Topic:

Relanzamiento de la Asociación Europea de Economistas del Vino (EuAWE)

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

La Asociación Europea de Economistas del Vino (EuAWE por siglas en inglés) es una organización académica de docentes y expertos en el campo de la economía vitivinícola fundada el pasado 29 de enero de 2020. Es la continuación de la Sociedad para la Cuantificación de Datos del Viñedo (VDQS por sus siglas en inglés), que ha venido organizando conferencias y congresos anuales para economistas del vino desde 1991.

La EuAWE tiene el objetivo de desarrollar la investigación y el conocimiento en el campo de la economía vitivinícola. Cuenta con alrededor de 50 académicos de Economía y materias afines de toda Europa y constituye una red para promover el intercambio de conocimiento entre académicos y profesionales del sector del vino (especialmente en países con tradición productora), al tiempo que aborda cuestiones relacionadas con el vino tanto a nivel europeo (política vitivinícola, por ejemplo), como internacional.

To facilitate the dissemination of academic knowledge and an exchange of ideas, EuAWE will organize academic conferences in workshops in Europe’s wine producing countries open to the public and to professionals in the wine sector.

La EuAWE cuenta con el apoyo de diversos socios institucionales y empresas del sector.

La estructura de gobierno de la asociación es la siguiente:

Presidente:

Jean-Marie Cardebat, Université de Bordeaux – INSEEC, Francia

Vicepresidentes:

Raúl Compés López, Universitat Politécnica de València, España

João Rebélo, Universidade de Trás-os-Montes e Alto Douro, Portugal

Luca Rossetto, Università di Padova, Italia

Günter Schamel, Free University of Bozen-Bolzano, Italia

Más información en www.euawe.com

Montesquius 1918 Rosat 2009, vino campeón en la primera edición de los Barcelona Rosé International Bubbles Awards

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

El cava Montesquius 1918 Rosat Gran Reserva 2009 Brut Nature, se proclama Campeón de los Espumosos Rosados del mundo en la1ª edición de los Barcelona Rosé International Bubbles Awards. Este cava se hizo con los dos grandes galardones, Medalla de Oro al Mejor Espumoso Rosado, método tradicional, de más de 30 meses y Gran Medalla de Oro como ganador absoluto del Concurso con la mayor puntuación presentándose en la Barcelona Wine Week.

El certamen atrajo a más de 82 muestras de vino espumoso rosado de bodegas de toda Europa, todo un reto según Salvador Puig, el director del Incavi (Instituto Catalán de la Viña y el Vino), quien afirma que los espumosos están viviendo ahora “otro gran momento”. 

Los premios se libraron el pasado 2 de febrero de 2020 en la Llotja de Mar, de Barcelona. La sumiller y comunicadora Meritxell Falgueras fue la encargada de conducir el evento, contando con la presencia del presidente de la Cámara de Barcelona, Joan Canadell; el director del Incavi, Salvador Puig; y la directora de la Barcelona Wine Week, Marta Macías. En representación de la Bodega acudió Eva Domenech, una de las propietarias.

Este cava rosado ganador es una edición limitada de 6.280 botellas de la añada 2009 que ha sido elaborado con las variedades Monastrell (74%), Pinot Noir (19%) y Trepat (7%) y con una crianza de 10 años en rima y degüelle de enero de 2020.  Un perfil muy diferente a lo habitual, un cava rosado de largo envejeciendo muy singular. Posee un color cereza pálido con un rosario muy fino y elegante. En nariz encontramos un espectáculo de notas almibaradas, aromas de frutas y flores rojas, especias y miel. La boca es equilibrada, armónica, compleja, sabrosa e intensa.  Su burbuja, cremosa, elegante y con postgusto largo y persistente.

Durante la Feria Barcelona Wine Week, que se celebró posteriormente fueron muchos los que se acercaron a probarlo al stand, pues el premio había despertado una gran curiosidad.  Este no es un cava conocido por el público, dado que se tiene previsto su lanzamiento a lo largo de este año 2020.

José María Eventos adquiere la finca Lago, en Segovia

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

La empresa José María Eventos, integrante de Gastronomía Jose María, ha adquirido la finca ‘Lago’, sito en la Avenida Juan de Borbón y Battemberg, en la capital segoviana. La operación tiene dos propósitos fundamentales: Por un lado, ofrecer una finca amplia con capacidad para eventos sociales, bodas, encuentros empresariales y celebraciones familiares, sin salir de la capital y, por otra parte, conservar y mantener un espacio singular e importante para la sociedad segoviana.

En el 2010, el hostelero José María Ruiz, creaba la filial José María Eventos. Desde entonces, y hasta ahora, dentro y fuera de Segovia, se vienen ofreciendo servicios de catering en distintas fincas y propiedades del territorio nacional. Fue en el 2015, bajo la dirección de Rocío Ruiz Aragoneses, cuando se marcaron el objetivo de adquirir una finca en propiedad para dar respuesta a los eventos y peticiones de sus clientes.

La búsqueda del espacio ha sido larga. Durante estos cinco años, Gastronomía José María ha barajado distintas fincas sitas en un radio aproximado de diez kilómetros de la capital. Finalmente, y tras meses de negociaciones con la anterior propiedad, que ofreció a la Familia Ruiz Aragoneses dicho inmueble, la operación ha sido cerrada hace tan sólo unos pocos días.

Ya han dado inicio los primeros trabajos, con el propósito de focalizar este proyecto, uno de los más ambiciosos de Gastronomía José María. Conforme a los plazos marcados, y siempre manteniendo la prudencia necesaria para las labores de conservación y mantenimiento de una finca de esta envergadura, José María Eventos prevé abrir sus puertas durante el verano de 2021.

La empresa ha confiado estas labores de mantenimiento y acondicionamiento a profesionales segovianos. Por un lado, el diseño de los espacios y proyecto decorativo estará centralizado en Paz Chousa, profesional muy ligada a la empresa en los últimos años. Mientras que las labores arquitectónicas se ejecutarán bajo la dirección de Joaquín Albertos y Patricia Matesanz. Todos ellos, bajo la dirección ejecutiva de Rocío Ruiz Aragoneses, y presidido por José María Ruiz Benito, trabajan desde este lunes en la creación de diferentes espacios, independientes y personalizados.

La operación que inicia ahora una fase de obras y mantenimiento muy importante y laboriosa permitirá la creación de decenas de nuevos puestos de empleo, aún sin cuantificar.

El Museo del Prado, recibirá el primer Premio Fondillón de la D.O.P. Alicante

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Jurado del primer Premio Fondillón. (photo: )

Jurado del primer Premio Fondillón.

El Museo Nacional del Prado ha sido distinguido con el “Premio Fondillón” que el Consejo Regulador de la D.O.P. Alicante ha concedido en su primera edición. Se trata de un nuevo premio con el que el Consejo refuerza algunos de los valores más importantes que atesora la zona en cuanto a historia, calidad de vinos, y, en concreto, defensa y revalorización de cualquier tipo de patrimonio. Se ha distinguido a la institución museística por la celebración de su 200 aniversario y por haber sabido transmitir de forma moderna su importante patrimonio artístico, la historia de la colección, sus sedes o los nuevos retos de futuro, como las nuevas formas de comunicación.

El Museo Nacional del Prado, desde que fue inaugurado en 1819 y a lo largo de su historia, ha cumplido con la alta misión de conservar, exponer y enriquecer el conjunto de las colecciones y obras de arte que, estrechamente vinculadas a la historia de España, constituyen una de las más elevadas manifestaciones de expresión artística de reconocido valor universal. Con esta iniciativa, además, el Fondillón de la D.O.P. Alicante, vino único en el mundo, añejo natural con una crianza mínima de 10 años y protegido de forma específica por la UE.  El premio se entregará el 9 de marzo, en Alicante.

Alfredo Ibisate, director-gerente de Direma: “El sector busca maquinaria que respete al máximo el vino y con bajo coste de mantenimiento”

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Direma. (photo: )

Direma.

Direma se dedica desde 1978 al diseño, fabricación, instalación y mantenimiento de maquinaria de embotellado, etiquetado y embalaje. Dialogamos con su director-gerente, Alfredo Ibisate, sobre novedades y tendencias en el sector de maquinaria para bodega.

¿Qué novedades ofrece Direma en su catálogo para este ejercicio 2020?

Las principales novedades para 2020 son máquinas con válvulas de llenado de gestión electrónica, que reducen notablemente la oxidación del vino durante la fase de embotellado, y máquinas predispuestas para sistemas CIP de limpieza en automático. También máquinas para llenado de latas que se empiezan a demandar en el sector enológico y micro-cervecero.

¿Cuáles son las principales tendencias en maquinaria para bodega y embotellado en los últimos años?

A raíz del crecimiento de los vinos gasificados, tipo Prosecco, el mayor esfuerzo ha estado dirigido a la mejora en los sistemas de embotellado isobáricos, específicos para este tipo de vinos y/o productos gasificados y que también son aplicables a vinos tranquilos de alta calidad, debido a la menor exposición del vino al oxígeno durante la fase de embotellado. Hay una tendencia a la mejora en eficiencia energética y, como decía antes, una inquietud al envasado en lata que puede resultar tan novedosa o sorprendente hoy como lo fue hace muy pocos años el tapado de botellas de vino de calidad con cápsula rosca.

¿En qué fase de la producción vitivinícola se va a avanzar más en términos de maquinaria en los próximos años?

En mi opinión, en todas las partes implicadas en todas las diferentes fases de la producción vitivinícola estamos continuamente trabajando en aportar soluciones dirigidas a la mejora en la calidad de los vinos. La parte medioambiental con la huella de carbono, la sostenibilidad y la eficiencia energética, desconsideradas hasta hace muy poco, está también presente en nuestra hoja de ruta. Podemos presumir que nuestra fábrica (GAI), con una facturación de 50 millones de euros y cerca de 1.000 máquinas producidas cada año, consume 5,7 millones de Kwh/año que produce de manera 100% sostenible con una instalación fotovoltaica, fototérmica y de cogeneración, con las que reducimos la emisión de gases de efecto invernadero en más 1.800 Tm/año de CO2.

¿Qué importancia tiene para Direma el servicio postventa? ¿Qué soluciones de mantenimiento ofrecen?

Muy alta, desde nuestros comienzos a finales de los 70 el servicio técnico postventa ha sido uno de los pilares en los que hemos basado nuestro crecimiento y fortaleza y que, afortunadamente, nuestros clientes reconocen mayoritariamente. Hay que considerar que la mitad de nuestra plantilla son técnicos y que somos la única empresa que, además, cuenta con varios servicios técnicos regionales, Galicia, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Cataluña y Canarias, que trabajan de manera exclusiva con nosotros, a los que formamos continuamente; y eso nos permite ofrecer todo tipo de soluciones de mantenimiento de manera cercana, rápida y más económica que la mayoría de empresas competidoras.

La firma ofrece soluciones de mantenimiento cercanas, rápidas y competitivas.

La firma ofrece soluciones de mantenimiento cercanas, rápidas y competitivas.

¿En qué situación está España en el segmento de la innovación y desarrollo de maquinaria vitivinícola en relación con otros países europeos como Italia o Francia?

Lamentablemente estamos por detrás. En general, el mercado de máquinas para bodegas está dominado por fabricantes italianos, mayoritariamente, y franceses en segundo lugar en casi todas sus fases.

¿Qué ventaja presenta para las bodegas la instalación de monoblocks?

Sin duda la apuesta por los monoblocks, de la que GAI fue precursor en los años 70, es una apuesta acertada que conlleva, a diferencia de máquinas individuales, principalmente tres grandes ventajas: requieren menor espacio para su instalación, son más económicos que la suma de las mismas máquinas construidas individualmente y garantiza la perfecta sincronía entre las diferentes fases, lo que se evita problemas de funcionamiento y simplifica las instalaciones. El término monoblock a menudo está malentendido y se relaciona exclusivamente con el embotellado o más concretamente con el llenado y el tapado; sin embargo, un monoblock hace referencia a cualquier máquina que reúne en una única máquina dos o más funciones diferentes. Hoy podemos realizar líneas de embotellado completas, con velocidades de hasta 4.000 botellas/hora, solamente con tres máquinas monoblock: un monoblock para la fase húmeda (enjuagado/llenado/tapado/roscado), un monoblock para la fase seca (lavado/secado de exteriores, distribución/alisado de cápsulas y etiquetado) y un monoblock para la fase de embalaje (formado/encajado/cerrado). Por encima de esa velocidad y con rendimientos de hasta 15.000 bph disponemos de una amplia gama de máquinas independientes con las que realizar y completar instalaciones integrales.

Instalación de embotellado de 3.500 bph formada por: Monoblock Enjuagadora / Llenadora / Tapadora / Capsuladora (fase húmeda) y Monoblock Lavadora / Secadora / Distribuidor / Alisadora / Etiquetadora (fase seca). 

¿Hay diferencia significativa en la maquinaria que necesita una pequeña y mediana bodega con la que requiere un elaborador de grandes volúmenes?

No, es solo una cuestión de tamaño y velocidad, pero en ambos casos los criterios a la hora del diseño y la construcción son similares: máquinas que traten con máximo respeto el vino que sean fiables y con bajos costes de mantenimiento.

Y en cuanto a los llamados vinos “naturales”, ¿que requieren sus elaboradores en términos de maquinaria y tecnología?

Considerando que se entiende por vinos naturales aquellos en los que la intervención y uso de productos externos debe ser mínima, la exigencia es la de máquinas que impliquen mínimo aporte de oxígeno que permite reducir el uso de productos conservantes, especialmente los derivados del azufre, y que son criterios alineados con las recomendaciones de la OMS.

Más información en www.direma.es