Topic:

Cada 7 Días 18-11-15

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Agrupada por regiones vitícolas, en esta sección se localiza la información que concierne al viñedo acontecida en la semana previa al cierre de nuestra edición. Desde la Región Gallega a la Andaluza, del Duero, Alto Ebro, Levante o Canarias, el lector localiza aquí el dato especializado de cualquiera de las doce regiones que aglutinan el viñedo español.

El último avance del Magrama sitúa la producción de vino y mosto en 39,96 Mhl (-10%)

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Uvas tras la vendimia. FOTO: D.O.P. Vino de Calidad Sierra de Salamanca. (photo: )

Uvas tras la vendimia. FOTO: D.O.P. Vino de Calidad Sierra de Salamanca.

Avance detallado por provincias en pdf adjunto.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) ha ajustado de nuevo su estimación de producción de vino y mosto en España para la campaña 2015/2016 y en su último avance más reciente (con datos a 30 de septiembre) la estimación es de 39,96 Mhl, un 10% por debajo de los 44,4 Mhl elaborados en 2014/2015.

Esta cuarta estimación oficial del Ministerio es 2.979.920 hectolitros inferior a la primera realizada con datos a finales de junio; y revisa a la baja en 956.300 hl a la efectuada con datos al cierre de agosto.

La exportación vitivinícola española se encamina hacia un nuevo récord

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

 (photo: )

Tablas en pdf adjunto.

La exportación de productos vitivinícolas podría marcar este año un nuevo récord histórico tanto en valor, como en volumen, si nos atenemos a las cifras interanuales analizadas y dadas a conocer por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV), a partir de los datos de Aduanas (AEAT) para el periodo octubre 2014-septiembre 2015 (ambos meses incluidos). Las ventas al exterior alcanzaron 2.803,7 millones de litros (+10,2%) con un valor de 2.944,7 M€ (+2,7%).

Por tanto, se acercarían, aunque será difícil que lo logren, a los 3.000 M€ de facturación y a los 3.000 millones de litros, cuando aún falta por contabilizar el último trimestre del año, que es habitualmente bueno en ventas.

La diferenciación del sector vitivinícola pasa necesariamente por la Innovación

 Publicado el por Plataforma Tecnológica del Vino (PTV) (colaborador)

Plataforma Tecnológica del Vino (PTV) (photo: )

Plataforma Tecnológica del Vino (PTV)

El mundo es un entorno en constante cambio: si en los años 70 y 80 la competencia empresarial se basaba en precio, y en los 90 en la eficiencia productiva, hoy, podemos decir que es la diferenciación el principal factor de competitividad. La diferenciación en el sector vitivinícola, como en muchos otros, pasa por la innovación. Innovación entendida como desarrollo, transformación, valor añadido y progreso.

Esta reflexión nos lleva a preguntarnos ¿Está realmente el sector del vino preparado para asumir los cambios del entorno e innovar? Para nosotros la respuesta es clara: rotundamente sí. Y es precisamente esta convicción, la que impulsó la creación de la Plataforma Tecnológica del Vino, asociación que nace en 2011 para coordinar la I+D+i del sector y hacer de la innovación una llave para su competitividad.

De esta manera, empresa y ciencia se unen para identificar y priorizar las necesidades científico-técnicas del sector vitivinícola. Con la colaboración de más de 150 profesionales del sector, la PTV crea la Agenda Estratégica de Innovación. Un documento que, por primera vez, recoge los grandes objetivos de I+D+i que debe perseguir el Sector Vino, no solo para su óptimo desarrollo, sino también para su posicionamiento y liderazgo a nivel internacional. Este profundo análisis del sector se realiza desde distintas áreas de reflexión, siendo de especial relevancia la denominada “I+D+i Planta-Vid”, que aborda los aspectos vinculados a la innovación en viticultura.

Prioridades I+D+i

Así, uno de los grandes retos que el sector debe superar es el bajo rendimiento económico en la producción de uva, que amenaza con el abandono de viñedos por parte de pequeños viticultores. Ello pone en retroceso el viñedo español que cede frente a la expansión de nuevas zonas productoras. De esta manera también existe el riesgo de desaparición de variedades antiguas que debe ser contrarrestado con estrategias de recuperación y revalorización de variedades autóctonas, a través de la puesta en valor del material vegetal, ampliando desde la diferenciación el abanico actual de oferta de vinos.

Por su parte, los efectos del cambio climático inquietan también a nuestros viticultores, y constituyen una realidad incuestionable para el mundo científico y empresarial. Sus consecuencias son palpables en aspectos como el desfase de la maduración fenólica-sacarimétrica, la susceptibilidad a determinadas enfermedades, la disponibilidad de agua para consumo en el cultivo, etc. Todos estos factores pueden incidir en la calidad de nuestros vinos y en una pérdida de su tipicidad. Ello conlleva seguir innovando para desarrollar nuevas prácticas y tecnologías que permitan adaptar el viñedo a cada situación y en cada zona. En este sentido, herramientas como la viticultura de precisión suponen un gran avance en la gestión integral del viñedo y proporciona a los viticultores la capacidad de prevención necesaria ante posibles contratiempos.

Pero para una lucha efectiva contra el cambio climático, desde una perspectiva global, no basta con quedarnos a la espera de las adversidades y tratar de paliar las consecuencias, sino que hay que actuar y contribuir a hacer este sector más sostenible desde un punto de vista medioambiental. En este campo también se han dado algunos pasos, aunque aún queda mucho por hacer: hay que mejorar en el dominio de técnicas de agricultura sostenible, en el consenso de indicadores, en el uso del agua y energía, en la gestión de recursos, etc.

Por último, si hablamos de prioridades, no podemos dejar de mencionar los efectos de las plagas y las enfermedades de la vid, principalmente las patologías asociadas a la madera, que generan a día de hoy importantes pérdidas económicas en el sector, no sólo a nivel nacional, sino que se trata de una problemática que afecta al conjunto del viñedo europeo.

Oportunidades de financiación I+D+i

Enfrentarse a estos grandes retos supone un esfuerzo por parte de las bodegas y viticultores, que requiere una inversión no sólo económica sino de tiempo y recursos propios, para la que no siempre tienen capacidad. En este contexto, es importante conocer que actualmente la Administración Pública, tanto a nivel europeo como nacional, cuenta con numerosos instrumentos de financiación con los que pretende facilitar a la pequeña empresa el acceso a las nuevas tecnologías, el acercamiento a la colaboración público-privada y el desarrollo de soluciones a sus problemáticas, compartiendo el riesgo de asumir una innovación.

Así, la UE concentra gran parte de sus actividades de investigación e innovación en su Programa Marco, que en esta edición se denomina Horizonte 2020 y que cuenta con un presupuesto total disponible de 76.880 M€, para el periodo 2014-2020. Este Programa financia por primera vez la innovación tecnológica. Ello supone nuevas oportunidades para las empresas, como el denominado “Instrumento PYME” dirigido a dar apoyo a aquellas PYMEs, que tenga la ambición de crecer, desarrollarse e internacionalizarse a través de un proyecto de innovación de dimensión europea.

En el ámbito nacional, los Presupuestos Generales del Estado 2016 prevén incrementar un 15% la partida de ayudas directas a las I+D+i respecto al año anterior. Un total de 1.738 € que serán gestionados por la Secretaría de Estado de I+D+i, vinculada al Mineco. Entre los instrumentos que esta ofrece, cabe mencionar la convocatoria “Retos-Colaboración” dirigido a apoyar proyectos en cooperación entre empresas y organismos de investigación, con el fin de promover el desarrollo de nuevas tecnologías, la aplicación empresarial de nuevas ideas y técnicas, y contribuir a la creación de nuevos productos y servicios. A modo de ejemplo, en este año 2015 se han aprobado 7 proyectos relacionados con el sector del vino, con una financiación conseguida de casi 4 millones de euros. Además, 6 de estos proyectos han sido apoyados por la PTV.

Vinculado al Mineco, el CDTI es actualmente el organismo que mayor número de instrumentos de financiación ofrece a la innovación y el desarrollo tecnológico de las empresas españolas, en los ámbitos estatal e internacional. Sus ayudas pueden ser en forma de subvención a fondo perdido, financiación parcialmente reembolsable o crédito en condiciones privilegiadas, dependiendo de la cercanía al mercado del proyecto.

Por su parte, el Magrama, a través de la EIP de Agricultura Productiva y Sostenible, también ofrece nuevas oportunidades para impulsar proyectos de innovación dirigidos a atender las necesidades tecnológicas y retos que tiene planteados el sector vitivinícola español. Esta iniciativa quiere atraer a nuestro sector fondos de las ayudas contempladas en el Programa Nacional de Desarrollo Rural, que está dotado con 47 M€ de fondos comunitarios para el periodo 2014-2020.

Ligero aumento de la superficie nacional de viñedo en 2015, hasta 967.733 hectáreas

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Artículo con tablas en pdf adjunto.

Según la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos de Cultivos (Esyrce) del año 2015 del Ministerio de Agricultura, el área de cultivo de viñedo, tanto de uva de mesa, como de vinificación repuntó un 0,42% y en 4.089 hectáreas en relación con el anterior, sumando 967.733 hectáreas. De esta superficie total de viñedo, unas 954.659 ha corresponden a viñedo de uva para transformación, que representa el 98,65% del total, mientras que el 1,35% restante y 13.074 hectáreas  lo ocupaban distintas categorías de uva de mesa.