Topic:

Los retos para 2014 de los tres consejos reguladores del txakoli

 Publicado el por Antonio Egido (colaborador)

FOTO: Bizkaiko Txakolina. (photo: )

FOTO: Bizkaiko Txakolina.

Con un pésimo cierre de las producciones en la vendimia de 2013 (entre un 38% y un 55% de descenso) los tres consejos reguladores de txakoli del País Vasco afrontan la campaña 2013/14 con la mirada puesta en la consecución de una serie de retos que han querido compartir con los lectores de La Semana Vitivinícola. Aspectos como calidad, producción, comercialización y lucha contra el fraude están resaltados en sus agendas. Sobre todos ellos hablamos con los responsables de Getariako Txakolina, Bizkaiko Txakolina y Arabako Txakolina.

20º Certamen de Calidad de los Vinos de la D.O. Jumilla

 Publicado el por Salvador Salinas (colaborador)

Imagen de familia de todos los premiados y autoridades. (photo: )

Imagen de familia de todos los premiados y autoridades.

Jumilla acogió el pasado fin de semana el 20º Certamen de Calidad de los Vinos de esta denominación de origen, en el que 21 catadores degustaron cerca de un centenar de vinos, y en el que las bodegas Alceño y Bleda fueron las triunfadoras de la noche al conseguir seis medallas la primera y ocho la segunda.

De esta forma, Bodegas Alceño consiguió tres medallas de oro con Alceño Monastrell 2013, Alceño Syrah Premium y Alceño Crianza 2010 (en las categorías de rosados, tintos en barrica 2012/13 y crianza); mientras que Bleda obtuvo dos con Castillo de Jumilla 2013 y Castillo de Jumilla Monastrell 2013 (en las modalidades de blancos y tintos Monastrell sin barrica). Asimismo, la primera bodega se hizo con una presea de plata y dos de bronce, y la segunda, con tres de cada una de ellas.

El resto de medallas doradas fueron a parar a Casa de la Ermita, Salzillo, Pío del Ramo y Carchelo, con sus vinos Altos del Cuco 2013, Camelot Dulce Monastrell 2013, Pío Ecológico 2013 y Sierva 2011, en las modalidades de tintos sin barricas 2012/13, dulces, tintos Monastrell en barrica y tintos elaborados en 2011 y anteriores, respectivamente.

Por su parte, Bodegas Salzillo ganó una medalla de plata, al igual que Luzón, aunque esta última logró además tres de bronce; asimismo, Juan Gil tuvo su recompensa con una presea de plata y otra de bronce. Por último, tanto la Cooperativa Santiago Apóstol como Bodegas Silvano García se fueron con una de plata cada una, y San Dionisio con una de bronce. También hay que indicar que las medallas de plata y bronce de la categoría de tintos reserva y gran reserva quedaron desiertas.

Antes de entrega de premios tomaron la palabra diferentes autoridades, entre las que se encontraban el presidente del C.R.D.O. Jumilla, Pedro Lencina; el alcalde de Jumilla, Enrique Jiménez; el consejero de Agricultura de la Región de Murcia, Antonio Cerdá; y la consejera de Castilla la Mancha, María Luisa Soriano, quienes destacaron el buen trabajo de los agricultores y bodegueros de esta denominación de origen, especialmente en los últimos años, trabajo que va en sentido ascendente, y añadiendo que las ventas han crecido en un 14%.

Igualmente, se hizo especial hincapié en que el certamen de este año ha tenido un carácter internacional, ya que varios catadores chinos participaron como miembros del jurado, y se insistió en que la idea es que esto se mantenga en el tiempo. También fue importante la mención de cómo ha ido mejorando y evolucionando el certamen a lo largo de los veinte años de su existencia.

A continuación se presentó al Presidente de Honor 2014, el periodista especializado en el sector de la agroalimentación y presentador del programa "El Campo" de la televisión autonómica de Castilla-La Mancha, Jorge Jaramillo Sánchez, quien recibió una placa conmemorativa, así como la insignia oficial.

Últimos días para inscribir vinos en el Concurso Mundial de Bruselas: ampliación de plazo hasta el 28 de marzo

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

El Concurso Mundial de Bruselas ha informado de que mantiene abierto el plazo de inscripción hasta el próximo viernes 28 de marzo. La 21ª edición del Concurso Mundial de Bruselas tendrá lugar los días 2, 3, y 4 de mayo de 2014 en Bruselas. De este modo, esta competición vinícola itinerante desde 2006 vuelve a casa y regresa a sus orígenes.

Este certamen celebra así sus 20 años de existencia. Veinte años de evolución, de descubrimiento y de incansable búsqueda de los vinos de calidad en todo el mundo. Participarán cerca de 8.200 vinos de más de 48 países diferentes, que serán evaluados por más de 290 catadores profesionales, con 50 nacionalidades diferentes. El lunes 12 de mayo se difundirán los resultados de este certamen.

Sus veinte años de experiencia han permitido al concurso convertirse en una referencia en materia de competiciones internacionales de vino. Bélgica puede estar orgullosa de organizar este encuentro reconocido por los profesionales y los consumidores del mundo entero.

Más información: www.concoursmondial.com

Vinos premiados en el quinto Concurso Regional de Vinos Tierra del Quijote

 This article has photo gallery Publicado el por Elisa Laderas (colaborador)

Fotos cedidas por manchainformación.com (photo: )

Fotos cedidas por manchainformación.com

El pasado 22 de marzo, Alcázar de San Juan se convirtió en epicentro vitivinícola de la región manchega con la celebración del quinto Concurso Regional de Vinos Tierra del Quijote, que se desarrolló en el Pabellón Díaz Miguel. El jurado de este concurso, organizado por la concejalía de Desarrollo y Promoción Vitivinícola de Alcázar de San Juan, estuvo compuesto por mil personas, entre profesionales y aficionados.

El palmarés resultante de sus catas es el siguiente:

Categoría de vinos blancos:
- Quijote de Oro: Viña Los Aljibes blanco 2013, de Bodega Finca Los Aljibes, de Chinchilla de Montearagón (Albacete). Perteneciente a Vinos de la Tierra de Castilla.
- Quijote de Plata: Corcovo Verdejo 2013, de Bodega J.A. Megía e Hijos, de Valdepeñas (Ciudad Real). Perteneciente a la D.O. Valdepeñas.
- Quijote de Bronce: Pingorote Sauvignon Blanc 2013, de la Cooperativa San Isidro, de Villanueva de Alcardete (Toledo). Perteneciente a la D.O. La Mancha.

Categoría de vinos rosados:
- Quijote de Oro: Torre de Gazate Rosado 2013, de Vinícola de Tomelloso, de Tomelloso (Ciudad Real). Perteneciente a la D.O. La Mancha.
- Quijote de Plata: Pozo Castillo 2013, de Bodega Castijorge, de Castillejo de Iniesta (Cuenca). Perteneciente a la D.O. Manchuela.
- Quijote de Bronce: Bovial Camino Rosado 2013, de Bodegas y Viñedos Alcarreños, de Pioz (Guadalajara). Perteneciente a la D.O. Tierra de Castilla.

Categoría de tintos jóvenes sin barrica de las cosechas 2012 y 2013:
- Quijote de Oro: Casa de la Loma 2013, de Bodegas Los Majanares, de Casas de Haro (Cuenca). Perteneciente a la D.O. Ribera del Júcar.
- Quijote de Plata: Isola 2013, de Bodega Mont Reaga, de Monreal del Llano (Cuenca). Perteneciente a Vinos de la Tierra de Castilla.
- Quijote de Bronce: Castillo de La Muela 2013, de la Cooperativa Nuestra Señora de la Muela, de Corral de Almaguer (Toledo). Perteneciente a la D.O. La Mancha.

Categoría de tintos en barrica de las cosechas 2011, 2012 y 2013:
- Quijote de Oro: Corcovo Roble 2012, de la Bodega J.A. Megía e Hijos, de Valdepeñas (Ciudad Real). Perteneciente a la D.O. Valdpeñas.
- Quijote de Plata: Palarea 2011, de Bodega Finca Manzanares, de Chinchilla (Albacete). Perteneciente a Vinos de la Tierra de Castilla.
- Quijote de Bronce: La Cruz Vega 2012, de Bodega Bogarve 1915, de Madridejos (Toledo). Perteneciente a la D.O. La Mancha.

Categoría de tintos envejecidos en barrica de cosechas anteriores a 2011:
- Quijote de Oro: Puente Rus 2009, de Bodega Nuestra Señora de Rus, de San Clemente (Cuenca). Perteneciente a la D.O. La Mancha.
- Quijote de Plata: Los Galanes Reserva 2010, de la Cooperativa Santa Catalina, de La Solana (Ciudad Real). Perteneciente a la D.O. La Mancha.
- Quijote de Bronce: Ojos del Guadiana Reserva 2009, de Bodega El Progreso S.C., de Villarrubia de los Ojos (Ciudad Real). Perteneciente a la D.O. La Mancha.

 

Impresiones sobre el 12º Concurso Internacional de Vinos Bacchus

 Publicado el por John Umberto Salvi (colaborador)

Bacchus 2014 (photo: )

Bacchus 2014

Palmarés completo en pdf adjunto.

Al ser Bacchus un concurso celebrado en Madrid, será bien conocido para los lectores de La Semana Vitivinícola. De cualquier modo, considero que no es superfluo decir que es un certamen de una importancia inmensa, especialmente para los productores españoles. Muchos de ellos me han señalado en numerosas ocasiones que ganar una medalla en Bacchus, particularmente un Bacchus de Oro o el Gran Bacchus de Oro, tiene un impacto explosivo en las ventas del vino ganador y para el resto de los vinos de la bodega. Esta es, al fin y al cabo, la meta final y la razón de ser de las medallas de los concursos y sus resultados comerciales nunca serán suficientemente destacados en estos tiempos difíciles.

Bacchus es un concurso maduro y en 2014 (del 14 al 18 de marzo) celebró su duodécima edición. Nació como un certamen bienal, pero tras la “muerte” de los Premios Zarcillo (en el norte de España) (este certamen se ha reactivado de nuevo, pero con una escala mucho menor), decidió convertirse en cita anual y hoy es, sin duda, el referente y el concurso más respetado en España. Está organizado por la Unión Española de Catadores (UEC), es miembro de Vinofed y está dirigido profesional y eficientemente por Fernando Gurucharri, presidente de la UEC; y Miguel Garrida de la Cierva, presidente de Bacchus 2014.

Este año no fue una excepción. El concurso ha tomado como residencia el hotel Husa Paseo del Arte, un cómodo hotel cercano a Atocha y a todos los grandes museos madrileños. Las catas siguen desarrollándose en el magnífico e histórico club privado del Casino de Madrid (fundado en 1836), donde las americanas y las corbatas están a la orden del día, como debe ser.

Tuvimos 1.593 referencias para catar durante cuatro días. Este número de vinos es un logro fantástico, en un contexto de crisis cuando todo el mundo está mirando la forma en la que reducir costes. El desglose fue de 968 tintos, 375 blancos, 100 espumosos, 88 rosados, 35 vinos de licor, 13 vinos de aguja, 12 vinos de uvas sobremaduras y dos vinos de uvas pasificadas. Para evaluarlos contamos con 80 catadores llegados de 20 países, no se puede ser más internacional y totalmente bajo el patronato de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), cuyo director general, Jean Marie Aurand, participó en el concurso. Se empleó la ficha de cata de la OIV/UIO y se siguieron al milímetro las normas de la OIV. Las puntuaciones extremas por arriba y por debajo de los 12 comités (de cinco o de siete miembros) fueron descartadas.

Como siempre, las condiciones de cata fueron perfectas en el Casino de Madrid. Catamos durante cuatro días a un ritmo de entre 31 y 41 vinos cada mañana. La medalla de plata necesitaba 85 puntos, 88 para un Bacchus de Oro y 93 para un Gran Bacchus de Oro.

El programa social fue extenso y es una parte importante de Bacchus. Los organizadores se estrujaron el cerebro para encontrar actividades interesantes y poco habituales, con un potente acento en la gastronomía. Este año estuvieron realmente bien pensadas y las disfrutamos muchísimo. La primera tarde al llegar, nos ofrecieron un agradable cóctel en un salón del hotel. Fue una buena idea, ya que pudimos relajarnos, conocernos unos a otros, disfrutar de catas de vinos y aceites de oliva con canapés y retirarnos a nuestras habitaciones conforme íbamos terminando.

Cada día, tras las catas en el Casino, disfrutamos de excelentes. El primer día fue en Las Cuevas del Príncipe, en Navalcarnero, patrocinada por el Ayuntamiento de Navalcarnero y el C.R.D.O. Vinos de Madrid. Es una antigua e histórica bodega a unos 35 kilómetros de Madrid llena de botellas enmarañadas. Nos sirvieron delicias locales como cochinillo y chuletas de cordero a la parrilla y una deliciosa morcilla. Fue fabuloso y, para los jueces extranjeros, una cata de la España profunda. Le siguió una visita a Navalcarnero y sus lugares de interés, antes de regresar a Madrid.

La comida del domingo fue en el Restaurante Albora, ofrecida por la UEC. El lunes nos adentramos en el campo para comer en Hacienda de La Coracera, en San Martín de Valdeiglesias, y visitar los sorprendentes y antiguos viñedos de Garnacha de Viñedos y Bodegas Las Moradas de San Martín a 870 metros sobre escarpados caminos de grava. El último día la comida fue en la excelente Casa Patas, patrocinada por la Fundación para la Defensa de la Calidad en los Alimentos, antes de que cada uno de nosotros partiera hacia su respectivo destino.

Las cenas fueron más exóticas todavía. Ya he mencionado la de la primera noche en el hotel. El sábado se celebró GastroBacchus, con el patrocinio de Vinos de Madrid y la colaboración de 15 bares que ofrecían cada uno una tapa especial. Nos dieron 15 tíckets que podíamos emplear para canjearlos por una tapa y una copa de vino en cada uno de los locales participantes. Fue una noche informalmente deliciosa, yendo de un bar a otro en grupo y disfrutando de la ambientada noche madrileña. Aquellos que tomaron las 15 copas de vino deben ser felicitados, tanto por su perseverancia, como por su capacidad.

La noche del domingo fue mucho más seria. Una cena en el restaurante Europa Deco, del Hotel Urban, patrocinada por Rías Baixas. Cocina ultra moderna acompañada de un amplio abanico de vinos blancos de la D.O. Rías Baixas, lo que nos permitió a muchos de nosotros catar en profundidad con las indicaciones del presidente del C.R.D.O.

La última noche fue una proeza. Una cena a base de vinos de Jerez ofrecida por González Byass en La Giralda (un balcón de Andalucía en Madrid). Sobresaliente. La cena estuvo acompañada por singulares jereces poéticamente descritos por su enólogo, Antonio Flores. Mimaron nuestros paladares con Una Palma, Tres Palmas, Leonor, Apóstoles, Noé y una sublime Añada 1982. Nada hubiera servido para coronar mejor Bacchus.

No hace falta decir (pero voy a hacerlo de cualquier modo) que Bacchus este año fue un acontecimiento agradable, pero no fuimos solo a pasarlo bien. La cata es un trabajo serio y meticuloso. Lo raro es que un trabajo constructivo encaje perfectamente con un divertimento sofisticado. Bacchus es serio, Bacchus es importante, Bacchus es vital y juega un papel fundamental en el mundo del vino español. Gracias Bacchus.

Traducción: Vicent Escamilla