Topic:

Mercados 31-01-18

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en documento PDF adjunto.

El Cuarto, vino apto para veganos

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Vino vegano de Bodegas Patrocinio. (photo: )

Vino vegano de Bodegas Patrocinio.

Bodegas Patrocinio, motor de Uruñuela (La Rioja Alta) y motor de la innovación en materia enológica, vuelve a superarse como productor de calidad con su vino El Cuarto Tempranillo, elaborado sin coadyuvantes alimentarios derivado de materia animal y, por tanto, apto para la comunidad vegana (seguidores de una dieta exclusivamente basada en alimentos de origen vegetal, sin excepciones de ningún tipo). El vino no es más que el zumo de la uva transformado por levaduras. No obstante, la enología moderna habitualmente utiliza productos derivados de materias cárnicas para clarificar y estabilizar los vinos. Cabe destacar que estos coadyuvantes alimentarios, como la albúmina de leche o la clara de huevo, poseen una función enológica o técnica, y no están presentes en el producto final. El nuevo vino de Bodegas Patrocinio es un totalmente libre de materia animal directa o derivada, es decir, un vino puramente vegano.

Un Ribeiro completa la gama Carlos Moro Vinos de Finca

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Carlos Moro Finca San Cibrao 2017 (D.O.P. Ribeiro) es fruto de la cooperación entre Bodegas Familiares Matarromera y Viña Costeira, que han explorado nuevas creaciones hasta llegar a un coupage especial y único con las variedades autóctonas y más señeras de la D.O.P. Ribeiro: Treixadura, Godello y Albariño. Con este vino son cinco las referencias que componen la colección Carlos Moro Vinos de Finca.  El resto de la gama la completan: Carlos Moro Finca Las Marcas (D.O.P. Rueda), Carlos Moro Finca Valdehierro (D.O.P. Cigales), Carlos Moro Finca Valmediano (D.O.P. Toro) y Rento (D.O.P. Ribera del Duero). El vino posee un color amarillo pálido con vivos toques verdosos. En nariz es fresco, intenso y elegante dominando los tonos frutales a manzana verde y heno recién cortado además de sutiles tonos de flor blanca. En boca este vino es vivo y elegante, con cuerpo y estructura y un final persistente y agradable.

Bodegas Nodus refuerza su gama Adolfo de las Heras, homenaje al fundador de la bodega

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

 (photo: )

Si el cariño se puede embotellar, a buen seguro hay mucho de ello en los nuevos vinos que presentó el pasado 29 de enero la valenciana Bodegas Nodus (Caudete de las Fuentes) correspondientes a la marca Adolfo de las Heras, en homenaje al fundador de esta bodega. Una gama que estaba ya hace seis años en el mercado, con un tinto de autor de Bobal; y que ahora crece con dos nuevas referencias, amparadas también por la D.O.P. Valencia; y una imagen actualizada (tanto etiqueta como botella).

Los dos nuevos vinos Adolfo de las Heras son, por un lado un Sauvignon Blanc y, por otro, una vino de Garnacha, procedentes de parcelas seleccionadas e identificadas y firmados por el enólogo Gonzalo Medina.

El Adolfo de las Heras Sauvignon Blanc 2017 resulta un blanco agradable y fresco, con una Sauvignon Blanc identificable, pero que huye de aromas explosivos en exceso. Es perfumado, como no podía ser de otra manera. La Sauvignon se beneficia de la altitud de la finca El Renegado, de donde nace. En nariz aparecen aromas de plátano, pero sin madurez excesiva, y fresca fruta tropical, agradables notas verdes que aportan frescura y dan paso a un vino que sorprende en boca, por su densidad y amplitud. Acidez agradable y bastante persistencia.

Por su parte, Adolfo de las Heras Garnacha 2016 se muestra fino, ligeramente especiado (propio del varietal) y con una variedad de frutas rojas maduras. Cierta profundidad y un carácter terroso rico. Elegante en boca, donde refuerza el carácter frutal, sin aristas y acidez comedida, con taninos sedosos.

Tal y como manifestó Adolfo de las Heras padre, presente en el acto (celebrado en el Restaurante Alejandro del Toro, que maridó los nuevos vinos con diversas recetas), la segunda generación está llevando la bodega con el lema original bien presente: “honradez profesional, constancia y amor al trabajo”.

El vino Piedra Luenga Fino de Bodegas Robles triunfa en Mundus Vini Biofach 2018

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Recientemente se han conocido los resultados del Gran Premio Internacional del Vino Ecológico Mundus Vini Biofach, celebrado este año en Neustadt (Alemania), y que ha concedido a Piedra Luenga Fino el máximo reconocimiento posible, una de las tres Gran Medalla de Oro que se han concedido en esta edición. Piedra Luenga Fino ha envejecido durante dos años bajo un velo de flor formado por las levaduras criadas en viñedos ecológicos invadido con un manto de lavanda, amapolas y plantas silvestres. El complejo sistema de solera y criaderas produce un vino fino de gran vejez que es ligeramente refrescado cada año con vinos más jóvenes. Una experiencia única de madurez y frescura.

No ha sido el único galardón para esta bodega de Montilla (Córdoba) pues Caprichoso de Robles ha sido galardonado con Medalla de Oro. Se trata de un vino ecológico coupage de uvas Pedro Ximénez maduradas bajo el sol de Andalucía y uvas frescas Verdejo. Su amplia gama de frescos aromas a frutas, miel y flores nos hacen viajar a la primavera en el viñedo entre hierbas repletas de inflorescencias y polen.

En esta edición, más de 500 vinos ecológicos han sido valorados por un jurado de expertos integrado por 58 miembros procedentes de 22 países diferentes. La entrega de estos galardones tendrá lugar el 15 de febrero en Biofach, que se celebra del 14 al 17 de febrero de 2018 en Núremberg, Alemania.

La familia Robles se ha dedicado en Montilla a la elaboración de vinos desde 1927. A finales de los años noventa, la tercera generación toma el relevo en la bodega y comprende la necesidad de incorporar la viticultura ecológica y el trabajo con levaduras autóctonas a la tradición de la bodega. A primera vista, los viñedos de Bodegas Robles tienen el aire de un jardín salvaje y romántico, invadido por una capa de trebolinas, amapolas, trébol y flores silvestres, el zumbido de las abejas y otros insectos. Sin embargo, no hay nada accidental en el viñedo: es el resultado de años de investigación reconocidos por premios de prestigio internacional.