Topic:

El vino se pone la mascarilla ante el coronavirus

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

Coronavirus (Covid-19) (photo: )

Coronavirus (Covid-19)

La epidemia de coronavirus (Covid-19) está afectando a todos los sectores de la economía y el vino no está siendo ajeno a sus consecuencias. Cancelaciones de ferias y otros eventos vitivinícolas, modificaciones de sus fechas y cierto nerviosismo y expectación en los mercados por ver cómo se comporta, fundamentalmente, la demanda de los países importadores.

Al respecto, la consultora internacional Wine Intelligence ha publicado los resultados de un sondeo en el que analiza cómo se están comportando los consumidores (a nivel general y a nivel vino) en este brote vírico internacional; y cuáles son las previsiones de sus analistas para lo que resta de 2020.

En el caso de España, Wine Intelligence (publicó este sondeo el 11 de marzo, por lo que la información recopilada es previa a la comparecencia del presidente Sánchez en la que anunció medidas más contundentes contra el coronavirus el 10 de marzo) señala que “todavía no se han visto los peores efectos del virus”, aunque confían en que la llegada del verano “ayudará a reducir las condiciones propicias para su propagación”. Los expertos de Wine Intelligence señalan que el consumo interno puede verse afectado si el Covid-19 retrae de forma muy significativa la llegada de turistas.

En Italia, país europeo más afectado, el sondeo destaca que el turismo ya ha sufrido una media de un 80% de cancelaciones, especialmente de turistas extranjeros, además el confinamiento decretado en Italia ha reducido el nivel de consumo de forma importante. Los especialistas consultados consideran que el sector del vino de Italia puede afrontar su peor crisis “desde el escándalo del metanol, en 1985”. El golpe llega en un momento en el que parecía que se había revertido la tendencia descendente en el consumo internacional. No obstante, esperan que, con la temporada estival, el consumo nacional italiano se recupere. Hasta entonces, los expertos prevén “dificultades” para las empresas del vino, especialmente las de menor tamaño, que han focalizado una gran parte de sus ventas en la venta directa en bodega a enoturistas y visitantes, mayormente, internacionales.

En el Reino Unido, aparentemente, no ha habido un cambio dramático en los hábitos de consumo, aunque las reservas hoteleras están por debajo de lo normal para estas épocas del año. También hay nerviosismo en los organizadores de eventos, pues los clientes están retrasando sus decisiones hasta el último minuto. No se descartan medidas si el virus sigue avanzando. Los expertos explican que “todavía no se ha visto ningún cambio desde la perspectiva de las ventas al por menor”.

Fuera de Europa, en los EE.UU. se observa una menor afluencia en bares y restaurantes, con un alza de los servicios de comida y bebida a domicilio. Todavía es una incógnita saber qué dimensión alcanzará el brote de coronavirus en uno de los principales mercados internacionales para el vino.

Más al sur, en Brasil la situación parece más calmada que en Europa. Los Carnavales se celebraron recientemente y el virus no ha tenido gran impacto. El consumidor medio no ha cambiado sus hábitos por el momento.

Por su parte, en Australia ya se ha registrado un descenso notable en las ventas directas de las bodegas, a través del enoturismo, fundamentalmente acusando la caída del turismo chino. No obstante, las ventas en otros canales parecen mantenerse. Hay que tener en cuenta que a los efectos del virus se suman los de los últimos incendios, que también tuvo una fuerte incidencia en el turismo. La vendimia 2020 se espera que esté por debajo de la media de producción australiana, lo que podría compensar la caída que se estima en la demanda.

En otro país productor, como Sudáfrica, hasta la primera decena de marzo no había cambios sustanciales. El enoturismo se está resintiendo algo, con impacto negativo en las ventas directas en bodega y no parece que se vaya a recuperar a corto plazo. Sí que se prevé una demanda más cautelosa de vino en la distribución minorista.

Mientras que en Corea del Sur, la socialización de los consumidores está en mínimos. Tampoco hay reuniones de negocios. Las empresas del sector prevén una caída del 20 al 30% en sus ventas respecto a sus previsiones iniciales (antes del brote de coronavirus). Ha crecido la venta online de productos de alimentación y, aunque no está permitida la venta a través de ecommerce de vino, los expertos señalan que el Gobierno podría autorizarla aunque fuera de manera temporal el próximo mes de abril, lo que podría ser una buena oportunidad para el vino.

Cada 7 Días 04-03-20

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Agrupada por regiones vitícolas, en esta sección se localiza la información que concierne al viñedo acontecida en la semana previa al cierre de nuestra edición. Desde la Región Gallega a la Andaluza, del Duero, Alto Ebro, Levante o Canarias, el lector localiza aquí el dato especializado...

Cada 7 Días 26-02-20

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Agrupada por regiones vitícolas, en esta sección se localiza la información que concierne al viñedo acontecida en la semana previa al cierre de nuestra edición. Desde la Región Gallega a la Andaluza, del Duero, Alto Ebro, Levante o Canarias, el lector localiza aquí el dato especializado...

¿Está justificada la chaptalización del vino en un contexto de cambio climático?

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

El presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de España, Ángel Villafranca, abogó durante la Jornada Anual del Vino, celebrada el pasado 26 de febrero en Toledo, por que la reforma de la futura Política Agraria Común (PAC) se incluyan cambios para limitar al máximo la práctica de la chaptalización (añadido de azúcar o sacarosa al vino para elevar su graduación alcohólica), “puesto que el cambio climático (con un incremento de las temperaturas) no justifica que se siga manteniendo esta práctica en la Unión Europea”.

Según Villafranca, hay una parte importante de los países europeos que “chaptaliza” el vino y por eso desde Cooperativas Agro-alimentarias plantean que en un escenario donde cambia el clima, en el que Europa ya no tiene la climatología que tenía, en el que los viñedos ya logran mayor graduación natural en su producción, no tiene sentido conservar (la práctica) de la chaptalización.

El también presidente del Grupo de Trabajo Europeo Vino del COPA-Cogeca, hizo un llamamiento a “reflexionar sobre cuestiones que, hasta hace unos años, eran intocables desde el punto de vista de la Unión Europea”, preguntándose a la vez sobre “si queremos informar al consumidor y estamos elaborando vino a través de azúcar de remolacha, ¿por qué no informamos de ello en el etiquetado?”.

Para Villafranca, esta es una de las cuestiones que son importantes para la viticultura española y “ahora es el momento de plantearlas”, insistiendo en Europa para que haya cambios al respecto con la reforma de la PAC en ciernes.

Más exigencias

Precisamente de los cambios que se prevén en la reforma de la PAC versó esta jornada y el presidente de Cooperativas Agro-alimentarias afirmó que “aún no somos conscientes en el sector vitivinícola de lo que nos viene con la nueva PAC y, por eso, es importante prepararnos y adaptar nuestras explotaciones y nuestras bodegas cooperativas a este cambio que, según lo que ha trascendido, llegará con nuevas exigencias medioambientales y nuevos requisitos que se van a tener que cumplir no para cobrar más ayudas, sino para seguir compensando al sector con el mismo presupuesto que había hasta ahora”.

Al respecto, será preciso conocer cuestiones como la forma en la que habrá que actuar sobre los viñedos, cómo van a ser estos, si va a cubrir la parte de leñosos, la parte que figuraba como “política verde” o qué actuaciones tendremos que hacer para cubrir la “parte verde” de la nueva PAC que viene. Y para ello, añadió Villafranca, “necesitamos un presupuesto suficiente, porque no se pueden hacer y exigir más cosas con el mismo presupuesto”.

La exportación vitivinícola creció un 6,2% en volumen, pero bajó un 8,8% en valor en 2019

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Fuente: OEMV, para la Organización Interprofesional del Vino de España. (photo: )

Fuente: OEMV, para la Organización Interprofesional del Vino de España.

La evolución de las exportaciones de productos vitivinícola en 2019 se puede resumir en una sola frase: el moderado aumento del volumen exportado no permitió compensar la caída del valor por un descenso considerable del precio unitario de venta. Según el pormenorizado análisis realizado por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV), a partir de las estadísticas de Aduanas y de la Agencia Tributaria (AEAT), las ventas al exterior crecieron el pasado año un 6,2% en volumen, hasta los 2.709,86 millones de litros (cerca de 27,1 Mhl), bajando un 8,8% en valor facturado, con 3.014,71 M€, como consecuencia principalmente del notable descenso de los precios medios unitarios, que se quedaron en apenas 1,1 €/litro, con un descenso del 14,1% y de 0,19 €/l en relación a los del año anterior (1,30 €/l).

A continuación, información para suscriptores.