidos durante el proyecto puedan ser extrapolados a otros sectores”.